Cuando se buscan sinónimos de economías de libre mercado, impulsadas por los negocios, Singapur es uno de ellos.

La isla es una de las tres ciudades-estado del mundo, junto con Mónaco y la Ciudad del Vaticano. Sin embargo, de las tres, es la única que no es un microestado, y que es miembro de pleno derecho de la ONU.

Esta pequeña ciudad-isla de cinco millones de habitantes tiene un profundo significado para la economía mundial y se considera que tiene el segundo PIB per cápita más alto del planeta.

¿La clave? La economía más libre del mundo. Después de que Hong Kong dominara la clasificación del Índice de Libertad Económica durante unos notables 25 años, Singapur finalmente tomó la posición en 2020.

El gobierno lucha activamente contra la corrupción y el país tiene un poder judicial eficaz. La tasa del impuesto de sociedades es de un 8,5 % y un 17 % dependiendo de los ingresos, sin impuesto sobre las ganancias de capital o los dividendos. Mientras que la tasa del impuesto sobre la renta personal va de 0 a 22% dependiendo de los ingresos totales, pero no hay impuesto sobre las ganancias de capital.

Asimismo, el sistema tributario de Singapur es territorial, lo que significa que no grava los ingresos de origen extranjero. De hecho, bajo ciertas condiciones, el ingreso corporativo de origen extranjero remitido a Singapur puede estar libre de impuestos.

Singapur ofrece exenciones impositivas para startups, bancos extranjeros, fondos extraterritoriales y empresas de comercio mundial.

Todo esto enmarcado por un sistema judicial y un cumplimiento normativo sólidos, una economía libre con un gobierno que apoya a las empresas, y con un sistema tributario estupendo y sencillo.

Esa es la clave del éxito de Singapur.

Sin embargo, ¿cómo llegó el país a este punto?

Un poco de historia

Después de más de 100 años de dominio británico, durante la Segunda Guerra Mundial, el territorio de Singapur fue ocupado por Japón, lo que dejó a la isla empobrecida. Luego, se independizó del Reino Unido como parte de Malasia en 1963.

Sin embargo, después de la agitación racial, la isla fue literalmente expulsada de la federación en una votación parlamentaria unánime.

Singapur quedó sola en medio de una crisis de desempleo, con una población sin educación, sin recursos naturales y sin infraestructura.

Entonces, ¿cómo llegó Singapur a convertirse en uno de los centros financieros más grandes del mundo? Con una mezcla de autoritarismo suave y políticas de libre mercado.

Lee Kuan Yew fue el primer ministro de Singapur de 1959 a 1990 y su partido, el Partido de Acción Popular, ha sido el partido gobernante durante toda la historia independiente de Singapur.

Cuando el país obtuvo su independencia, el gobierno promovió una exención fiscal de cinco y diez años para las empresas extranjeras. Su puerto dio a la isla una posición favorable para exportar productos elaborados e importar materias primas, lo que llevó al país a industrializarse rápidamente, hasta el punto de que en la década de los 70 el país se convirtió en el tercer destino pararefinación de petróleo del planeta.

Asimismo, a medida que el transporte marítimo y el puerto crecían, se desarrolló la industria de servicios. Se adoptó el inglés como idioma escolar para convertir la isla en un lugar cosmopolita donde los ciudadanos de todas las naciones pudieran hacer negocios, y el sistema educativo se desarrolló significativamente para cubrir las necesidades de mano de obra cualificada de la isla.

Sin embargo, algunos servicios siguieron estando nacionalizados, y una suerte de keynesianismo pragmático seguía predominando en la mayor parte de Singapur. Eso fue hasta 1985, cuando el Singapur moderno nació. Después de una recesión sustancial, el país adoptó el capitalismo de libre mercado. Esto lo llevó a liberalizar los salarios y a privatizar las empresas públicas y a liberalizar los servicios. En consecuencia, en la década del 2000 el país se convirtió no solo en un centro industrial sino también en un destino financiero de primer orden.

Y eso es lo que nos interesa aquí. Singapur ha desarrollado su sistema financiero. La banca ha crecido, y muchos inversionistas están mirando cada vez más hacia Singapur, especialmente después de que Suiza ha implementado nuevos impuestos.

Eso significa que Singapur está jugando en las grandes ligas. Se puede decir que es uno de los cinco centros financieros más importantes del mundo, por lo tanto,la demanda de cuentas bancarias en Singapur está creciendo enormemente.

Sistema bancario en Singapur

Es un país política y económicamente estable que se ha ganado la confianza de individuos e inversores de alto poder adquisitivo, quienes eligen a Singapur como el lugar donde mantener su dinero seguro. Además, los bancos utilizan tecnología de vanguardia para sus procesos, plataformas y sistemas de seguridad. La innovación ha sido una prioridad para el sector bancario, lo que lo ha llevado a una posición de liderazgo.

Todo esto llevó a la Autoridad Monetaria de Singapur, el banco central de Singapur, a ganar incluso el premio al mejor banco central del planeta en 2019. El banco ha reforzado su política monetaria y crediticia y cuenta con una sólida estrategia de innovación, que ha ayudado al país a convertirse en un destino financiero de primer orden.

En total, Singapur cuenta con 127 bancos comerciales, 5 locales y 122 extranjeros. Entre ellos, 28 son totalmente extranjeros, 56 parcialmente extranjeros y 38 son bancos extraterritoriales.

Ofrecen tres categorías de cuentas principales:

– Cuentas corrientes para individuos.

– Cuentas corporativas.

– Cuentas de ahorro y gestión de activos, incluida la banca prioritaria y la banca privada.

Entre estas tres categorías, los extranjeros solo pueden tener acceso a las dos últimas. Del tercer servicio, la banca prioritaria es un servicio superior. Se ofrece a individuos e inversores de alto poder adquisitivo que depositan y gastan grandes sumas de capital en forma de activos, ya sea en efectivo o en valores como bonos y acciones.

A cambio de un mayor flujo de capital, los bancos lo tratarán como un cliente VIP, lo que implica menores tasas de interés, mejores tipos de cambio, menores comisiones y mejores condiciones de préstamo. Incluso obtendrá un gerente de banca personal que se encargará de sus transacciones en Singapur y estará a su servicio cuando lo necesite.

Singapur es un destino financiero de primer orden. Eso significa que no es fácil abrir una cuenta bancaria aquí. Los no residentes deben estar presentes personalmente cuando abran una cuenta bancaria en Singapur y deben cumplir con requisitos particulares de saldo promedio y depósito mínimo.

No obstante, Singapur es uno de los principales destinos financieros del mundo, especialmente si usted desea expandir su negocio hacia el Lejano Oriente.

Por lo tanto, la apertura de una cuenta bancaria en Singapur puede ser el primer paso para operar un negocio en este país. La buena noticia es que en Mundo Offshore también podemos ofrecer las mejores soluciones corporativas en Singapur.

Si quiere saber más sobre nuestros servicios corporativos en Singapur, consulte nuestro artículo aquí mismo.

Si aún no está convencido, veamos los beneficios que puede obtener de una cuenta bancaria en Singapur.

Grindelwald - Suiza

Después de 25 años de dominio de Hong Kong, Singapur fue considerado la economía más libre del mundo por el Índice de Libertad Económica. El país cuenta con un poder judicial robusto e imparcial, con una corrupción escasa, una política macroeconómica sólida que garantiza la salud fiscal, una legislación laboral flexible y un régimen fiscal favorable.

¿Por qué Singapur? Siete razones por las que debería abrir una cuenta bancaria en Singapur

  1. Los bancos más seguros del planeta

Singapur tiene tres bancos principales que concentran el 80% de las operaciones bancarias. Están entre los 10 primeros bancos comerciales más seguros del planeta, según Global Finance. Otros bancos de Singapur son subsidiarios y sucursales de bancos extranjeros bien establecidos, lo que significa que también son seguros.

En Singapur usted encontrará algunos de los bancos más seguros del mundo y la mejor autoridad monetaria del planeta a su disposición en un solo lugar.

  1. Una tormenta perfecta

Singapur depende en gran medida de la corriente de efectivo del extranjero. Por lo tanto, el sector bancario tiene que ser más seguro y ofrecer una experiencia bancaria en general mejor que en otras partes del mundo.

No se trata sólo de un gobierno pro-negocios, sino de un gobierno que necesita de los negocios para sobrevivir. Por lo tanto, las regulaciones bancarias y comerciales en general establecen reglas claras para los participantes.

  1. Un destino financiero de primera con espacio para crecer

Solo para nombrar algunas estadísticas: el crédito interno al sector privado representa el 130 % del PIB y una hay una mínima tasa de morosidad del 1,2 %. Es el tercero en la lista de la sostenibilidad bancaria, y el cuarto en la financiación de las PYME.

El banco central y el gobierno se han comprometido a utilizar tecnología de punta y a estabilizar aún más el sistema. Además, su amplio apoyo a las empresas de nueva creación y a las PYMES, especialmente las relacionadas con la tecnología de punta, puede dar lugar a una mayor innovación en el mercado.

  1. La economía más libre del mundo

Después de 25 años de dominio de Hong Kong, Singapur fue considerado la economía más libre del mundo por el Índice de Libertad Económica. El país cuenta con un poder judicial robusto e imparcial, con una corrupción escasa, una política macroeconómica sólida que garantiza la salud fiscal, una legislación laboral flexible y un régimen fiscal favorable.

La apertura de una cuenta bancaria en Singapur puede ser el primer paso para hacer negocios en uno de los principales centros financieros del mundo.

  1. Banca en línea de avanzada

Los bancos de Singapur ofrecen a los no residentes la posibilidad de acceder a sus cuentas a distancia y realizar todas sus operaciones principales en línea. Proporcionan una atención excelente a sus clientes, al mismo tiempo que todos los sistemas de banca en línea están disponibles en inglés, y las comunicaciones con el banco también pueden llevarse a cabo en dicho idioma.

  1. Cuentas multidivisa

La mayoría de los bancos de Singapur le permiten manejar un conjunto de alrededor de 10 a 12 divisas en su cuenta bancaria. Esto es fantástico para usted, ya que le permitirá diversificar el riesgo entre diferentes monedas y recibir pagos en una gran variedad de divisas.

  1. Facilidad para hacer negocios

La apertura de una cuenta bancaria corporativa en Singapur es el primer paso para que su empresa opere en uno de los principales centros financieros del planeta. ¿Y adivine qué? Es increíblemente simple hacer negocios en Singapur.

El sector privado es el motor de la economía, y el gobierno lo sabe. Es por eso que Singapur ha estado entre los tres primeros puestos del informe Doing Business durante los últimos 12 años. En particular, es increíblemente sencillo iniciar un negocio (se puede hacer en un día y medio), tramitar permisos de construcción y pagar impuestos.

¿Quiénes somos y qué podemos hacer por usted?

La apertura de una cuenta bancaria en Singapures un paso necesario para todos los negocios que quieran globalizarse, y especialmente para las empresas que deseen expandir sus operaciones al Lejano Oriente.

Sin embargo, no es simple. Como en la mayoría de los grandes centros financieros del mundo, los bancos son profundamente cuidadosos a la hora de seleccionar a sus clientes.

De hecho, los bancos requieren la presencia física de un director o representante de la compañía para abrir la cuenta bancaria.

Asimismo, no pueden abrir cuentas a personas de ciertos países que han recibido sanciones del gobierno de Singapur, y algunos bancos añaden a esa lista otras nacionalidades o tipos de empresas. No obstante, estas políticas varían de un banco a otro.

Además, en Singapur hay casi 200 bancos entre los que se puede elegir.

¿Cómo abrir una cuenta bancaria en Singapur? ¡Necesita la ayuda de un experto!

Y ahí es donde entramos nosotros.

En Mundo Offshore, junto con NTL, tenemos más de 25 años proporcionando servicios financieros de primera clase y segundos pasaportes. Hemos ayudado a individuos de alto poder adquisitivo e inversores de todo el mundo a hacer negocios libremente gracias a nuestros servicios.

En todo este tiempo, hemos construido una red invaluable de expertos y socios en todo el mundo y especialmente en Singapur.

No podríamos considerarnos serios proveedores de servicios financieros globales si no lo hiciéramos.

¿Y adivine qué? Trabajamos con una serie de bancos aliados desde donde podemos ayudarle a elegir el que mejor se adapte a su perfil.

¿Qué considerarán los bancos respecto a su perfil?

1) El país de registro de la empresa.

2) La residencia de los beneficiarios.

3) Actividades de la empresa.

4) Volumen de las transacciones.

5) Residencia bancaria.

6) Razones para abrir una cuenta bancaria en Singapur.

Como de costumbre, trabajamos con un sistema de pre-aprobación. Eso significa que enviamos su perfil a una serie de bancos para ver cuál de ellos podría estar interesado en iniciar una relación financiera con usted. Esto no garantiza el éxito, pero mejora exponencialmente sus posibilidades de obtener una respuesta positiva del banco.

¿Cómo es el proceso para abrir una cuenta bancaria en Singapur? Es relativamente simple.

Necesitará darnos los siguientes documentos para la pre-aprobación:

– Prueba de residencia de los directores, propietarios y firmantes.

– Copia certificada de los estatutos de la compañía.

– Copia certificada del perfil comercial.

– Firma de la resolución que autoriza la apertura de la cuenta.

– Copia certificada de los estatutos.

Después de la pre-aprobación, debe estar físicamente presente en Singapur para presentar los documentos y la solicitud. A partir de ese momento, el banco puede tardar un mes en responder a la solicitud.

La apertura de una cuenta bancaria en Singapur puede ser un proceso molesto, desde la elección del mejor banco para usted hasta el cumplimiento de los requisitos. Sin embargo, es una necesidad.

Hoy en día, solo hay un puñado de jurisdicciones sólidas, desarrolladas y abiertas en las que usted puede hacer negocios y proteger sus activos libremente y con la mejor tecnología. Singapur es una de ellas.

¿Quiere que su negocio se globalice y se expanda al Lejano Oriente? Abrir una cuenta bancaria en Singapur puede ser el primer paso. ¡Consulte ahora!