Singapur, oficialmente la República de Singapur, es una isla-estado soberana en el sudeste asiático, considerada un centro mundial para la educación, las finanzas, la salud, la innovación, la manufactura, la tecnología, el turismo, el comercio y el transporte. Además, esta increíble y sólida ciudad-estado ha demostrado tener un sistema bancario altamente eficiente y exitoso y ser un lugar seguro donde poder guardar dinero.

Como resultado de su sistema financiero seguro, estable y sostenible, así como de su estabilidad política, la demanda de apertura de cuentas bancarias nacionales y extranjeras aumenta rápidamente en este país, ya que tanto los residentes como los no residentes desean abrir cuentas bancarias aquí. Afortunadamente, al igual que los residentes, los no residentes también tienen la oportunidad de abrir una cuenta bancaria en Singapur, pero es muy importante que sepan cómo aplicar para abrir una cuenta bancaria en este país teniendo una alta probabilidad de éxito.

En primer lugar, para poder abrir una cuenta corriente personal en un banco de Singapur, el no residente debe presentar un certificado válido de que se le permite residir en Singapur durante, al menos, un período de uno o dos meses. Este certificado debe ser expedido por las autoridades de inmigración a los extranjeros que visitan Singapur.

Aparte de esa confirmación, hay otros documentos que validan que un extranjero puede estar en Singapur durante un largo período de tiempo, a saber, la identificación local (Documento de identidad de registro nacional, NRIC) expedida a los extranjeros a quienes se les concede la condición de residentes permanentes en Singapur, el pase de empleo expedido a los empleados extranjeros cualificados de las empresas del país, el pase de dependiente expedido a los familiares de los titulares de un permiso de estadía en el extranjero y el pase de visita de larga duración expedido a los familiares de los titulares de permisos de relaciones públicas antes de que obtengan la condición de residente permanente en el territorio de Singapur. Debido a la gran cantidad de documentos necesarios, los extranjeros que residen permanentemente en el extranjero no pueden, en la actualidad, abrir una cuenta corriente personal en Singapur. No obstante, hay dos tipos de cuentas bancarias de ahorro en Singapur que están disponibles para los extranjeros que viven permanentemente en el extranjero: las cuentas bancarias de privilegio o las cuentas bancarias de prioridad (cuentas preferenciales proporcionadas por los bancos comerciales) y las cuentas bancarias privadas en bancos especializados en la gestión de patrimonios.

Los documentos que se deben presentar para abrir una cuenta personal en un banco en Singapur son el pasaporte, un comprobante de la dirección del solicitante, una carta de referencia de un banco en el que el solicitante extranjero ya haya abierto una cuenta personal y un comprobante de la fuente de los fondos (para cuentas de Banca Privada). Además de los documentos ya mencionados, al abrir una cuenta de Banca Privada, los extranjeros deben confirmar el origen de su capital mediante la presentación de determinados documentos. Por ejemplo, si la fuente de sus fondos proviene de su propio negocio, los extranjeros deben presentar documentos, tales como estados financieros y declaraciones de la compañía que evidencien claramente las ganancias que están obteniendo.

Además, cabe destacar que los solicitantes extranjeros deben acudir personalmente a Singapur para presentar sus solicitudes ante un banco de ese país.

Sin embargo, para solicitar una cuenta de Banca Privada, a veces los extranjeros pueden hacer una cita fuera de Singapur, ya que los funcionarios que representan a los bancos privados de este país viajan con frecuencia al extranjero.

En Singapur, las cuentas bancarias, denominadas cuentas conjuntas, pueden abrirse a nombre de varias personas. Todos los titulares de cuentas deben acudir, juntos o por separado, al banco de Singapur al abrir una cuenta conjunta. La cuenta conjunta se abrirá efectivamente una vez que todos los titulares de la cuenta hayan ido personalmente al banco.

Tenga en cuenta que las personas no residentes que vivan en determinados países no pueden abrir una cuenta en un banco de Singapur. Cada banco tiene una lista de esos países, que consiste en aquellos que han sido sancionados por el gobierno de Singapur, como Corea del Norte y Cuba. Igualmente, los bancos pueden proceder, a su discreción, a incluir a otros países.

En cuanto a las divisas, en la mayoría de los bancos se ofrecen cuentas en dólares de Singapur y dólares estadounidenses. Además, los clientes también pueden abrir cuentas bancarias en otras monedas internacionales, como el franco suizo, el dólar australiano y el euro. De hecho, en la actualidad, los clientes pueden seleccionar entre 10 y 12 monedas diferentes al crear su cuenta. En todos los demás bancos, el mismo cliente puede tener diferentes números asignados a cuentas abiertas en diferentes monedas. En cuanto a los no residentes, actualmente también pueden abrir cuentas multidivisa en algunos bancos.

Grindelwald - Suiza

En Singapur, las cuentas bancarias, denominadas cuentas conjuntas, pueden abrirse a nombre de varias personas.

En los bancos de Singapur, los no residentes generalmente tienen que esperar de 2 a 3 semanas para abrir una cuenta de Banca Privilegiada / Banca de Prioridad, y es posible que tengan que esperar por lo menos 1 mes para abrir una cuenta de Banca Privada.

Es importante tener en cuenta que en los bancos de Singapur no se cobra a los clientes no residentes para que abran sus cuentas, y que una vez abiertas sus cuentas personales, estas personas extranjeras pueden tener tarjetas de débito directamente adheridas a sus cuentas en un plazo de dos semanas a partir de la aprobación del banco.

Dichas cuentas siempre son en dólares de Singapur, a excepción de aquellas que se encuentran en uno de los bancos más grandes de este país, cuyos clientes pueden tener su tarjeta asociada a cuentas bancarias en otras monedas.

Los no residentes deben cumplir ciertos requisitos con respecto al tamaño del depósito inicial de su cuenta en un banco de Singapur, que depende del banco y del tipo de cuenta que se vaya a abrir.

Mientras que la suma del depósito inicial para las cuentas de Banca Privilegiada / Banca Prioritaria es de un mínimo de $200,000 dólares de Singapur, el monto del depósito inicial para Banca Privada es de al menos $1 millón de dólares de los Estados Unidos. El depósito inicial debe ser pagado en su totalidad. Sin embargo, es posible reponer gradualmente las cuentas de Banca Privada durante un período específico, que suele ser de 6 a 12 meses a partir de la fecha de creación de la misma.

Los requisitos de saldo promedio para las cuentas de banca de privilegio / banca prioritaria de los no residentes en bancos de Singapur es de un mínimo de 200.000 dólares de Singapur mensuales, mientras que, para las cuentas de Banca Privada, esta suma oscila entre 1 millón de dólares de los EE.UU. y 5 millones de dólares de Singapur.

Sin embargo, es aconsejable, por parte de los bancos más grandes de Singapur, establecer cuentas de Banca Privilegiada / Banca de Prioridad con balances de 350-400 mil SGD, ya que se asigna su propio administrador personal a los titulares de cuentas con un balance más alto. Para calcular los saldos mensuales promedio, es necesario cuantificar el valor de los activos, tales como acciones, bonos y otros instrumentos de inversión que el cliente ha obtenido a través de la entidad bancaria o que ha depositado en la misma.

En resumen, como se describe en este artículo, Singapur es un país atractivo, así como una nación política y económicamente estable para tener cuentas bancarias abiertas allí, por lo que cabe esperar que pronto se convierta en un próspero centro financiero mundial. Además, los no residentes de Singapur pueden encontrar amplias oportunidades de éxito en sus negocios. Es importante que las personas extranjeras obtengan información útil sobre cómo abrir sus cuentas bancarias en este increíble centro económico y financiero y los beneficios que estos individuos pueden obtener. Hay muchos aspectos relacionados con las regulaciones y ventajas que los no residentes deben conocer antes de abrir una cuenta bancaria en Singapur, como las comisiones, las condiciones, el acceso a las cuentas, los procedimientos para los pagos entrantes y salientes, los retiros de efectivo, el cierre de la cuenta, entre otros.

De esta manera, si usted no es residente de Singapur y desea tener una cuenta bancaria aquí, lea la segunda parte del artículo de Mundo Offshore y disfrute de todos los beneficios que le ofrece tener una cuenta bancaria abierta en bancos de Singapur.

Contáctenos para obtener más información sobre los servicios bancarios y corporativos en Singapur