Muchas personas en estos días creen que con el CRS, los acuerdos fiscales internacionales y la transparencia, el fideicomiso ya no es ni valioso ni eficaz para proteger los activos. Sin embargo, los fideicomisos correctamente creados han seguido siendo el “Fort Knox” de la protección de activos para las familias más ricas del mundo. En 800 años, nadie ha podido encontrar algo mejor.

Si las familias más ricas del mundo los usan, entonces es muy poco probable que las cosas cambien pronto o al menos en los próximos 100 años. No obstante, muchas jurisdicciones han sido presionadas por la OCDE para que “revisen” sus fideicomisos utilizando los recursos de los tribunales para crear justicia. Por lo menos una jurisdicción de las que mencionaremos a continuación ha resistido esta presión.

En este artículo, hablaré de lo que se supone que debe hacer un verdadero fideicomiso y, de hecho, de por qué toda persona rica necesita uno.

¿Qué debe hacer un fideicomiso?

Una vez tuve un cliente en América Latina que tenía una esposa oficial y aproximadamente 15 amantes en diferentes ciudades, la mitad de las cuales tenían hijos, sin mencionar numerosos hijos ilegítimos y desconocidos en varias partes del continente. Esto, en sí mismo, no es inusual para el rico amante latinoamericano, lo que es inusual es el número. Este cliente estaba cerca de convertirse en multimillonario y, por lo tanto, podía permitirse sus vicios.

En circunstancias normales, tal situación causaría la erosión de su fortuna a través de reclamos de su esposa, sus amantes y los niños; de hecho, estos reclamos podrían ir desde cualquier cosa como una división de los bienes a la manutención para sus necesidades educativas hasta, en algunos casos, reclamos por negligencia. Si muriera, podría haber demandas por herencia y (como es habitual en América Latina) incluso registros de ADN falsificados y jueces corruptos.

En América Latina, como en muchos países, la caza de maridos ricos (normalmente, pero por supuesto, también de esposas ricas) es un deporte sangriento. Si su abuelo se enamora de repente de esa preciosa enfermera de 21 años con enormes gafas de sol, puede ser que la fortuna de la familia se encuentre en litigio durante años, especialmente si ella le da hijos (a veces, incluso si esos hijos no son suyos, como suele ser el caso).

La solución para todas las familias que están debidamente asesoradas es sencilla: colocar los bienes familiares en un fideicomiso familiar.

Si el fideicomiso está debidamente estructurado y en la jurisdicción correcta, definitivamente ocurrirá lo siguiente:

  1. Ningún acreedor, incluido el recaudador de impuestos, cesionario en quiebra, y ciertamente ninguna esposa, novia, novio, hijo o cualquier otra persona, legal o extramatrimonial, puede reclamar contra el fideicomiso.
  2. El fideicomiso puede existir para siempre (si se redacta correctamente para pasar a nuevos fideicomisos).
  3. Los beneficiarios (en este caso, el creador) pueden utilizar los activos del fideicomiso mediante diversos mecanismos, como préstamos, para llevar el estilo de vida habitual, de modo que los yates, las mansiones, las cuentas bancarias, los negocios que controla efectivamente pertenecen al fideicomiso, pero de una manera en la que por ley no son de su propiedad. Como Rockefeller dijo famosamente: “Controlar todo, no poseer nada”.

¿Cuál es la mejor jurisdicción?

La clave para elegir la mejor jurisdicción es asegurarse de que el tribunal donde se encuentra el fideicomiso y los fideicomisarios (el sitio o jurisdicción del fideicomiso) no tenga casi ninguna facultad para dejar de lado el fideicomiso, por muy injusto que sea para todos los demás.

Ahora bien, para la mayoría de los tribunales y, de hecho, la mayoría de las personas que siguen las filosofías socialistas o comunistas, el fideicomiso es el instrumento más inmoral de la tierra.

Imagine que alguien tiene un fideicomiso establecido hace 20 años antes de que se casara y que tiene mil millones de dólares y su esposa le da hijos, sacrifica toda su vida por la persona cocinando y limpiando, y de repente este alguien encuentra una esposa más joven,por lo que decide dejar en la calle a su fiel esposa que lo ha acompañado siempre,siendo que la casa pertenece al fideicomiso. Ella termina muriendo de hambre en las calles de Guatemala, Perú, o donde sea con los niños, y va a la corte porque su hijo necesita una operación de cáncer.

Suena horrible, ¿verdad? De hecho, cualquier juez estaría tentado de hacer algo para al menos intervenir el fideicomiso o darle algún alivio de los ingresos del fideicomiso a la esposa engañada.

Por injusto que parezca, si el fideicomiso está en la jurisdicción correcta, no hay nada, absolutamente nada, que el juez pueda hacer, aunque quiera.

He usado un ejemplo escandaloso, que, de hecho, ha ocurrido en el mundo muchas veces. La filosofía que subyace a esta época de legislación es que lo que se hace con los bienes es una cuestión moral y no una cuestión jurídica en la que se pueda trazar la línea.

Por ejemplo, ¿qué pasaría si su esposa lo engañara antes de que usted la dejara? ¿Y si los hijos adultos lo odian? En cuestiones de dinero, muchos creen que el Estado no debe interferir; especialmente, en los casos en que el poder judicial es corrupto y puede ser sobornado para dejar de lado el fideicomiso.

Entonces, ¿cuáles son las mejores jurisdicciones para el fideicomiso? Puedo decir que, aunque numerosos territorios reconocen el fideicomiso, en realidad son muy, muy pocos los que dan a la Corte casi ningún poder para dejar de lado el fideicomiso. Entre ellos se encuentran San Cristóbal y Nieves, las Islas Cook y Belice.

Si bien puede ser justo decir que estas tres jurisdicciones son en muchos aspectos similares, nosotros en NTL Trust, socios de Mundo Offshore, somos un poco parciales porque tenemos la empresa fiduciaria más antigua de Nieves. Elegimos Nieves porque, después de una investigación detallada de los territorios fiduciarios del mundo, encontramos que Nieves no sólo es uno de los mejores, sino que también es muy rentable.

Incluso las Islas Cook, con su famosa capacidad de ignorar los tribunales extranjeros, permitió que uno de sus fideicomisos se rompiera, pero Nieves nunca lo ha hecho.

Grindelwald - Suiza

Puedo decir que, aunque numerosos territorios reconocen el fideicomiso, en realidad son muy, muy pocos los que dan a la Corte casi ningún poder para dejar de lado el fideicomiso. Entre ellos se encuentran San Cristóbal y Nieves, las Islas Cook y Belice.

¿Por qué fideicomisos en San Cristóbal y Nieves?

Nieves es una pequeña isla en el medio del Caribe con muy poco a su favor, excepto tener la mejor legislación sobre fideicomisos disponible en todo el mundo.

De hecho, ha habido una serie de casos en la década de los 70 que fueron presentados por el Servicio de Impuestos Internos de los Estados Unidos para tratar de apartar los fideicomisos cuyos beneficiarios supuestamente habían defraudado al Estado. El Gobierno de los Estados Unidos fracasó y no ha vuelto a intentarlo realmente desde entonces. Para ser justos, también fracasaron en una legislación similar en las Islas Cook.

La legislación diseñada específicamente para crear una protección de activos sólida como una roca fue la Ordenanza de Fideicomisos Internacionales Exentos de Nieves de 1994, la cual fue enmendada posteriormente en 2020. Algunos de sus aspectos más destacados son:

  • La regla contra las perpetuidades no se aplica.
  • Hay exención de impuestos y controles de cambio (sólo si dichas transacciones tienen lugar con no residentes).
  • Un Fideicomiso Internacional Exento (IET) será válido, incluso si se considera inválido según la ley del domicilio del fideicomitente o del lugar de constitución actual.
  • Exclusión de las normas de herencia forzosa.
  • Exclusión del Estatuto de la Reina Isabel.
  • Los datos requeridos para la inscripción sólo incluyen los nombres del fideicomiso y del fideicomisario, y la dirección de la oficina.
  • Puede ser tanto el fideicomitente como el beneficiario, incluso el protector también.
  • El fideicomisario puede ser una empresa offshore de Nieves o una empresa con licencia de fideicomiso.
  • Los fideicomisos de caridad están permitidos.
  • Si existe una causa de acción en el fideicomiso, no se considerará fraudulento si fue creado hasta 2 años antes de la fecha.
  • En caso de acusaciones de fraude, el acreedor tiene que probar pruebas consideradas claras y convincentes.

Uno de los requisitos de los fideicomisos en San Cristóbal y Nieves es tener activos netos de al menos 540.000 XCD (200.000 USD), que es una condición establecida por la Orden de Servicios Financieros de 1997. Esto se aplica a los solicitantes que quieren un fideicomiso tanto para negocios sin restricciones como para negocios con restricciones (en este último caso, el monto requerido es 54.000 XCD o 20.000 USD).

Además, se requiere una fianza de 100.000 dólares para iniciar una acción contra la propiedad del fideicomiso. Solía ser de 25.000 USD, pero se incrementó con la enmienda de 2009 del Fideicomiso Internacional Exento de Nieves. Tenga en cuenta que un IET tiene que pagar una cuota anual para el registro de 220 USD.

Para resumir en un lenguaje simple:

  1. Nieves no reconoce las sentencias extranjeras contra el fideicomiso, por lo que el demandante tendría que venir personalmente al territorio de Nieves para llevar a cabo el proceso.
  2. Cuando usted viene a Nieves, si el fideicomiso se estableció dos años antes de cualquier demanda existente, no hay nada que un juez pueda hacer para perjudicar a un fideicomiso.
  3. Si son menos de dos años, el acreedor debe depositar una fianza de 100.000 USD y tener una prueba absolutamente clara de que el fideicomiso se creó con el fin de defraudar a ese acreedor en particular y estar preparado para argumentar su caso en la legislación de Nieves (buena suerte).

Suena como si se tratara de pasar un camello por el ojo de una aguja, y así es.

Otras jurisdicciones

La ley de fideicomisos se originó en el Reino Unido y promulgó “El estatuto de los fraudes”. Esto permitió el desarrollo de la ley que afirmaba que, aunque se creara un fideicomiso hace 20 años, pero se anticipara a un suceso de los acreedores, podría darse el caso de que los fideicomisos se dejaran de lado para tratar de evitar a los acreedores. Obviamente, los fideicomisos del Reino Unido y los que se basan en este estatuto y los que permiten al Tribunal meter sus dedos pegajosos en el fideicomiso son peligrosos.

La jurisprudencia, como veremos más adelante, en muchos países ha permitido a los jueces decidir según sus propias concepciones, a menudo delirantes, de la equidad en cuanto a lo que puede o no puede dejarse de lado. Lamentablemente, en los Estados Unidos también ha sido así, por lo que es un ejercicio de confusión solicitar a un abogado estadounidense que le diga cómo puede protegerle el fideicomiso en los casos de los llamados fraudes o de las percepciones de fraude (sea cual fuere el significado de esa palabra).

Divorcios en Londres

Durante un divorcio, muchos tribunales de familia del Reino Unido pueden violar los fideicomisos cuando consideran que estos han sido creados con intenciones poco nobles. El nexo jurídicamente vinculante de este tipo de estructura de protección se pasa por alto cuando el Tribunal permite a los cónyuges divorciados el privilegio de exigir grandes participaciones de los fideicomisos internacionales, incluso cuando estos se han establecido legítimamente para las generaciones futuras.

En el caso Prest contra Prest en 2013, los tribunales traspasaron el velo corporativo en la Isla de Man. ¿Cómo? El Tribunal de Londres incluso puede anular las disposiciones ofreciendo órdenes vinculantes utilizando la Ley de causas matrimoniales s37 y la Ley de insolvencia s423.

EE.UU. y la quiebra

¿Qué puede pasar si hay una bancarrota en los EE. UU? Bueno, la ley de fideicomisos tiende a ser favorable a los cesionarios oficiales. El fideicomiso se dejará de lado si hay pruebas de que el fideicomitente sigue recibiendo beneficios del fideicomiso, como ocurrió con Duttle contra Bandler y Kass en 1992 (en este caso, el fideicomitente también trató de ocultar los bienes).

Hay otro término crucial que debe considerarse en relación con los fideicomisos en los Estados Unidos, el fideicomiso derrochador. Se considera que se trata de una estructura en la que un fondo se proporciona en beneficio de otro, fuera del alcance de los acreedores.

Si las entidades consideran que se trata de un fideicomiso de ese tipo, debe ser deshecho. Esto ocurrió en un caso de 1998, In Re Brooks, en el que una mujer depositaba dinero en efectivo en fideicomisos ubicados en Jersey y las Bermudas y, aunque se suponía que los fideicomisos eran irrevocables y se administraban de acuerdo con los objetivos del fideicomisario, el juez invocó la ley de Connecticut bajo la presión del público y el fideicomiso fue disuelto.

Conclusión

Lo importante es asegurarse de que su fideicomiso esté bien redactado y en la jurisdicción correcta. Yo diría que hay 5 reglas principales:

  1. Elegir la jurisdicción correcta, este es el paso más crucial.
  2. Redactar la escritura de tal manera (junto con un experto profesional en fideicomisos) que si hay una acción judicial no se vea que usted tiene el control.
  3. Asegúrese de que su fideicomiso pase por todas las formalidades legales de tener cuentas, actas de fideicomiso apropiadas y los fideicomisarios apropiados a cargo de los activos del fideicomiso.
  4. No le diga a nadie sobre su fideicomiso y dónde está ubicado.

Si se asegura de cumplir con todos los pasos y pasar por el proceso con el apoyo de expertos, no tendrá ningún problema legal con su fideicomiso. No ahora, ni en un futuro cercano. Consiga una estructura de protección de activos exitosa trabajando junto con profesionales.

En Mundo Offshore, estamos listos para ayudarle. Tenemos más de 20 años de experiencia, contáctenos y vea por usted mismo la calidad de nuestro servicio.