Mundo Offshore está muy comprometido con la riqueza financiera de sus lectores y seguidores, especialmente con la situación actual del mundo poniéndose cada vez más difícil. Nos enfrentamos a tiempos desafiantes: el aumento del control gubernamental, el peligro de una mayor fiscalidad y medidas más estrictas, la crisis económica como resultado de las pandemias, el posible colapso de toda la economía y, por último, la incertidumbre de un nuevo orden mundial en un futuro cercano.

Estos son los tiempos en los que nuestra fuerza debe ser probada, y en los que se hace necesario encontrar una forma de superar estas dificultades.

Y en estos momentos de cambio constante, una cosa permanece firme como una roca: el compromiso de Mundo con la libertad personal y financiera del ser humano.

Por eso, nuestros expertos siguen trabajando desde sus casas durante la cuarentena y siguen asesorando a los lectores que quieran proteger su patrimonio de la crisis y paliar las consecuencias sobre sus finanzas.

Como parte de esta estructura, ofrecemos los mejores y más interesantes proyectos de inversión.

Hoy queremos presentar un proyecto que aporte altos beneficios y que esté también comprometido con la sostenibilidad del medio ambiente y con la protección del mismo. Con esta inversión, usted no sólo tendrá beneficios, sino que estará invirtiendo en la preservación del planeta para los hijos de sus hijos.

El proyecto de reciclaje de lodos de aguas residuales en los fertilizantes órgano-minerales

El problema

En el mundo, según la Inteligencia Mundial del Agua, ya en 2017 se formaron 83 millones de toneladas de lodos de depuración, esto es lo mismo que un tren con una longitud de Finlandia a Nueva Zelanda. Todavía no hay solución al problema de los lodos de depuración, mientras que el aumento es del 10,7 % por año:anualmente hay un aumento de WWS (Water and WastewaterServices) en todo el mundo.

Todas las tecnologías estándar requieren costes extremadamente altos para convertir los residuos de las aguas residuales en fertilizantes, lo que da lugar a productos que se ven obligados a competir con otros más baratos y eficientes.

La necesidad

La tierra se enfrenta a un proceso de degradación debido a la superpoblación y al uso excesivo, sin un método eficiente para preservar los nutrientes y los minerales naturales del suelo, que hacen que la tierra sea fértil para el cultivo de alimentos y la alimentación del ganado. Se ha convertido en una necesidad abordar eficientemente este problema para evitar la escasez de alimentos y productos alimenticios básicos en el futuro.

La solución

A diferencia de otros métodos de procesamiento de lodos de aguas residuales, nuestra tecnología utiliza un conjunto de métodos que permiten procesar los lodos de aguas residuales sin el uso de reactivos y altas temperaturas, preservando los orgánicos vivos, que luego se utilizan para producir fertilizante orgánico-mineral.

Con la aplicación de métodos innovadores de procesamiento de lodos de depuración, es posible crear fertilizantes orgánicos y económicos que también nutren la tierra, haciéndola sostenible y disponible para fines agrícolas y por un período de tiempo más largo.

Cuestiones relativas al uso de lodos de depuración y fertilizantes minerales

Europa genera más de 8,7 millones de toneladas de lodos de depuración al año.

Si se quiere ver desde una perspectiva práctica, esto equivale a 150 mil vagones de tren con una longitud de 2 mil km, lo que equivale aproximadamente a la distancia de Helsinki a Roma o a una capa de 0,5 metros que podría cubrir todo el territorio de Finlandia.

Al mismo tiempo, según las estimaciones de la Asociación Internacional de Fabricantes de Fertilizantes, la demanda mundial de fertilizantes minerales alcanzará los 200 millones de toneladas para 2021-2022, pero la disminución de la oferta de fertilizantes orgánicos y el aumento de las dosis de fertilizantes minerales provocan un desequilibrio en las dosis de nitrógeno, fósforo y potasio (NPK por sus siglas en inglés), así como el empobrecimiento del suelo. Según el Sistema Interdepartamental Unificado de Información y Estadística (SIIE), el consumo anual de fertilizantes minerales es proporcional a la población de la Tierra.

Según las previsiones, para 2040 la población mundial superará los 9.000 millones de personas y la formación de un sistema alimentario sostenible se está convirtiendo en una de las principales tareas de la comunidad mundial. El aumento de la productividad agrícola, según el programa de desarrollo sostenible de las Naciones Unidas, es una de las principales formas de garantizar la seguridad alimentaria de la población mundial.

En los últimos años, el problema de la superpoblación del planeta ha llevado a la sobrecarga de los suelos, como resultado de la cual se está produciendo el proceso de degradación de la tierra. Esto es cierto para todos los países en los que se desarrolla la agricultura. La situación se ve agravada por el hecho de que la tierra experimenta constantemente una falta de fertilizante orgánico.

Parece que la crisis económica no es la única a la que nos enfrentamos ahora. Si tenemos en cuenta que los suelos están perdiendo sus nutrientes día a día y que el costo de los fertilizantes habituales es elevado y trae consigo un daño aún mayor al medio ambiente, podría significar que dentro de unas décadas la industria agrícola ya no será sostenible. La gente simplemente se quedará sin alimentos.

El aumento de la productividad agrícola se ha convertido ahora en un aspecto clave para asegurar el suministro de alimentos para toda la población.Por esta razón, es necesario repensar la forma en que producimos los fertilizantes para proteger los suelos del peligro de la desertificación.

Una de las formas de resolver estos problemas es la introducción de una tecnología: la eliminación de los residuos de lodo y su uso como fertilizante órgano-mineral.

Una tecnología – tres soluciones:

  • Eliminación ecológica de los residuos de lodo.
  • Agricultura: conservar y aumentar la fertilidad del suelo (restaurar el suelo degradado).
  • La creación de equipo tecnológico por parte de la industria.
Grindelwald - Suiza

A diferencia de otros métodos de procesamiento de lodos de aguas residuales, nuestra tecnología utiliza un conjunto de métodos que permiten procesar los lodos de aguas residuales sin el uso de reactivos y altas temperaturas, preservando los orgánicos vivos, que luego se utilizan para producir fertilizante orgánico-mineral.

Tendencias mundiales

El estudio del mercado de los fertilizantes órgano-minerales muestra un rápido crecimiento de su volumen, alrededor del 10% anual. Según organizaciones internacionales como la OCDE, el uso de fertilizantes aumentará en el sector agrícola.

Muchas personas en todo el mundo están eligiendo cada vez más una forma de vida más saludable, comiendo productos orgánicos y limpios. Esta tendencia ha dado lugar a una creciente demanda de esos productos. Por esta razón, se ha hecho necesario que el sector agrícola ponga en práctica el uso de fertilizantes orgánicos sin aditivos artificiales que son a la vez perjudiciales para el suelo y para la población.

Objetivos del proyecto de fertilizantes orgánicos

Nuestra propuesta aporta una solución única al problema, creando la tecnología necesaria para deshacerse del problema medioambiental como los residuos de las aguas residuales, convirtiéndolos en fertilizantes rentables y sostenibles.

El proyecto tiene los siguientes objetivos:

  • Crear una empresa de alta tecnología y rentable para la producción de nuevos fertilizantes que satisfagan las principales demandas del mercado: los nuevos fertilizantes son rentables y carecen de sustancias nocivas que dañan el suelo, proporcionando así productos alimenticios más saludables.
  • Proporcionar una solución para el problema de la eliminación de los lodos de depuración.
  • Proporcionar una solución para el problema ecológico de la desertificación y la toxicidad del suelo.
  • Creación y ampliación de las tecnologías para el procesamiento de diversos desechos orgánicos, esto incluye el estiércol de las granjas ganaderas y avícolas y los lodos de las plantas de tratamiento de aguas residuales, en complejos fertilizantes de clase A sin ningún tipo de subproducto o desecho. Los fertilizantes de clase A son los que son adecuados para el cultivo de cualquier tipo de agricultura sin restricciones.

Los fertilizantes bio-orgánicos de clase A obtenidos, además del alto contenido de complejo NPK (nitrógeno, fósforo, potasio) evitan la desertificación del suelo, debido a su alto nivel de humus y aminoácidos.

Desventajas de las tecnologías anteriores

Las formas tradicionales de procesamiento de los lodos de depuración incluyen la creación de vertederos directamente en los lugares de sedimentación, la quema, el compostaje, la estabilización con cal, la pirólisis y la digestión anaeróbica.

Estos tienen muchas desventajas que enumeraremos aquí:

  • Requieren reactivos caros y un alto consumo de energía.
  • Las condiciones climáticas afectan negativamente a la combustión y requieren costos de filtración y postratamiento.
  • Grandes costos económicos de deshidratación y secado.
  • Mantenimiento y gestión de los vertederos para el almacenamiento de lodos.
  • Con el proceso de pirólisis, el fertilizante sufre una pérdida completa de materia orgánica.
  • Los productos resultantes se ven obligados a competir con fertilizantes mucho más baratos y eficientes.

Ventajas de nuestra innovadora tecnología

  • Es perfecto para ciudades y comunidades enteras.
  • La tecnología ha sido completamente desarrollada por científicos soviéticos y ahora está bajo una subvención inicial finlandesa, en una perfecta combinación de talento soviético y fiabilidad finlandesa.
  • Producción de fertilizantes órgano-minerales granulares. Estos son adecuados para su uso con la maquinaria agrícola estándar.
  • Producción de varios fertilizantes líquidos tipo A competitivos y análogos a los fertilizantes químicos, que contribuyen al deterioro de la fertilidad y la productividad del suelo.
  • Ventaja ambiental. Durante su producción, la cantidad de residuos minerales y orgánicos en la Tierra disminuirá.
  • Nuestra tecnología combina las ventajas de los fertilizantes orgánicos y minerales.
  • Coste competitivo de los fertilizantes ofrecidos en comparación con los tradicionales.
  • La tecnología tiene un desarrollo prometedor para el procesamiento de lodos frescos y sus fracciones.
  • La eficacia de su uso se confirma con pruebas: hay un aumento medio del rendimiento del 25% en comparación con los fertilizantes minerales habituales.
  • La tecnología utiliza un conjunto de métodos que permiten procesar los lodos residuales sin el uso de reactivos y a altas temperaturas, preservando los orgánicos vivos. Estos se utilizan para producir fertilizantes órgano-minerales.
  • Cumple con las principales tendencias del mercado de fertilizantes y las políticas estatales.
  • Los fertilizantes siguen la política de fertilización de la UE, la cual insiste en la creación de fertilizantes orgánicos y en encontrar un “nuevo enfoque” para resolver este problema.

Con Mundo offshore, usted tiene la oportunidad no sólo de hacer dinero, sino también de marcar la diferencia. Contáctenos ahora mismo para obtener más información sobre la inversión en fertilizantes orgánicos.