Un fideicomiso no es más que una estructura legal a través de la cual es posible designar la administración de unos bienes a terceras personas, todo con la finalidad de obtener la mayor cantidad de beneficios (por ejemplo, proteger la privacidad de una persona que ya no desea que una propiedad esté a su nombre).

Es la estructura de protección de activos más complicada y también la más avanzada, por lo que es fundamental que, al momento de establecer una, usted cuente con el respaldo y experiencia de profesionales, tales como los que conforman nuestro equipo de trabajo en Mundo Offshore.

Como cualquier herramienta, un fideicomiso puede tener algunas desventajas. Acompáñenos a descubrir qué tiene para ofrecer un trust, cuáles son sus ventajas y desventajas, y cómo podemos hacerles frente a estas últimas.

Pros de tener un fideicomiso

  1. Privacidad

El trust es un dispositivo que, con el paso del tiempo, ha logrado convertirse en uno de los servicios más buscados por los clientes. ¿A qué se debe tal popularidad? Gracias a esta estructura, en la que usted otorga la administración de sus bienes a un tercero, usted puede incrementar su nivel de privacidad.

A partir del momento en que es creado, se establecerá una distancia entre usted y los activos. Ya no le pertenecen y, por lo tanto, no pueden ser relacionados con usted. Por supuesto, esto también significa que usted no tendrá control (al menos directamente) sobre estos, tal responsabilidad recaerá sobre el fideicomisario (que puede ser una persona natural o una empresa).

  1. Protección ante terceros

Siguiendo el punto anterior, entenderemos que hay ciertas circunstancias en las que un fideicomiso servirá no solo para mantener la privacidad, sino también como protección.

Supongamos, por ejemplo, que usted está en medio de un divorcio. El abogado de su pareja deberá asegurarse de que la mitad de sus posesiones llegue a manos de su futuro excónyuge. Pero, si usted ha creado un fideicomiso con éxito, las propiedades o bienes no estarán a su nombre y no tendrán que ser compartidas.

Lo mismo aplica ante un reclamo por quiebra: los activos estarán exentos de este tipo de demandas. De hecho, si un acreedor intenta obtener acceso a un fideicomiso tendrá que pagar montos que van desde los 25.000 USD.

  1. Reducción de impuestos

Otra gran ventaja es que puede ayudarle a disminuir su gasto en impuestos. La mayoría de las jurisdicciones que ofrece a extranjeros la posibilidad de establecer un fideicomiso también cuenta con sistemas fiscales muy beneficiosos.

Por ejemplo, en San Cristóbal y Nieves (uno de los países predilectos de Mundo Offshore) los trusts están exentos de impuestos de sociedades, lo cual es increíblemente favorable, sobre todo si usted tiene un negocio que maneja a distancia y que no requiere del traslado de trabajadores.

¿Por qué es tan provechoso? Gracias a Mundo Offshore y nuestro paquete único Platinum, usted puede establecer una Sociedad de Responsabilidad Limitada (LLC) en Estados Unidos –con su respectiva cuenta bancaria– que esté bajo el dominio de un fideicomiso en San Cristóbal y Nieves. De esta manera, el trust tendrá la responsabilidad del pago de los impuestos de la LLC y, como le mencionamos, este es de 0 %.

  1. Flexibilidad

En general, tan solo se requiere de tres partes fundamentales: un fideicomitente (quien provee los activos), un fideicomisario (quien recibe los activos y los administra) y un beneficiario (quien recibe los frutos de la administración).

Más allá, de estas tres partes básicas, usted podrá establecer la estructura de manejo que desee –incluso una junta directiva– pues un fideicomiso no tiene realmente una organización rígida. Además, todos sus deseos y condiciones deben quedar plasmados en el contrato de fideicomiso, así como las estipulaciones de las otras partes involucradas.

Si lo desea, puede establecer una fecha indefinida para el término del fideicomiso o que sea interrumpido antes de tiempo.

  1. Planificación de patrimonio

Aunque un testamento es la forma más común de dejar nuestras propiedades a futuras generaciones, este es un documento público que debe ser leído y aprobado por varias personas antes de llegar a los herederos. En cambio, el contrato de un fideicomiso es un documento privado que no puede ser alterado por agentes externos, bajo ninguna circunstancia.

Si usted está pensando en asegurar el futuro de su familia, administrar una herencia a través de un fideicomiso es la forma más inteligente de lograrlo. De hecho, puede incluir como beneficiarios a infantes y generaciones próximas, estableciendo las condiciones en el contrato para que reciban sus bienes cuando sea el momento adecuado.

Grindelwald - Suiza

Otra gran ventaja es que puede ayudarle a disminuir su gasto en impuestos. La mayoría de las jurisdicciones que ofrece a extranjeros la posibilidad de establecer un fideicomiso también cuenta con sistemas fiscales muy beneficiosos.

Contras de tener un fideicomiso

  1. Pérdida de control

Algunos clientes pueden mostrar rechazo a la idea de no estar encargados de la administración o posesión de sus bienes. Aunque es una preocupación comprensible, la verdad es que usted no tendrá nada de qué preocuparse gracias al contrato.

El fideicomisario debe regirse únicamente por lo que allí esté establecido. Si, por ejemplo, usted no desea que una propiedad dentro del trust sea vendida, tan solo tiene que estipularlo en el contrato y esto no ocurrirá.

  1. Proceso costoso y complicado

Como mencionamos al comienzo de este artículo, establecer un fideicomiso es un proceso complejo que requiere de mucha experiencia para poder concretarlo con éxito. Muchos aspectos pueden salir mal, por ello es crucial tener el respaldo de expertos.Sin embargo, no suele ser económico, sobre todo porque es una herramienta dirigida especialmente a quienes cuentan con un gran patrimonio para proteger.

¿Vale la pena? Tome en cuenta los beneficios que le ofrece: aumento de su privacidad, protección ante reclamos legales, amplia reducción de impuestos, flexibilidad de manejo y posibilidad de asegurar el futuro de sus seres queridos; no es algo que pueda obtener con cualquier herramienta.

Además, en Mundo Offshore tenemos la experiencia de trabajar con grandes compañías durante años, aunque nuestros precios se adaptan a las corporaciones más pequeñas.

  1. Encontrar la jurisdicción ideal puede tomar tiempo

Para asegurarse de conseguir todas las ventajas mencionadas en la primera sección, es crucial establecer el fideicomiso en una jurisdicción que permita que todo esto ocurra. Parece muy simple encontrar un país que ofrezca la creación de trusts para extranjeros, pero hay diversos aspectos que influyen. Por ejemplo, no siempre el pago de impuestos será bajo.

No se preocupe, en Mundo Offshore nos hemos dedicado durante años a mantenernos al día con las actualizaciones y cambios que realizan las naciones, esto nos permite ofrecer las mejores opciones a nuestros clientes. Sin duda, una de nuestros países predilectos es San Cristóbal y Nieves.

Para más información, no dude en contactarnos. Comuníquese con nuestro equipo y solicite una primera hora de consulta totalmente gratis en la que puede aclarar sus dudas y dar el primer paso para establecer un fideicomiso y proteger sus activos.