Crear una empresa suena como un proceso muy complicado, pero no siempre tiene por qué ser así. Ciertos países están dispuestos a ofrecer facilidades para sus futuros beneficiarios pues, a la larga, estas nuevas empresas beneficiarán al mismo Estado, sea con la creación de empleos para los ciudadanos o mediante el pago de impuestos.

Uno de estos países es, por suerte, Panamá. Usted no solo tendrá la posibilidad de registrar una empresa sin muchas complicaciones, sino que también tendrá la oportunidad de gozar de las ventajas que ofrece uno de los territorios más prósperos. Además, todo esto puede hacerse en poco tiempo. 

Panamá se ha destacado en el auge que ha experimentado durante las últimas décadas gracias a su estabilidad política y social, lo que lo convierte en el destino ideal para invertir y establecer negocios.

¿Está buscando tener uno propio? Le explicamos cómo es el proceso de constitución de la empresa en Panamá, la mejor jurisdicción para ello.

Constitución de la empresa en Panamá

El primer paso es definir cuál será el tipo de empresa a establecer. Existen muchas variaciones, de las cuales hemos hablado en otras ocasiones, pero en general la mayoría de ejecutivos opta por las sociedades anónimas (al menos un 90 % de las compañías está basado en este esquema).

¿Por qué? Muy sencillo: permite diferenciar la inversión realizada por los accionistas (suscriptores) de sus bienes personales, logrando con esto la protección de los participantes.

Para crear un negocio de este tipo, es necesario que al menos dos socios elaboren un acuerdo denominado como “pacto social” en el cual se establecerá la información básica como el nombre de la sociedad anónima, el objeto social, el capital, duración; además del nombre y domicilio de los suscriptores, directores (se exige al menos tres) y del agente residente.

El acuerdo al que usted haya llegado según la estructura escogida será presentado ante un notario público para realizar la escritura pública que corresponde y, posteriormente, este será el documento con el que se registrará la empresa en el Registro Público de Panamá.

Otro registro muy importante es el registro fiscal, el cual se lleva a cabo ante la Dirección General de Ingresos y que le otorgará un número de identificación. Este es el paso más sencillo pues se puede completar de manera online y con una plataforma amigable.

Si desea establecer su negocio dentro del territorio panameño, deberá tener en cuenta otros gastos como la ubicación (alquiler o compra de local comercial), contratación y salario de los empleados (además de su registro ante el Ministerio de Trabajo) y el pago de servicios públicos y privados (luz, agua, internet).

Si desea administrar su negocio desde su país de residencia y no tener un establecimiento físico en Panamá, podemos pasar al próximo requisito: una cuenta bancaria corporativa.

¿Puede un extranjero tener una empresa y una cuenta bancaria en Panamá sin la necesidad de trasladarse hasta el país? ¡Sí! Siempre y cuando usted cuente con el respaldo de agentes autorizados. En Mundo Offshore estamos dispuestos a prestarle asesoría en cualquier paso para la constitución de la empresa en Panamá.

Para la cuenta bancaria necesitará los datos comúnmente solicitados en una cuenta personal como copia de su pasaporte y certificación de ingresos, además de aquellos relacionados con la empresa como pruebas de ingresos lícitos y acta de constitución. ¡Tendrá acceso a uno de los sistemas bancarios más estables y confiables de Latinoamérica!

En total, el proceso suele tomar entre tres a cinco días hábiles, asumiendo que usted cuente con el apoyo adecuado y no haya inconvenientes en el procedimiento.

Grindelwald - Suiza

La mayor ventaja de llevar a cabo la constitución de la empresa en Panamá es que se trata de un sistema tributario territorial, lo que quiere decir que los gravámenes se aplicarán únicamente a las transacciones que sean generadas dentro del país.

Calidad alta, impuestos bajos

Aunque los beneficios que Panamá brinda en cuanto a facilidad de registro y confiabilidad bancaria son muy buenos, este no es el motivo por el cual numerosos inversionistas y empresarios escogen esta nación.

La mayor ventaja de llevar a cabo la constitución de la empresa en Panamá es que se trata de un sistema tributario territorial, lo que quiere decir que los gravámenes se aplicarán únicamente a las transacciones que sean generadas dentro del país.

¡Las actividades comerciales fuera de la nación no tendrán que pagar impuestos! Este es un gran punto a favor para quienes deciden ofrecer sus servicios a distancia, como mencionamos anteriormente.

El primer paso para emprender su negocio es contratar la asesoría de agentes profesionales, expertos y, lo más importante, autorizados para llevar a cabo tales actividades.

En Mundo Offshore cumplimos con estas características y más. ¡Contáctenos! Compruebe durante la primera hora de consulta nuestro excelente servicio.