Por Arlen M. Castillo

Las mujeres han formado parte de la fuerza laboral durante décadas. Hoy en día, este género ha iniciado una nueva sublevación, un fenómeno global que se manifiesta por el establecimiento de sus propios negocios a un ritmo más rápido que los hombres. El empoderamiento económico de la mujer es un pilar fundamental de la Agenda 2030 para el desarrollo sostenible.

A pesar de sus contribuciones, las mujeres continúan enfrentando desafíos únicos en el sector laboral, incluidos la lucha por la aceptación social, menores oportunidades educativas y la discriminación. En cambio, algunas de las ventajas que poseen son la capacidad para desarrollar ideas poderosas, la habilidad para la búsqueda de los recursos disponibles y la creatividad. A continuación, encontrará consejos útiles orientados a aquellas mujeres que planean emprender y desarrollar su propio negocio.

  1. Desarrollar una idea.

No es aconsejable iniciar un negocio solo porque existe una tendencia en boga y usted considera que la comercialización alrededor de la misma generará ganancias. Lo más acertado es que desarrolle un concepto de negocio que le apasione y que esté relacionado con su área de experiencia. A partir de ahí, cree un producto o servicio que considere pueda mejorar la vida de las personas.

  1. Realizar una autoevaluación.

No cualquier persona tiene lo necesario para iniciar una empresa. Puede que su idea sea brillante, pero ¿está usted realmente lista para ponerla en práctica? Antes de invertir tiempo o recursos, realice una autoevaluación y analice si posee algunas de las aptitudes típicas de un empresario. ¿Tiene la motivación, es capaz de adaptarse y posee seguridad en sí misma? ¿Es una persona resiliente?

Grindelwald - Suiza

A pesar de sus contribuciones, las mujeres continúan enfrentando desafíos únicos en el sector laboral, incluidos la lucha por la aceptación social, menores oportunidades educativas y la discriminación.

Consulta gratuita
  1. Analizar la factibilidad.

Una vez que se haya decidido por una idea, determine cómo materializarla. ¿El producto o servicio por usted elegido es una solución ante una necesidad o ante un deseo del mercado? ¿Funciona? ¿Se puede obtener un beneficio de su comercialización?

  1. Crear un plan de negocio.

Un plan de negocios sólido es necesario para presentar su idea a posibles inversionistas, pero fundamentalmente será su guía en el futuro, incluso si su proyección es ser freelancer o únicamente un solopreneur. Su plan de negocios debe incluir la declaración de la misión, un resumen de la compañía y uno ejecutivo, una síntesis del servicio u oferta de productos, una descripción del mercado objetivo, las proyecciones financieras y los costos operativos.

  1. Identificar el mercado.

Aún cuando haya detectado algún interés en su producto o servicio, es necesario llevar a cabo tareas adicionales. Evalúe el mercado dirigiéndose a los clientes que tienen más probabilidades de realizar una compra. Realice una valoración competitiva.

El comienzo puede estar marcado por una mezcla de sensaciones, como la emoción y el desaliento simultáneamente. ¡El sueño y la visión le pertenecen! Entonces, ¿qué espera? ¡Confié en sí misma! ¡Inicie su emprendimiento hoy!


Arlen Castillo recibió su certificación de liderazgo empresarial y administración de Chicago Booth School of Business, ha sido certificada en liderazgo por el equipo John Maxwell y antes de eso, prosiguió sus estudios en el campo de la psicología y el comportamiento humano. Además es presentadora de televisión – Latina Empowerment; Co-presentadora de TV – Camino Al Éxito, fue directora de operaciones de la Cámara de Comercio Hispana del Estado de Florida, y copresidente del Consejo de Iniciativa Global de FSHCC, en donde su labor fue el fomento de intercambios culturales para desarrollar igualdad de oportunidades económicas.

Envíenos su consulta