La ciudadanía por inversión es un programa que está disponible en muchos países del mundo para extranjeros. Su finalidad es otorgar el beneficio de la ciudadanía a cambio de que se reciba un aporte generoso, el cual potenciará el desarrollo económico del territorio en cuestión.

En general, es una oportunidad para cualquier inversionista de tener un plan B, incluso aunque resida en un país estable, ya que es mejor contar con un respaldo en caso de que ocurra alguna situación extraordinaria en su país que le impida moverse con su pasaporte o guardar su dinero en la banca nacional (tome en cuenta el caso de Venezuela, por ejemplo, donde la inflación es tan alta que los ahorros pierden su valor cada día).

Sin embargo, las ciudadanías del Caribe están especialmente dirigidas a todas aquellas personas que:

  • Pagan cargas tributarias muy altas.
  • Sufren controles de divisas estrictos.
  • Se encuentran en riesgo por su ciudadanía.
  • No cuentan con libertad para trabajar o invertir tanto en el territorio como en el exterior.
  • Están afectados por problemas políticos y sociales graves.

Además de esto, Antigua y Barbuda, Dominica, Granada, San Cristóbal y Nieves, y Santa Lucía destacan gracias a que sus programas son unos de los más económicos del mundo: usted puede optar por una ciudadanía desde los 100.000 USD (por supuesto, esto varía según el territorio).

Esto representa una gran ventaja frente a los CIP (Citizenship by Investment Program) ofrecidos en Europa, por ejemplo, donde el monto mínimo de inversión puede superar los millones de euros. Tal es el caso de Chipre, país en el que se requiere invertir 2.000.000 EUR en el sector inmobiliario.

Ventajas de optar por una ciudadanía en el Caribe

Cuando usted considera obtener una segunda ciudadanía, es fundamental asegurarse de que la jurisdicción cumpla con ciertos criterios básicos que garanticen que usted tomará una buena decisión al escogerla.

Por suerte, en Mundo Offshore nos aseguramos de que los programas de ciudadanía por inversión que ofrecemos a nuestros clientes estén en capacidades de brindar:

  • Procesos rápidos. Mientras que en otros programas puede esperar incluso años por una respuesta, en las jurisdicciones del Caribe el tiempo de espera es de tres a seis meses.
  • Oportunidades para viajar a una amplia lista de territorios –más de cien– sin tener que solicitar una tediosa visa.
  • Calidad de vida de primera. En caso de que desee establecerse en el Caribe, contará con climas tropicales, hermosos paisajes, sistema de salud de calidad y un sinfín de actividades recreativas.
  • Trámites ágiles y sin complicaciones. Son países que están muy interesados en recibir inversión extranjera, por lo que no obstaculizan el proceso. El mayor requisito es contar con una reputación impecable y no estar involucrado en actos ilícitos.
  • Posibilidad de viajar fuera del territorio o de realizar la solicitud a distancia. La mayoría de las naciones caribeñas está de acuerdo con que el inversionista no resida de forma permanente en el territorio.
  • Sistema fiscal beneficioso. No hay gravámenes para transacciones internacionales (generadas en otro territorio) ni para herencias o donaciones.

¿Cuáles son los mejores CIP del Caribe y qué ofrecen?

Ciudadanía por inversión en Antigua y Barbuda

La opción más económica para convertirse en ciudadano es mediante una donación al Fondo de Desarrollo Nacional de 100.000 USD, con la gran ventaja de que el pago puede hacerse a través de criptomonedas. En tal solicitud puede incluir a hasta tres de sus familiares; si su grupo familiar consiste en cinco miembros o más, la contribución aumenta a 125.000 USD.

Por otra parte, también puede participar en el programa al invertir 400.000 USD en un proyecto inmobiliario que haya sido aprobado por el Estado. En este caso, debe mantener tal inversión por al menos cinco años luego de aprobada la ciudadanía.

Con el pasaporte de Antigua y Barbuda, podrá visitar 150 territorios visa-free, incluyendo Reino Unido, Singapur, Hong Kong, países del área Schengen y, por supuesto, países del Caribe.

Ciudadanía por inversión en Dominica

Al contribuir al Fondo Gubernamental de Dominica, usted estará apoyando el desarrollo de proyectos para la comunidad como construcción de centros escolares, creación de nuevas tecnologías, renovación de instalaciones deportivas, entre otros.

Puede hacerlo a partir de 100.000 USD, aunque si desea realizar la solicitud junto a miembros de su familia, el monto aumenta a 175.000 USD(solicitante principal y cónyuge) o 200.000 USD (solicitante familiar, cónyuge y dos hijos menores de edad).

También desde 200.000 USD puede haceruna compra en bienes raíces, la cual deberá mantener por tres años. En este caso, se exigen ciertas tasas gubernamentales como 25.000 USD para un solicitante o 35.000 USD para un grupo familiar de cuatro personas.

Con el pasaporte de Dominica, podrá visitar 139 territorios visa-free, incluyendo Reino Unido, Singapur, Hong Kong, países del área Schengen y, por supuesto, países del Caribe.

Grindelwald - Suiza

Cuando usted considera obtener una segunda ciudadanía, es fundamental asegurarse de que la jurisdicción cumpla con ciertos criterios básicos que garanticen que usted tomará una buena decisión al escogerla.

Ciudadanía por inversión en Granada

Es una de las más buscadas pues permite que sus ciudadanos opten por una visa E-2 para visitar los Estados Unidos, la cual es posible obtener únicamente al ser ciudadano de uno de los países que participan en el convenio.

Puede ser ciudadano de Granada al donar 150.000 USD (solicitante principal) o 200.000 USD (grupo familiar de dos o cuatro personas) al Fondo Nacional De Transformación.

Si prefiere invertir en bienes raíces junto a su familia, le agradará saber que es posible hacerlo por 350.000 USD, sin importar el número de miembros.

Con el pasaporte de Granada, podrá visitar 142 territorios visa-free, incluyendo Reino Unido, Singapur, Hong Kong, China, países del área Schengen y, por supuesto, países del Caribe.

Ciudadanía por inversión en San Cristóbal y Nieves

El programa más antiguo del mundo, pues está disponible desde 1984. Goza de gran prestigio y reputación frente al resto de las ciudadanías, gracias a que fue la nación pionera en tales programas.

En estos momentos, hay dos opciones disponibles: donación al Fondo para el Crecimiento Sostenible, desde 150.000 USD, o inversión inmobiliaria. En este último caso, usted puede realizar una compra por 200.000 USD y mantenerla siete años, o escoger una propiedad de 400.000 USD y mantenerla por cinco años.

Es una de las jurisdicciones más cuidadosa con respecto a la seguridad del país, por lo que establece varios controles para corroborar que la persona interesada en la ciudadanía no está involucrada en actividades ilegales. Sin embargo, sigue siendo un proceso rápido y sencillo.

Con el pasaporte de San Cristóbal y Nieves, podrá visitar 154 territorios visa-free, incluyendo al Reino Unido, Singapur, Hong Kong, países del área Schengen y, por supuesto, países del Caribe.

Ciudadanía por inversión en Santa Lucía

Si está considerando no solo invertir, sino también mudarse a un nuevo país, Santa Lucía es la opción indicada pues es un territorio que goza de seguridad gracias a índices de criminalidad muy bajos.

Cuenta con varias opciones de inversión que van desde la ya conocida donación (a partir de 100.000 USD), compra de bienes raíces (300.000 USD), aportes a emprendimientos (3.500.000 USD) e incluso adquisición de bonos gubernamentales (a partir de 550.000 USD).

Con el pasaporte de Santa Lucía, podrá visitar 145 territorios visa-free, incluyendo Reino Unido, Singapur, Hong Kong, países del área Schengen y, por supuesto, países del Caribe.

¡Invierta ya en el Caribe! Es una región en la que el sistema y las leyes fiscales son ventajosos, sobre todo en el caso de transacciones internacionales ya que no se aplican tasas impositivas.

Además, con el apoyo de Mundo Offshore usted puede tramitar cualquiera de estas ciudadanías a distancia, sin tener que viajar hasta el país o que se le exija mantenerse cierto tiempo allí para no perder el estatus (aunque, en el caso de Antigua y Barbuda, sí se exige un mínimo de cinco días durante los primeros cinco años).

Contáctenos, nuestra primera hora de consulta es gratis.