Las noticias giran alrededor de la pandemis del COVID-19, crisis sanitaria, crisis económica, crisis laboral, crisis existencial. Las dos palabras van juntas en estos momentos y sólo queda cumplir con las indicaciones para que no se expanda la enfermedad y luego volver a la normalidad, sólo que no sabemos cómo estará el mundo después de ese tiempo y qué nos encontraremos.

 1. Londres evalúa la posibilidad de comprar aerolíneas por crisis del COVID-19

El Gobierno británico evalúa la posibilidad de adquirir una participación en aerolíneas y otras compañías golpeadas por la pandemia del COVID-19, según revela este sábado el periódico económico Financial Times.

La idea es inyectar miles de millones de libras en compañías como British Airways (BA), parte del grupo aéreo IAG, a cambio de acciones que después serían vendidas a inversores privados, según pudo saber el diario de fuentes familiarizadas con este plan.

Las aerolíneas han sido las más afectadas por la pandemia del nuevo coronavirus, después de verse forzadas a cancelar los vuelos debido a las medidas restrictivas impuestas por los países para contener la propagación del COVID-19.

Al parecer, el Gobierno británico contempla esta opción después de que los bancos le alertasen de que las medidas ya puestas en marcha para atajar la crisis no evitarían el colapso de empresas.

El ministro británico de Economía, Rishi Sunak, anunció ayer que el Gobierno pagará el 80 % del salario de los trabajadores que corran el riesgo de ser despedidos por la epidemia de coronavirus.

El plan cubrirá los sueldos hasta un total de 2.500 libras al mes (2.700 euros) y permitirá que los empleados mantengan sus puestos de trabajo aunque sus empresas no puedan pagarles.

«Hay ciertos sectores sobre los que será necesario una inyección de capital a cambio de acciones», señaló al diario una persona al tanto de este posible plan, y agregó que para muchas empresas un préstamo al final «no dará resultado» para ayudarle a salir adelante.

Otra de las medidas del Ejecutivo británico ha sido la de congelar el pago del impuesto del IVA a las empresas hasta final de junio, y las firmas tendrán tiempo hasta final de año para abonar las cantidades adeudadas.

2. Berlín baraja endeudamiento de 150.000 millones y más ayudas contra COVID-19

El Gobierno alemán aprobará un nuevo endeudamiento de al menos 150.000 millones de euros, avanzan medios del país, así como una batería de ayudas para paliar los efectos económicos del coronavirus, incluidas garantías contra rescisión de contratos de alquiler para quien no pueda pagarlos.

Este fin de semana, en que la canciller Angela Merkel mantendrá una videoconferencia con los líderes regionales, podría definirse un nuevo paquete de choque, a suscribir en un Consejo de Ministros extraordinario, el lunes.

De la reunión con los representantes de los «Länder», mañana, puede depender una extensión a todo el país de las medidas de confinamiento emprendidas ya por algunos estados federados, como Baviera.

De acuerdo con estas fuentes, el Ejecutivo de la canciller evalúa elaborar un presupuesto adicional para 2020, con un volumen aún no concretado.

Mientras la radio pública Deutschlandfunk baraja un nuevo endeudamiento de 150.000 millones de euros, otros medios hablan incluso de doblar esa cantidad.

Se prevé asimismo que el Ejecutivo active el lunes el procedimiento para suspender la regla constitucional del «freno de la deuda», aprovechando que esa norma prevé excepciones. Ese es el paso preceptivo para elevar el gasto público por encima del 0,35 % del producto interior bruto (PIB).

Algunas de las medidas avanzadas por el Ejecutivo alemán hace unos días, como el fondo de recate de 40.000 millones de euros para autónomos y pequeñas empresas, implicaban ya asumir un nuevo endeudamiento.

Asimismo se había anunciado unos días atrás una línea de crédito sin límites para empresas, ayudas fiscales y la ampliación de la jornada reducida con garantía de empleo.

Está claro que, ante la emergencia del coronavirus, el Ejecutivo de Merkel ha renunciado al dogma del déficit cero, puntal de su línea presupuestaria durante años.

La idea ahora es que se garantice, tanto al ciudadano de a pie como a la empresa, que se paliarán en lo posible los efectos de una pandemia que implicará caer en recesión, tras haberla sorteado por la mínima el pasado año.

Alemania está entre los países con más alto número de contagios: 16.662, con 46 víctimas mortales, según el cómputo difundido este sábado por el Robert Koch Institut (RKI), autoridad competente en la materia en Alemania.

La Universidad Johns Hopkins de EEUU eleva la cifra de infecciones en Alemania a 20.705 y sitúa la de muertos en 72.

Desde el RKI se ha insistido en que sus cifras se basan en casos certificados tras las pruebas de laboratorio, mientras el cómputo de la universidad estadounidense es más dinámico y se actualiza prácticamente en tiempo real.

Se parte de la base de que la curva de nuevos contagios irá en ascenso. Según la ARD, el Ejecutivo podría aprobar otra partida adicional, destinada exclusivamente a hospitales y 3.000 millones de euros, para evitar que la sanidad pública quede desbordada.

3. El paquete de medidas del Senado de EEUU podría superar los 2 billones de dólares

El paquete de estímulo contra el coronavirus que está siendo negociado por el Senado de los Estados Unidos valdría más de 2 billones de dólares, dijo el sábado el asesor económico de la Casa Blanca, Larry Kudlow.

«El paquete está llegando a cerca del 10% del PIB», dijo Kudlow a los periodistas. Preguntado si la medida ascendía a más de 2 billones de dólares, Kudlow dijo: «Así es».

4. La Confianza en los nuevos estímulos prolonga las ganancias de las bolsas europeas

Las bolsas europeas abrían al alza por segundo día consecutivo el viernes, después de que una oleada de estímulos fiscales y monetarios atrajera a los inversores a tomar posiciones en los mercados de valores tras días de ventas disparadas ante las señales de que el mundo se dirige hacia una profunda recesión por causa del coronavirus.

El índice paneuropeo STOXX 600 subía un 4,9% a las 0814 GMT y se encaminaba a recuperar lo perdido durante la semana.

Las acciones de los sectores de viajes y ocio rebotaban anotándose un 7,6%, liderando las ganancias entre los principales subsectores europeos, mientras que las del sector energético subían un 7,3% ayudadas por la recuperación de los precios del petróleo.

El sector bancario rebotaba un 4,2% tras tocar su nivel más bajo en tres décadas, después de que el banco central de Reino Unido se uniera a las autoridades europeas en la suspensión de los test de estrés programados para 2020.

Aun así, el STOXX 600 seguía en camino de registrar su peor mes desde octubre de 1987, después de que la rápida propagación del coronavirus haya llevado a varios países del bloque comunitario a restringir los movimientos de la población y congelar su actividad económica.

Las acciones italianas quedaban rezagadas con respecto a otros de los principales mercados bursátiles, después de que el número de muertos por el COVID-19 en el país superase al de China, donde la enfermedad surgió por primera vez a finales del año pasado.

Grindelwald - Suiza

Las noticias giran alrededor de la pandemis del COVID-19, crisis sanitaria, crisis económica, crisis laboral, crisis existencial.

5.  Las órdenes de quedarse en casa marcan una fase de la crisis del coronavirus en EEUU

El viernes, los estados de Nueva York, Illinois y Connecticut siguieron el ejemplo de California al ordenar a decenas de millones de personas que se quedaran en casa, una de las medidas de distanciamiento social más radicales que se han impuesto en Estados Unidos para frenar la transmisión del coronavirus.

Las restricciones sin precedentes, que afectan a más de 75 millones de personas, o casi una cuarta parte de la población de EEUU, ordenan el cierre de la mayoría de los lugares de trabajo y exigen que la población permanezca en casa, siendo permitidas las salidas para comprar los elementos esenciales de subsistencia.

El gobernador de Nueva Jersey, Phil Murphy, dijo que planea emitir directivas similares en las próximas 24 horas.

Un asesor del vicepresidente de los Estados Unidos Mike Pence, que dirige el grupo de trabajo de la Casa Blanca formado para combatir el brote, dio positivo para el virus, pero ni el Presidente Donald Trump ni Pence han tenido un contacto cercano con el individuo, dijo la secretaria de prensa de Pence, Katie Miller, en una declaración el viernes.

Los cinco estados donde los gobernadores han prohibido, o pronto prohibirán, los comercios no esenciales y piden a los residentes que se queden en sus casas representan alrededor del 31% de la economía de EEUU.

La pandemia de coronavirus que azota el mundo ha paralizado grandes partes de la economía y cambiado los estilos de vida en EEUU la semana pasada, cerrando escuelas y empresas, forzando a millones de personas a trabajar desde sus casas y a muchos a dejar sus trabajos.

El número total de infecciones confirmadas en EEUU ha subido a más de 18.000, incluyendo al menos 250 muertes hasta el viernes por la noche, con el aumento de casos en los últimos días reflejando un incremento en las pruebas de diagnóstico. Los expertos en salud creen que el número real de casos de COVID-19 es mucho mayor.

Se han confirmado casi 1.200 casos en California, donde al menos 23 personas han muerto. El estado de Nueva York reportó 39 muertes de casi 8.000 casos, más de la mitad de ellos en la ciudad de Nueva York, la metrópolis más grande de la del país.

Crisis del coronavirus arrastra a Wall Street pese a medidas institucionales

La crisis del COVID-19 y su amenaza de recesión global han arrastrado a Wall Street a su peor semana desde 2008, con ventas de pánico que han provocado pérdidas acumuladas del 17 % en su principal indicador, el Dow Jones de Industriales, y una volatilidad que se ha extendido a los mercados de bonos del Tesoro o el petróleo, pese a los esfuerzos de las autoridades de EE.UU. por proteger la economía.

La plaza estadounidense sufrió la tercera peor jornada de su historia este pasado «lunes negro», cuando el Dow Jones cayó como no lo había hecho desde 1987, casi un 13 % o 3.000 puntos, aunque en las siguientes sesiones el indicador se montó en una montaña rusa cuyas fuertes subidas y bajadas le permitieron recuperar algo de terreno.

Finalmente, el Dow ha quedado por debajo de la barrera de los 20.000 puntos, borrando todas las ganancias que Donald Trump solía utilizar como barómetro de su presidencia desde que entró en la Casa Blanca.

Los datos acumulados de los últimos cinco días en la Bolsa de Nueva York son en sí un balance de daños: el principal indicador de Wall Street ha perdido un 17,30 % de su valor; el selectivo S&P 500, un 14,98 %, y el Nasdaq, un 12,64 %.

Todo ello es resultado del aumento de casos de coronavirus en Estados Unidos, ya más de 16.000, y la redistribución del brote desde China a Europa, lo que está interrumpiendo la cadena de suministro global y ha llevado a los bancos centrales a coordinarse y realizar acciones drásticas para inyectar dólares en los sistemas financieros.

«La situación ha progresado rápidamente más allá de un ‘shock’ de demanda o un ‘shock’ de oferta, es una interrupción sin precedentes y una reorganización de la vida económica. Aún hay pocas pistas sobre la profundidad de la caída en el consumo, pero los datos serán inauditos. Las solicitudes de desempleo se contarán por millones la próxima semana», explicaron en una nota analistas de Wells Fargo (NYSE:WFC).

La Reserva Federal ha recortado los tipos de interés al rango del 0 % al 0,25 % y anunciado un alivio cuantitativo de 700.000 millones de dólares para asegurar el flujo de dinero hacia los hogares y negocios, entre otras medidas.

Y mientras en EE.UU. se debate un paquete de estímulo fiscal de casi un billón de dólares propuesto por el Gobierno de Donald Trump, las autoridades de estados altamente poblados como California y Nueva York han ordenado a sus negocios no esenciales cerrar las puertas y a sus residentes a mantenerse en casa para evitar la propagación del patógeno.

La volatilidad, medida por el índice Vix, se disparó esta semana en torno al 15 % y tocó un máximo no visto desde la última crisis financiera, coincidiendo con las ventas de pánico no solo de acciones, también de activos seguros como la deuda pública o el oro, en una búsqueda frenética de liquidez por parte de los inversores.

En ese sentido, se vio un alza en el rendimiento del bono del Tesoro a 10 años, que había ya tocado recientemente mínimos nunca vistos, y un descenso en el precio del oro, movimientos que sorprendieron hasta al economista y premio Nobel Paul Krugman.

Por su parte, el petróleo intermedio de Texas se ha hundido un 29 % acumulado esta semana, hasta 23,53 dólares el barril, debido la fuerte caída de la demanda por la interrupción de actividades económicas y el aumento del suministro de Arabia Saudí.

Los analistas de la firma ProLuxe indicaron en una nota que la próxima semana «será interesante ver si las medidas extraordinarias tomadas para ayudar a la economía y los mercados financieros, y las informaciones sobre los estímulos fiscales que están en camino, podrán ayudar a calmar los miedos de los inversores».

Informaciones de que senadores EEUU vendieron acciones antes del desplome Wall St genera llamados a renunciar

Dos senadores republicanos se enfrentaban el viernes a llamados a renunciar por publicaciones en la prensa de que vendieron volúmenes significativos de acciones antes del desplome de la bolsa neoyorquina, generado por el coronavirus, después de haber recibido información anticipando la ola liquidadora.

El presidente de la Comisión de Inteligencia del Senado, Richard Burr, vendió entre 628.000 dólares y 1,7 millones de dólares en accciones el 13 de febrero, en 33 operaciones por separado, después de ofrecer garantías públicas de que el Gobierno estaba listo para combatir al virus, según informó el sitio de periodismo de investigación ProPublica.

Dos semanas después de esa venta de acciones, el republicano de Carolina del Norte dijo en un almuerzo en el Capitolio que el coronavirus ha sido mucho más agresivo en su transmisión «que cualquier cosa que hayamos visto en la historia reciente», según una grabación obtenida por National Public Radio.

Los comentarios fueron anteriores al colapso de Wall Street.

Burr emitió un comunicado el viernes por la mañana diciendo que se basó solo en noticias públicas para tomar su decisión sobre la venta de acciones del 13 de febrero.

«Sin embargo, entendiendo la suposición que muchos podrían hacer en retrospectiva, hablé esta mañana con el presidente de la Comisión de Ética del Senado y le pedí que haga una revisión completa del asunto con total transparencia», dijo Burr.

La senadora republicana Kelly Loeffler vendió entre 1,28 millones y 3,1 millones de dólares en acciones desde el 24 de enero hasta mediados de febrero en 29 transacciones, según The Daily Beast. El informe dice que las ventas comenzaron el día en que la Comisión de Salud a la que pertenece organizó una reunión privada para informar del coronavirus a los senadores.

Loeffler escribió durante la noche en Twitter que le informaron de las transacciones tres semanas después de que éstas ocurrieran.

«Este es un ataque ridículo e infundado. No tomo decisiones de inversión para mi cartera. Las decisiones de inversión son tomadas por múltiples asesores externos sin el conocimiento o la participación de mi esposo o mía», sostuvo.

Pero a principios del viernes, críticos en ambos lados del espectro político pedían a ambos legisladores que consideraran renunciar.

Las noticias recientes sobre la propagación del coronavirus en el mundo

A medida que se multiplican los casos en Europa, el nuevo epicentro del coronavirus, varios países impusieron nuevas restricciones para tratar de frenar la propagación. California y otros tres estados de EEUU ordenaron a decenas de millones de personas que se quedaran en casa.

Muertes, infecciones

* Más de 274.800 personas han sido infectadas en todo el mundo y se registraron 11.389 muertes, según un recuento de Reuters.

* Para un gráfico interactivo sobre la propagación mundial: abra https://tmsnrt.rs/3aIRuz7 en un navegador externo

Europa

* Italia impuso más restricciones a la vida pública el viernes. El número de muertos en Italia saltó de 627 a 4.032, un aumento del 18,4% – el mayor aumento diario en términos absolutos desde que surgió el contagio hace un mes.

* El primer ministro británico Boris Johnson ordenó que los bares, restaurantes, teatros, cines y gimnasios cerraran sus puertas.

* Las autoridades españolas dijeron que convertirán el mayor recinto ferial de Madrid en un gigantesco hospital militar. El segundo peor brote de Europa se cobró otras 324 vidas el sábado.

* Francia registró 78 nuevas muertes el viernes, llevando el total a 450, un incremento del 21%.

* Alemania puede imponer un toque de queda nacional si los 83 millones de habitantes del país no se mantienen a distancia este fin de semana.

* YouTube dijo que reduciría su calidad de transmisión en la Unión Europea para evitar la saturación ya que miles de personas se pasaron al teletrabajo y ven vídeos en casa.

América

* El viernes, los estados de Nueva York, Illinois y Connecticut siguieron el ejemplo de California al ordenar a decenas de millones de personas que se quedaran en casa, una de las medidas de distanciamiento social más radicales que se han impuesto en Estados Unidos para frenar la transmisión del coronavirus.

* El número total de infecciones registradas en Estados Unidos ha aumentado en más de 18.000, incluyendo al menos 250 muertes hasta el viernes por la noche, con el aumento de casos en los últimos días reflejando un incremento en las pruebas de diagnóstico.

* El Departamento de Seguridad Nacional de EEUU dijo que las restricciones de viaje a través de la frontera terrestre entre EEUU y Canadá comenzarán a las 1159 pm (EDT) del viernes y durarán hasta el 20 de abril.

* México y Estados Unidos han acordado formar un grupo de trabajo conjunto para combatir la propagación en su frontera.

* Brasil restringió la entrada de visitantes extranjeros en sus fronteras, mientras que el Senado aprobó un decreto de estado de emergencia.

* China registró un aumento sin precedentes de los casos de coronavirus importados a medida que los estudiantes y expatriados están regresando a casa desde Estados Unidos y Europa, lo que despertó el temor de una segunda ola de infecciones justo cuando el país se recupera del brote inicial.

* Los 41 nuevos casos confirmados en China fueron importados del extranjero, dijo el sábado la Comisión Nacional de Salud del país.

* Una publicación en China sobre la muerte por coronavirus de un joven médico, reprendido por la policía cuando trató de dar la alarma sobre la enfermedad, provocó rápidas críticas en las redes sociales.

* El total de casos en Indonesia se elevó a 450, con 38 muertes, dijo un representante del Ministerio de Salud el sábado. Esto llega un día después de que el gobernador de Yakarta declarara el estado de emergencia en la capital indonesia de dos semanas.

* Los casos de Malasia saltaron a 1.183 el sábado con cuatro muertes, y el Gobierno advirtió de más casos la semana que viene mientras busca las personas que asistieron a un encuentro religioso vinculado a la mayoría de los casos.

* Vietnam suspenderá la entrada de todos los vuelos internacionales, dijo el Gobierno en un comunicado el sábado.

* El evento de la antorcha olímpica en Japón reunió a cientos de espectadores el viernes, creando el tipo de aglomeración que el gobierno y los organizadores de Tokio 2020 han alertado para evitar.

Oriente próximo y África

* El número de muertes en Irán aumentó el sábado en más de 100 a 1.556, y el número total de personas infectadas supera ahora las 20.000, dijo un representante del Ministerio de Salud.

* Arabia Saudí, que ha anunciado un paquete de apoyo de 31.930 millones de dólares, ha suspendido todos los vuelos nacionales, autobuses, taxis y trenes durante 14 días a partir del sábado.

* Siria, ya destrozada por nueve años de guerra, ha prohibido la entrada a los extranjeros que llegan de muchos países afectados por el virus.

* El coronavirus detuvo las oraciones colectivas de los musulmanes en muchas mezquitas desde Indonesia hasta Marruecos el viernes.

Consecuencias Económicas

* Wall Street cedió el viernes después de que Nueva York ordenó a los residentes que se quedaran en sus casas, causando incertidumbre entre los inversores que habían acogido con satisfacción las medidas fiscales y monetarias de esta semana.

* La administración Trump planea mandar un enviado especial de energía a Arabia Saudí para trabajar en la estabilización del mercado mundial del petróleo, dijeron las autoridades el viernes.

* Los cierres de tiendas y el pánico en las compras de alimentos podría aumentar la inflación de los precios de los alimentos en el mundo, a pesar de que hay un amplio suministro de granos básicos y semillas oleaginosas en las principales naciones exportadoras, dijo un economista de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés) y analistas agrícolas.

* El Gobierno británico pagará una gran parte de los sueldos del sector privado para disuadir el despido del personal.

* La producción de vehículos podría reducirse en unos 1,44 millones en Europa, América del Norte y América Latina, según estimó IHS Markit.

* Las castigadas aerolíneas están calculando el coste de los apoyos gubernamentales mientras los países, desde Estados Unidos hasta Nueva Zelanda, establecían las condiciones para los rescates.

* La industria del transporte marítimo, un importante indicador del comercio internacional, está siendo castigada con el desvío de rutas y la reducción de los viajes a los puertos chinos.

* El coronavirus ha obligado al 15% de las empresas manufactureras de Vietnam a cortar la producción, afectando duramente la industria textil.

* Los precios de los principales cultivos de la India han caído hasta un 50% justo cuando los agricultores se preparan para la cosecha, lo que ha hecho que las perspectivas de un rebote de la economía rural se vean frustradas.

Eventos

* La Fórmula Uno lanzará una serie de carreras virtuales, con la participación de algunos pilotos actuales de la parrilla, para reemplazar una serie de grandes premios pospuestos por el brote de coronavirus.

* Múltiples eventos deportivos han sido cancelados o pospuestos.