Una residencia fiscal no es más que una noción que permite identificar a las personas que se encuentran bajo la potestad tributaria de un territorio. Si bien es común que la residencia fiscal de la mayoría de las personas coincida con la de su país de nacimiento y residencia, también es posible obtener más de una.

De hecho, una persona puede convertirse en residente fiscal de varios países de manera simultánea, esto se debe a que las naciones tienen interés por atraer a la mayor cantidad de residentes para conseguir más capital.

¿Es posible prescindir de una residencia fiscal? Normas como la CRS (Common Reporting Standards) y la FATCA (Foreign Account Tax Compliance Act) exigen que los empresarios y contratistas mundiales cuenten con al menos una residencia fiscal que sea auténtica y válida legalmente.

Al existir tantas opciones disponibles en el mundo, puede ser un poco abrumador encontrar la jurisdicción ideal, pero en Mundo Offshore le recomendamos una de las mejores: Panamá. En este artículo le explicaremos por qué.

Sistema tributario de Panamá

El principal motivo por el cual Panamá se ha hecho tan popular en cuanto a alternativas para las residencias fiscales es que cuenta con un sistema tributario territorial; es decir, las transacciones internacionales estarán libres de gravámenes.

Ello facilita que una persona constituya un negocio bajo la residencia fiscal panameña y pueda administrarlo desde el exterior, así estaría generando sus ingresos fuera el territorio y, por lo tanto, este capital estaría exento de impuestos.

Podríamos agrupar las exenciones de impuestos en Panamá de la siguiente manera:

  • Ingresos por operaciones que son manejadas en Panamá, pero que se realizan en el exterior.
  • Ingresos por refacturación de bienes o servicios externos.
  • Distribución de dividendos derivados de ingresos externos (incluidos los mencionados anteriormente).

Además, ser residente fiscal de Panamá otorga otras valiosas ventajas:

  • Alto nivel de protección para los beneficiarios gracias a que la legislación bancaria de Panamá es estricta y con altos niveles de privacidad. Es considerada una de las bancas más efectivas del mundo. Sus ingresos de origen internacional solo serán reportados a Panamá.
  • Posibilidad de resguardar su capital aún más gracias a la creación de una fundación panameña. Así, usted podría proteger sus activos de acreedores e incluso gobiernos extranjeros.
  • No tendrá que pagar impuestos sobre la renta en otros países, tan solo tiene que presentar su documentación panameña y estará exento de prácticamente cualquier impuesto sobre renta personal. La mayor excepción es Estados Unidos; sin embargo, los primeros 160.000 USD no serán gravados.
Grindelwald - Suiza

No tendrá que pagar impuestos sobre la renta en otros países, tan solo tiene que presentar su documentación panameña y estará exento de prácticamente cualquier impuesto sobre renta personal.

¿Cuáles son los requisitos para obtener la residencia fiscal?

Tal como su nombre lo indica, usted deberá contar con algún tipo de residencia en el país. La regla general en Panamá y otras naciones es que se considerará como residente fiscal a aquella persona que haya permanecido en el país por más de 183 días corridos o alternos en el periodo fiscal en el que hace la solicitud.

Al momento de hacer su solicitud de Certificado de Residencia Fiscal, tendrá que demostrar que, en efecto, ha pasado ese tiempo en el territorio. Documentos como facturas de servicios públicos, recibos de alimentos y contratos de alquiler le ayudarán a probar que usted tiene vínculos familiares y económicos con el país.

Por suerte, Panamá es uno de los países que ha demostrado mayor disposición para recibir a extranjeros en su territorio, por lo que existen diversas maneras de conseguir una residencia:

  • Visa de pensionado: dirigida a todas aquellas personas mayores de 18 años que cuentan con una pensión mensual de más de 1.000 USD, sin importar que sea de una entidad pública o privada.
  • Visa de países amigos: dirigida a todos los ciudadanos de los 50 países amigos de Panamá, es una de las opciones más económicas y fáciles de tramitar.
  • Visa de inversionista: dirigida a todos aquellos ejecutivos interesados en adquirir propiedades de bienes raíces. Se exige un monto mínimo de inversión de 300.000 USD.

¡Y muchísimas más! Si le interesa optar por una residencia en Panamá, le invitamos a visitar el portal panamaresidency.net o consultar directamente con nuestros expertos. Nuestro equipo tiene más de dos décadas apoyando a nuestros clientes en la obtención de residencias temporales, permanentes y fiscales; encontraremos la mejor opción para usted.

En Mundo Offshore podemos ayudarle a proteger su legado gracias al beneficioso sistema tributario que brinda Panamá. ¡Contáctenos!