Normativas fiscales complicadas, corrupción de funcionarios del Estado, control de divisas, riesgo de pérdida de bienes, entre otros, son los principales motivos por los cuales un ejecutivo puede encontrarse en la búsqueda de un cambio de residencia fiscal.

El dilema está, entonces, en cómo encontrar la mejor opción. Para ahorrarle el trabajo de investigación, le adelantamos la respuesta: Panamá, sin duda, es el país líder en cuanto a economía en Latinoamérica y el lugar correcto para su nuevo negocio.

Gracias a su profundo interés por el desarrollo económico, el Gobierno de Panamá constantemente ofrece programas que buscan atraer inversión extranjera que potencie los propios proyectos estatales.

Dentro de las ventajas de contar con una residencia fiscal en Panamá encontramos:

  • Los impuestos se limitan a los ingresos locales. Es decir, si usted recibe una cantidad de dinero en el país deberá pagar gravámenes por esta; sin embargo, si el monto es recibido del exterior (sin importar la cantidad ni el lugar), no se requiere el pago de ningún tipo de tributación.
  • Es relativamente sencillo obtener la residencia panameña (poca burocracia involucrada). Incluso, hay una lista de 47 países a los que se les garantiza el permiso sin ninguna inversión de por medio.
  • El reporte de sus ingresos globales se mantendrá únicamente en Panamá. Esto se debe a las leyes de banca y privacidad del país, las cuales brindan protección legal tanto para el residente como para el depositante.
  • Estará exento de pagar impuestos sobre la renta en otros países, con la única excepción de Estados Unidos, aunque los primeros 160.000 USD registrados en ingresos no requerirán de ningún tipo de gravamen.
  • Podrá proteger sus ingresos al enviarlos a una fundación dentro de Panamá. De esta manera, sus activos estarán a salvo de acreedores y gobiernos extranjeros.
  • Bancos internacionales en Europa y Estados Unidos aceptarán las cuentas UBO (Ultimate Beneficial Owner) sin inconvenientes, puesto que Panamá no se considera una jurisdicción offshore.

¿Cómo conseguir la residencia fiscal en Panamá?

Para gozar de los beneficios anteriormente mencionados, primero deberá solicitar un permiso de residencia y, más adelante, se le otorgará el derecho de residencia permanente. Una vez cuente con el estatus oficial de residente panameño, pasará a ser residente fiscal (o contribuyente del país).

Hay diversas maneras de lograrlo, los programas más populares son:

Visado “pensionado”

A pesar de lo que se pueda pensar, este programa no establece límites en la edad del solicitante. Cualquier persona mayor de 18 años de edad que cuente con una pensión vitalicia por encima de los 1.000 USD, independientemente de si estos montos provienen de fondos estatales o privados, está capacitada para este programa. Una vez obtenida la residencia, usted podrá gozar de descuentos (de 10 a 50 %) en farmacias, cines, hospitales, entre otros.

La mayor desventaja del visado para pensionados es que, sin importar cuantos años el extranjero disfrute este beneficio, no tendrá la opción de aplicar para la nacionalidad panameña.

Visado “inversor económico”

Tal como su nombre lo indica, está dirigido a aquellos que tienen fondos suficientes para hacer inversiones en el ámbito económico. Ofrece tres opciones de acuerdo a los ingresos del solicitante:

  1. Por un depósito de 300.000 USD, el solicitante puede abrir una cuenta bancaria exprés en cualquiera de los bancos estatales. La restricción es que no puede utilizar el depósito por un periodo de tres años (una vez finalizado, será libre de darle el uso que desee).
  2. Por un monto de 300.000 USD o más, el solicitante puede adquirir el inmueble de sus sueños bajo la condición de que el registro esté a nombre de quien hace la solicitud y no de una empresa privada.
  3. El solicitante tiene la posibilidad de unir la compra de un bien en Panamá junto a la petición de un depósito por un monto total de 300.000 USD.

Además de las variantes para las inversiones, la gran ventaja es que el visado permite al residente obtener la nacionalidad. Esto solo al transcurrir 5 años como residente permanente (a su vez, este estatus se puede obtener luego de 2 años con permiso de residencia en el país).

Grindelwald - Suiza

El reporte de sus ingresos globales se mantendrá únicamente en Panamá.

Países amigos

  • La opción más rápida y rentable de conseguir una residencia fiscal en Panamá. Argentina, Brasil, Chile, Grecia, Israel, Japón, México, Portugal, Suiza, Uruguay, entre otros, forman parte de la lista de 47 países que pueden solicitar este gran beneficio.
  • Tan solo es necesario: tener un certificado de salud, no poseer antecedentes penales y contar con una compañía registrada en Panamá. Sumado a esto, deberá mantener 5.000 USD en su cuenta bancaria personal, así podrá:
  • Obtener una residencia permanente, la cual le beneficiará en la obtención del pasaporte panameño luego de 5 años.
  • Realizar viajes internacionales (no hay un requisito de permanencia mínima en el país).
  • Estar autorizado legamente a trabajar para compañías panameñas.
  • Tener licencia de conducir, cuenta bancaria y licencia para portar armas.
  • Optar para préstamos de bancos panameños.

Es importante que todas estas solicitudes se realicen bajo las condiciones legales que Panamá exige para garantizar que la respuesta sea positiva. No dude en contactarnos para asesoría legal durante todo el proceso.