Si usted es dueño de un negocio y tiene la sospecha de que a sus herederos no les interesa encargarse de la compañía más adelante, puede que sea tiempo de considerar la creación de un trust para proteger sus activos.

Estamos hablando de un dispositivo legal mediante el cual usted podrá delegar la administración de cada paso de su empresa a una asociación formada por otros miembros –incluso otras compañías– que le apoyarán durante todo el recorrido (asegurándose de que a estos nuevos integrantes sí les apasione el negocio).

Si teme que su jerarquía pierda vigencia, no se preocupe: uno de los requisitos principales para el buen desarrollo de este mecanismo es la participación activa del fundador en cada etapa. Además, las partes pueden establecer las condiciones que deseen en un contrato para que ningún integrante se vea perjudicado. Incluso, como fundador, usted podría recibir reportes sobre el desempeño de la empresa anualmente (si así lo desea y lo estipula ante los demás).

Panamá, destino ideal

No se enfoque únicamente en sus hermosas playas y su calurosa gente, este país tiene mucho que ofrecer más allá de lo que se percibe a primera vista (sobre todo en el ámbito económico). Tan solo en el área de bienes raíces, Panamá se encuentra al mismo nivel de demanda y oferta que Miami; sin embargo, los precios no podrían distar más. Usted podría adquirir una propiedad en Panamá por el mismo monto que alguien lo hizo hace más de 20 años en Miami. Además, las restricciones son mínimas para extranjeros en cualquier tipo de inmueble (ya sea que se trate de un apartamento o un terreno comercial).

Por otra parte, para crear un trust en un país nuevo, usted debe ajustarse a las leyes de tributación internacionales. Es aquí donde Panamá gana aún más puntos: es uno de los pocos lugares en el mundo que no establece impuestos para los ingresos de origen extranjero. Aunque no se considera un espacio offshore fiscalmente, ofrece beneficios muy similares como el mencionado anteriormente. Estas exenciones tienen un motivo: el Gobierno de Panamá busca exhortar el desarrollo de la economía mediante la inversión de ejecutivos, visionarios y negociantes.

Al crear un trust o fideicomiso en Panamá, usted pasará a disfrutar de:

  • Excepción de impuestos ante cualquier monto recibido desde el extranjero.
  • Alto nivel de anonimato y confidencialidad (en este país, un fideicomiso es considerado un documento privado y, por lo tanto, no requiere de registros públicos).
  • Protección ante reclamos, tanto por parte de herederos como de acreedores.
  • Posibilidad de actuar como beneficiario al mismo tiempo que se es fideicomitente.
  • Posibilidad de crear alianzas tanto con personas naturales como con empresas jurídicas.
  • Posibilidad de llevar a término el trust en el momento en que lo desee, incluso antes de la fecha de vencimiento del contrato (esto solo en caso de que no se haya establecido lo contrario en el momento de creación de la sociedad).
Grindelwald - Suiza

Por otra parte, para crear un trust en un país nuevo, usted debe ajustarse a las leyes de tributación internacionales. Es aquí donde Panamá gana aún más puntos: es uno de los pocos lugares en el mundo que no establece impuestos para los ingresos de origen extranjero.

¿Protección de activos?

Se entiende por activo todo aquello que esté bajo la propiedad de una persona. Es decir que un trust no se organiza únicamente para salvaguardar a una empresa o negocio en específico, también puede utilizarse para cuidar de otros bienes que representen grandes ingresos. Así, inmuebles, obras de arte, metales preciosos, vehículos e incluso acciones o bonos podrán formar parte de los activos de un fideicomiso y, en caso de crearlo en Panamá, serán protegidos bajo un acuerdo de confidencialidad.

¿A qué se refiere la protección de un activo dentro de un fideicomiso? En caso de que una tercera parte muestre interés legal en uno de sus bienes –supongamos, durante un divorcio–, no podrá tener acceso al mismo ya que este estará asegurado bajo la alianza formada en el trust. Lo mismo en caso de una deuda: legalmente, ningún acreedor podrá embargar un bien o activo que forme parte de un fideicomiso.

No olvide que se trata de un proceso legal y cualquier error puede generarle inconvenientes económicos. Asesórese con los mejores: Mundo Offshore le ofrece el mejor equipo de trabajo a su disposición en cada paso del proceso, comuníquese con nosotros y no pierda esta oportunidad.