Me llamo Luis. Soy argentino. Después de una exitosa carrera de 35 años en el mundo de las inversiones, quería probar algo nuevo y mudarme a un hermoso lugar donde pudiera relajarme mientras optimizaba mis impuestos. Y, por supuesto, en un lugar donde mis dos hijos y mi esposa pudieran tener la misma calidad de vida que en casa.

Y descubrí Chipre. Quedé cautivado por su historia inmediatamente. La isla es más antigua que los antiguos griegos, ha sido testigo de la ocupación de asirios, romanos, cruzados, francos, venecianos, otomanos y británicos, y está impregnada de historia, tradición y cultura.

De un par de cursos universitarios sobre la antigüedad clásica, recordé que se decía que Afrodita nació de la espuma del mar en Chipre, y por eso la isla era tan hermosa.

Debo decir que no sabía mucho sobre Chipre antes de empezar a investigar.

Pero me sorprendió lo que encontré. Y hace dos años, comenzamos el proceso de mudarnos aquí.

El Chipre moderno es, en efecto, fiel a sus leyendas. Su belleza natural sólo ha aumentado con la construcción de grandes residencias, clubes de yates, escuelas y parques para gente de altos ingresos. Me reí y me encantó la historia de San Mamés, el santo patrono de los bajos impuestos, un cristiano que no quería pagar impuestos a los romanos y los romanos le perdonaron su evasión después de que éste hubo domado a un león.

Chipre parecía un lugar estupendo desde el principio, gracias a sus impresionantes vistas. Mi esposa ama la arqueología y la antigua Grecia, así que eso le sirvió de mucho.

Pero debo decir que lo que más cautivó fue que todos podemos ser un poco como San Mamés en Chipre, gracias a su estupenda política de impuestos.

También nos encantó el hecho de que Chipre sea una sociedad tan multicultural. Viniendo de Argentina, queríamos que nuestros hijos pudieran vivir en un lugar donde aprendieran y conocieran a mucha gente de diferentes culturas y países. Bueno, aparte de los locales, Chipre también tiene un fuerte conjunto de comunidades de extranjeros como rusos, europeos, de Oriente Medio y latinoamericanos que aman vivir, jugar e invertir en esta hermosa isla.

De hecho, Chipre tiene la segunda comunidad de extranjeros más grande de la UE.

Amamos nuestro país, pero su política fiscal no fue buena para nosotros. La continua crisis económica en la que ha vivido Argentina en las últimas décadas, las numerosas políticas estatistas y el complejo sistema fiscal, nos hacían querer buscar un nuevo destino. Además, el clima de inseguridad que en el país se está viviendo, lejos de mejorar, empeora más. Trabajé mucho para construir mi carrera y no me pareció justo dar tanto dinero en impuestos y encima no poder darles a mis hijos un lugar seguro en donde pasear libremente por las calles o jugar a la pelota seguros en las plazas.

Necesitábamos una forma legal y atractiva de encontrar un mejor futuro para nuestros hijos.

Y lo encontramos en Chipre.

Mientras que geográfica y políticamente, se encuentra cerca de todas las maravillas de Europa, Chipre está a un millón de millas del declive mental y espiritual del socialismo paternalista. Si cree en maximizar su libertad espiritual, financiera y personal del estatismo, entonces invertir y vivir en Chipre es para usted y sus seres queridos.

Desde ese punto, queríamos estar pronto nadando en las cálidas aguas del Mar Egeo con la Diosa del Amor.

Yendo a Chipre

Queríamos mudarnos a Chipre, así que empezamos a buscar las mejores opciones. Y encontramos el programa de Residencia por Inversión chipriota, que encajaba perfectamente para nosotros.

La inversión mínima para el programa de residencia es una inversión inmobiliaria de 300 mil euros, de los cuales 200 mil deben ser pagados antes de solicitarlo. La compra puede hacerse en cuatro combinaciones diferentes:

– Una inmobiliaria residencial

– Dos propiedades inmobiliarias residenciales

– Un comercial + un residencial

– Una oficina + una residencia

Nos decidimos por la primera opción. Comenzamos nuestro proceso de inmigración con un experto, enviamos los documentos, llenamos todos los requisitos, y en sólo dos meses, estábamos listos para mudarnos a Chipre. Adquirimos un nuevo apartamento en Limassol. Nuestros hijos tienen 18 y 23 años, así que pudimos incluirlos en el programa, y ahora pueden estudiar en cualquier universidad europea con mucha facilidad.

Si quiere saber más sobre nuestros servicios de residencia y ciudadanía en Chipre, mira nuestro artículo aquí.

Vivir en Chipre

Chipre tiene su propia palabra para la hospitalidad: Flinoxia. Esto es, culturalmente, casi un imperativo basado en las antiguas tradiciones griegas para hacer que los huéspedes se sientan como en casa, y el lugar de nacimiento de Afrodita hará que se enamore de verdad y se sienta como en casa.

Sentimos Flinoxia desde el principio. Nuestros vecinos siempre fueron acogedores y deseosos de ayudarnos. Nos sentimos en casa casi inmediatamente. Además, Limassol es probablemente la ciudad más cosmopolita de Chipre. Un gran número de extranjeros viven aquí, y nos encantaron las muchas visitas que valen la pena como el Castillo de Limassol y las Ruinas de Amathus.

Vivimos en Neapolis, que está muy cerca de la playa y bastante cerca de Anexartisias, el principal centro comercial de la ciudad. A mi esposa le encanta la cultura de ir de compras hasta el cansancio en Chipre, y podemos relajarnos en la playa los fines de semana después de ir de compras todo el día.

Si busca romance, Chipre tiene algunos de los mejores restaurantes de Europa y más de 100 rutas de vino. Vivimos en Limassol, pero la isla es bastante pequeña, lo que significa que puede moverse sin problemas y también disfrutar de Nicosia, Paphos o Ayia Napa cuando quieras.

También nos encanta esquiar, y ¿adivine qué? También puede hacerlo en Limassol, y puede hacerlo en la casa de los dioses, el Monte Olimpo, que es el punto más alto de toda Chipre. Puede esquiar en Chipre durante el invierno, entre enero y abril.

Los chipriotas de todas las clases y ocupaciones trabajan para vivir en lugar de vivir para trabajar. La vida es relajada, feliz, y no está condicionada por los problemas del mundo.

Chipre es uno de los países más seguros del mundo. Esto nos dio mucha paz, ya que nos mudamos a un lugar exótico manteniendo nuestra calidad de vida. La isla tiene uno de los índices de criminalidad más bajos del mundo. En general, los pocos delitos que ocurren en la isla son delitos menores como el robo de carteras. Los robos a mano armada y los delitos violentos son prácticamente inexistentes. En nuestro caso, nunca hemos sido víctimas o testigos de un crimen en Chipre.

La isla tiene un transporte público urbano decente, pero la mayoría de las rutas terminan de hacer rutas a las 6 p.m. y más temprano los fines de semana. Durante la temporada turística, las rutas se extienden hasta la medianoche. Los autobuses rurales conectan las principales ciudades como Nicosia y Larnaca con pueblos y destinos turísticos. Sin embargo, generalmente se limitan a dos rutas diarias. Sin embargo, debido al pequeño tamaño de la isla, todavía es bastante fácil moverse. Aun así, generalmente recomendaría comprar un auto si es algo que puede permitirse para tener algo de tranquilidad, ya que el transporte público puede colapsar durante las temporadas turísticas.

En Chipre, tendrá la calidad de vida de un país europeo normal, pero con un costo mucho menor. De hecho, cuando se compara con algunos países europeos, el coste de vida puede ser un 50 % más bajo, y alrededor de un 20 % más bajo cuando se compara con los EE. UU., pero aun así tendrá un fantástico sistema de salud y buenos servicios públicos. Esto ha hecho de Chipre un destino de reubicación para muchos, pero he dicho que la razón principal por la que me mudé a Chipre es su estupendo sistema fiscal.

Grindelwald - Suiza

Chipre tiene su propia palabra para la hospitalidad: Flinoxia. Esto es, culturalmente, casi un imperativo basado en las antiguas tradiciones griegas para hacer que los huéspedes se sientan como en casa, y el lugar de nacimiento de Afrodita hará que se enamore de verdad y se sienta como en casa.

Los impuestos en Chipre

Chipre tiene uno de los mejores sistemas fiscales de Europa. Esta es una característica clave cuando se considera dónde reubicarse y, especialmente, dónde retirarse. Tiene un sistema fiscal territorial, lo que significa que sólo los ingresos de origen chipriota se gravan en Chipre y ofrece un régimen non-dom para los extranjeros que pasan 183 o 60 días en la isla, dependiendo de ciertas condiciones. Como residente por inversión que vive en Chipre la mayor parte del año, pude adquirir el estatus non dom.

Además, Chipre tiene uno de los más estupendos tratados de doble imposición para la jurisdicción de bajos impuestos, ya que tiene más de 65 acuerdos. Argentina no está en esa lista de países, pero ya que mantengo inversiones e intereses en diversos países europeos, igualmente puedo verme beneficiado por su red de tratados.

Pero el régimen non-dom ofrece una exención del 50 % del impuesto sobre la renta personal durante cinco años para ingresos de empleo por encima de 100k euros al año y una exención en el SCD (Contribución Especial para la Defensa), también conocido como el impuesto de Defensa durante 17 años.

La SCD incluye exenciones sobre:

– Un 17 % de impuesto sobre las ganancias de capital

– Un impuesto sobre la renta del 30 % de interés

– Un impuesto sobre la renta del 3%.

Para ejemplificar esto, digamos que usted gana 200 mil euros de empleo y 235 mil euros de una combinación de dividendos, intereses, acciones y bienes raíces extranjeros. Sus impuestos se verán así:

FuenteImporte (euros)Impuesto (%)Impuesto (euros)Exenciones
Empleo200,000Progresivo desde 0 hasta 3530,36050 % por los primeros 5 años, base imponible de 100.000
Dividendos50,00000Totalmente exento
Intereses30,00000Totalmente exento
Eliminación de acciones5,00000Totalmente exento
Ganancias de capital de bienes raíces extranjeros150,00000Totalmente exento
Total435,00030,360

De esta forma, de un ingreso total de 435.000 euros, sólo pagará 30.360 euros en impuestos en Chipre, lo que es alrededor del 7 %.

Si quiere saber más sobre el estatus non-dom y ser un residente fiscal en Chipre, revise nuestro artículo sobre residencia fiscal.

Eso era más o menos todo lo que necesitaba para convencerme de vivir en Chipre. Con un ingreso similar, pagaría cerca del 40% de impuestos en Argentina.

Chipre es uno de los destinos de reubicación más atractivos del planeta. Su dinámico ambiente de negocios y su régimen fiscal atraen a los empresarios, su cultura y vida nocturna impulsa a los aventureros, y su ambiente tranquilo y sus beneficios fiscales llevan a los jubilados y empresarios a la isla.

Mi familia es feliz aquí. Mis hijos tienen la posibilidad de estudiar en algunas de las principales universidades europeas, todos nos relajamos en la playa durante los fines de semana, y vamos de compras o a uno de los muchos y espectaculares lugares culturales de la isla. Nuestra calidad de vida sólo ha aumentado gracias a las oportunidades de optimización de impuestos.

Estoy empezando a dar los primeros pasos para establecer un negocio financiero en Chipre, aprovechando su reputación como una sólida jurisdicción financiera y de inversiones y los beneficios fiscales que ofrecerá. En estos dos años, el hogar de Afrodita ha sido un paraíso para nosotros, y esperamos que siga siéndolo.

Chipre ha existido desde antes del nacimiento de los dioses griegos. La isla ha visto dioses, imperios, reyes, guerras, caídas económicas y más. Y Chipre sigue siendo la misma: una isla donde la gente pasa su tiempo relajándose, pasando tiempo con sus amigos, comiendo comidas apetitosas y bebiendo vino. Como el gran filósofo Epicuro, los chipriotas disfrutan de la amistad, la buena comida y los pequeños placeres de la vida por encima de las preocupaciones diarias.

El hogar de Afrodita tiene mucho que ofrecer a los extranjeros, y los recibe con los brazos abiertos. En Mundo, ofrecemos servicios financieros, de inmigración, inversión y corporativos de alto nivel en Chipre. Puede consultar nuestro Country Focus para más informacióny, si tiene alguna pregunta sobre nuestros servicios, ¡contáctenos ahora mismo!