Suecia es un país Nórdico Escandinavo y el más grande en el norte de Europa, con una población total de 10.2 millones de habitantes.

El sur de Suecia es predominantemente agrícola, mientras que el norte es densamente forestal. El clima es en general muy templado dada la significativa influencia marítima y conserva también cálidos veranos continentales. Hoy en día, el Estado Soberano de Suecia es una monarquía constitucional y una democracia parlamentaria, con un monarca como jefe de Estado. La ciudad capital es Estocolmo, la cual es también la ciudad más poblada del país.

Suecia se incorporó a la Unión Europea en 1995. Adicionalmente, es miembro de las Naciones Unidas, el Consejo del Norte, el Consejo de Europa, la Organización Mundial de Comercio y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OECD). Suecia mantiene un sistema de bienestar social nórdico que proporciona salud universal y educación terciaria para sus ciudadanos. tiene el undécimo ingreso per cápita más alto del mundo y ocupa un alto lugar en el desempeño nacional, incluyendo la calidad de vida, la salud, la educación, la protección de las libertades civiles, la competitividad económica, la igualdad, la prosperidad y el desarrollo humano.

Suecia es también una gran opción para inversiones directas extranjeras, ya que es un país de innovación. Muchas compañías suecas son empresas que fueron fundadas a partir de innovaciones.

La principal razón por la cual los emprendedores extranjeros y compañías internacionales escogen a Suecia como su destino de negocios es la infraestructura de primera clase, la fuerza de trabajo altamente calificada, los bajos niveles de corrupción, la poca burocracia y una cultura amigable con los negocios.

Como parte de la UE, Suecia ofrece amplio acceso a un mercado de 28 países y 510 millones de consumidores. Siendo parte del mercado más grande de Escandinavia, Suecia es el lugar ideal para las  operaciones comerciales en el norte de Europa, es por esto que es uno de los beneficiarios más grandes de las inversiones del mundo.

La solidez de las finanzas públicas suecas, la solidez del sistema bancario, la estabilidad política y el buen funcionamiento de la economía hacen de esta potencia escandinava un lugar sólido desde el cual dirigir una empresa. Suecia se enorgullece de contar con una excelente infraestructura, que se construyó a través de grandes inversiones públicas.

Además, es uno de los primeros países del mundo en términos de inversiones I+D, en relación al PIB.

Ventajas de una Fundación Sueca

De acuerdo con la legislación actual (Ley de Fundación SFS 1994:1220), una fundación (“STIFTELSE” en sueco), es una entidad legal formada por un acta constitutiva firmada por el fundador o los fundadores que dirigen sus activos a una administración permanente como capital independiente para alcanzar un propósito específico.

Estos activos son separados del o los fundadores cuando una tercera parte los administra en concordancia con el documento de la fundación.

Es importante tener en cuenta que una fundación:

  • No tiene dueños ni miembros; los activos de la fundación son administrados como capital independiente.
  • No es una forma comercial de negocio, pero puede llevar a cabo actividades comerciales directas bajo su propio nombre, o indirectas a través de los subsidiarios correspondientes, para lograr los objetivos establecidos en el acta constitutiva de la propia fundación.
  • Puede ser administrada por el consejo de administración compuesto por una o varias personas naturales, que es la denominada » autogestión «, o por una persona jurídica como administrador de la fundación, a la que se denomina » gestión adjunta «.
Grindelwald - Suiza

Suecia se enorgullece de contar con una excelente infraestructura, que se construyó a través de grandes inversiones públicas.

 

Una de las ventajas de una fundación sueca es la propiedad fiduciaria involucrada. Una fundación, como entidad legal de capital independiente puede ser la solución perfecta para la propiedad de un activo a corto-mediano plazo. En la medida en que los activos de la fundación radiquen en capital que contribuya a la conformación de la fundación y en activos adicionales suministrados o adquiridos de otro modo por la misma, dichos activos adicionales podrían transferirse a sus anteriores propietarios o a terceros, mediante el ejercicio de acuerdos de opción de compraventa de dichos activos específicos. Esto significa transferir activos a dicha fundación para que el propietario del negocio obtenga todos los beneficios legales de dejar de ser propietario de los activos, pero al mismo tiempo tenga derecho a transferir los activos de vuelta en cualquier momento conveniente ejerciendo la opción de compra. No hay necesidad de crear un fideicomiso o una fundación propia y esto es lo que llamamos la «propiedad fiduciaria», que es una solución flexible y fiable para la protección de los activos.

Optimización fiscal en Suecia

Suecia es una jurisdicción muy confiable para establecer estructuras de retención eficientes desde el punto de vista fiscal. Entre ellas podemos mencionar:

Los dividendos

Los dividendos distribuidos por una empresa residente que no cotiza a un accionista extranjero suelen estar exentos de la retención fiscal sueca de acuerdo con la legislación nacional, siempre que el beneficiario posea al menos el 10% de las acciones de la empresa pagadora. Además, no hay retención sobre el pago de dividendos de una «empresa extranjera», lo que es el equivalente a una empresa de responsabilidad civil en Suecia. Por lo tanto, los dividendos de las acciones no cotizadas suelen estar exentos de retención.

La exención fiscal de las plusvalías y dividendos percibidos

Para poder acceder a la exención del impuesto sobre las plusvalías, las acciones deben no cotizar o, si cotizan, deben representar al menos el 10% de los derechos de voto y deben haber sido mantenidas durante un período de al menos un año. Las acciones de sociedades extranjeras también pueden calificar para la exención de impuestos. Esto aplica si la sociedad extranjera es considerada como el equivalente extranjero de una sociedad de responsabilidad limitada sueca. La exención fiscal significa que las pérdidas de capital sobre las acciones que se tienen por razones comerciales no son deducibles. La exención fiscal se aplica igualmente a los dividendos recibidos por una empresa sueca.

Suecia es una jurisdicción fiable que ofrece grandes y sólidas oportunidades para que los empresarios lleven a cabo sus negocios y creen fundaciones. Mundo Offshore está listo para ayudarle a establecer su negocio y ayudarle a aprovechar estas oportunidades, para que pueda ser parte de la economía sueca y disfrutar de sus ventajas. Contáctenos hoy para conseguir más información y obtendrá la asistencia profesional que ha estado buscando. ¡Mundo Offshore puede hacerlo posible!

Envíenos su consulta