Es difícil de creer, pero hubo un momento en que la hermosa isla de Singapur, una ciudad-estado, con sus tantas áreas para la recreación, no existía como se conoce hoy en día.

Cuando Sir Stamford Raffles, un funcionario británico considerado como el líder fundador del Singapur moderno y uno de los padres del Imperio británico, desembarcó en la isla de Singapur a principios de 1819, encontró un lugar abandonado cubierto por selvas y con menos de 1 000 habitantes, quienes vivían de la pesca y la cría de cabras.

Pronto quedó claro que el sitio era ideal para establecer un puerto marítimo seguro, por lo que Singapur emprendió su camino para convertirse en el próspero centro de negocios que es actualmente.

Desde los primeros años, Singapur dependió de trabajadores migrantes cuyo número fue creciendo significativamente. La población de la isla aumentó diez veces en 5 años, en 1825, y 100 veces en 50 años, en 1870.

Los migrantes llegaron al país principalmente desde la China continental, el vecino malayo Sultanato de Johor y de Sri Lanka, formando así 3 grupos étnicos principales que predominan en el Singapur moderno, a saber, chinos, malayos y tamiles. Como la isla era parte del Imperio Británico, estaba gobernada por una administración de habla inglesa. Esto no ha cambiado hasta ahora: mientras que el país tiene al mandarín, malayo y tamil como idiomas oficiales, las leyes están escritas en inglés, que es el cuarto y el principal idioma oficial.

Durante el período colonial, el desarrollo económico en Singapur fue más lento de lo que es ahora. Sin embargo, era un lugar relativamente próspero y un destino encantador para los trabajadores migrantes asiáticos.

Esta situación cambió en la década de 1950 cuando la Malaya británica se convirtió en autogobierno y Singapur también asumió su propia administración. Más tarde, el estado de Malasia se formó a partir de la Federación Independiente de Malaya y las colonias de la Corona británica, Singapur, Sarawak y el norte de Borneo (que se unió al nuevo estado bajo la denominación de »Sabah»).

Aumentaron las tensiones entre la federación y los diferentes grupos étnicos, ya que Singapur, con una población dominantemente china, fue considerada como «ajena» por el gobierno federal de Malasia. Finalmente, Singapur fue expulsado de la federación y su independencia se proclamó el 9 de agosto de 1965.

Grindelwald - Suiza

Atendiendo a dicho plan y trabajando duro a pesar de las incertidumbres y dificultades, esta antigua colonia se convirtió en la economía más avanzada del mundo.

Consulta gratuita

Singapur como estado independiente fue cuestionable en ese momento. Sin embargo, el gobierno de Singapur, dirigido por Lee Kuan Yew, creó un programa de desarrollo y motivó a sus ciudadanos a seguirlo. Atendiendo a dicho plan y trabajando duro a pesar de las incertidumbres y dificultades, esta antigua colonia se convirtió en la economía más avanzada del mundo.


Constitución de una empresa en Singapur


En una sola frase, el Singapur actual es conocido como un país rico (entre los 5 principales con mayor PIB per cápita) y favorable para las empresas (ubicándose en el segundo puesto de los mejores países para hacer negocios, después de haber ocupado el primer lugar durante 10 años consecutivos).

Además, Singapur es uno de los 5 principales centros financieros y se encuentra entre los 3 puertos marítimos más importantes del mundo. Su aeropuerto es el más concurrido en la región del sudeste asiático.

La economía de Singapur es descrita por los expertos como la más innovadora y competitiva, además su condición como el país más seguro y ecologista hace que este sea un excelente lugar tanto para vivir como para visitar.

Es triste decirlo, pero incluso los investigadores más sensatos a menudo califican los logros de Singapur como  «un milagro». Si se piensa de esta manera, entonces es imposible imaginar que esto también pueda suceder en otro país.

Sin embargo, lo anterior es solo la característica perceptible del fenómeno. El hecho es que este milagro en particular es el resultado de los esfuerzos conjuntos de toda la nación y de sus líderes durante más de cincuenta años de independencia. Y este punto de vista es muy positivo puesto que la historia de Singapur confirma que cualquier sueño puede hacerse realidad con paciencia, trabajo duro y fe.

El país, en su cumpleaños número 200, se percibe más seguro, más amigable con el ambiente, con una población más joven y feliz que nunca, siendo un lugar maravilloso para vivir.

Singapur es un paraíso para las personas trabajadoras, ambiciosas y con objetivos claros. Es por eso que miles de empresarios lo eligen como su nuevo hogar y cientos de estos llegan cada año para convertir sus ideas en negocios rentables.

Son todavía más las personas que inician empresas en Singapur y se benefician del mejor entorno empresarial del mundo, desarrollando sus proyectos desde cero y llevándolos a una escala global, de la misma manera que Singapur desarrolló su economía durante sus 200 años de existencia.

Si usted desea abrir una cuenta bancaria o registrar una empresa en Singapur, póngase en contacto con Mundo Offshore y solicite una consulta gratuita con nuestros expertos.

Envíenos su consulta