Mercados financieros, análisis detallado del mes de diciembre

//Mercados financieros, análisis detallado del mes de diciembre

Llevamos un mes de diciembre muy complicado, este mes ha sido el peor en Estados Unidos desde 1931 con una caída de más del – 7,76% desde que empezamos, con Europa aguantando un poco más con un – 3,86% (Eurostoxx 50), si bien es cierto que la caída de Europa los anteriores meses ha sido más pronunciada. En cuanto a divisas el Euro/Dólar está estable y el petróleo ha tenido una fuerte corrección desde los altos del –10%.

Los miedos los está causando el riesgo a la desaceleración global provocada por la guerra comercial (lo hemos visto con la inversión de la curva de tipos, mostrando los tipos a largo debilidad v. corto) que está afectando al ritmo de crecimiento global.

Hoy empiezan los dos días de discursos de las Fed que culminará con unas actas que nos darán detalle de donde cree la Reserva Federal que esta la salud económica de Estados Unidos. Las expectativas y lo que pensamos que se va a producir es que la Fed suba 25 bps, pero la clave está en lo que diga después y el tono que emplee a la hora de pronunciarse sobre futuras subidas. El mercado ahora está descontando dos subidas en 2019 frente a 3 previstas antes de esta crisis. Nosotros seguimos pensando que habrá 3 o incluso 4, es decir tenemos una visión más dura.

La corrección ha venido por la parte “growth”, solo los sectores de utilities y pharma se salvan algo en el año. (Small caps en USA -20%, índices USA -10%, Dax -15%)

El contexto es muy complicado y la corrección ha sido muy fuerte, las carteras han sufrido bastante y en este sentido estamos haciendo lo posible en las Carteras Gestionadas para reducir el riesgo en Renta Fija y adoptar una postura más defensiva en Renta Variable.

El escenario de la casa sigue siendo de crecimiento en Estados Unidos y China con mayores riesgos de crecimiento en Europa de cara al 2019.

Esta tarde se reúne el comité de inversiones del banco y veremos mañana que mensaje se da, la postura del banco sigue siento pro equities dando a Estados Unidos un mayor peso.

Lo que hemos estado haciendo en las carteras es reducir el peso de crédito en renta fija, en duración ya estábamos cortos, pero hemos intentando alejarnos del factor riesgo que supone el crédito manteniendo carteras diversificadas. En renta variable hemos tendido a dar un mayor protagonismo a “value” en los fondos frente a un sesgo “growth” que teníamos antes y hemos reducido la parte de small caps que tenía un claro sesgo growth. En Estados Unidos mantenemos un sesgo “growth” y lo que mantenemos de pequeñas y medianas compañías consideramos que está muy penalizado en estos momentos para venderlo, los grandes beneficiarios de las medidas proteccionistas son este tipo de compañías. Creemos que estas compañías han estado especialmente penalizadas por riesgos de subida de tipos (algunas de ellas están muy endeudadas- en este sentido creemos que estamos en la parte alta de expectativas de tipos), y por valoraciones.

Recientemente hemos aumentado nuestra apuesta por renta fija emergentes (enfocada en Asia), después de las importantes correcciones.

El contexto es muy complicado y la corrección ha sido muy fuerte, las carteras han sufrido bastante y en este sentido estamos haciendo lo posible en las Carteras Gestionadas para reducir el riesgo en Renta Fija y adoptar una postura más defensiva en Renta Variable.

El escenario de la casa sigue siendo de crecimiento en Estados Unidos y China con mayores riesgos de crecimiento en Europa de cara al 2019.

Grindelwald - Suiza

Este mes ha sido el peor en Estados Unidos desde 1931.

Viernes, 21 de diciembre

En el Dow Jones, los valores más alcistas son Nike con un repunte del 9%, Cisco se revaloriza un 1,5% e Intel un 1,21%. Por su parte, el Boeing se deja un 0,7%, Visa un 0,6% y Microsoft un 0,14%.

Nike obtuvo un beneficio neto de 847 millones de dólares (738 millones de euros) al cierre del segundo trimestre de su año fiscal, lo que representa una mejora del 10,4% en comparación con el mismo periodo del ejercicio precedente, según los datos publicados por la fabricante de calzado y prendas deportivas.

Las ventas de Nike en el semestre aumentaron un 9,6%, hasta 19.322 millones de dólares (16.848 millones de euros), mientras su margen bruto alcanzó el 44%, frente al 43,3% del año anterior.

En la jornada del jueves, el Dow Jones cerró con un descenso del 2,99%, ya por debajo de los 23.000 puntos; mientras que el S&P 500 bajó un 1,58% y el Nasdaq, un 1,63%; cayendo por segundo día consecutivo después de que la Reserva Federal elevase de nuevo los tipos de interés de referencia.

De esta forma, el Dow Jones, el S&P 500 y el Nasdaq Composite ahondaron en sus pérdidas anuales, con el último de ellos al borde de entrar en mercado bajista, tras haber cedido el 19,5% desde sus recientes máximos.

En este mercado fueron los valores del sector energético, lastrados por la nueva caída del precio del crudo, que se situó ayer a su nivel más bajo desde julio de 2017, los que peor lo hicieron junto a los valores tecnológicos, los de consumo discrecional y los industriales, es decir, los más dependientes del ciclo económico. Por el contrario, el sector de las utilidades fue el único que cerró la jornada en positivo.

A falta de lo que suceda en la jornada de hoy, el Dow Jones, el S&P 500 y el Nasdaq pierden más de un 5% en el acumulado semanal, en el que podrían ser sus mayores caídas desde el pasado marzo. Si a lo largo de la sesión los recortes se agravan podrían ser los retrocesos más abultados desde enero de 2016.

En EE. UU., la Cámara de Representantes ha sumado 5,000 millones de dólares a un proyecto de ley de financiamiento del Gobierno para construir el muro del presidente Donald Trump en la frontera con México, una medida que aumentó la probabilidad de una paralización federal parcial el sábado.

El proyecto debe regresar al Senado, donde es poco probable que consiga el respaldo de los legisladores demócratas para su aprobación. Si la situación continúa, la financiación para las agencias responsables de la protección de la ley a nivel federal, revisiones de seguridad en los aeropuertos, la exploración espacial y programas agrícolas cerrarán a la medianoche del viernes.

Trump dijo a los líderes republicanos del Congreso que no promulgará una ley que no incluya dinero suficiente para garantizar la seguridad en la frontera.

Por otro lado, se han producido nuevas tensiones entre EE. UU. y China, tras la acusación de EE. UU. a dos oficiales chinos de espionaje cibernético, acusaciones que China pide que se retiren.

En concreto, según informa Reuters citando cinco fuentes con conocimiento de los ataques, piratas informáticos que trabajaban en nombre del Ministerio de Seguridad del Estado de China violaron la seguridad de las redes de Hewlett Packard Enterprise e IBM y luego accedieron ilegalmente a los ordenadores de sus clientes.

Según la agencia, los ataques fueron parte de una campaña china conocida como “Cloudhopper”, que Estados Unidos y Reino Unido dijeron el jueves que infectó a proveedores de servicios de tecnología para robar secretos de sus clientes.

IBM ha comunicado que no tiene evidencia de que datos corporativos delicados hayan sido comprometidos; mientras que HP refirió que no puede hacer comentarios sobre la campaña “Cloudhopper”.

El PIB de Estados Unidos experimentó un crecimiento anualizado del 3,4% entre los meses de julio y septiembre de 2018, lo que representa una caída de ocho décimas con respecto al trimestre inmediatamente precedente, según la tercera estimación del dato publicada por la Oficina de Análisis Económico del Gobierno, que ha revisado a la baja la cifra en una décima con respecto al segundo avance.

El euro retrocede frente al dólar un 0,35% y se intercambia a 1,1408 ‘billetes verdes’. En el mercado de materias primas, bajan de nuevo los precios del petróleo. El Brent, de referencia en Europa, cede un 1,75%; hasta los 53,40 dólares; al tiempo que el West Texas estadounidense pierde un 0,57%, hasta los 45,6 dólares por barril.

Consulta gratuita

Petróleo

Arabia Saudí planea reducir su producción de petróleo en más de la cantidad a la que se comprometió en el último pacto de la OPEP, ha informado el Wall Street Journal este jueves, citando documentos que revelan los esfuerzos del cártel hacia una mayor transparencia sobre su producción desde que anunciaran hace dos semanas una reducción de 1,2 millones de barriles al día.

En lugar de responder positivamente, los precios del petróleo se han desplomado. El crudo del West Texas Intermediate perdió más de un 3%, revirtiendo las ganancias del miércoles tras el modesto descenso de las reservas de Estados Unidos, y la subida de los tipos de la Fed que, en todo caso, debería haber hecho descender los precios.

A las 16:56 horas (CET), el petróleo del WTI se deja un 3,2% o 1,53 dólares hasta 46,41 dólares por barril tras desplomarse hasta 45,83 dólares, su cota más baja desde agosto de 2017.

El miércoles había subido un 2%.

El petróleo Brent del Reino Unido, de referencia internacional, se deja un 2,8% o 1,59 dólares, hasta 55.65 dólares por barril tras situarse en 56,87 dólares, mínimos de septiembre de 2017.

A sólo seis jornadas de negociación para acabar 2018, los bajistas parecen ser los responsables en última instancia de los movimientos del petróleo, con y cualquier noticia positiva se considera ruido o se ahoga en el coro de la cuenta atrás de fin de año.

“Se podría pensar que la demanda junto con el aumento de la producción de la OPEP y sus coconspiradores rusos tendría al mercado amedrentado por la posible escasez de suministro en Año Nuevo”, escribió Phil Flynn, analista de mercado senior de energía en la casa de corretaje The Price Futures Group de Chicago.

“Sin embargo, el mercado petrolero sufre un tremendo aluvión de venta ante el temor de que los buenos tiempos no duran y la esperanza de que los productores de petróleo de esquisto de Estados Unidos compensarán las reducciones de los niveles de producción de la OPEP incluso aunque sus flujos de efectivo serán más negativos y que la caída de los precios va a provocar un aumento de las pérdidas”.

El WTI ha descendido un 38% tras registrar máximos de cuatro años en casi 77 dólares en octubre. El Brent ha descendido un 37% con respecto a los máximos de 2014 de casi 87 dólares registrados hace dos meses.

Algunos creen que el petróleo del WTI podría descender más allá del nivel de 40 dólares en los próximos días, alegando el descenso del volumen de operaciones típico de las fiestas navideñas y el aumento de la dependencia en esta época del año de los modelos algorítmicos de comercio que tienden a centrarse en la acción del precio, ignorando todos los demás fundamentales.

Otros señalan al continuo aumento de la producción de Estados Unidos, Rusia y Arabia Saudí que ha sobrepasado cualquier expectativa alcista para el petróleo.

Grindelwald - Suiza

Los precios del petróleo se han desplomado.

¿Pueden recuperarse las acciones de Facebook en 2019?

Últimamente no ha habido apenas un día en el que no haya llegado a los titulares alguna mala noticia para el gigante las redes sociales Facebook. El viernes pasado fue un post de la empresa revelando que un error de software dio acceso a otros desarrolladores a las fotos de millones de usuarios.

A principios de esta semana hubo otra revelación acerca de la manipulación de Rusia de las últimas elecciones de Estados Unidos a través de esta plataforma, en un informe encargado por la Comisión de Inteligencia del Senado. El informe decía que Instagram, propiedad de Facebook, jugó un papel más importante de lo que la empresa había admitido, dando la impresión de que el director ejecutivo y fundador, Mark Zuckerberg, había intentado restar importancia a la utilidad de su web como uno de los activos más preciados para los manipuladores rusos.

Y precisamente ayer, el New York Times publicaba:

“Durante años, Facebook ha dado a algunas de las principales empresas tecnológicas más acceso intrusivo a datos personales de los usuarios de lo que ha divulgado, eximiendo efectivamente a los socios de estas empresas de sus reglamentos de privacidad habituales”.

En resumen, en los últimos 12 meses se han conocido muchas noticias devastadoras sobre Facebook. Desde el escándalo de Cambridge Analytica a errores de todo tipo, desde el extremismo violento en el interior de Facebook a la marcha de varios directivos, y todos estos acontecimientos contribuyeron a perjudicar la reputación de la compañía como una de las plataformas sociales más seguras.

Este bombardeo continuo de titulares negativos en los últimos dos trimestres no ha ayudado a la recuperación de las acciones de la compañía tras su profunda depresión. Tras todo el revuelo de las acciones tecnológicas en 2018, Facebook se vislumbra como el gran perdedor del grupo FAANG, que incluye Amazon, Apple y Google. Facebook cerró ayer en 143,66 dólares, habiendo descendido casi un 21% desde principios de año y un 34% con respecto a sus máximos de 52 semanas.

Este gran rendimiento es un importante indicador de que los inversores no sólo dudan de la eficacia del liderazgo de Zuckerberg, sino que también siguen siendo recelosos de su habilidad para sacar a la empresa de este lío. Además, están contemplando la posibilidad de que el Gobierno de Estados Unidos implemente regulaciones más estrictas. Eso alteraría el modelo de negocio de la compañía, con la que el gigante de las redes sociales ha ido obteniendo una riqueza sin precedentes para sí mismo y para millones de inversores desde su salida a bolsa en 2012.

Grindelwald - Suiza

FB Weekly

Pocas posibilidades de cambio en 2019

En nuestra opinión, los dos próximos trimestres serán cruciales para Facebook. La empresa necesita demostrar a los inversores que ha gestionado y superado la crisis a la que se ha enfrentado en 2018. En esencia, la compañía sigue teniendo suficiente poder financiero para superar a sus competidores.

Pero si implementar un cambio significativo podría ser difícil, el reto más grande para Zuckerberg podría lo rápido que puede restaurar la confianza de los inversores en su liderazgo y demostrar que no quedan más sorpresas negativas. En nuestra opinión, estas grandes incógnitas han perjudicado a Facebook más que la disminución de ingresos.

Como ya comentábamos en un artículo este mes, el rival de Facebook, Twitter  lo ha hecho mucho mejor en este frente. Esto se ha reflejado en lo generosamente que los inversores han premiado a Twitter por su transparencia incluso en este ambiente altamente incierto para las acciones de crecimiento.

Una vez superadas todas las malas noticias, creemos que Facebook está en una posición mucho mejor para recuperarse y retomar su trayectoria de crecimiento, especialmente porque todavía lleva las plataformas sociales más populares del mundo, incluida Instagram y WhatsApp. Dicho esto, es difícil argumentar un posicionamiento alcista en cuanto a las acciones de Facebook para 2019.

A medida que la empresa aumenta su gasto para hacer sus propiedades más aceptables a ojos de los reguladores, de los políticos y especialmente de los usuarios, los inversores no esperan el tipo de márgenes que vieron en su día. En las zonas más rentables para Facebook —Estados Unidos, Europa y Canadá—, es poco probable que se observe un crecimiento de usuarios en el año 2019. En Europa, una ley de privacidad digital aprobada recientemente amenaza con lastrar el crecimiento, mientras que el número de usuarios diarios de su app de Messenger y Facebook ya ha tocado techo en Estados Unidos y Canadá.

A medida que sus plataformas de siempre maduran en términos de crecimiento de usuarios, la misma Facebook está advirtiendo a los inversores de que los nuevos motores de crecimiento, como los mensajes privados en WhatsApp y Messenger, los videos de la web de Facebook y los diarios en foto y video llamados “historias” de Instagram y Facebook, tardarán un tiempo en producir ventas al ritmo observado por los inversores durante la última expansión.

En conclusión

La creciente amenaza de las regulaciones del Gobierno, el debilitamiento de la red de Facebook y la posible ralentización del crecimiento global son los tres principales riesgos para la recuperación de la empresa en 2019. Estos factores podrían someter a una gran presión el crecimiento a corto plazo de la empresa y demorar aún más la recuperación del precio de las acciones. En este contexto, creemos que las acciones de Facebook seguirán siendo vulnerables a un mayor debilitamiento, al menos durante la primera mitad del año 2019.

Envíenos su consulta

2018-12-23T09:14:10+00:00diciembre 24th, 2018|Categories: Mercado financiero|Tags: |