Los datos del sector manufacturero de EE.UU. del ISM destacan ante el retraso del resto de los datos de EE.UU.

Los datos del sector manufacturero del Instituto de Gestión de Suministros de febrero acapararán la atención este viernes por encima de otros informes económicos normalmente más relevantes que han perdido parte de su importancia al posponerse a causa del cierre del Gobierno de Estados Unidos.

Todo apunta a una lectura de la actividad manufacturera de 55,5 puntos, pues la incertidumbre en torno a la futura trayectoria del comercio mundial sigue lastrando la actividad de las fábricas.

La actividad manufacturera global prepara el terreno para los datos de EE.UU.

Tomando la delantera, la actividad industrial de China ha provocado un suspiro de alivio pues el sector ha experimentado un inesperado repunte en febrero, a poca distancia de salir del territorio de contracción en que se encuentra y calmando las preocupaciones en torno a las previsiones de crecimiento a escala mundial.

En Europa la actividad manufacturera también ha resultado mejor de lo previsto, aunque la región registró aun así su primera contracción en más de cinco años el mes pasado, pues las preocupaciones en torno a la guerra comercial, la ralentización del crecimiento global y la inminente salida del Reino Unido de la Unión Europea han lastrado la demanda.

Suben las acciones ante unos datos económicos mejores de lo previsto

La cadena de datos económicos de Europa y Asia, en general mejores de lo previsto, ha sido excusa suficiente para que los futuros de Estados Unidos apunten a una apertura al alza, lo que indica que el fin de la racha de tres días consecutivos de descenso del S&P 500. Este descenso de tres días ha sido el primero en lo que ha sido un positivo inicio de año, subiendo el índice de referencia un 11% durante los dos primeros meses de 2019.

A las 11:53 horas (CET), los futuros del Dow Jones suben 162 puntos o en torno a un 0,63%, mientras que los del S&P 500 ganan 16 puntos o en torno a un 0,59%, y los del Nasdaq 100 52 puntos o un 0,73%.

El petróleo, dispar, a la espera de los datos de producción de EE.UU.

Los precios del crudo han ofrecido indicios desiguales este viernes mientras los inversores celebraron la mejora de los datos económicos de China, aumentando las esperanzas de que la situación del primer importador de petróleo del mundo no sea tan desesperada como se había temido.

Aunque las reducciones de producción de la OPEP se han traducido en una subida de más del 20% este año, los traders siguen muy pendientes de la creciente producción de Estados Unidos, que podría generar una superabundancia a nivel mundial si la demanda no logra mantener el ritmo.

Donald Trump marca a los mercados

La excentricidad del presidente de Estados Unidos, junto a la de Kim Jong Un, quedó reflejada en el desenlace de las negociaciones entre el país norteamericano y norcoreano. Ambos abandonaron las negociaciones. Ambos se sienten gallos y ambos quieren tener su hilo de protagonismo.

Donald Trump sigue siendo cauteloso y, este viernes, volveremos a vivir una nueva etapa en las negociaciones entre China y Estados Unidos en la guerra comercial. Habrá que saber cómo influye en el parqué el último retroceso en la relación entre ambas potencias. Además, Europa debe contagiarse de los últimos buenos datos del PIB en el país norteamericano.

Grindelwald - Suiza

Volveremos a vivir una nueva etapa en las negociaciones entre China y Estados Unidos.

Consulta gratuita

La volatilidad del EUR/USD podría aumentar la próxima semana de cara a la reunión del BCE

En las últimas sesiones de trading, los movimientos del EUR/USD han sido limitados y no han mostrado mucha convicción. Sin embargo, esto podría cambiar la próxima semana con el anuncio de política monetaria del Banco Central Europeo. Aunque no se anticipan modificaciones en los tipos de interés vigentes, todo apunta a que la entidad anunciaría una nueva ronda de TLTRO para estimular el crecimiento económico y la inflación.

EL EUR/USD SIGUE VACILANDO

El EUR/USD había arrancado la última sesión de trading sin rumbo fijo, vacilando entre ganancias y pérdidas. Sin embargo, logró ganar un poco de tracción luego de que los datos del ISM manufacturero de Estados Unidos sorprendieran negativamente. En el momento de esta redacción, EUR/USD sube modestamente 0.20% hasta los 1.1397 y se mantiene a aproximadamente 60 pips de distancia de su precio de cierre del viernes pasado.

Pese a la baja volatilidad de los últimos días, la historia estaría por cambiar radicalmente la próxima semana, cuando el Banco Central Europeo (BCE) celebre su segunda reunión de política monetaria del 2019.

En el encuentro de enero, el BCE activó las alarmas al reconocer que el balance de riesgos para el crecimiento se había deteriorado “debido a la persistencia de las incertidumbres relacionadas con los factores geopolíticos y la amenaza del proteccionismo, las vulnerabilidades en los mercados emergentes y la volatilidad de los mercados financieros».

Desde entonces, el cuadro ha empeorado y los vientos de proa se han intensificado. Por ejemplo, las últimas referencias macro mostraron que Italia ingresó en una recesión técnica en el cuarto trimestre de 2018, luego de que su PIB se contrajera 0.3% t/t. Por su parte, Alemania, el motor europeo, logró esquivar una recesión, pero el crecimiento económico se estancó durante el mismo periodo, en lo que representa un signo de flaqueza para el bloque comunitario.

Como consecuencia del deterioro de la coyuntura económica de la región, es muy probable que el Banco Central recorte sus previsiones de crecimiento e inflación para el 2019 y 2020, una señal negativa para el proceso de normalización de tipos. Asimismo, es posible que el emisor vuelva a poner a disposición de la banca europea crédito barato a través de subastas de liquidez conocidas como “TLTRO” (Targeted long term refinancing operations)

¿Qué son los TLTRO?

Los TLTRO son básicamente préstamos condicionados de largo plazo (entre tres y cuatro años) a una tasa de interés baja y generosa, otorgados a ciertas entidades financieras con el fin de respaldar la transmisión del crédito a la economía real. Este tipo de herramienta, que ha sido uno de los pilares de la política monetaria del BCE, busca limitar la fragmentación bancaria de la zona euro y reducir los costes de financiación para las empresas y los hogares de manera que pueda estimular la actividad económica y la inflación.

Estas operaciones aumentan la liquidez en el sistema financiero, por lo que tendrían un leve impacto negativo sobre el euro una vez que sean anunciadas. Sin embargo, gran parte de las malas noticias y de los riesgos que enfrenta la Unión Europea ya han sido descontados por los inversores. Esto quiere decir que, desde los niveles actuales, el potencial bajista de la moneda común es limitado.

Perspectivas Del Eur/Usd

Aunque la posibilidad de que el BCE anuncie una nueva ronda de TLTRO y recorte sus pronósticos macroeconómicos podría activar una reacción bajista en el EUR/USD, los movimientos descendentes estarían limitados por una zona de soporte de crucial importancia en la zona de los 1.1250/1.1270. Esta región de precios, que ha frenado caídas con mucha predictibilidad desde noviembre del año pasado, sigue siendo atractiva para el establecimiento de posiciones largas en el par.

Envíenos su consulta