El 10 de julio de 2018, el Parlamento de la República de Chipre adoptó un paquete de normas legislativas sobre los fondos de inversión alternativos reservados (Reserved Alternative Investment Fund, RAIF).

Este tipo de fondos se une a la lista de los ya existentes:

  • AIF,
  • UCIT

Los fondos RAIF se distinguen por un procedimiento simplificado en su creación y funcionamiento, así como por un nivel relativamente bajo en sus costes de mantenimiento.

Una ventaja especial de los fondos RAIF es que, a pesar de contar con una licencia de la Comisión de Bolsa y Valores de Chipre (Cyprus Securities and Exchange Commission), así como de participar en un registro especial (Register of RAIFs) en el sitio web de la comisión, no requieren ninguna autorización especial de por parte de ésta para comenzar a funcionar.

Sus actividades están completamente reguladas por la compañía administradora.

El responsable del trabajo del fondo será su «administrador registrado» (English Registered Fund Manager), que asume todos los riesgos de AML

Su uso también admite estructuras más complejas: los llamados «fondos con estructura de paraguas» (Umbrella Fund Structures), un grupo de fondos de inversión aislados con gestión centralizada que actúan bajo una marca común. En esencia, se trata de un grupo de sub-fondos dentro un fondo, donde cada sub-fondo es gestionado por su propio administrador y tiene su propia estrategia de inversión.

La nueva legislación de Chipre no contempla requisitos formales en torno al capital mínimo de los fondos RAIF.

La Ley de Fondos Alternativos Reservados fue promulgada por la Cámara de Representantes de Chipre el 10 de julio del 2014 y derogó la Ley Internacional de Inversión Colectiva, así como la legislación anterior sobre los fondos de inversión en Chipre, en vigor desde 1999. El AIF está autorizado y regulado por la Comisión de Bolsa y Valores de Chipre (CySec).

Chipre ofrece un pasaporte único en la gestión de fondos. Además, el país ha implementado la Directiva de Regulación de Procesos de los Fondos de Inversión Alternativos (AIFMD), que ofrece una amplia gama de posibilidades para la distribución transfronteriza y global de fondos, así como los beneficios de una infraestructura de acciones eficiente y fiable.

Al combinar una buena infraestructura con costes bajos, seguir las reglas de los fondos de la UE y cultivar las mejores prácticas internacionales, Chipre cumple con estos requisitos.

¿Qué es el AIF?

El AIF es un fondo de inversiones colectivas que incluye unidades de inversión y reúne las siguientes características:

  • atrae capital externo de cierto número de inversores;
  • tiene como objetivo invertir de acuerdo con una política de inversión específica en interés de los mismos;
  • no ha quedado definido como una organización de inversión colectiva en valores negociables.

Tipos y formas del AIF

El AIF se divide en dos tipos:

  • Fondo con un número ilimitado de personas que pueden ser minoristas o inversores experimentados o profesionales;
  • fondo con un número limitado de personas (hasta 75 participantes) que pueden ser inversores experimentados o profesionales.

Cualquier inversor que se considere o pueda ser considerado como «cliente profesional» en términos de la Directiva 2004/30 / CE Sobre Mercados de Instrumentos Financieros (MiFID) será tenido en cuenta como inversor profesional.

En general, los «clientes profesionales» se definen como clientes que tienen la experiencia, el conocimiento y las calificaciones para tomar decisiones de inversión por su cuenta. Estos pueden evaluar adecuadamente los riesgos asociados con las decisiones de inversión con respecto a los servicios, productos y operaciones a las que están destinadas.

Los AIF pueden tener 3 formas estructurales:

  • Sociedad de inversión de capital fijo o variable;
  • Sociedad limitada de inversión;
  • Fondos generales (solo para un FIA con número ilimitado de personas);

La Ley AIF introdujo nuevas versiones de estructuras que no estaban previstas en el marco legislativo anterior:

  • «Estructuras de paraguas» con numerosas unidades de inversión, que permiten administrar varios fondos comunes de activos con diferentes políticas inversoras, mientras que los activos y pasivos de cada fondo general permanecen separados.
  • Los fondos generales, estructuras de fondos contractuales cuyos inversores actúan como copropietarios de los activos del FIA. Se trata de un mecanismo de inversión ampliamente utilizado, en particular para estructurar las inversiones de fondos de pensiones, en otras jurisdicciones reconocidas, tales como Luxemburgo e Irlanda.
  • La capacidad de hacer una oferta pública de acciones o acciones de AIF (la colocación de acciones y acciones de inversión colectiva internacional ha quedado limitada a la colocación privada).
  • La posibilidad de inclusión en el registro de la bolsa de valores, lo que aumenta el número de posibles inversores AIF, y aumenta la liquidez y la transparencia.
  • La capacidad de realizar la función de depositario, bajo el cumplimiento de determinadas condiciones, por parte de organizaciones que no constituyen entidades bancarias o de crédito.
Grindelwald - Suiza

Chipre ofrece un pasaporte único en la gestión de fondos. Además, el país ha implementado la Directiva de Regulación de Procesos de los Fondos de Inversión Alternativos (AIFMD).

Ventajas del fondo en Chipre

  • Una tasa fija del 12,5 % sobre la renta imponible.
  • No existe impuesto sobre la renta por enajenación de acciones y otros derechos de propiedad específicos;
  • Los ingresos por dividendos están exentos de impuestos (a condición del cumplimiento de algunos requisitos relativamente simples);
  • Ausencia de regulaciones sobre compañías extranjeras controladas;
  • Ausencia de repatriación sobre los pagos de Chipre a los no residentes en el territorio, lo que incluye dividendos, intereses y regalías;
  • Exención total del impuesto sobre la renta a operaciones comerciales con valores y excepción del impuesto sobre los dividendos extranjeros;
  • Una atractiva y extensa lista de tratados de doble imposición;
  • Las normas que impiden la legalización de los ingresos de procedencia ilegal cumplen con las directivas de la UE y las normas internacionales
  • Se encuentran en la «lista blanca» de la OCDE;
  • Bajos costos de creación y funcionamiento.

Además de la introducción de un nuevo tipo de fondos RAIF, la legislación aprobada por el parlamento chipriota ha corregido algunos problemas de tributación de los fondos de inversión locales.

Lo que implica la innovación fiscal

No se considerarán como el establecimiento de una representación permanente (Permanent Establishment) en Chipre las siguientes circunstancias:

  • La inversión en fondos chipriotas de inversión transparente por parte de un no residente.
  • La gestión por parte de un administrador de un fondo de inversión extranjero.

Como resultado, las ganancias de las inversiones en dichos fondos se gravarán solo en el país en el que resida el inversor.

Sin embargo, para los residentes fiscales de Chipre, la tasa del impuesto de defensa, el «Special Defense Contribution», en relación a los ingresos recibidos de los fondos de inversión locales, aumenta de un 3 % al 17 %.

¿Cuál es la ventaja de los fondos y cómo funcionan en la práctica?

En Chipre se presenta la siguiente estructura:

AIF: Fondo en propiedad  de ciudadanos chipriotas o griegos. A su vez, este fondo es propietario de varios sub-fondos RAIF que ofrecen otros sub-fondos; es decir, la mencionada estructura de «paraguas».

Resulta interesante destacar que si el fondo RAIF, o el sub-fondo si hablamos con mayor propiedad, posee una compañía, esta no necesitará disponer de una cuenta bancaria y, por lo tanto, contar con sustancia económica. En la práctica, el holding dispone simplemente de envoltura.

Los dividendos y otros ingresos pasivos van directamente a la cuenta del sub-fondo, que informa de que estos ingresos no son pasivos, sino activos. Por ello, no se requiere una declaración de impuestos ni la necesidad de señalar la identidad de los beneficiarios finales. Además, su sub-fondo puede acumular ingresos e invertirlos en otros proyectos.

Además de la tenencia de activos, el fondo puede ofrecer a los clientes otras oportunidades de las que se podrá discutir durante una consulta.

Los plazos de creación de los fondos AIF son de unos 6 meses, los del RAIF es de aproximadamente dos meses, y los de los sub-fondos son aún más cortos.

El coste de dichos fondos y sub-fondos va desde los 20 000 hasta los 45 000 EUR.

La desventaja de los fondos AIF es la información pública sobre sus fundadores y la presencia de ésta en el sitio web del Banco Central de Chipre. No obstante, la información sobre los sub-fondos es reservada.

En algunos casos tiene sentido combinar un trust y los su-bfondos.

Usted podrá transferir al sub-fondo acciones, bonos, etc. Cada caso presenta una alternativa.

Si necesita una estructura completa con fondos y subfondos, tiene la oportunidad de crearla. Afortunadamente, en Mundo Offshore podemos analizar sus necesidades y ofrecerle soluciones.

Acerca de las posibilidades de los  sub-fondos

Usted abre un sub-fondo y le transfiere medios con los que el fondo compra para usted bienes inmuebles. El propietario es un fondo y usted es, en esencia, un accionista que controla el sub-fondo. De este modo, no surgirán preguntas sobre la limpieza y el origen del capital, ya que el fondo tiene licencia.

Usted podrá poner en marcha cualquier nuevo negocio y startup a través del paraguas del sub-fondo sin tener la necesidad de informar acerca de la actividad de una empresa extranjera, pues su cuenta pertenece al sub-fondo y usted desarrollará su actividad en calidad de director «empleado».

Sin embargo, debe comprender que dicha estructura no es barata y requiere un cuidadoso trabajo en su etapa de creación.

Nosotros le ayudaremos en todas las etapas del proceso. Háganos una consulta a través del siguiente link.

Envíenos su consulta