Los resultados de Amazon.com han descendido un 26% anual entre julio y septiembre, su primer descenso anual en dos años y el segundo trimestre consecutivo que no ha cumplido las expectativas de los analistas. Los ingresos aumentaron un 24% hasta 70.000 millones de dólares, superando las previsiones de los analistas, pero las acciones abrirán fuertemente a la baja, tras caer más de un 7% después del cierre del jueves.

Las cifras reflejan otro fuerte aumento de la inversión, esta vez para pagar el lanzamiento de la entrega en el mismo día de su servicio de suscripción Prime. Los gastos de envío globales han aumentado en un 46% en términos anuales. El crecimiento de ingresos y beneficios de su unidad de almacenamiento en la nube AWS, que ha sido la vaca lechera de efectivo de la compañía los últimos años, tampoco ha cumplido las expectativas.

Amazon ha dicho que prevé que su beneficio operativo del cuarto trimestre caiga entre 1.200 y 2.900 millones de dólares, muy por debajo de los 4.200 millones de dólares previstos anteriormente por los analistas.

1. Las acciones apuntan a una apertura dispar

Wall Street apunta a una apertura dispar; las noticias de Amazon se vieron eclipsadas por unos resultados mejores de lo esperado tras la campana de anoche tanto de Visa como de Intel.

A las 12:15 horas (CET), los futuros del Dow apenas registran variaciones, mientras que los futuros del S&P 500 suben un 0,1% y el contrato de futuros del Nasdaq 100 avanzan un 0,2%.

2. Se desploma la libra mientras Johnson prueba suerte

Tanto la libra esterlina como el índice FTSE 100 del Reino Unido descienden después de que el primer ministro, Boris Johnson, convocara unas elecciones generales para sacar del estancamiento su proyecto de ley de Brexit.

La última medida de Johnson reflejaba la falta de confianza en la aprobación del proyecto de ley según lo planeado, ante los crecientes indicios de preocupación entre los legisladores que no creen que elimine la probabilidad de un Brexit desordenado sin acuerdo ni este año ni al final del supuesto período de transición a finales de 2020.

Johnson se vio obligado por el Parlamento este fin de semana a pedir a la UE otra prórroga de la fecha límite del 31 de octubre, y aunque la UE ha recibido de buen grado la solicitud, Reuters ha informado este viernes de que no tomará una decisión sobre cuánto durará el aplazamiento hasta que el Parlamento vote la solicitud de Johnson de una convocatoria de elecciones presentada el lunes. La oposición ha señalado que no apoyará unas elecciones antes de eliminar por completo el riesgo de un Brexit sin acuerdo.

3. Problemas para Bud

Las acciones de Anheuser-Busch Inbev, la mayor cervecera del mundo, se desploman más de un 9% en Europa después de que la compañía anunciara unas débiles ventas en China en el tercer trimestre y rebajara su previsión de beneficios para el año.

La cervecera cree que el aumento del beneficio subyacente será «moderado» en lugar del «fuerte» aumento que esperaba antes, señalando que prevé que persistirán los obstáculos hasta finales de año.

4. Boeing, culpado por el accidente de Lion Air

Indonesia ha rematado una semana horrible para Boeing, culpándolo formalmente por el accidente de Lion Air 737 MAX ocurrido a principios de este año en el informe final de los funcionarios que investigan el desastre.

Ha dicho que el diseño y la certificación del sistema de control de vuelo MCAS «no eran adecuados» y dijo que el fabricante de aviones se había basado en suposiciones falsas. También atacó a Boeing por proporcionar a las aerolíneas una orientación inadecuada sobre cómo responder a los problemas con el MCAS.

Boeing ha vuelto a prometer que solucionará los problemas tan pronto como le sea posible.

Grindelwald - Suiza

Wall Street apunta a una apertura dispar; las noticias de Amazon se vieron eclipsadas por unos resultados mejores de lo esperado tras la campana de anoche tanto de Visa como de Intel.

China y EE.UU. acuerdan mantener estable el tipo de cambio del yuan

China y Estados Unidos han acordado mantener estable el tipo de cambio del yuan como parte del acuerdo comercial, según ha confirmado Pekín y publica South China Morning Post. Los representantes chinos explican que «el acuerdo de divisas podría allanar el camino para que Estados Unidos elimine su designación de China como manipulador de moneda».

Wang Chunying, portavoz de la Administración Estatal de Divisas del gigante asiático, ha dicho en una conferencia de prensa en Pekín que China se apegará a su «sistema de tipo de cambio con ajustes y gestión», indicando que no habrá una depreciación o apreciación importante del yuan en China.

Wang también dijo que el gobierno continuará con la liberalización de manera gradual. Así, Wang confirma que Pekín y Washington han llegado a un acuerdo sobre uno de los requerimientos de la tregua comercial para evitar que las devaluaciones de la moneda se utilicen para obtener ventajas comerciales competitivas.

Recordamos que después de que el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, anunciara el 11 de octubre que los negociadores chinos y estadounidenses habían acordado el esquema de una tregua comercial, el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin, dijo que ambas partes estaban cerca de un acuerdo.

«Un acuerdo monetario podría allanar el camino para que Estados Unidos elimine su designación de China como manipulador de divisas», explica South China Morning Post. Cuando Pekín permitió que el yuan cayera por debajo de 7 respecto del dólar estadounidense a principios de agosto, Trump alegó que China estaba deliberadamente reduciendo su moneda para compensar el impacto de los aranceles comerciales de Estados Unidos.

Bolsas de  EUROPA:

Las Bolsas europeas han cerrado con avances moderados mientras los inversores asimilan la incertidumbre adicional sobre el Brexit que generaría una convocatoria anticipada de elecciones en Reino Unido. El EuroStoxx50 ha tocado máximos anuales, por encima de los 3.600 puntos, y el Dax alemán ha hecho lo lo propio al filo de los 12.900 puntos, en medio de la oleada de resultados que vuelven a afrontar los inversores de la renta variable europea.

El sector automovilístico europeo, aliviado ayer con los resultados de Daimler, ha recibido el mensaje de cautela que ha trasladado Michelin sobre la demanda global de neumáticos, en especial por el freno en el segmento de los camiones. Pese a todo, el grupo francés ha mantenido sus previsiones para el conjunto del año, y ha cerrado con alzas del 6% en la Bolsa de París. También han tenido una acogida favorable los resultados del gigante publicitario WPP (+6,1%) y de la empresa de lujo Kering (+8,7%). Una de las empresas que no ha logrado cumplir con los pronósticos en sus resultados ha sido AB InBev. El mayor grupo cervecero del mundo ha congelado su ebitda, frente a unas previsiones de los analistas de un repunte del 3%. Sus acciones se han desplomado un 11,1% en la Bolsa de Bruselas.

La reunión de ayer del Banco Central Europeo, como se esperaba, apenas tuvo incidencia en el mercado de renta fija, que espera ya el inminente arranque del nuevo programa de compra de deuda del BCE, La prima de riesgo se mantiene cerca de los 60 puntos básicos, a falta de dos semanas para las elecciones generales del 10 de noviembre.

En cuanto a las divisas, el euro ha perdido el nivel de los 1,11 dólares habitual en las últimas sesiones, mientras que la libra, que comenzó la semana por encima de los 1,30 dólares, se cambia por 1,28 dólares.

La semana depara un balance más favorable para el precio del petróleo. La inesperada caída de los inventarios de crudo en EEUU aceleró las subidas, y el barril de Brent consolida hoy los 61 dólares. El barril tipo West Texas, de referencia en EEUU, cotiza a 56 dólares.

Envíenos su consulta