Wall Street se va recuperando de la venta masiva del jueves, mientras el petróleo se estabiliza. Hay un aluvión de datos pendientes de publicación este viernes que podrían poner este ritmo a prueba.

Reino Unido sufrió un descenso récord de la producción en abril, en el punto álgido de su bloqueo económico, mientras que las acciones de Tesla están perdiendo algunos amigos de la banca de inversión tras su ascenso meteórico.

Aquí tenemos las cinco cuestiones principales de las que hay estar pendientes este viernes, 12 de junio, en los mercados financieros.

1. Las acciones se recuperan tras un golpe de realidad

Los mercados de valores de Estados Unidos suben este viernes, repuntando tras la venta masiva del jueves, que ha actuado como un golpe de realidad dadas las fuertes ganancias de Wall Street en los últimos meses.

A las 12:30 horas (CET), el contrato de futuros del Dow Jones 30 sube 587 puntos, o un 2,3%, mientras que el contrato de futuros del S&P 500 se apunta un alza del 1,9% y el contrato de futuros del Nasdaq 100 un 1,6%

El Dow Jones de Industriales cae un 6,9% o 1.861 puntos. El S&P 500 desciende un 5,9%, y el Nasdaq Composite se desploma un 5,3%.

2. El Reino Unido sufre una caída récord de su producción

La economía del Reino Unido sufrió un desplome récord en abril, disminuyendo un 20,4% con respecto a marzo, cuando el país pasó un mes en un estricto estado de confinamiento a causa del coronavirus.

«El PIB ha sufrido una caída sin precedentes tras estas cifras. Si miramos abril y marzo juntos, la economía se ha contraído en un 25%. La economía en abril tenía el mismo tamaño que en 2002», ha escrito el estadístico de la ONS Rob Kent-Smith en Twitter.

«Prácticamente todas las áreas de la economía se han visto afectadas, con la educación, la sanidad y las ventas de automóviles, aportando las mayores caídas a este otoño histórico», explica Jonathan Athow, subdirector nacional de estadística económica.

3. Aluvión de datos pendientes de publicación

Hay una serie de indicadores económicos que se publican este viernes; a destacar, el informe de confianza de los consumidores de la Universidad de Michigan a las 16:00 horas (CET).

Todo apunta a que la cifra de junio será 75, frente al 72,5 del mes anterior, pues la confianza probablemente habrá aumentado al ir reanudando la actividad las empresas, y las restricciones individuales se están levantando en gran parte del país.

Dicho esto, el número de casos del virus sigue aumentando en varios de los estados más poblados, mientras que el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, era optimista en su evaluación de las previsiones económicas a principios de esta semana.

4. Los precios del petróleo apuntan a una caída semanal

Los precios del crudo son dispares este viernes tras las fuertes pérdidas del jueves ante los temores de un aumento de las nuevas infecciones por coronavirus en muchos estados de Estados Unidos, que podría obstaculizar la frágil recuperación de la demanda del mayor consumidor del mundo, mientras que el aumento de las reservas plantea nuevas preocupaciones en torno a la superabundancia.

Sin embargo, el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, ha dicho que Estados Unidos no debería cerrar su economía de nuevo ni siquiera aunque se sé un nuevo aumento de casos de coronavirus, contribuyendo al tono general de este viernes.

«El nivel que provocaría una vuelta al confinamiento parece muy lejano”, dice Danske Bank, en una nota a los clientes. «Sobre todo en Estados Unidos, donde hay una fuerte oposición a esto»

El petróleo va camino de su primera pérdida semanal desde finales de abril, también lastrado por un aumento de las reservas de crudo estadounidense hasta máximos históricos, que ha suscitado nuevas preocupaciones en torno a una posible superabundancia.

A las 12:30 horas (CET), los futuros del crudo de Estados Unidos se dejan un 0,2% hasta 36,26 dólares por barril, mientras que los futuros de Brent suben un 0,2% hasta 38,61 dólares.

5. ¿Es hora de salir de las acciones de Tesla?

Las acciones de Tesla han sido una de las más codiciadas en Wall Street en el último año, con una subida de alrededor del 145% este año, convirtiendo la del fabricante de vehículos eléctricos con sede en California en la mejor actuación del Nasdaq.

Las acciones subían el miércoles por encima de 1.0000 dólares por primera vez en la historia, lo que resultó en una capitalización de mercado de 120.000 millones de dólares, cerca de la de Toyota, el mayor fabricante de automóviles del mundo.

Sin embargo, éste puede ser el momento para que los inversores piensen detenidamente antes de adquirir estas acciones, al menos eso es lo que piensan un par de gigantes de la banca de inversión.

¿ Es el fin de la burbuja o cierre de los cortos?. Qué Esperar tras el desplome

Dudas en los mercados europeos este viernes tras un jueves negro que marcó el mayor desplome en los últimos 3 meses.

“Se podría intentar justificar este comportamiento achacando el mismo al pesimismo mostrado por el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, que el miércoles había hablado de que la recuperación económica afrontaba un largo camino o al hecho de que los casos de coronavirus siguen aumentando en algunos estados de EE.UU. y que la pandemia está haciendo estragos en muchos países en vías de desarrollo como Brasil o la India pero, en nuestra opinión, han sido los excesos de las semanas pasadas, que han llevado a muchos valores y a los índices a alcanzar elevados niveles de sobrecompra, los que han provocado esta dura corrección de los mercados”, explican en Pro Luxe.

Por su parte, otros analistas señalan como catalizadores de las caídas “el tono negativo de las previsiones de PIB de distintos organismos y autoridades (OCDE, Banco Mundial, Fed) así como el temor a una segunda oleada de contagios en algunas economías en plena desescalada (Houston) y con la pandemia en pleno apogeo en Latinoamérica”.

“La realidad que explica totalmente bajada es que reventó, como algún día tenía que hacer, la brutal sobrecompra. La burbuja aún es pronto para saber si se ha pinchado pero los niveles surrealistas alcanzados hacían suponer que alguna corrección dura tendría que venir”, apunta Manuel Barrachina, CEO de Pro Luxe Familiy Office.

“El tremendo rally alcista experimentado por las bolsas occidentales desde los mínimos de febrero -el Dax alemán, por ejemplo, ha llegado a recuperar el 50%- no se habría basado en factores ‘fundamentales’, sino que ha sido impulsado por otro tipo de factores, principalmente por el cierre masivo de posiciones cortas; la ingente liquidez inyectada en el sistema por los bancos centrales y las políticas fiscales de los distintos gobiernos; la falta de alternativas atractivas de inversión, que han provocado la entrada precipitada y masiva de inversores en renta variable buscando rentabilizar sus ahorros; y el miedo de muchos de ellos a quedarse fuera de la recuperación de las bolsas, lo que se conoce como FOMO (fearofmissingout)”.

Sobre la reactivación económica, en Pro Luxe apuntan que “tras unos meses parada toda actividad, el primer ‘rebote’ de las economías era esperado. Será a finales de verano y en otoño cuando podremos comprobar el verdadero daño, mayor o menor del ahora anticipado, que ha provocado la crisis sanitaria en las principales economías del mundo, cuáles de ellas se están recuperando mejor y cuáles se están quedando rezagadas”, añaden desde la sociedad de inversión.

“El fuerte rebote experimentado por muchos valores de corte cíclico en las últimas semanas ha estado basado en un optimismo poco fundamentado y, en gran medida, en la especulación. Valorar muchas de estas compañías en la actualidad, cuando no sólo se desconoce qué resultados serán capaces de alcanzar en el presente ejercicio o en el que viene, sino, incluso, si sobrevivirán y de qué forma lo harán a los cambios en los hábitos de consumo provocados por la crisis sanitaria, es realmente complicado”, dicen.

Por tanto, estos analistas siguen apostando en el escenario actual “por compañías con una demanda inelástica que, presentan una elevada visibilidad y recurrencia en sus resultados; compañías que operan en sectores como el de consumo básico, la alimentación, la sanidad, las telecomunicaciones y las utilidades, además de muchas compañías del sector de la tecnología, compañías que se beneficiarán de lo que de forma retórica se ha denominado como la “nueva normalidad”, concluyen en Pro Luxe.

La FED ve fragilidades persistentes para los hogares y las empresas

La Reserva Federal espera que las finanzas de los hogares y las hojas de balance de las empresas en Estados Unidos sufran «persistentes fragilidades» como resultado del impacto de la pandemia de coronavirus en la actividad económica que se está reactivando, dijo el viernes el banco central en un reporte.

En su informe semestral de política monetaria al Congreso, la Fed también reforzó su pronóstico de una fuerte contracción de la economía en el actual trimestre. Recientes datos sugieren que «el Producto Interno Bruto real se retrotraerá a un ritmo veloz en el segundo trimestre luego de haber caído a una tasa anualizada de 5% en el primer trimestre».

El reporte fue revelado dos días después de que la Fed emitiera su comunicado de política monetaria de junio, en el que indicó que la economía se enfrenta a una recuperación incierta y ardua de la recesión ocasionada por la pandemia.

«Es un largo camino. Va a tomar algún tiempo», dijo el presidente de la Fed, Jerome Powell, en una rueda de prensa por video luego de la reunión. «Podemos usar nuestras herramientas para apoyar al mercado laboral y a la economía y las podemos emplear hasta que nos recuperemos del todo», expresó.

La divulgación de este reporte precede a dos días de testimonios de Powell ante comisiones del Congreso la próxima semana, previstos para el martes y el miércoles.

En sus proyecciones del miércoles, las primeras desde diciembre, las autoridades de la Fed estimaron que la economía se encogerá un 6,5% en 2020 y que la tasa de desempleo culminará en 9,3% este año, muy por encima del 3,5% que disfrutaba el país en febrero, cuando abruptamente llegó a su fin la expansión más larga en la historia de Estados Unidos.

La oscura perspectiva redujo buena parte del optimismo de los inversores en una rápida recuperación gestado con el positivo dato de empleo de mayo y provocó el jueves una violenta liquidación de los mercados en Wall Street.

Previo a la publicación del reporte el viernes, Powell reiteró su compromiso con hacer lo que esté en su poder para devolver al mercado laboral estadounidense a su fortaleza previa a la crisis del coronavirus.

«Si bien todos nosotros hemos sido afectados, la carga está recayendo con más peso en quienes tienen menos fuerza para soportarla», dijo Powell sobre la pandemia.

«La Reserva Federal sigue centrada en sus objetivos y en sentar las bases para un retorno al mercado laboral sólido que teníamos por la época de nuestras conversaciones del 2019 ‘Fed Listens’ (Fed Escucha)», agregó.

Grindelwald - Suiza

Dudas en los mercados europeos este viernes tras un jueves negro que marcó el mayor desplome en los últimos 3 meses.

Wall Street en rojo: Se teme que una segunda ola de contagios afecte.

El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, reiteró lo dicho en otras ocasiones sobre los tipos de interés negativos: “No estamos seguros de que sean apropiados para los Estados Unidos”.

“Hay evidencias mixtas sobre el funcionamiento de los tipos de interés negativos. El FOMC no considera apropiado usarlos como herramienta en los Estados Unidos. Hay efectos secundarios negativos que hacen que los bancos presten menos debido a márgenes comprimidos”, dijo Powell.

En una videoconferencia con el Centro Griswold de Estudios de Política Económica de la Universidad de Princeton, Powell destacó que su mayor preocupación es el riesgo de que una posible segunda ola de contagios del Covid-19 perjudique la confianza y la recuperación de la economía de ese país.

“Existe un claro riesgo de una segunda ola del virus. Una segunda ola podría perjudicar gravemente la confianza”, dijo Powell.

Los principales indicadores de Wall Street se mantienen en rojo; a las 11:40 am (hora México), el índice Dow Jones perdía 289 puntos o -1,11%; el S&P 500 caía 0,81%: y el Nasdaq retrocedía 0,18%.

Los mercados continuarán alertas a la conferencia de prensa que el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, sostendrá en unos minutos sobre la situación con China.

Las FAANG sacan 19 puntos de rentabilidad en Bolsa frente a sus homólogas chinas

Mientras Amazon y Netflix se anotan alzas de más del 30%, Baidu y Iqiyi cotizan en ‘rojo’

En la contienda tecnológica que en los últimos años vienen librando EEUU y China, la batalla bursátil de 2020 se decanta, al menos hasta la primera mitad, por el lado de las firmas americanas. Con el Nasdaq 100 en zona de máximos históricos, las FAANG (Facebook, Apple, Amazon, Netflix y Google) están siendo las protagonistas del rally que está viviendo la bolsa americana desde mínimos de marzo, un rebote que les ha llevado a aventajar en 19 puntos de rentabilidad a sus comparables chinas, las BAT (Baidu, Alibaba y Tencent), Xiaomi y iQiyi (la equivalente a Netflix).

Mientras que en el bando estadounidense las ganancias en bolsa de estas cinco compañías en 2020 ascienden, de media, a un 24%, sus homólogas del gigante asiático apenas obtienen un 5%. Por compañías, mientras que Amazon se ha convertido en la auténtica ganadora de las consecuencias de la crisis sanitaria y el confinamiento con un rebote del 41% en lo que llevamos de año, su alter ego Alibaba repunta algo menos de un 5% en el mismo periodo.

Mayor es el dispar comportamiento que muestran las dos plataformas de vídeos en streaming, con Netflix avanzando cerca de un 34% frente al 14% que se deja iQiyi, y el de los buscadores Google y Baidu, con una brecha de rentabilidad de más de 20 puntos en el año.

¿A qué se deben estas diferencias? Aunque desde hace tiempo las empresas chinas dejaron atrás su papel de meras imitadoras y han adoptado caminos innovadores respecto a sus competidores americanos, la cuota de mercado fuera de sus fronteras sigue siendo pequeña si se las compara con las FAANG, más internacionales.

En la contienda tecnológica que en los últimos años vienen librando EEUU y China, la batalla bursátil de 2020 se decanta, al menos hasta la primera mitad, por el lado de las firmas americanas. Con el Nasdaq 100 en zona de máximos históricos, las FAANG (Facebook, Apple, Amazon, Netflix y Google) están siendo las protagonistas del rally que está viviendo la bolsa americana desde mínimos de marzo, un rebote que les ha llevado a aventajar en 19 puntos de rentabilidad a sus comparables chinas, las BAT (Baidu, Alibaba y Tencent), Xiaomi y iQiyi (la equivalente a Netflix).

Mientras que en el bando estadounidense las ganancias en bolsa de estas cinco compañías en 2020 ascienden, de media, a un 24%, sus homólogas del gigante asiático apenas obtienen un 5%. Por compañías, mientras que Amazon se ha convertido en la auténtica ganadora de las consecuencias de la crisis sanitaria y el confinamiento con un rebote del 41% en lo que llevamos de año, su alter ego Alibaba repunta algo menos de un 5% en el mismo periodo.

Mayor es el dispar comportamiento que muestran las dos plataformas de vídeos en streaming, con Netflix avanzando cerca de un 34% frente al 14% que se deja iQiyi, y el de los buscadores Google y Baidu, con una brecha de rentabilidad de más de 20 puntos en el año.

Las FAANG ya se compran tan caras como antes del crash

¿A qué se deben estas diferencias? Aunque desde hace tiempo las empresas chinas dejaron atrás su papel de meras imitadoras y han adoptado caminos innovadores respecto a sus competidores americanos, la cuota de mercado fuera de sus fronteras sigue siendo pequeña si se las compara con las FAANG, más internacionales.

La cuota de las chinas fuera de sus fronteras sigue pequeña si se las compara con las FAANG

Sí baten a sus comparables estadounidenses Xiaomi y Tencent. Por un lado, el fabricante de smartphones y otros productos electrónicos suma un 22% frente al 19% que firma Apple, mientras que el facebook chino, Tencent, aventaja en casi 4 puntos de rentabilidad a la red social de Mark Zuckerberg.

Mayor recorrido en bolsa

Por otra parte, el retraso en bolsa de las cotizadas asiáticas ha aflorado mayor potencial en estas compañías, que arrojan un recorrido alcista de entre un 8% y un 23% y todas salvo iQiyi reciben una recomendación de compra por parte del consenso de mercado que recoge FactSet.