En 2018, el mundo gastó en promedio más de US$4.000 per cápita sólo en procedimientos de incorporación y puesta en marcha de empresas, sin contar todas las demás transacciones comerciales. Las cifras pueden variar desde el inicio de un microemprendimiento en el hogar con un costo de US$3000 hasta un costo de US$7500 por año, y eso sólo para operar en los Estados Unidos.

Por si fuera poco, también se nos recuerda sutilmente el 90% de las nuevas empresas que fracasan durante sus primeros años de existencia y la razón que encabeza la lista es que «se quedan sin dinero».

Basta con echar un vistazo a la industria del gobierno corporativo, que hoy en día mueve alrededor de un billón de dólares. Existe una razón para todos estos servicios.

Nadar contra esta corriente puede ser divertido, dependiendo de cuán masoquista sea su visión de la vida, pero estamos aquí para decirle que existe otro camino.

Este tipo de gastos NO deberían tener que dejarle en bancarrota. El nivel de burocracia NO debería acabar con su entusiasmo y sus ganas. Cosas como la incorporación, la gestión de la tabla de capitalización, las transferencias de acciones y la resolución de la junta directiva pueden y deben ser manejadas de una manera mucho más fácil hoy en día. La tecnología está allí. Y nos estamos quedando sin excusas para no hacerlo.

«El primer paso es establecer que algo es posible. Entonces existirá esa probabilidad.» – Elon Musk

La solución que ofrecemos se llama Compañía Inteligente o Smart Company. Es una plataforma digital alimentada por Blockchain con conformidad integrada para ayudarle en la gestión de la empresa. Sin papeleo, sin intermediarios y sin molestias adicionales en la administración.

La compañía inteligente: una solución integral inteligente con cumplimiento integrado de normativas. Sin papeleo, de forma automatizada y tokenizado.

  • Con un código automatizado. Los contratos inteligentes gestionan el manejo de la empresa.  Disponible 24/7/365.
  • El usuario tiene el poder. Cada empresa inteligente se ejecuta en una aplicación exclusiva que es propiedad del usuario.
  • Sistema de administración virtual. Desde la incorporación a KYC, pasando por la transferencia de acciones hasta las reuniones de la junta directiva, todo se hace con un solo clic.

Compañía inteligente vs. compañía tradicional


Tampoco es que hemos construido esto de la noche a la mañana. Créannos cuando decimos que tuvimos que recopilar una buena cantidad de información, una década de experiencias empresariales relevantes, asuntos legales y regulatorios, derecho corporativo e invenciones tecnológicas para llegar a lo que tenemos en nuestras manos hoy en día.

Virtualmente, no teníamos ninguna probabilidad de empezar. Sin embargo, tuvimos el deseo de lograrlo. Hoy en día, las empresas inteligentes están disponibles en 4 jurisdicciones, y próximamente llegaremos a una docena.

Eso está muy bien, ¿pero cómo es que las empresas inteligentes le harán la vida más fácil?

Sumerjámonos en el mundo de la creación de empresas. Cuando usted establece un nuevo negocio, normalmente se le pedirá que complete formularios, proporcione información y, por supuesto, pague. El dinero siempre importa – y así empezamos a navegar por la web en la búsqueda del precio perfecto de los agentes de constitución de empresas.

Tal vez se pregunte:¿Cuál es la diferencia entre todo esto? ¿Todos parecen iguales?

Bueno, la diferencia está en todo el paquete. Si la oferta parece demasiado buena para ser verdad, probablemente no lo sea.

Muchos agentes reducirán los costos para hacer de la oferta la opción más barata del mercado, lo cual es genial, si realmente incluye los costos reales de la creación de su negocio. Pero la mayoría de las veces, el precio comercializado no es más que la constitución en sí misma, excluyendo todo el año de servicios que su empresa estará obligada a cumplir por ley.

Por ejemplo, es posible que pueda establecer su negocio en 500 dólares o menos. Todo está bien hasta que en los siguientes cuatro meses le cobran otros US$300 por firmar un documento que es requerido por la jurisdicción, luego otros $200 por otro documento con una visita presencial a la oficina, y así sucesivamente. ¿Se entiende el punto?

Incluso podría pensar en ello como la forma en que una aerolínea de bajo costo fijaría el precio de su boleto de avión – todos conocemos a las aerolíneas más convencionales que comercializan un precio con todo el paquete incluido, y a las que cobran $10 por el vuelo, pero que aun así terminarán pagando $399 debido a los impuestos obligatorios, el equipaje facturado y la comida de a bordo. Es decir, haga su tarea, haga preguntas y asegúrese de elegir la mejor opción.

Las empresas inteligentes operan con código

Las empresas inteligentes operan de manera diferente. Toda la estructura está gestionada por un código, no por personas. Cada una de las acciones, transferencias y transacciones que usted necesita hacer hoy o en el futuro están automatizadas y, por lo tanto, son gratuitas.

Ciertamente, cada fundador tiene necesidades empresariales diferentes. Si no está planeando realizar acciones en su gestión corporativa, como encontrar varias rondas de inversores, añadir socios comerciales, etc., una estructura simple es probablemente la mejor opción para usted. Por el contrario, si usted está estableciendo una entidad multimillonaria con docenas de accionistas y abogados involucrados, probablemente necesitará más experiencia para construir su entidad comercial.

Una de nuestras cualidades favoritas del modelo Smart Company es su versatilidad. Hemos encontrado que es igualmente adecuado para una sociedad unipersonal con modelos de negocio ágiles, así como para estructuras legales con múltiples partes interesadas. Pero no nos crea a nosotros, asegúrese de hacer su propia investigación.

Grindelwald - Suiza

La solución que ofrecemos se llama Compañía Inteligente o Smart Company. Es una plataforma digital alimentada por Blockchain con conformidad integrada para ayudarle en la gestión de la empresa.

¿Y qué hay del tiempo?

Lamento ser impreciso, pero esto realmente dependerá de su situación. Conocemos a fundadores que no están involucrados en las operaciones diarias de la gestión de la empresa en absoluto. Simplemente contratan a alguien para ello. Pero también conocemos a aquellos que ahorrarían ese dinero extra y en su lugar lo invertirían en una campaña de PPC para su nuevo negocio. Es decir, en lo que respecta a los recursos, todos tenemos prioridades diferentes.

Si bien ahorrar dinero puede no ser una prioridad en su lista, el tiempo probablemente lo será. Para los empresarios, me atrevería a argumentar que el tiempo es el recurso más escaso y que tiene para ellos un valor incalculable. ¿Preferiría pasar 2-3 semanas al año firmando documentos, viajando a la oficina de su agente y coordinando con todas las partes requeridas para la resolución de la junta – o por el contrario, preferiría usar ese tiempo en el desarrollo de su negocio, concretando más clientes potenciales e incrementando sus ingresos anuales?

En muchos sentidos, el mundo de la gestión empresarial sigue estando muy atrasado. Muchas oficinas de agentes no aceptan firmas electrónicas ni ningún formato digital de documentos, lo que significa que se le pedirá que imprima, firme y envíe el papeleo por correo tradicional.

Del mismo modo, es común que se exija que las reuniones del directorio de la empresa se celebren en la oficina del agente al menos una vez al año. Algunos exigen que esta reunión se celebre en el país de registro. Esto significa que usted puede estar operando a todo vapor en Toronto mientras su configuración legal es en Hong Kong, así que buena suerte en esos viajes.

Eliminar los errores humanos

Digamos que todos los agentes de hoy en día operarán en el mundo moderno.

Incluso en este caso, los fundadores tendrían que preparar carpetas y carpetas de archivos para ser enviados en línea al menos una vez al año. Por no mencionar el costo cognitivo constante de tener que estar al tanto de todo en todo momento. Se le pedirá que pague las tarifas del gobierno una vez al año y, si su agente se olvida de recordárselo, lo que provocará que sus documentos no se presenten a tiempo, será su empresa la que se verá obligada a pagar una multa. Es su responsabilidad, su obligación.

Los errores humanos, la falta de comunicación y las simples fallas manuales. Nos gustaría que esto fuera poco común, pero realmente no lo es. Converse en sus círculos empresariales y observe lo que se considera común en ese espacio. «El agente lo es todo» eso es lo que oímos y entendemos por qué.

Sistemas de gestión virtual

Con esto, nunca quisimos realmente entrar en la industria para participar en el debate. Las empresas inteligentes son sistemas de gestión virtuales que se autogestionan. Ellos, literalmente, dirigen su administración corporativa obligatoria por su cuenta. Para mostrarle un ejemplo más concreto, usted recibe notificaciones automatizadas cuando hay algo que requiere su atención con respecto al buen funcionamiento de su empresa.

«El código no comete errores» como repite nuestro fundador en su mantra, el código no se cansa, no requiere pago extra por horas extras y seguirá haciendo lo que está programado para asegurar que su empresa no se retrase en nada.

Puesto que todo puede ser ejecutado digitalmente con validez legal inmediata, usted puede decir adiós a los métodos tradicionales de firma en papel, documentos en tinta, impresión y envío de documentos por correo. Incluso viajar a lugares específicos sólo para confirmar una operación de empresa.

Nuestro modelo fue construido para hacer su vida mucho más fácil con la Smart Company como su asistente virtual y nuestro servicio de atención al cliente siempre disponible para usted.

Descubra las interrogantes que más le interesan

Así que, dicho esto, al final del día, se trata de elegir su propia batalla. Identifique las prioridades más importantes para su negocio hoy y trabaje en su camino hacia una mejor gestión corporativa.

Le garantizamos que la ‘formación de la empresa’ apenas llega al #1 en la lista de prioridades de cualquier fundador – por lo tanto no debería gastar el tiempo y el dinero que consume tampoco.

Con el modelo Smart Company, la incorporación es sólo el primer paso. Sólo para que usted empiece. Lo que sucederá después de eso es lo que realmente importa.

Por cada empresa con la que trabajamos, le damos acceso a un panel de control dedicado.

¿Qué puede hacer con este panel?

Veamos algunos ejemplos:

  • Vista pública de su empresa adaptada al público en general y a la vista de la empresa privada sólo accesible a usted y a sus directivos.
  • Sistema de gestión de las finanzas de la empresa
  • Comprar, vender, negociar y transferir acciones internamente con sus accionistas
  • Automatizar el seguimiento de las transacciones de ingreso y salida de su billetera en criptomonedas y la conversión automática a moneda fiduciaria cada hora.
  • Gestión de tesorería de la empresa
  • Consejo de Administración y Junta de Accionistas y votaciones
  • Generación automática de documentos para todas las transacciones para una validación legal inmediata
  • Carga automatizada de documentos para todas las transacciones para una validación legal inmediata
  • Almacenamiento automatizado de documentos generados y cargados en la cadena de bloqueo de forma segura e inmutable.
  • Canal de comunicación con todos los accionistas

Como fundadores, somos más que conscientes de que entre la gestión de la empresa y la puesta en marcha de su negocio, existe una gran brecha de desafíos, grandes y pequeños.

Como nuestro objetivo es hacer que la gestión de la empresa sea lo más eficiente posible, nos hemos dedicado a construir todo un ecosistema para que los empresarios, las PYME y los inversores puedan navegar de forma más fluida. Para que usted, como fundador, pueda centrarse en lo que realmente importa.

Para obtener más información sobre las empresas inteligentes, póngase en contacto con nosotros y nuestros expertos le ayudarán.

Envíenos su consulta