En esta era en la que todo está diseñado con tecnologías inteligentes, ya era hora de que alguien concibiera una nueva solución para elevar el estatus de »inteligente» a un nivel superior. Nos estamos refiriendo a nuestra Smart Company.

Somos un equipo totalmente enfocado en ofrecer soluciones adecuadas para nuestros clientes, permitiendo la disrupción en aquellos sectores resistentes a la innovación, en los cuales se tienden barreras para inhibir el progreso, en este caso referidas a la constitución de una nueva empresa.

El proceso de creación de una empresa es un poco tedioso: puede haber muchas formas de manejarse con las múltiples partes interesadas de distinta naturaleza, además de que generalmente el procedimiento es largo y lento. En países como Italia, la constitución de una entidad comercial puede demorar hasta 30 días, mientras que en países favorables para los negocios, como Singapur, o en jurisdicciones offshore, esto puede ser posible en cuestión de pocas semanas, contadas desde el inicio del proceso hasta su culminación.

La intervención de un modelo como este no requiere ninguna tecnología descabellada, sino que requiere solamente de un mejor flujo de trabajo. Nosotros no solo podemos ofrecerle un valor agregado en ese aspecto, sino también en todo lo que se desarrolla una vez que su empresa esté constituida.

Después de haber constituido una empresa de la forma tradicional, seguramente permanecerá encerrado en el mismo entorno de la vieja escuela que lo condujo hasta allí. Esto significa que cada vez que desee desarrollar cualquier actividad deberá completar módulos, enviar correos electrónicos, ver los días de espera trascurrir y, por supuesto, pagar mucho dinero. Los agentes de incorporación obtienen la mayoría de sus ingresos gracias a estas acciones no medulares pero que, bajo el esquema tradicional, usted necesitará frecuentemente en el transcurso de un año. Por ejemplo: suponga que después de dos meses de su incorporación logra convencer a su madre para que le dé un pequeño capital que le permita financiar su idea. Ella le envía los fondos y, en respuesta, usted desea enviarle las acciones correspondientes. Para poder hacer esto, deberá firmar algunos formularios, esperar a que el agente conduzca un proceso de conocimiento de cliente (KYC), así sea su madre, y luego pagar una tarifa por concepto de la transacción de aproximadamente 300 USD.

No hace falta razonar demasiado para comprender que este modelo es bastante costoso e ineficiente y que debe existir una mejor forma de llevarlo a cabo, por esto hemos creado la Smart Company. Una compañía inteligente es un híbrido entre una empresa tradicional y un panel de control sin carácter jurídico, completamente automatizado. Entonces, ¿por qué es mejor? Porque les permite a las personas obtener el control de su empresa sin tener que gastar una fortuna cada vez que deseen hacer un cambio.

Grindelwald - Suiza

La intervención de un modelo como este no requiere ninguna tecnología descabellada, sino que requiere solamente de un mejor flujo de trabajo.

Retomando el ejemplo anterior, con una compañía inteligente, de igual manera el agente tendría que ejecutar el KYC (nadie desea incurrir en asuntos ilegales, incluso con la seguridad de que su madre es la persona más transparente del mundo), pero una vez que éste se complete, podrá enviarle sus acciones en pocos segundos. Esto implica que no es necesario llenar largos formularios, solo le tomará unos minutos cerrar la transferencia completa y, lo que es más importante, en lugar de pagar 300 USD, esto apenas le costará unos centavos, ¡así que podrá utilizar esos 300 USD para llevar a su madre a cenar y agradecerle por la confianza depositada!

Este es un ejemplo realmente sencillo que perfectamente ilustra la ventaja de una compañía inteligente, pero veamos qué más se puede lograr con esta figura:

1. Conceder poder a los accionistas. Las decisiones ya no estarán limitadas a los directores, por lo cual ya no deben ser tomadas a través de un proceso arduo y lento en una sala de reuniones, donde incluso podrían existir dudas sobre la alineación de los intereses entre la directiva, la administración y los accionistas. Ahora todos, incluso aquellos que posean una sola acción, podrán contribuir a conducir la compañía en la dirección correcta.

2. Cada voto o transferencia se realiza en cuestión de minutos, en lugar de días, y a un costo que no afectará su negocio.

3. Es seguro. Ejecutamos todo en la blockchain Ethereum y, gracias a un modelo descentralizado, sus datos se encuentran almacenados de una manera mucho más segura que en el servidor local de la oficina de agentes de incorporación.

4. Menos errores. Al tener reglas establecidas en los contratos, no hay necesidad de que los humanos comprueben y redacten la forma de operar y ¡vaya que esto es algo que frecuentemente genera errores!

5. Mayor transparencia: todos los registros de la compañía están disponibles públicamente en un libro de contabilidad descentralizado, distribuido en decenas de millones de computadoras en todo el mundo.

Para sintetizar todo lo anterior en pocas palabras, usted puede obtener algo que funciona mejor y es más barato, ¿por qué no habría de usarlo?

Probablemente usted se esté preguntando sobre algunos aspectos

1. ¿Es legal?

2. Si la mejora es muy significativa y el sistema es más barato, entonces ¿dónde están las debilidades?

Estamos completamente regulados. Nuestra Smart Company es una compañía de negocios internacional (IBC), totalmente compatible e integrada en las Seychelles. Esto es esencial, porque muchas personas nos preguntan cuál es la diferencia entre una empresa inteligente y una organización autónoma descentralizada (DAO). Bueno, la regulación es la diferencia. Una DAO, por mucho que sea una valiosa creación tecnológica, no lo está y, en consecuencia, no tiene implicaciones legales en el mundo real.

En cuanto a las flaquezas, ¡no hay ninguna! Podemos ofrecer tarifas de servicio tan bajas por concepto de sus transacciones porque estamos interviniendo la industria ineficiente previamente establecida. Al igual que TransferWise ha irrumpido las transacciones bancarias, nosotros estamos transformando el proceso de incorporación de empresas, al eliminar la necesidad de gran cantidad de papeles y agentes superfluos que se encuentran en oficinas fortuitas. Además, confiamos en que nuestro modelo de negocio es tan beneficioso que no solo va a promover la incorporación de empresas locales a través de nosotros, sino también de otras personas alrededor de todo el mundo.

Siempre estamos disponibles para responder cualquier pregunta, si desea obtener más información acerca de los beneficios de una compañía inteligente, contáctenos y lo conectaremos con los mejores expertos en la materia.

Envíenos su consulta