Los fideicomisos internacionales son ampliamente utilizados como una herramienta efectiva para preservar y aumentar los activos. La mayoría de los padres de hoy en día se han vuelto más experimentados en lo que respecta a la inversión de fondos para proteger el futuro de sus hijos, y están a menudo dispuestos a comenzar a ahorrar para ellos desde antes incluso de su nacimiento. En general, la principal preocupación de los padres consiste en poder pagar la educación de sus hijos y proporcionarles las mejores condiciones cuando quieran comprar una propiedad o emprender su propio negocio.

Una forma de lograr estos objetivos es crear un trust o fideicomiso internacional en Chipre (CIT). Este fideicomiso puede funcionar como fondo de inversión que permite al fiduciario administrar los activos en favor de los beneficiarios.

Los trust son también una manera fiable de que los padres garanticen el presente y el futuro de hijos discapacitados asegurándoles que, ante cualquier imprevisto, los activos depositados en el fideicomiso estarán protegidos y solo se utilizarán en beneficio de los niños, tal y como se establece en sus actas.

Ventajas de los trust internacionales chipriotas

Chipre es un estado miembro de la UE, y también un reconocido centro financiero internacional que ofrece excelentes oportunidades para la creación y funcionamiento de los trusts. La actividad de los fideicomisos offshore chipriotas se rige por la Ley de Fideicomisos de 1955 (Art. 193) y la Ley de Trusts Internacionales de 1992, modificada en 2012. Las enmiendas introducidas en 2012 en la Ley de Trusts Internacionales proporcionan un máximo nivel de protección y de facilidad en el empleo de este tipo de fideicomisos. Además, Chipre cuenta con un gran nivel de atención profesional a precios razonables y toda la infraestructura necesaria.

Los trust internacionales de Chipre son ampliamente empleados en las llamadas “circunstancias familiares”; por ejemplo, en los siguientes casos:

-Mantenimiento de la propiedad de menores o generaciones venideras;

-Provisión privada a otras personas;

-Protección de los bienes contra la corrupción;

-Creación de un fondo para los miembros de la familia a fin de cubrir posibles necesidades a medida que surjan;

-Provisión para necesidades familiares del matrimonio y protección de los bienes en caso de su disolución, etc.

El proceso de creación de un CIT en Chipre es bastante simple; además, se puede hacer de modo que el fideicomiso se ajuste a las circunstancias particulares de cada individuo. Para ello, los padres pueden, junto con abogados especializados, constituir un trust individualizado para sus hijos.

En primer lugar, el hecho de poner la propiedad a disposición del CIT, reducirá los gastos fiscales. Los ingresos de los fideicomisos offshore chipriotas obtenidos fuera del país no están sujetos a gravámenes.

En segundo lugar, los activos que se depositan en el trust se almacenan y administran con total privacidad. El CIT no está obligado a hacer públicos sus estados financieros y los documentos de constitución del fideicomiso están a disposición únicamente de las personas interesadas; las personas ajenas no tienen acceso a ellos ni a su contenido. Además, es posible no indicar en ellos el nombre de los beneficiarios, sino únicamente la relación que se tiene con ellos (por ejemplo, esposa, hijo o hija).

Los padres que gozan de una buena posición económica pueden distribuir la herencia entre sus herederos de antemano empleando el trust como una alternativa a los testamentos. Esta acción garantizará que los hijos hereden su parte en las siguientes condiciones:

-Sin plazos de aceptación de la herencia fijados por su jurisdicción local;

-Sin impuestos aplicables a la herencia en su país de origen;

-Sin otros requisitos relacionados con bienes o activos transferidos a la administración fiduciaria.

Otra ventaja de la creación de un trust internacional chipriota es la protección de los activos ante la negligencia del beneficiario. Gracias a la acción del trust, el patrimonio quedará protegido y asegurado para las generaciones futuras. Las detalladas reglas del fideicomiso permiten conservar la propiedad y el capital, evitando el derroche y cuidando la recepción de los ingresos. Por ejemplo, los padres pueden especificar el tipo de actividades en las que se puede emplear el capital.

Grindelwald - Suiza

Chipre es un estado miembro de la UE, y también un reconocido centro financiero internacional que ofrece excelentes oportunidades para la creación y funcionamiento de los trusts.

Consulta gratuita

Particularidades de los trust internacionales de Chipre

De conformidad con la Ley de Trust Internacionales, la constitución de un trust chipriota para los hijos debe cumplir los siguientes requisitos:

-El fundador (padre), como persona jurídica o física, no debe haber sido residente en Chipre durante el último año antes de la creación del fideicomiso.

-Después de la creación del CIT, el fundador puede convertirse en residente de Chipre.

-Los beneficiarios (en el caso de los fideicomisos familiares, por lo general, los hijos) no deben haber sido residentes en Chipre durante el último año antes de la creación del fideicomiso.

-Al menos un fiduciario debe ser residente de Chipre.

-El CIT debe registrarse en la Comisión de Bolsa y Valores de Chipre. Al registrarse, se proporciona información como el nombre del fideicomiso, la fecha de su constitución, nombres y direcciones de los fiduciarios, así como la fecha de vencimiento del fideicomiso (en caso de que su validez sea limitada).

-El fundador puede designar a un fiduciario o protector del trust. Las funciones y facultades de esas personas se rigen por el instrumento fiduciario. Si bien no es necesario nombrar a un cuidador o protector, puede ser muy conveniente para aquellos padres que no tienen tiempo para administrar el fideicomiso por sí mismos. Esta es una práctica muy frecuente, ya que la gestión del fideicomiso es, en realidad, una cuestión bastante compleja que requiere tiempo y esfuerzo, por lo que es mucho más fácil confiarlo a especialistas experimentados.

Al crear un fideicomiso, es necesario indicar claramente que se crea precisamente para el bienestar financiero de los hijos. Deben identificarse claramente los activos o bienes que se transferirán a la administración fiduciaria. En el momento de la constitución del fideicomiso, los beneficiarios deben ser igualmente identificados. Si se cumplen estas condiciones, el CIT no podrá ser anulado o impugnado y no se aceptará ninguna reclamación con respecto a sus activos o bienes.

De este modo, los fideicomisos en Chipre están protegidos de forma segura contra las leyes extranjeras, lo que significa que la creación de un fideicomiso no puede ser impugnada sobre la base de las leyes de otras jurisdicciones. Esto es de gran importancia, especialmente cuando en otro país ni siquiera se  reconoce el concepto mismo de trust. A posteriori, los bienes del fideicomiso se pueden vender sin reclamaciones de estados extranjeros. Los derechos de herencia de los beneficiarios del CIT tampoco pueden ser impugnados por otros países.

Los padres pueden participar de manera más activa en las actividades del fideicomiso, convirtiéndose en miembros del consejo y desempeñando un papel importante como cuidador o protector. Por ejemplo, una junta directiva puede consistir en el fundador, su cónyuge y otros fiduciarios, junto a un director profesional. Por cierto, los fiduciarios, tras la enmienda legislativa, han recibido mayor autoridad de inversión, comparándose sus atributos con los de sus homólogos ingleses y galeses. Ahora estos pueden invertir sin restricciones y de manera más eficiente, procurando así una mayor ganancia a los beneficiarios. Los fiduciarios poseen la capacidad de invertir en bienes muebles o inmuebles tanto en Chipre como en el extranjero, lo que incluye acciones de empresas chipriotas.

Otras características del CIT:

-La Duración de CIT es ilimitada.

-Los ingresos del fideicomiso pueden, así mismo, acumularse de forma ilimitada.

-La ley que rige las actividades del fideicomiso internacional de Chipre puede sustituirse por otra ley de jurisdicción extranjera.

-El derecho de sucesión, herencia y otras leyes que se apliquen en otras jurisdicciones, así como las decisiones judiciales, las sentencias arbitrales y las órdenes de las autoridades competentes de otros países, no afectan a la validez del CIT ni a la transferencia de bienes al fiduciario.

-La creación de un trust en Chipre sólo puede ser impugnada si hay prueba de que la transferencia de activos al trust fue realizada con la intención de engañar a los acreedores. En este caso, la carga de la prueba recae en los acreedores, con un plazo de prescripción de 2 años.

-El fundador puede tener amplias facultades, incluido el derecho a modificar o rescindir el fideicomiso, designar, dar órdenes o revocar la autoridad al fiduciario, modificar la legislación aplicable a la gestión del fideicomiso, cambiar el lugar de gestión administrativa, etc.

Contáctenos y le informaremos más en detalle detalle acerca de la creación de trusts internacionales en Chipre.

Envíenos su consulta