Para enfrentarse hoy en día a una posible crisis económica en su país, es necesario diversificar los activos. Si, además, su estado aplica un tipo fiscal alto, merece la pena plantearse el traslado a otro país. Panamá  puede convertirse en uno de esos lugares. Allí usted podrá planificar la fiscalidad de su negocio, estar tranquilo por su patrimonio y multiplicarlo con total seguridad.

Panamá, un país con un gran potencial

Panamá, a pesar de ser un pequeño país enclavado entre las dos Américas, alberga un enorme potencial para el negocio extranjero. Los destinos de inversión más comunes para el sector privado dentro del país son la industria minera, los servicios financieros, el turismo, el transporte y la logística.

En Panamá están creadas todas las condiciones necesarias para empresarios e inversores extranjeros, y lo fundamental reside en llevar a cabo una correcta  estructuración de su empresa. Como extranjero, usted podrá disfrutar de los mismos derechos que los residentes locales. Por ejemplo, si desea abrir una cafetería, restaurante, tienda u otra empresa que preste servicios en el mercado interno del país, tendrá que pagar los correspondientes impuestos, incluyendo varias tasas locales, de acuerdo con la legislación tributaria estatal. Por supuesto, usted puede hacer negocios dentro del país vendiendo bienes o servicios a la población local, pero entonces será responsable de pagar todos los impuestos panameños. En tal caso, nos alejaríamos del tema que nos ocupa hoy, el de la planificación fiscal.

La posibilidad de llevar a cabo dicha planificación en Panamá es uno de los principales atractivos del país en el ámbito del negocio internacional. El aspecto esencial es que usted puede generar ingresos en el extranjero desde una empresa panameña que no estará sujeta a imposición fiscal. La tributación del país se basa en el principio de territorialidad, esto significa que los ingresos obtenidos de fuentes extranjeras no están sujetos a gravámenes.

Una correcta aproximación a la planificación fiscal en Panamá, teniendo siempre en cuenta las leyes tributarias de su propio país, le ayudará a evitar  riesgos ante las posibles reclamaciones de los organismos tributarios de ambos estados. De la calidad en la estructuración y el diseño de la actividad económica de una empresa, dependerá el nivel de su propia protección y la seguridad de sus activos.

Una compañía panameña, base del éxito empresarial

La legislación empresarial panameña, a diferencia de la de otros países, ofrece un alto nivel de privacidad al beneficiario, y también garantiza la seguridad de la propia empresa. Esta normativa protege firmemente a la sociedad ante inspecciones irregulares o acreedores deshonestos. A pesar de los nuevos cambios en los requisitos de presentación de informes fiscales de las empresas, Panamá sigue ocupando una posición de liderazgo en atracción del negocio internacional.

Teniendo en cuenta los últimos acontecimientos en torno a los «papeles de  Panamá» en 2016 y de las recientes menciones del país en los «papeles del paraíso», algunos podrían pensar que Panamá no es exactamente el país más adecuado para emprender negocios. Es cierto que, a la luz de los escándalos offshore, la reputación internacional de Panamá se ha deteriorado gravemente y el país se halla bajo la lupa de la comunidad internacional.

En realidad, a pesar de la falta de evidencia directa de violaciones de las leyes o reglamentos internacionales, el país fue acusado injustificadamente de todos los pecados offshore existentes. Sin embargo, el gobierno ha hecho grandes esfuerzos y ha llegado a diversos compromisos para que su legislación sea «más transparente» y cumpla con las exigencias de organizaciones internacionales como la OCDE y el FATF. Además, la reciente decisión de la UE de incluir a Panamá en la «lista negra» de los paraísos fiscales ha terminado con una revisión de la resolución a favor de Panamá. Al país se le ha dado la oportunidad de adaptar algunas disposiciones de su legislación para que no contradigan los requisitos de la UE y la OCDE.

Negocios en línea

Una de las áreas más prometedoras y beneficiosas en las que participar mediante una sociedad registrada en Panamá es el negocio online: el marketing en línea de afiliados o el comercio electrónico. Este nicho de negocio es nuevo para el país, por lo que no encontrará en él una dura competencia. La moderna infraestructura y las avanzadas redes de telecomunicaciones locales permiten emprender con éxito un negocio de este tipo, el cual no requiere grandes gastos comerciales ni mano de obra. El registro de su negocio en línea en Panamá le permitirá generar todos los ingresos en Balboas, la sólida moneda nacional que está a la par con el dólar norteamericano.

Por lo tanto, si registra una empresa en Panamá y planea hacer negocios en línea, debe minimizar sus relaciones financieras dentro del país. La ventaja de este tipo de negocios es que sus clientes no se encuentran en Panamá, sino en otros países. El beneficio principal de su empresa panameña estará siendo generado fuera y, por ello, no estará sujeta a gravámenes, sino que se acumulará en su cuenta societaria.

Para llevar a cabo un negocio online rentable y pleno en Panamá es necesario registrar una empresa.

Cabe destacar que, a pesar de que usted planee hacer negocios en línea, su empresa debe cumplir con los requisitos de una sociedad consolidada y no debe ser interpretada en el mercado internacional como una «empresa fantasma,» constituida para evadir impuestos. Todo ello nos lleva al hecho de que la empresa debe tener una presencia real en el territorio de Panamá. Es decir, la compañía debe atender al concepto de «sustancia», lo que significa tener una sede oficial en el país de registro de la compañía y llevar a cabo alguna actividad económica.

Según las leyes corporativas panameñas, la persona que representa jurídicamente a la sociedad durante el proceso de registro en los órganos estatales debe ser un  abogado autorizado y residente de Panamá que gestionará la empresa desde ese momento. Entre sus responsabilidades, se incluye la elaboración y gestión de los documentos de la sociedad, así como los registros en el libro de empresa, donde se expone información acerca de los inversores y otros participantes de la misma.

Constituir una sociedad panameña no precisa mucho tiempo. Para hacerlo, es obligatoriamente necesario nombrar a tres directores, los cuales no están obligados a ser residentes o ciudadanos panameños, y cuyas funciones podrán ser ejercidas por «directores nominales». Un factor que juega a favor de la credibilidad de la «sustancia» de la sociedad es que más de la mitad de los directores de la sociedad sean residentes del país.

Grindelwald - Suiza

En Panamá están creadas todas las condiciones necesarias para empresarios e inversores extranjeros, y lo fundamental reside en llevar a cabo una correcta  estructuración de su empresa.

Consulta gratuita

Características de la apertura de una cuenta bancaria en Panamá

Es de interés subrayar que si usted quiere que su negocio disfrute de tarifas comerciales ventajosas, es decir, a un nivel de precios local, es necesario abrir la cuenta corporativa en un banco local. En este caso, tendrá que presentarse en la sucursal del banco panameño de su eleción. Considerando la presión internacional por los escándalos offshore, Panamá dispone ciertamente de reglas estrictas a la hora de que un extranjero abra una cuenta bancaria.

Debido a la lucha internacional contra el blanqueo de dinero y la evasión fiscal, los requisitos para abrir cuentas bancarias se están volviendo más rigurosos en todo el mundo. Panamá siempre ha tratado de manera estricta el proceso de apertura de una cuenta bancaria por parte de los extranjeros, por lo que no se trata de novedad alguna en el país.

Sin embargo, para poder abrir ciertos tipos de cuentas bancarias, incluyendo cuentas personales, los bancos panameños requieren demostrar su relación con Panamá. Para cumplir el requisito, es necesario aportar al banco los documentos fiscales de la sociedad y una licencia comercial en la que se indique la dirección de la sede corporativa registrada. Del mismo modo, es necesario obtener un permiso de residencia mediante uno de los programas de visado del país que más le convenga, y confirmar al banco su posesión.

Las leyes de Panamá tampoco prohíben que las corporaciones abran cuentas en bancos internacionales, por lo que la decisión estará en sus manos. Además,  la jurisdicción de Panamá no limita el negocio y a los inversores a una sola estructura corporativa; existen otras como la sociedad de responsabilidad limitada (SL). No debemos tampoco olvidarnos de los fondos y fideicomisos panameños, que brindan al propietario la mayor protección de activos y privacidad al propietario. Si ya dispone de una sociedad offshore en Belice o Nieves, esta puede convertirse en accionista o fundador de su fondo panameño. En resumen, empleando esta combinación, la protección de los activos y el anonimato del propietario se fortalecen significativamente.

Residencia y obtención de la ciudadanía panameña

Para obtener un permiso de residencia en Panamá, el extranjero puede beneficiarse de uno de los nueve programas de visado del país. Algunos de estos programas solo proporcionan permiso de residencia temporal, mientras que otros ofrecen residencia permanente. Otros programas de visados estatales ofrecen un estatus que va desde el permiso de residencia temporal hasta la ciudadanía panameña.

En los últimos años, Panamá ha endurecido ligeramente algunas normas de entrada de extranjeros en el país a fin de elevar los niveles de seguridad. Por ejemplo, cuando se utiliza un visado turístico, el visitante debe regresar por un periodo mínimo de 30 días a su país o a un tercero, si desea visitar nuevamente Panamá en condición de turista.

Este cambio es importante para aquellas personas que se encuentran en Panamá con un visado turístico, presentan la solicitud para la obtención de residencia y planean regresar de nuevo al país. En este caso, para no incumplir accidentalmente los plazos de entrada y salida, se puede obtener un visado de entrada múltiple en el propio país, que simplificará el proceso de cruce de frontera y ayudará a evitar problemas.

Uno de los programas de visado más sencillos y menos costosos es la llamada «visa de países amigos«. Este visado puede ser utilizado por extranjeros que posean un pasaporte de uno de los 50 países incluidos en el programa. En la lista figuran estados a los que unen con Panamá importantes relaciones amistosas y económicas. Este visado implica el permiso de residencia y, tras cinco años en calidad de residente permanente, la posibilidad de naturalizarse.

Para los ciudadanos de Rusia, Ucrania y otros países de la CEI, que no pueden utilizar la «visa de países amigos» existen otras tres formas de obtener una residencia en Panamá. El programa en cuestión se denomina «visa de inversor» e implica tres opciones de inversión. Es importante destacar que Panamá tiene reglas comprensivas que le permiten mantener fácilmente el estado de la residencia permanente. Para ello, no será necesario encontrarse de manera continua en el país; es suficiente permanecer en Panamá una semana cada dos años para no perder el estado de residente permanente.

Al mismo tiempo, Panamá es un país bastante cómodo para vivir, y lo será especialmente para aquellos que amen el clima cálido y las playas exóticas del Pacífico y el Atlántico. Efectivamente, este clima puede parecer muy húmedo para algunos, pero Panamá es única por el hecho de que, además de áreas cálidas, dispone también lugares de más frescos, como zonas en las proximidades de una serranía o ciudades de montaña. Panamá es atractiva no sólo para el negocio, sino también para la residencia, y puede muy bien servirle como un «segundo hogar» ante cualquier emergencia política o económica en su país.

En conclusión, es importante destacar que las actividades comerciales o de inversión en Panamá no se limitan a las empresas de negocio online. Este país ofrece amplias e infravaloradas oportunidades comerciales que deben ser aprovechadas. No es momento de perder el tiempo y dejarlo “para mañana»; ya que siempre existe la posibilidad de que todo cambie en un momento determinado. Las atractivas condiciones de Panamá puedan no estar disponibles para siempre.  El país del canal es uno de los líderes de América Latina y el Caribe y tiene enormes posibilidades. En resumen, si tiene planes para abrir un negocio en el extranjero o ampliar una actividad internacional,  Panamá es definitivamente una buena base para comenzar.

Envíenos su consulta