Ha llegado una nueva era en el sector de los negocios internacionales y ya no hay marcha atrás. Este periodo podría llamarse «la época de la sustancia económica» o de la presencia real de la empresa. A continuación, trataremos en detalle en qué consiste la sustancia económica y cómo obtenerla. 

Examine la información detenidamente, ya que el conocimiento de la misma pude llegar a ahorrarle situaciones desagradables,  como el cierre de una cuenta o posibles problemas en sus negocios.
Como usted probablemente sabe, es extremadamente difícil llevar a cabo actividades comerciales con éxito, especialmente a nivel internacional, sin disponer de una cuenta bancaria.

¿Qué es la sustancia o la presencia empresarial real?

Comencemos con la definición para aproximarnos al tema que vamos a tratar.
La sustancia es la presencia real de un negocio en una jurisdicción. En la mayoría de casos, el término se emplea cuando la empresa se encuentra de facto en el país o territorio donde está registrada.

Si una sociedad está registrada en el territorio de Rusia, y lleva a cabo su actividad y gestión en el país, podemos afirmar con seguridad que la empresa tiene una presencia real en la Federación Rusa.
Si una empresa está registrada en Seychelles (donde solo dispone de una dirección postal), transfiere allí los beneficios obtenidos en Rusia o en otros países y no genera actividad real, surge la duda: ¿es una empresa auténtica o ha sido creada para evadir impuestos? 

Durante mucho tiempo este tema preocupó solo a algunos individuos y países. Tras la crisis del 2008, cuando disminuyó la recaudación de impuestos y aumentaron las necesidades propias de las maquinarias estatales que debían salvar a los bancos con el dinero  de los contribuyentes, se comenzó a prestar más atención a quién debía pagar y cuánto.
Al mismo tiempo, se iniciaron varios procesos: la lucha contra la “dilución de la base imponible” y la deslocalización, y la exigencia de requisitos de transparencia. Entre otras, surgió la tendencia a comprobar la presencia real de una empresa en su país de registro.
El punto de ruptura fue la creación por parte de la UE de una lista negra.

¿Por qué se ha vuelto necesaria de repente la sustancia económica y la presencia real?

Las transacciones económicas se han ido conformando de manera que no hay tantos mercados grandes que puedan influir en las normas internacionales: Estados Unidos, UE y, en parte, China o Asia en general. Sin embargo, las principales tendencias son fijadas por los dos primeros.
Cuando los Estados Unidos introdujeron la FATCA (una ley que exige a los bancos informar al país sobre los clientes estadounidenses), los demás se apuntaron a ello rápidamente. La UE y otros países, bajo el liderazgo de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), han creado la CRS, una norma común para el intercambio de información fiscal que requiere que los bancos transfieran información sobre contribuciones extranjeras de ciudadanos de más de 100 países.

Así mismo, la UE creó su llamada lista negra, que incluye aquellas jurisdicciones cuyos regímenes fiscales se consideran potencialmente peligrosos. Los criterios para determinarlo son los siguientes: falta de acceso de las empresas locales a un régimen tributario simplificado (y sí para no residentes), ausencia de obligatoriedad de presencia real o sustancia económica suficiente y posibilidad de generación del beneficio principal fuera del territorio en el que la sociedad se halle registrada.

La propia descripción muestra que el objetivo principal de la UE son aquellos países y territorios offshore que ofrezcan impuestos a tasa cero o casi cero, un alto grado de confidencialidad y una legislación flexible. 

Los requisitos de la UE, uno de los proveedores más grandes de clientes offshore, se ha convertido en un distintivo importante para diversos países. El hecho de aparecer en la lista negra no amenaza con consecuencias directas, pero casi todas las jurisdicciones que estaban consideradas como negras o grises (aquellas que cumplen parcialmente los requisitos o prometen adaptarlos), han ido tomando medidas para modificar su legislación.

Como resultado, muchos países han eliminado la división en empresas locales y extranjeras de su legislación, eliminando la preferencia por las segundas y nivelando sus derechos con los de las sociedades nacionales. Así mismo, estos territorios han comenzado a introducir requisitos para la presencia real del negocio, especialmente en las áreas especificadas.

Otro detalle importante que supuso un cuestionamiento de la presencia real de las empresas fue el uso de acuerdos para evitar la doble tributación y otros beneficios fiscales. A menudo, los empresarios enviaban sus ganancias a jurisdicciones offshore o a países convenientes a nivel fiscal, sin mayor beneficio en constituir estas estructuras salvo el ahorro fiscal. 

Este beneficio era obtenido gracias a un simple buzón en un edificio enorme, hogar de decenas de miles de empresas. Este enfoque está empezando a desaparecer.

¿Quiere obtener beneficios? ¡Asegure una presencia real en el país de registro de su empresa!

Sustancia económica y presencia real versus cuenta bancaria

¿Por qué poseer sustancia económica es tan importante para una empresa y para una cuenta bancaria? Sin ella, pueden no abrirnos una cuenta o cerrarnos las ya existentes.

Los bancos cumplen la voluntad de estamentos superiores y son las instituciones a las que acuden todos: tanto los clientes como los propios reguladores. Las autoridades supervisoras ponen nuevas reglas a los bancos y castigan con multas o incluso con la revocación de su licencia, en caso de violarlas.

Prestar servicio a una compañía que no cumple con las reglas en torno a la sustancia económica, lo que implica que se trata de una offshore o una empresa falsa en el peor de los casos, implica atraer la ira de los supervisores.

Además, nadie tratará de investigar lo grande, real o viable que sea la sociedad: si esta acaba registrada en una lista de clientes con riesgo, será muy fácil para el banco cerrar sus cuentas o no abrirlas en absoluto en lugar de llevar a cabo una evaluación, lo que ocurre hoy en día con mucha frecuencia.

Dicho de otro modo, para abrir y conservar una cuenta bancaria perteneciente a una compañía extranjera, especialmente a una compañía offshore, no será suficiente registrarse y pagar las correspondientes tarifas anuales: es necesario probar que la empresa lleva a cabo una actividad real, y que existe tanto en la red como en la realidad.

Solo después de esto, la sociedad puede dirigirse a bancos y a sistemas de pago para abrir en ellos su cuenta.

Sustancia económica y presencia real: Novedades en las jurisdicciones offshore

A finales de 2018, una nutrida lista de países, especialmente los offshore, hizo modificaciones en su legislación para cumplir con los requisitos de la sustancia económica. Entre ellos encontramos los siguientes: Belice, Nevis, San Vicente y las Granadinas, Seychelles, Labuán, Mauricio, Barbados, Curazao, islas Caimán, Bermudas, islas Vírgenes Británicas, etc.

A modo de ejemplo, en Belice es necesario pagar un impuesto del 3 % sobre los beneficios obtenidos hasta los 3 millones de dólares beliceños y del 1,75 % por un monto superior. Al mismo tiempo, para obtener el estatus de empresa residente, es necesario garantizar la actividad de la empresa en el país, conservar in situ todos los documentos, proporcionar empleo a una cantidad de personas adecuada al negocio que se emprende, alquilar una oficina, etc.

Por el momento, existen agencias especiales que pueden asumir algunas de las funciones y garantizar su presencia real.

Si una empresa en Belice quiere recibir el certificado de empresa no residente, entonces debe demostrar que realmente lleva a cabo sus actividades en otro país.

Nevis ha introducido la obligación de pagar el impuesto de sociedades a nuevas empresas, pero lo más probable es que introduzca un sistema de impuestos territoriales en el que se determine la tasa de impuesto dependiendo del lugar de obtención de las ganancias, como ocurre ahora en Hong Kong o Panamá.

Grindelwald - Suiza

Las transacciones económicas se han ido conformando de manera que no hay tantos mercados grandes que puedan influir en las normas internacionales: Estados Unidos, UE y, en parte, China o Asia en general.

Otros países han tomado medidas similares a fin de proteger su economía.

La mayoría de las nuevas medidas afectan a empresas que se dedican a las siguientes áreas:

  • banca;
  • seguros;
  • gestión de fondos;
  • financiamiento y leasing;
  • sedes empresariales;
  • entregas;
  • centros de distribución y servicios;
  • holding;
  • derechos de propiedad intelectual.

Para este tipo de negocios, la existencia de sustancia económica o presencia real es estrictamente necesaria. Para otros sectores existen alternativas; pero, tal y como hemos mencionado anteriormente, la clara ausencia de sustancia económica puede llevar al rechazo por parte de los bancos a prestar servicio a su empresa.

Qué puede considerarse sustancia económica y presencia real

¿Qué se puede considerar presencia real en un país y cuáles son las pruebas de la existencia de la empresa? ¿Qué debo hacer para abrir y conservar una cuenta corporativa de manera exitosa?

Debemos partir del hecho de que los diversos bancos tienen distintos requisitos, y existen diferencias entre los requisitos de los bancos y de los sistemas de pago.

En todo caso, prepárese para que los requisitos sigan creciendo sin importar el lugar en el que abra una cuenta. Los requisitos de los bancos se han igualado muchísimo independientemente de su ubicación; los sistemas de pago están comenzando a imponer los mismos requisitos.

Por lo tanto, la presencia en el equipo de un especialista que sepa cómo preparar documentos y comunicarse correctamente con el banco o el sistema de pago es un requisito previo para una apertura de cuenta segura. Este técnico le comunicará si hay suficientes factores para demostrarle al banco y al mundo que su empresa está presente en el país de registro.

Estos son los factores más comunes que hay que tener en cuenta para asegurar la presencia real del negocio (sustancia económica):

  • Página web de la empresa

Puede sonar ridículo, pero en pleno siglo XXI, en una era de globalización y digitalización en la que se abren empresas y cuentas en otros países sin salir de la oficina, algunas personas todavía no entienden la necesidad de un sitio web para su empresa.

El sitio web es su rostro en la red y no lo es solo para los clientes, sino también para los bancos y las autoridades regulatorias.

Una buena página web es la base de su negocio y debe contener una sección con información de la compañía, sobre la administración y sobre las licencias, en caso de existir. Así mismo, se necesitarán páginas que muestren sus servicios, precios, términos de cooperación, métodos de pago y otra información importante  de su negocio.

El sitio debe tener una buena imagen, funcionar bien y contener información relevante.

  • Existencia de una oficina física (propia o alquilada)

No un buzón de correo, sino una oficina en la que se ubican los instrumentos de trabajo y desempeñan su función los empleados o un equipo completo.

  • Existencia de una cantidad apropiada de empleados con una formación y experiencia adecuada a su puesto

    Si su empresa se dedica a la gestión de derechos de autor, puede ser suficiente contar con una persona de amplia experiencia en este campo. Si está involucrado en el desarrollo de software, necesitará entonces un equipo mayor, incluso contratando a programadores externos.

  • Gestión de la empresa desde el territorio

Las decisiones sobre el futuro de la empresa y la gestión diaria se llevan a cabo in situ, lo que implica que el director trabaja en el lugar de registro de la empresa y los fundadores se reúnen allí mismo o donde permita la ley del territorio.

  • Las actividades generadoras de beneficios se llevan a cabo en el país de registro

Si su empresa gana dinero suministrando bananas, pero todas las bananas, barcos y porteadores trabajan fuera del país de registro, pueden surgir dudas con respecto a su empresa.

  • La compañía proporciona informes locales para determinar la ubicación de la presencia real en caso de tratarse de un grupo de empresas que opera en diversos países
  • Existencia de un residente en la estructura de la empresa

Dependiendo del país, el residente puede ser un director, el propietario o uno de los directivos. Sin embargo, que el propietario de la empresa (es decir, usted) tenga el estatus de residente es a menudo una ventaja importante para facilitar el trabajo de la empresa.

Cómo abrir una cuenta bancaria sin sustancia económica ni presencia real

Todavía es posible abrir una cuenta corporativa sin contar con presencia real, pero se está volviendo cada vez más costoso y bastante inútil. ¿Para qué necesita una cuenta de la que no podrá retirar dinero más tarde si el territorio se encontrase en una lista negra?

Además, nos guste o no, los requisitos para la presencia de sustancia se están generalizando, al igual que el intercambio de información internacional. Debe tener esto en cuenta y comprender que los costes de crear un negocio real son cada vez más altos.

Abrir una cuenta de empresa en sistemas de pago es un poco más fácil en comparación a hacerlo en una entidad bancaria. 

Nosotros le ofrecemos una amplia gama de soluciones, incluso para negocios de riesgo. Sin embargo, incluso los sistemas de pago más prestigiosos, tampoco están dispuestos a abrir una cuenta para alguien que no posea la debida sustancia.

Debe contar, como mínimo, con un sitio web; y como máximo, con todos los criterios mencionados anteriormente. Esto se aplica tanto a las empresas en Chipre, Nevis y Andorra, como en Alemania. En todas partes hay modos de abrir una cuenta corporativa de manera simplificada, pero necesita conocerlos.

Por todo ello, los empresarios se suelen poner en contacto con nosotros para recibir una consulta gratuita sobre cómo elegir una cuenta bancaria apropiada. Usted nos comenta qué es lo que desea obtener, y nosotros le ofrecemos soluciones asequibles y le mostramos el modo de hacerlo.

En algunos casos, se requerirá una visita personal y un saldo de cuenta mínimo; en otros, será posible abrir una cuenta de forma remota mediante una serie de documentos corporativos y personales que podrá preparar cuidadosamente con nuestra ayuda.

La presencia real de la empresa es el punto importante. Sin sustancia económica, será aún más difícil abrir una cuenta en un futuro próximo. Asegure una presencia real en este momento: regístrese para una consulta con los especialistas de nuestro portal y obtenga más información sobre cómo proteger el futuro de su empresa.

En lugar de buscar formas de esconderse en aguas turbias a precios cada vez más altos, piense en un esquema de trabajo que le procure la tranquilidad y la protección de sus activos a largo plazo.

Envíenos su consulta