La Inquisición Europea en Panamá

/, Mundo Enfoque/La Inquisición Europea en Panamá

LOS ERRORES DEL PASADO NOS PERSIGUEN, EL GRAN HERMANO TE VIGILA 

“La historia no se repite a sí misma, es el hombre quien la repite.”

“Aquellos que no aprenden de los errores del pasado, están condenados a repetirlos”

Estas profundas frases, ambas dichas por grandes pensadores de la humanidad Voltaire y George Santayana respectivamente resuenan en mi mente al pensar en los famosos mal llamdos “Panama Papers”. ¿Qué es lo que verdaderamente pasó y pasa en Panamá? ¿Por qué este país de Centroamérica sigue siendo una buena elección a la hora de elegir un país en en el cual invertir?

Los errores del pasado

Durante el siglo XVI, el continente europeo se vio envuelto en un período de extrema corrupción y decadencia. Guerras, crímenes, y conflictos sociales fueron algunas de las plagas que azotaron al continente, agravadas por el hambre, la pobreza y la ignorancia. En medio de este fango de miseria humana, surgió uno de los más grandes y viles genios de la época conocido como “El gran inquisidor Tomás de Torquemada”. “El martillo de los herejes”, “la luz de España”, “el salvador de su patria”, “el orgullo de su orden”; fueron algunos de los calificativos que le otorgaron los entonces miembros de la Corte Española.

Fue el mismo Torquemada quien transformó a la inquisición española en la más feroz y perversa agencia de recaudación fiscal que ha existido en el planeta. Uno de los aspectos más llamativos de la Inquisición era su forma de financiamiento. Al carecer de un presupuesto propio, esta aberrante organización dependía exclusivamente de la confiscación de bienes de aquellas personas a las que denunciaba. Por consiguiente, no debería sorprendernos el hecho de que gran parte de las personas procesadas y condenadas por “herejes” bajo la severa vara de la Inquisición, eran personas adineradas. Evidentemente, la situación se prestaba para toda clase de abusos como se puede inferir a partir de un mensaje en un converso de Toledo dirigido al rey Carlos I:

“Su Majestad, es necesario que los ingresos de la Inquisición no provengan de los bienes de los condenados, ya que siendo este el caso, si no queman, no comen.”

Por consiguiente, los denominados conversos (judíos que habían sido forzados a adoptar la religión cristiana), eran hombres acaudalados y por lo tanto el blanco preferido de la Inquisición, la cual valiéndose de diversos pretextos pretendía apropiarse de sus bienes.

Hasta la fecha no se sabe con exactitud cuántos bienes y riquezas fueron confiscados de los judíos conversos y demás víctimas de la implacable Inquisición, sin embargo, las riquezas recaudadas durante un año de persecuciones en una pequeña ciudad, eran suficientes para financiar la construcción de una residencia real. Existen numerosos registros en los que consta la opinión de algunos ciudadanos españoles de aquella época. Un residente de la ciudad de Cuenca declaró: “la Inquisición es una máquina diseñada para robarle a la gente”, “fueron quemados por el dinero que tenían”, y también, “queman sólo a los ricos”. En el año 1504 uno de los acusados afirmó: “sólo los ricos fueron quemados”; y en 1484 Catalina de Zamora aseveró que “la Inquisición que los sacerdotes de la Iglesia Católica están llevando a cabo, pareciera estar más orientada a la confiscación de bienes que a la defensa de la fe cristiana”. “Los bienes son los herejes” esta frase se ha transformado en un dicho popular en España.

                      Fray Tomás de Torquemada “El Gran Inquisidor, El Martillo de los Herejes”

Ya en los comienzos del siglo XVI la Inquisición había extendido su autoridad absoluta sobre los territorios del nuevo mundo. Mientras los soldados europeos masacraban a la población local despojándolos de su oro y su plata, mientras los nativos eran esclavizados y obligados a trabajar en las minas, los inquisidores se aseguraban de mantener el dominio de la Iglesia Católica sobre estas tierras y sus habitantes. La extensión de la Inquisición Española hacia el nuevo continente derivó en lo que se conoce como la “Inquisición Mexicana”.

Detengámonos un momento para enumerar algunos de los métodos utilizados por la Inquisición en su “conquista” del nuevo mundo:

    • Control de la educación: En América, los miembros de la orden dominicana (llamados “los sabuesos de Dios” debido a su tenacidad persecutoria al servicio de la Inquisición), fundaron diversas escuelas y centros universitarios. De esta manera los dominicanos servían a la Iglesia, la cual a través de ellos controlaba la educación y suprimía puntos de vista contrarios a sus intereses.
    • Red de informantes:  Los sacerdotes dominicanos establecieron una red de informantes leales a la Inquisición, ofreciendo recompensas a aquellas personas que revelaran la identidad de los supuestos herejes.
    • Control de la legislación: La inquisición legitimó la confiscación de bienes mediante la creación de un tribunal, el cual justificaba dicha acción mediante rebuscados pretextos. Incluso alegaban que las almas de aquellos condenados injustamente, serían purificadas por Dios luego de su muerte, por lo tanto, condenar a un inocente no sería algo tan malo después de todo, siempre y cuando sus propiedades pasaran a formar parte de las arcas de la Iglesia Católica.


La Orden de Santo Domingo los denominados Sabuesos de Dios “Domini Canes”

LA OCDE

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) es una organización cuyos miembros pertenecen en su mayoría a países del primer mundo con ejércitos poderosos. Los países que forman parte de esta organización son principalmente países de Europa, Estados Unidos, junto con Corea del Sur y México.

El propósito de la OCDE es promover la “transparencia” fiscal, la eliminación de paraísos fiscales y la disolución de los regímenes de bajas tasas impositivas. Esta organización se basa en la premisa de que los países que cobran excesivos impuestos, así como los que poseen un riguroso control fiscal, son países más desarrollados que aquellos cuyas regulaciones son más flexibles.

Sin embargo, territorios cono Hong Kong, Singapur o Mónaco, los cuales tienen un bajo índice criminal, altos salarios, población próspera y un alto nivel de PIB (Producto Interior Bruto), no son tan “transparentes “como países como por ejemplo México. El país latinoamericano está abogando por dar mayor control a sus autoridades fiscales con el fin de investigar las cuentas que sus ciudadanos mantienen en el extranjero, y así arrestar a aquellos individuos que oculten su capital. En México también se pretende subir las tasas impositivas para aumentar los fondos del estado y sus agencias.

Sin embargo, en el país del Chavo del ocho estas medidas impositivas podrían traen consigo consecuencias negativas. Algunos reportes de la Observación de Derechos Humanos han informado que muchas bandas de criminales y narcotraficantes del país en cuestión, están íntimamente ligadas a las autoridades gubernamentales. Por consiguiente, cualquier información de capitales existentes en cuentas extranjeras podría poner en riesgo a su propietario exponiéndolo a extorción, secuestro, e incluso asesinato por parte de las ya mencionadas organizaciones criminales. En lo que a esto respecta, la Observación de Derechos Humanos reportó un caso de asesinato del cual miembros del personal de la embajada de Estados Unidos fueron víctimas.

Dado los registros existentes, no sería para nada sorprendente que la investigación del crimen contra la embajada estadounidense, revelara la complicidad de la policía mexicana en el siniestro. La corrupción está profundamente arraigada entre las fuerzas policiales de este país, y crece alarmantemente día a día. La situación del ejército no es mucho mejor. Recordemos que la organización criminal “Los Zetas” se originó a fines de los 90 y era en principio una unidad especialmente entrenada del ejército mexicano. De hecho, Estados Unidos mismo contribuyó en el entrenamiento de dicha unidad en Fort Bragg, Carolina del Norte. La mayoría de los integrantes que se han unido a los Zetas en los años posteriores a su creación, han sido ex policías o miembros del ejército.

Otro reporte denuncia el secuestro y asesinato de un numeroso grupo de estudiantes por la policía mexicana.
Las fuerzas de seguridad mexicanas han sido cómplices de la desaparición de personas desde que el ex presidente Calderón (2006-2012) declaró la guerra contra el narcotráfico. Miembros de las ya mencionadas fuerzas continúan siendo responsables de la desaparición de personas aún durante el mandato del actual presidente Peña Nieto, en algunos casos, en directa colaboración con grupos criminales.

En septiembre del 2014, aproximadamente 30 policías municipales de la ciudad de Iguala en el estado de Guerrero, dispararon contra tres buses en los que se encontraban 90 estudiantes de una escuela rural. Durante este incidente, gran cantidad de civiles fueron maltratados y golpeados, y 43 estudiantes desaparecieron sin dejar rastros.

Reporte del Comisionado de los Derechos Humanos Zeid bin Ra’ad, comisionado de derechos humanos de las naciones unidas, condenó severamente estos actos de violencia perpetuados por los “poderosos e inescrupulosos grupos del crimen organizado”, quienes han colocado un oscuro velo negro sobre los habitantes de México. Sin embargo señaló que muchas de las desapariciones, torturas y asesinatos extrajudiciales sucedidos en este país, presuntamente han sido llevadas a cabo por las autoridades federales, estatales y municipales, incluyendo a la policía y a algunos sectores del ejército. “La combinación de miedo, avaricia y perpetua impunidad es potente, y millones de personas están sufriendo las consecuencias de este nefasto cóctel, el cual una vez fermentado, es difícil de eliminar”, declaró el comisionado.

Al igual que México, el continente europeo, así como casi todos los países integrantes de la OCDE, están plagados de múltiples problemas incluyendo el colapso bancario, el lavado de dinero, el crimen organizado, la pobreza y ahora también el terrorismo. Empero los miembros de estos países (al igual que España en el siglo XVI), creen que el resto del mundo debería permitirles establecer el estándar para una “transparencia” fiscal y una regulación impositiva.
Por ejemplo, Italia posee una tasa impositiva de aproximadamente el 70% del ingreso personal (sumando todos los impuestos), la cual es posiblemente una de las más altas tasas en el mundo. A pesar de esto, las Asociaciones de los Derechos Humanos dicen acerca de Italia lo siguiente:

Möllendorf observa que no son solo Roma y Sinti los que enfrentan la persecución, sino que en general se hace “muy poco” para prevenir crímenes de índole racial.

La violencia contra homosexuales y transexuales pasa casi desapercibida, declaró Möllendorf:

“No existen investigaciones independientes en casos de violencia policiaca y hay muy pocas, por no decir ninguna penalidad para los oficiales que quebrantan la ley.”

Incluso en el código penal italiano hay una alarmante escasez de leyes que penalicen los actos criminales y abusos cometidos por oficiales de policía. La tortura, por ejemplo, aún no está incluida en dicho código penal.

No son solo los sistemas penal y legal de Italia los que están embadurnados de corrupción, sino que el sistema financiero completo es disfuncional, un hecho no sorprendente si se tiene en consideración los extensos juicios y las acusaciones relacionadas con Silvio Berlusconi. Entre dichas acusaciones se encuentran: abuso de poder, difamación, extorción, abuso infantil, perjurio, colaboración con miembros de la mafia, falsificación de registros contables, malversación, lavado de dinero, fraude, manipulación de testigos, corrupción y soborno de policías, de jueces, y también de políticos.

El lavado de dinero y la evasión de impuestos son uno de los “deportes” favoritos de los italianos. El mismo presidente de la nación declaró en la televisión nacional que los ciudadanos italianos no deberían de pagar impuestos. Este “deporte nacional” es también practicado por nada más y nada menos que el Banco del Vaticano, el cual se ha visto inmiscuido en acusaciones de lavado de dinero con organizaciones como la mafia durante varios años.

“La Evasión de Impuestos es un Deporte Nacional en Italia, quizás el más practicado”

El último reporte del FMI declara: Italia cuenta con un fuerte marco legal e institucional para luchar contra los LM y TF, pero la realidad es que posee una cantidad particularmente alta de capital generado mediante actividades delictivas, (reconocido en la evaluación nacional de riesgos), los cuales son en su mayoría generados dentro del país. Se estima que este capital conforma entre el 1.7% y 12 % del PIB. Las principales fuentes de ganancias ilícitas son: (i) excesiva evasión de impuestos (alrededor de 75% del capital); (ii) tráfico de drogas y usura (alrededor del 15% del total); (iii) corrupción, fraude, falsificación, crimen ambiental, robo, contrabando, extorción y apuestas ilegales (alrededor del 10% del total). Las categorías criminales (ii) y (iii) están altamente relacionadas con actividades propias del crimen organizado, persistente enfermedad que ha aquejado a los italianos a través de toda su historia.

Pero en España las cosas no marchan mucho mejor. Recientemente en el país de la península Ibérica se han dado a conocer casos de violencia policiaca contra los catalanes, quienes no han hecho más que hacer valer sus puntos de vista y sus derechos. Continuando el legado del régimen fascista de Franco, la policía española ha golpeado y disparado contra hombres y mujeres desarmados, incluso contra niños.

Todo esto nos demuestra que al igual que la inquisición española, la OCDE dicta sanciones en contra de los gobiernos “low tax”, y contra aquellos que no desean pagar desorbitantes sumas en forma de impuestos, pero esto no es nada más ni nada menos que un ataque pobremente disfrazado, en contra de la estructura misma de la libertad humana.

El hombre repite la historia: Panama papers El comienzo de una nueva inquisición

A pesar de sus paupérrimos antecedentes como sociedad en general, los países de la OCDE han logrado, a través del bullying y la desinformación, convencer a más de 132 países para que ratifiquen el convenio de la OCDE, el cual avala el intercambio mutuo de información fiscal. Este convenio, en conjunto con presión de la “Financial Action Task Force”, ha creado los siguientes sistemas inquisitorios:

Todos los bancos pertenecientes a un país ratificante, están desde ahora automáticamente forzados a enviar la información de las cuentas bancarias de sus clientes extranjeros, al país de origen de los mismos, con el fin de mantener la mentada “transparencia”. 

En la actualidad se considera lavado de dinero a todas aquellas actividades asociadas con evasión de impuestos incluso si las mismas se realizan dentro de un marco legal, como por ejemplo la “evasión agresiva”, antes conocida como “tax planning”. Esto significa que bajo el modelo de legislación “anti lavado de dinero” propuesto por la OCDE y la Financial Action Task Force, modelo adoptado por los países ratificantes, cualquier cuenta puede ser confiscada por alguno de los países participantes por sospecha de lavado de dinero, incluso sin tener evidencia vinculatoria. De hecho, ha sido removida la responsabilidad de presentar evidencia (burden and onus of proof). Dado que el lavado de dinero no tiene ninguna definición legal consensuada y por lo tanto es imposible de refutar, esto sienta el precedente para una masiva confiscación de riquezas a la escala de lo que fue la Inquisición española.

Esto significa que, por ejemplo, las autoridades corruptas mexicanas e incluso las aún más corruptas autoridades venezolanas (en caso de ratificar el acuerdo), podrían en efecto forzar a un miembro del gobierno a confiscar cualquier cuenta perteneciente sus a ex ciudadanos, y no habría derecho a cuestionar si esta acción es en realidad parte de una persecución política o de una operación del crimen organizado.

El problema de la OCDE y de la Financial Action Task Force era que antes de los Panama Papers, muchos gobiernos junto con un amplio número de gente instruida, simplemente no creían que la tal llamada transparencia financiera, las altas tasas impositivas, y el control gubernamental eran en verdad elementos beneficiosos. Esta opinión era particularmente popular en Latinoamérica, en donde una buena cantidad de la población desconfía de las ideologías comunistas y socialistas, y en donde aún se entiende y valora la libertad personal y familiar.

Pero la OCDE tenía además otro problema, gran cantidad de acaudalados e inteligentes hombres de negocios, estando disconformes con las condiciones financieras de Europa, emigraban hacia el nuevo mundo en busca de territorios low tax. Estos inmigrantes se asentaron especialmente en Panamá, país que llegó a tener uno de los índices más alto de capital extranjero junto con Suiza, Singapur, Hong Kong y Dubái.

Remanentes del maquiavélico genio del “gran” Torquemada, aún perduran en los países de la OCDE, quienes, valiéndose de agencias de servicios secretos, anónimas fundaciones e individuos de izquierda, fundaron secretamente una multimillonaria operación de relaciones públicas con el fin de destruir a Panamá como centro offshore.

    • La ICIJ o “Consorcio internacional de periodistas investigadores”, fundaron una operación internacional de decenas de millones de dólares, en la que se hackeó la base de datos de una de las más importantes firmas de abogados del mundo Mossack Fonseca, y se hurtaron millones de páginas que contenían información recolectada a lo largo de treinta años.
    • Alrededor de 300 periodistas en el aproximado lapso de un año, en una cooperación sin precedentes, trabajaron virtualmente full time para procesar la información recolectada, publicarla y diseminarla. Las fuentes de financiamiento de esta operación permanecen en secreto, pero irónicamente los fondos provienen de fundaciones y fideicomisos cuyos beneficiarios permanecen en el anonimato y cuyas fuentes de ingresos no han sido corroboradas.
    • La operación en contra de Panamá fue precedida por una presión secreta de parte de la OCDE hacia el país centroamericano para que el mismo coopere con el tratado de intercambio mutuo de información, y con los incentivos de la Financial Action Task Force, so pena de exclusión del sistema financiero europeo y americano, y de ser colocado en la lista negra.
    • El hackeo de la base de datos de Mossack Fonseca fue un crimen cibernético y la divulgación de información privada, infringiendo casi todas las normas morales y leyes internacionales sobre privilegios legales y privacidad, fue una conspiración de la ICIJ para apoyar y promover el crimen y terrorismo cibernéticos. Este caso contrasta notoriamente con el de Julian Assange, quién enfrenta una condena de 20 años en la cárcel simplemente por publicar en su sitio web documentos que comprometían a los Estados Unidos de América.
    • Lo que deliberadamente se mantuvo oculto de la opinión pública por la ICIJ es que la mayoría de las aproximadamente 500 mil compañías que fueron publicadas en Internet eran entidades completamente legales que tenían en reserva capitales de gente adinerada, sin quebrantar la ley en absoluto. Además, la mayoría de esas compañías no eran panameñas sino de otros territorios como las IBV, Seychelles, etc. Esto demuestra que en efecto Panamá fue injustamente blanco de varias calumnias y de una vil campaña de desinformación.
    • La publicación de información de cuentas bancarias de gente adinerada en Internet, especialmente de información obtenida mediante un crimen cibernético, es no solamente una irresponsabilidad moral y legal, sino que también atenta contra la integridad de las personas involucradas, dejándoles expuestos y vulnerables ante las organizaciones de crimen organizado.

La cacería de brujas en contra de Mossack Fonseca

La firma de abogados Mossack Fonseca llevaba más de treinta años en el negocio de los servicios legales y societarios Inmediatamente luego de la publicación de los Panama Papers, los socios y el personal de la firma fueron sistemáticamente cuestionados y arrestados por sospecha de lavado de dinero. Esto fue ávida y vehementemente reportado por la ICIJ como una victoria. Muchas de las sucursales de Mossack fueron cerradas en varias jurisdicciones, dejando a más de 500 personas sin trabajo.

Lo que los Panama Papers no reportan, es que muchos de esos empleados ahora no pueden conseguir empleo, e incluso se les ha prohibido abrir cuentas bancarias debido a su relación con la firma.

Sin embargo, la ICIJ también deliberadamente se olvidó de informar, que de las decenas de miles de compañías y de entre los más de 300 mil reportes investigados, muy pocos han sido condenados por actividades ilícitas y sólo el alrededor del 1 % han tenido problemas identificables.

Además, suponiendo que entre los clientes de Mossack Fonseca haya habido algunas personas de dudosa reputación, políticos u otras personalidades de baja calidad moral, ¿no sería lo mismo que cerrar un casino sólo porque algunos de sus miles de clientes son “malas personas”? Mossack, por cierto, ha seguido los procedimientos estándar de la AML en la mayoría de los casos, y una firma de abogados que posee decenas de miles de clientes, y más de 500 empleados, no debería ser criminalmente responsable porque algunos de sus clientes haya tenido negocios turbios en el pasado, en algunos casos hace 30 años, cuando aún no existían los requerimientos que ahora existen. En términos legales, no hay evidencia que indique la responsabilidad de Mossack Fonseca en ningún aspecto, ni tampoco que pueda inculpar a la firma ante ningún tribunal de justicia.

Pero la corte de la opinión pública y de las acusaciones de lavado de dinero no se basa en evidencia lógica o en pruebas tangibles. Así como en los tiempos de la Inquisición española, Mossack Fonseca sufrió las consecuencias de ser la firma de abogados de los ricos, y los mismos ricos son ahora el blanco intencional de la ICIJ, cuyo propósito es nada más ni nada menos que el de eliminar el mundo offshore.

Lo más interesante es que ninguna información de las cuentas Offshore de individuos y compañías estadounidenses de alto rango fue publicada. La ICIJ seleccionó muy cuidadosamente qué información publicar, como si los gobiernos o autoridades estuvieran guiando sus manos. De hecho publicaron mucha información falsa conectando algunas cuentas rusas con Putin, cuando en realidad no existe la más mínima evidencia de la existencia de tales conexiones.

Sin embargo, vale la pena mencionar que los fundadores de Mossack Fonseca, sus empleados y directores nominativos, fueron sujetos a interrogatorios y a procesos judiciales sin ninguna evidencia tangible de deliberado mal proceder. Quinientas personas perdieron sus empleos. Las operaciones de Mossack Fonseca en todos los países están siendo detenidas o agresivamente investigadas en una inquisición abierta al público, y con comunicados de prensa emitidos por las mismas autoridades que trabajan en conjunto con los periodistas internacionales y las autoridades de la OECD.

Es la primera vez que una “bruja” tan grande ha sido quemada en la hoguera de una manera tan pública. Es una advertencia para los expertos en asuntos Offshore: ustedes podrían ser los próximos en arder.

Las acciones legales contra asesores Offshore en otras jurisdicciones comenzaron con el notorio “Caso del banco suizo”, en el que un banquero del mencionado país europeo fue arrestado en Alemania por supuestamente ayudar a ciudadanos estadounidenses a evadir impuestos. El caso está registrado bajo el nombre U.S. v. Berlinka, et al, Tribunal del Distrito de EEUU, Distrito Sur de Nueva York.

Este caso marcó el comienzo de un poder extraterritorial y fue seguido por una serie de otros procesos y acuerdos entre los que se incluyen el infame proyecto “wickenby”, por el cual autoridades impositivas australianas arrestaron e interrogaron a asesores financieros extranjeros con el fin de recolectar información sobre posible evasión de impuestos y uso de vehículos Offshore.

El uso de poder criminal extraterritorial, destinado a atacar a aquellos asesores financieros que aconsejan a ciudadanos extranjeros, ha sido legitimado en gran escala por los Panama Papers.


Mossack Fonseca la primera “Bruja” en arder

Estas acciones presagian el fin de la privacidad en todas sus formas, y anuncian la distopía del estado vigilante. El siniestro y escalofriante mundo imaginado por George Orwell en su libro 1984 parece cobrar vida ante nuestros ojos: el “Gran Hermano” te está observando.

Paradójica e irónicamente Julian Assange y Snowden han sido atacados con todo el peso de la ley y por los medios internacionales por intentar informar al mundo que sus gobiernos los estaban espiando, y por filtrar secretos de estado. Julian Assange y Snowden han sido mostrados al mundo como terroristas cibernéticos, hackers y justicieros.

Es grande el contraste si se tiene en cuenta que la ICIJ ha ganado una serie de premios incluyendo el Pulitzer, por hacer esencialmente lo mismo que Assage y Snowden hicieron, excepto que la ICIJ ha expuesto a personalidades que poseían capital depositado en legítimas cuentas bancarias. En conclusión, a pesar de haber colaborado con el “hacking”, el terrorismo cibernético y con la violación de la privacidad, ninguno de los periodistas o hackers involucrados en la difusión de los Panamá Papers, ha sido investigado por ningún gobierno hasta la fecha, ya que, por obvias razones, la inquisición no puede investigarse a sí misma, y sus métodos están por fuera de la ley.
Panamá arde en la hoguera

Por primera vez en la guerra del mundo offshore la OCDE ha podido establecer su victoria más grande: la destrucción completa de un país. Se dice que de hecho muy pocas de las compañías sospechosas registradas por Mossack Fonseca han estado verdaderamente ligadas a Panamá, sino que a otras jurisdicciones como las Islas Vírgenes Británicas. No obstante, en el ataque cuidadosamente orquestado, no se menciona este hecho, por el contrario, se crea una red de desinformación y de descaradas mentiras al denominarlos los “Panamá” Papers.

No es coincidencia que previamente a la divulgación de los mismos, los países de la OCDE estaban presionando a Panamá para que se integrara al tratado de intercambio de información, a lo que Panamá opuso resistencia. Otra de las preocupaciones de la OCDE era la fuga de capitales europeos hacia el seguro territorio “low tax” de Panamá.

La divulgación de los Panama Papers ha traído consigo consecuencias negativas a la economía del país en cuestión:

    • Muchos inversores extranjeros se han retirado del istmo de Panamá, lo que resultó en el aumento de desempleo, pérdidas económicas, y decrecimiento de la actividad turística.
    • La industria de bienes raíces se vio severamente afectada, los precios de las propiedades decrecieron y muchos locales comerciales se encuentran ahora vacíos.
    • La tasa de criminalidad subió inmediatamente en consecuencia del aumento del desempleo.

Lo que antes era un centro financiero en rápido crecimiento es ahora un centro en lentecido, y la misma gente que según la ICIJ está siendo afectada por los paraísos fiscales Offshore (los más necesitados), son los que más están sufriendo las consecuencias de los Panamá Papers. Tanto empleados como familias constituidas por gente trabajadora, han sido devastados por los efectos de la depresión económica.


Los mal llamados “PANAMA PAPERS” un isntrumento de difamación y destrucción contra la economía istmeña

El futuro de Panamá como una Jurisdicción de Baja Tributación

Ya que el objetivo de la OCDE es destruir las jurisdicciones de baja tributación como por ejemplo Hong Kong, Suiza y Panamá, sus iniciativas han ciertamente dificultado la apertura y manejo de cuentas bancarias de los no-residentes en estos territorios. En realidad, la presión global infligida sobre la banca panameña y su sistema financiero ha sido tal, que muchos bancos ya no aceptan cuentas de corporaciones panameñas cuyos dueños sean no-residentes en ese país. En consecuencia, podría decirse que el estatus de Panamá como jurisdicción low tax está ahora desacreditado, y que ya no sería aconsejable considerar al país centroamericano a la hora de invertir.

La cacería de Martinelli, la investigación de Waked, el decomiso de los bienes de Soho Mall, son algunos hechos que demuestran el gran alcance y las propiedades devastadoras de los poderes de la OCDE. Empero el ataque a la soberanía panameña no es novedad. El mencionado país ha sufrido embates como el asesinato del general Torrijos en manos de poderes extranjeros, ha sobrevivido la invasión del ejército estadounidense y al igual que todos los países latinoamericanos, se encuentra presuntamente a merced de benevolentes fuerzas foráneas, las cuales les dictan lo que hacer y lo que no, en relación a las políticas fiscales e impositivas.

El pueblo panameño, así como el de toda Latinoamérica, siente recelo hacia estos poderes extranjeros. El intento de destruir, influenciar y controlar a las culturas latinoamericanas, a su soberanía y economía, se remonta a los tiempos de la invasión de los conquistadores españoles y se ha visto reflejado en los juegos de la guerra fría en países como Cuba, Nicaragua, El Salvador y Guatemala.

No obstante, existen algunos factores que hacen al “puente del mundo” un territorio resistente al control extranjero. El Canal de Panamá es una ventaja clave para el país, además es una magnífica obra de ingeniería, responsable de al menos el 5 % del comercio global, y es también un punto estratégico para todas las potencias mundiales.

Así mismo, proporcionalmente a su tamaño, Panamá posee una grande y próspera clase media y alta, quienes ejercen influencia en las disposiciones políticas y fiscales, y quienes se muestran en desacuerdo con las severas políticas de control social y de altos impuestos de la OCDE. De hecho tanto panamá como sus habitantes, no desean pagar impuestos más altos ni ser controlados por políticas occidentales. Se niegan a convivir con el desempleo, los programas “social welfare”, con el crimen y el terrorismo, y además se resisten fuertemente a las políticas hipócritas de la OCDE.

Panamá está al tanto de su potencial poder, así como de su vulnerabilidad, y por ello ha firmado acuerdos con China para así balancear la influencia occidental. Si los occidentales llegaran a continuar presionando a este país, es posible que los lazos económicos y políticos entre Panamá y China se vean reforzados, por lo tanto es de esperar una mayor inversión de parte de los orientales hacia el país del canal en un futuro cercano.

A pesar de los ataques de la OCDE a través de los Panamá Papers, y quizás irónicamente gracias a ellos, Panamá podría probablemente evolucionar hacia una jurisdicción de baja tributación más madura y sofisticada.

Esta potencial evolución se debe a numerosas razones interrelacionadas, las cuales se enumeran a continuación:

    • En primer lugar: Según los expertos, Panamá cuenta con las mejores políticas migratorias y de residencia de toda Latinoamérica, por no decir del mundo. Bajo el amparo de la ley de “países amigos”, ciudadanos europeos, americanos y pronto también chinos, tienen derecho a residencia permanente (y eventualmente naturalización), simplemente abriendo una empresa sin ser necesaria ninguna inversión. Pero los ciudadanos de aquellos países que no forman parte de este convenio, también tiene posibilidad de acceder a la residencia mediante la realización de una mínima inversión (por ejemplo la compra de un apartamento de 300 mil dólares), o por el solo hecho de ser poseedores de un título universitario. Por este motivo la migración a Panamá continúa acrecentándose. Este acrecentamiento no es para nada sorprendente si se tiene en cuenta las laxas políticas migratorias, y si se compara el estilo de vida y la libertad financiera de Panamá con la de los países de la OCDE.
    • En segundo lugar, aquellas personas que residen en Panamá no están obligadas a pagar impuestos por ingresos de origen extranjero, lo que significa que al tener la residencia legalmente en este país, se puede ganar cualquier cantidad de dinero desde cualquier parte del mundo sin tener que pagar ni un centavo de impuestos. Si se compara esto con Europa o EEUU, donde las tasas impositivas llegan hasta un 70% de los ingresos, se entiende claramente las ventajas de establecerse en el país del canal. Asimismo, Panamá cuenta con una tasa muy baja de impuestos a la importación, transformándose así en un paraíso para los compradores de toda Latino américa, quienes pueden encontrar allí casi todas las mejores marcas del mundo, una buena vida nocturna, y también más restaurantes per cápita que en ningún otro lugar de América Latina. Vale agregar que en la “tierra de las mariposas”, también se pueden encontrar bienes raíces de alta clase a un precio relativamente fácil de costear, y que se han hecho aún más económicos luego de la depresión económica antes mencionada. Los motivos descritos más arriba, junto con la existencia de buenos colegios y un amigable ambiente de negocios, hacen a Panamá mucho más atractiva que Europa a la hora de elegir un estilo de vida cosmopolita, o de fundar un negocio de alcance internacional. Al contrario que los extranjeros, los residentes pueden fácilmente abrir cuentas y mantener fondos en fundaciones y corporaciones panameñas, y también pueden fácilmente acceder a una residencia fiscal, lo que implica que bajo la Responsabilidad Social Corporativa (RSC) toda su información relacionada al pago de impuestos, no saldrá de los límites de Panamá, país que cuenta con una de las mejores leyes de confidencialidad bancaria en el mundo.

Muchos europeos se han dado cuenta de que simplemente adquiriendo residencia panameña, abriendo una fundación en el país e invirtiendo su dinero ganado con sudor en la bolsa de valores, e invirtiendo a través de la fundación, nunca se verán obligados a pagar impuestos por sus inversiones, dado a la política “zero tax” que posee Panamá con respecto al capital proveniente del extranjero.

La ley 41 del año 2004, creó la “Panama Pacific Special Economic Zone”. Esta ley crea un único régimen fiscal para compañías que se establecen o se mudan a Panamá, lo que permite a las multinacionales e incluso a las pequeñas empresas optimizar su situación impositiva, su logística y costos de empleo por el sólo hecho de establecerse en la “zona”. Una compañía aprobada cuenta con inmensos beneficios incluyendo el derecho de emplear trabajadores extranjeros sin mayores dificultades administrativas, leyes laborales más convenientes para el empleador, menores tasas impositivas aplicadas a los ingresos generados dentro del país, menores tasas impositivas indirectas especialmente aranceles e impuestos a la importación, etc. Muchas empresas como Dell y Lacoste, han aprovechado estos beneficios y han sentado sus bases en Panamá.

Debido a la ubicación estratégica del país en cuestión, ya que el mismo es un eje logístico de transporte para todo el continente americano, y debido a los particulares regímenes económicos de la región, en Panamá se crea el ambiente más propicio no sólo para alcanzar el mercado latinoamericano, sino también para legitimar el tax planning. Por ejemplo, haciendo uso de una cuidadosamente estructurada política impositiva, que incluya a Panamá, Macau, Portugal y España, las empresas pueden remitir dividendos a Europa a un muy bajo costo. Por consiguiente, desde una perspectiva de optimización impositiva, es altamente conveniente sentar bases en el país del canal.
Conclusión

En vistas de las serias restricciones que rigen sobre la libertad humana y financiera en los países de la OCDE, y del constante incremento de los ataques del gobierno hacia sus propios ciudadanos en dichos países y también en Europa, cabe esperar el aumento de los impuestos y de las penalidades, así como el de otro tipo de ataques hacia la gente que posee grandes sumas de capitales.

Debido al aumento de requerimientos de parte de la RSC, a la creación de una “red policiaca global” de periodistas, a los asesores financieros (que se ven ahora obligados a reportar a sus clientes ante las autoridades nacionales), y a una implacable política impositiva, la única forma de sortear estos obstáculos legalmente es trasladándose a una nueva y más “sensata” jurisdicción.

De la misma manera, en los años 30, muchos escaparon de Europa hacia Latino américa, en aras de evitar la crisis europea que luego derivó en la segunda guerra mundial. En la actualidad, problemas como los de Cataluña, las crecientes tensiones entre Europa y Rusia, las amenazas de Corea del Norte, el constante aumento de la inmigración y como si fuera poco la sombra del terrorismo, hacen que muchos de los europeos consideren que es hora de dejar atrás el viejo mundo, y de desplazarse a una tierra de mayor libertad y bonanza.

El futuro aún es brillante en el horizonte para Panamá y su economía

En conclusión, Panamá es uno de los pocos países en Latino américa que no aplica impuestos a los ingresos extranjeros tanto de individuos como de corporaciones, por eso a pesar de los ataques, el país de Rubén Blades y de Roberto Durán, continúa siendo uno de los destinos más interesantes y convenientes para los inversores de todo el mundo.

Contáctenos y solicite una consulta personalizada y gratuita acerca de todos nuestros servicios.
2018-04-20T11:49:09+00:00diciembre 19th, 2017|Categories: Favoritos del Editor, Mundo Enfoque|Tags: , , |
Proteja su legado con nuestros
Programas de ciudadanía por
Inversión
Solicite una consulta
ENVIAR
 Haz tu vida mejor 
close-link
Suscribir
SUSCRÍBASE AHORA

Suscríbase a nuestro Newsletter y
reciba gratis el libro:

"The Digital Banking Revolution"
close-link