La República de Chipre es un país insular ubicado en el Mediterráneo oriental, geográficamente pertenece al sudeste asiático, pero desde su perspectiva histórica y cultural se considera una nación europea. Su capital y ciudad más grande es Nicosia y los idiomas oficiales son el griego y el turco.

Chipre fue colonizada por los griegos micénicos y posteriormente fue ocupada por los imperios de los asirios, los egipcios y los persas, de éstos últimos, fue conquistado de nuevo por los griegos, en 333 a. C. por Alejandro Magno. La isla fue gobernada por el Egipto ptolemaico, el Imperio romano clásico y oriental, los califatos árabes, la dinastía francesa Lusignan y los venecianos, seguido por más de tres siglos de dominio otomano entre 1571 y 1878. En 1914, Chipre pasó a estar bajo la administración del Reino Unido y fue anexada formalmente por Gran Bretaña. Finalmente obtuvo su independencia en 1960 y actualmente es miembro de la Unión Europea.

Con una economía avanzada, elevados ingresos y un índice de desarrollo humano muy alto, Chipre es miembro de la Commonwealth desde 1961 y fue miembro fundador del Movimiento de Países No Alineados hasta el 1ero de mayo de 2004, cuando se une a la Unión Europea. El 1ero de enero de 2008, esta nación se incorporó a la eurozona.


Véase también: Cambios en el programa de ciudadanía por inversión de Chipre


Chipre es una jurisdicción legítima con bajos impuestos y que ofrece importantes incentivos fiscales para la atracción de inversiones extranjeras.

Grindelwald - Suiza

Con una economía avanzada, elevados ingresos y un índice de desarrollo humano muy alto, Chipre es miembro de la Commonwealth desde 1961 y fue miembro fundador del Movimiento de Países No Alineados hasta el 1ero de mayo de 2004, cuando se une a la Unión Europea.

Consulta gratuita

Las ventajas fiscales más importantes de la jurisdicción de Chipre son las siguientes:

1. La tasa impositiva es del 12,5% sobre los beneficios netos, el más bajo en la Unión Europea.

2. Sin retención de impuestos sobre los dividendos pagaderos a no residentes.

3. Es posible obtener el número de IVA europeo en solo dos días hábiles

4. No hay impuesto sobre las ganancias de capital.

5. No existe impuesto sobre los salarios de los empleados fuera de Chipre.

6. Tiene tratados de doble imposición con más de 50 países (entre los que destacan Reino Unido, España y Rusia).

7. Los ingresos por dividendos están totalmente exentos de impuestos.

8. Las empresas de Chipre aceptan recibos de jurisdicciones offshore como Seychelles, Panamá, Belice, Islas Vírgenes Británicas o Costa Rica.

9. Las cuentas bancarias en Chipre están en conformidad con la política de compañías de pago en línea como Paypal.

10. Las ganancias de la negociación y disposición de valores están libres de impuestos.


Véase también: ¿Por qué establecer un fideicomiso en Chipre?


Establecer una compañía en Chipre puede traer beneficios a cualquier empresario del mundo. Este país, como miembro pleno de la UE, utiliza el euro como moneda y tiene la tasa impositiva corporativa más baja de la UE (1,5%). La legislación fiscal local, junto con los sencillos procedimientos administrativos, hacen de Chipre una jurisdicción muy atractiva desde la cual administrar su negocio. No pierda la oportunidad de establecer una compañía y contáctenos para obtener mayor información sobre los diferentes servicios que ofrece Chipre. Mundo Offshore se complace en brindarle asistencia y ayudarle a conectarse con los mejores profesionales.

Envíenos su consulta