Por Luigi Wewege

Un expatriado, o inmigrante, es cualquier persona que no vive actualmente en su país de origen. Si este es su caso, entonces probablemente viva y trabaje en el extranjero, lo cual significa que también debería considerar el sistema bancario offshore.

La banca offshore puede ser diferente para los expatriados, ya que los mismos podrían residir en el país donde deseen abrir sus cuentas bancarias, lo que, definitivamente,  presenta muchas ventajas.

A continuación, conozca los beneficios de la banca offshore para extranjeros, los requisitos y todo lo que necesita saber para abrir su cuenta en otro país.

Tener acceso a su moneda local

Para algunos expatriados, uno de los cambios más importantes será acostumbrarse a usar, consumir y pensar en un sistema monetario totalmente diferente. Por ejemplo, si vive en Estados Unidos y se maneja con dólares estadounidenses, probablemente utilizar euros en Alemania represente un gran cambio.

Cada vez que realice una compra, deberá convertir la cantidad mentalmente para saber cuál es realmente su poder adquisitivo local. Esto puede complicarse aún más para aquellos expatriados que cobren su salario en una moneda, y luego deban pagar la renta, las facturas y realizar compras en una moneda diferente.

Para muchos expatriados, es importante mantener un saldo bancario en su moneda local preferida. Esto puede facilitar muchas cosas, especialmente cuando se trata del pago de facturas o compras diarias. También, contribuye a limitar la cantidad de veces que alguien necesita convertir mentalmente una moneda a otra antes de realizar una compra o retirar dinero del cajero automático local.

Desarrollo de inversiones a nivel local

No todos los expatriados permanecen en un nuevo destino por cortos períodos de tiempo. Más bien, muchos de ellos están muy a gusto con sus nuevos hogares y pueden vivir en el extranjero durante varios años, e incluso elegir retirarse allí.

Encontrar un hogar en un nuevo destino es emocionante, y muchos expatriados desean establecer raíces en su nueva ubicación e invertir en la economía local. Si desea comprar una casa en su nuevo país, puede ser difícil llevarlo a cabo si su única cuenta bancaria está localizada al otro lado del mundo.

Trabajar con bancos locales, o incluso con bancos extranjeros en la misma región, puede facilitar la obtención de financiamiento para grandes inversiones. En condición de extranjero, bien sea que desee comenzar un pequeño negocio, comprar una casa en la playa o un apartamento en su nueva ciudad favorita, tener acceso a la banca offshore hará que todo el proceso sea mucho más fácil.

El lugar importa

Un error que los expatriados deberían evitar es asumir que todos los bancos offshore son iguales. Cada institución puede ser completamente distinta de otra y el lugar donde determinado banco se encuentre puede hacer una gran diferencia.

Para garantizar la privacidad financiera y la protección de activos, por ejemplo, deberá establecer sus operaciones bancarias en algún destino que ofrezca tales beneficios. Como uno de los principales destinos para la banca offshore, Belice es una elección obvia para quienes viven en el país. Sin embargo, también es una de las mejores opciones para las personas que residen en otras partes del mundo.

En resumen, la ubicación es importante. No asuma que todos los bancos offshore son iguales, ya que pueden ser totalmente opuestos. Incluso si usted es un expatriado experimentado, que se siente confiado y cómodo en su nuevo país de residencia, vale la pena tomarse el tiempo para investigar todas las opciones y establecerse en la institución financiera offshore que pueda satisfacer sus necesidades bancarias de la mejor manera.

Grindelwald - Suiza

La banca offshore puede ser diferente para los expatriados, ya que los mismos podrían residir en el país donde deseen abrir sus cuentas bancarias, lo que, definitivamente,  presenta muchas ventajas.

 

Consulta gratuita

Preste atención a los códigos tributarios locales

Existen muchas buenas razones para realizar operaciones bancarias offshore. Una de las más comunes es la capacidad que tiene este tipo de banca para reducir la carga fiscal del cliente de una manera sustancial. Por lo general, colocar sus activos en el extranjero significa que tendrá menos exigencias tributarias en su país de origen y estará sujeto a  los códigos fiscales de la jurisdicción extranjera donde realice operaciones bancarias.

Tenga presente, sin embargo, que los expatriados pueden estar en una posición privilegiada. En algunos países, los códigos tributarios son favorables solo para inversionistas extranjeros. Si usted está percibiendo su dinero a través de una compañía local y recibe el pago también en la moneda local, podría estar sujeto a diferentes códigos impositivos. Esta situación podría cambiar si recibe los pagos a través de una empresa multinacional y su cheque se distribuye desde una jurisdicción diferente.

Independientemente de su situación, es importante conocer más sobre los impuestos que le sean aplicables, de acuerdo al lugar donde viva, trabaje y perciba ingresos. Esta es una de las razones por las cuales es vital trabajar con asesores financieros y profesionales bancarios experimentados y con buena reputación.

Aproveche al máximo sus ganancias en el extranjero

Los expatriados se dirigen hacia el extranjero por varios motivos. Para algunos, se trata de vivir y explorar un nuevo destino. Para otros, es una oportunidad de aumentar las ganancias o reducir gastos, debido a un menor costo de vida en general. Si descubre que está percibiendo mayores ganancias en el extranjero, entonces podría ser el momento de maximizar sus ahorros.

Una opción de muy bajo riesgo es colocar participaciones en una cuenta de bienestar. A través de este tipo de cuentas, se promueve el ahorro por parte de los expatriados, debido a que cuanto mayor sea el saldo de la cuenta, mayores serán las tasas de interés.

Otra opción muy conocida es invertir en bienes raíces locales o garantizar el bienestar de la próxima generación a través de la creación de un fideicomiso offshore. Cualesquiera que sean sus objetivos y el nivel de riesgo deseado, la banca offshore puede ayudarlo a maximizar las ganancias que percibe en el extranjero, así como a preservar su patrimonio en la mayor medida posible.

Abrir una cuenta bancaria offshore es más fácil de lo que usted piensa

Ciertos aspectos relacionados con mudarse, trabajar y vivir en el extranjero pueden llegar a resultar complicados. La ventaja es que la banca offshore no tiene por qué ser uno de ellos. De hecho, abrir una cuenta bancaria en el extranjero es a menudo más sencillo de lo que muchos piensan.

Dado que los bancos offshore deben cumplir con las regulaciones de la Ley de Cumplimiento Tributario de Cuentas Extranjeras (FATCA, por sus siglas en inglés), si usted es ciudadano estadounidense, se le pedirá que demuestre su identidad y lugar de residencia. Existe un procedimiento a seguir y es mejor tener la seguridad de que el banco de su elección comprende las regulaciones actuales.

Muchos expatriados comparten ciertos rasgos de personalidad como la flexibilidad, la curiosidad y la perspicacia financiera. Al elegir un destino como Belice, estas personas pueden tener el entorno ideal para desarrollar sus vidas de la mejor manera, al mismo tiempo que satisfacen su necesidad de aventura y encuentran oportunidades financieras más diversas, entre muchas cosas más.

Los extranjeros pueden disfrutar de la conveniencia que representa una banca en línea segura, así como de los beneficios de trabajar con un banco offshore líder y reconocido en el mundo entero. Por estas razones, Belice es un destino popular para muchas de estas personas.


Luigi Wewege es el vicepresidente de uno de los bancos más prestigiosos de Belice. Ha publicado el libro “The Digital Banking Revolution” y también ha sido coautor de una investigación presentada ante el Congreso de los EE.UU. Además de escribir para Mundo Offshore Luigi es instructor de la escuela FinTech y orador en el Silicon Valley Innovation Centre. Posee un diploma con especialización en negocios internacionales y una triple maestría en Finanzas, Negocios Internacionales y Administración de la universidad de Missouri-St. Louis.

Envíenos su consulta