A veces escucho la opinión de que la creación de un trust o fideicomiso da un poco de reparo: ¿cómo confiar los activos a un gestor desconocido? ¿Puede pasar algo inesperado con el trust? Trataré de responder a algunas cuestiones básicas a continuación.

¿Qué es un trust? Un fideicomiso offshore o trust es un acuerdo creado entre un fundador (como norma, una persona física) y una compañía fiduciaria, una entidad legal con licencia para administrar este tipo de fideicomisos. Mediante este acuerdo, el fundador transfiere los activos a la compañía fiduciaria que los mantiene en favor de los beneficiarios del trust.

¿Quién se convierte en el propietario de los activos del trust? La propiedad legal de los activos, después de firmar el fideicomiso, se transfiere a la compañía fiduciaria.

¿Puede un trust no convertirse en el propietario? Es posible que un fideicomiso no anuncie durante algún tiempo que posee la propiedad de los activos, pero deberá justificar ese retraso.

¿Qué pasa con los activos si el trust quiebra? En caso de liquidación, quiebra o fusión, los activos permanecen en la propiedad del fideicomiso. Si la compañía fiduciaria se liquida, el regulador designa un fideicomiso temporal para administrar los activos hasta que usted, como fundador o protector, elija otro trust.

Atención: los activos del fideicomiso no pueden utilizarse para pagar la deuda del trust, ya que son parte de la propiedad fiduciaria y pertenecen, de hecho, a los beneficiarios. Sin embargo, el fideicomiso debe ser registrado de acuerdo a las normas vigentes.

La liquidación, quiebra u otras acciones son realizadas por la compañía fiduciaria a expensas de sus propios fondos. La presencia de activos en el balance no significa su congelación o arresto. Una empresa trust no es una simple entidad legal. La empresa fiduciaria realiza actividades comerciales en interés de los beneficiarios del fideicomiso sobre la base de una licencia para la actividad de trust. La compañía fiduciaria puede no tener activos propios en absoluto.

Un detalle más: usted tiene derecho a exigir que la compañía fiduciaria le confirme el estado de sus activos, a proporcionarle certificados e informes. Si ha transferido activos, es poco probable que se olvide de ellos, sino que mantendrá un diálogo constante con el fideicomiso y, en caso de deceso, el protector del trust continuará con las comunicaciones.

Además, en el propio trust DEBE CONSTAR LO SIGUIENTE: Un apartado sobre el cambio técnico del fideicomiso. Esta cláusula debe estipular quién, cómo, cuándo y bajo qué circunstancias se tiene derecho a iniciar el reemplazo de la compañía fiduciaria. Reemplazar un trust en la propiedad de unos activos no es una venta, sino una cesión gratuita de derechos de acuerdo a la legislación. Como fundador del fideicomiso, usted debe tener la posibilidad de cambiar la compañía fiduciaria o la jurisdicción del trust ante diferentes circunstancias.

¿Qué tiene derecho a hacer con los activos el propio trust? Todo aquello que usted no prohíba específicamente. Por otra parte, depende del tipo de trust. ¿Puede vender inmuebles este tipo de fideicomiso? Puede, si no se le ha prohibido hacerlo. Este derecho puede además limitarse mediante acuerdo con el protector. ¿Puede invertir en activos? Por supuesto. Una de las principales responsabilidades de un trust, según la ley de fideicomiso, es aumentar los ingresos de los activos del trust. Una vez más, en caso de no haber restringido este derecho.

¿Es posible limitar los derechos del trust? Es posible, pero piense en la imagen que tendría desde fuera. Si crea un trust discrecional, al limitar los poderes del mismo, se formaría un trust ficticio. Su trust no debe poder ser controlable. En cualquier caso, todos estos problemas son discutidos y resueltos en la etapa de creación de fideicomisos.

Grindelwald - Suiza

Un fideicomiso offshore o trust es un acuerdo creado entre un fundador (como norma, una persona física) y una compañía fiduciaria, una entidad legal con licencia para administrar este tipo de fideicomisos

Consulta gratuita

¿Es posible elegir activos para transferir a un fideicomiso? Sí, en la etapa de creación de un fideicomiso puede elegir, por ejemplo, inmuebles comerciales. Usted puede pagar por esta propiedad personalmente y ponerlo a nombre del trust. Más adelante, podrá continuar aumentando los activos del trust de este modo.

¿Es posible cambiar a los beneficiarios del fideicomiso o nombrar beneficiarios a nietos no nacidos? Sí, es posible. Se define como una clase de beneficiarios. Usted puede especificar: «todos mis nietos por la línea de mi hija menor» y todos sus nietos, hijos de su hija menor, recibirán los activos e ingresos del fideicomiso.

¿Cómo se califica el ingreso del trust y qué impuestos le afectan? El pago de un trust es un ingreso de personas físicas. El impuesto lo paga el propio beneficiario de acuerdo a su residencia fiscal. Se puede indicar en el fideicomiso, hasta el momento de pago, la obligación de los beneficiarios de cambiar de residencia fiscal por una más beneficiosa. En todo caso, se trata de una cuestión compleja y los beneficiarios pueden no querer hacerlo. Asimismo, es posible prever el pago de impuestos por una empresa fiduciaria si cree que será más conveniente. No obstante, el pago de impuestos por parte del trust implica un gasto extra.

¿Qué sucede si se deja de pagar por el mantenimiento del trust y ninguna de las personas indicadas en él entra en contacto? La vida está llena de sorpresas y no siempre son agradables. Las opciones en cuanto al pago de servicios de una empresa de trust se definen al crear el fideicomiso. Existen dos opciones básicas. En la primera variante, el pago de los servicios del fideicomiso se lleva a cabo por el fundador o los protectores. La segunda, más habitual, es abonar los costes mediante los ingresos del trust o tomarlo del fondo del fideicomiso. Como puede entender, en el segundo caso, el pago no se ve interrumpido. En el primer caso, el trust intentará determinar la causa de la falta de pago del fundador y también podrá cobrarlo mediante los ingresos del fideicomiso. La segunda cuestión es más compleja, pues todo depende de lo que usted haya hecho constar en el propio fideicomiso. En la práctica, suele ocurrir que las compañías fiduciarias contratan detectives para descubrir qué pasó con los beneficiarios; y, si no existen, establecer una línea posible de beneficiarios. O bien, el fundador puede decidir, en ausencia de los beneficiarios, destinar todos los activos a fines caritativos en cualquier ámbito que quiera determinar.

¿Cómo elegir un administrador de fideicomiso? La pregunta es ambigua. Puede elegir entre los que a menudo se publicitan, pero el precio de sus servicios será alto. Igualmente, hay que tener en cuenta que las grandes empresas de fideicomisos offshore tienden a «imponer» un fideicomiso estándar, con los riesgos que ello implica, y además llevar a cabo su propia estrategia de inversión mientras arriesgan poco. Es un defecto de los trust de Jersey y Guernsey, por ejemplo, por estar vinculados a la banca de inversión. De acuerdo a mi experiencia profesional, es más sencillo trabajar con pequeñas compañías trust de bajo coste, pero con licencia. No tienen una actitud tan altiva, sus tasas de mantenimiento son adecuadas, son más amigables con los clientes y tienden a estar dispuestos a complementar el acuerdo de fideicomiso con puntos seguros para usted.

Recuerden: un buen administrador de fideicomisos está de acuerdo con la mayoría de sus requisitos de trust, a menos que sean contrarios a la legislación. El mejor trust es leal a las necesidades de sus clientes.

Si necesita asesoría en lo que respecta a la formación de un trust, póngase en contacto con nuestros expertos aquí.

Envíenos su consulta