Aviso de novedades para emprendedores globales: nueve (9) importantes  países están al límite de la recesión, lo que genera el temor de que los EE. UU podría ser el próximo.

¿Cómo se verá afectado su negocio?

¿Sus activos personales están realmente protegidos ante esta recesión económica y comercial?

PARTE III

Argentina: este país está en crisis. Ya está en recesión y parece estar empeorando. El pasado lunes 12 de agosto, el mercado bursátil de Argentina cayó casi un 50%, el segundo colapso de un día para otro más grande que cualquier nación haya tenido desde 1950. El país está experimentando una inflación rápida, los precios suben y el Presidente Mauricio Macri fue derrotado en las elecciones primarias de la nación. Los inversionistas temen que Argentina no pueda pagar sus deudas y los ciudadanos de clase media están preocupados porque no podrán pagar productos cotidianos ya que el valor del peso argentino sigue cayendo, especialmente frente al dólar estadounidense.

Singapur: la nación asiática informó el martes que su economía se contrajo 3.3% en el segundo trimestre, un fuerte revés respecto al primer trimestre donde hubo más del 3% de crecimiento. Singapur culpó a la guerra comercial entre Estados Unidos y China por sus problemas, ya que su economía depende en gran medida de las exportaciones. Muchos economistas ven a Singapur y a Corea del Sur como indicadores sólidos de lo que le espera a la economía mundial porque estas naciones realizan actividades comerciales con muchos otros países, especialmente con China y Estados Unidos.

Grindelwald - Suiza

¿Sus activos personales están realmente protegidos ante esta recesión económica y comercial?

Corea del Sur: escasamente el país logró evitar una recesión en la primera mitad del año. La economía surcoreana se contrajo un 0,4% en el primer trimestre, pero aumentó un 1,1% en el segundo, un desempeño mejor de lo esperado pero que muchos expertos consideran que no perdurará. Japón y Corea del Sur se encuentran en medio de una guerra comercial que se espera que reduzca el crecimiento y dificulte que Corea del Sur realice ventas de productos electrónicos y automóviles en el extranjero. El banco central de la nación bajó las tasas de interés, pero no está claro si esta acción será suficiente. Según ING, las exportaciones de productos electrónicos disminuyeron aproximadamente un 20% en los últimos meses, mientras que las de semiconductores lo hicieron en más de un 30%.

Rusia: la semana pasada un instituto económico ruso advirtió que el país podría enfrentar una recesión a finales de año después de crecer un modesto 0.7% en la primera mitad de 2019. Esta nación ha luchado desde 2014, año en que los precios del petróleo se desplomaron y otros países le impusieron sanciones a causa de sus acciones militares en Ucrania. Rusia ha hecho todos los esfuerzos posibles para proteger su economía de las sanciones del gobierno de los Estados Unidos, limitando los acuerdos con dicho país y el comercio en dólares estadounidenses, pero eso ha significado una mayor dependencia de China, que ahora se está desacelerando. Rusia también ha tratado de aumentar sus reservas estadales de efectivo, lo que ha dejado poco dinero para el estímulo.

La economía de los Estados Unidos está basada principalmente en los servicios de los cuales se alimenta de la demanda interna, lo que proporciona cierto aislamiento de los problemas en el extranjero. Pero hay límites para esa barrera. A medida que otros países flaquean, los inversionistas globales están comprando bonos del Tesoro de los Estados Unidos, lo que hace que en dicho país se invierta la curva de rendimiento, una señal de advertencia de recesión y un recordatorio de que hay formas de que la crisis en el extranjero se extienda.

«Existe el potencial de que ocurra una recesión en Estados Unidos, no por la curva de rendimiento en sí, sino por la locura de la política comercial y el daño que está causando», dijo Ian Shepherdson, Economista Jefe de Pantheon Macroeconomics.

De todo esto se deriva una conclusión final. Ahora es el momento de proteger sus activos personales del riesgo comercial resultante de una recesión económica.

Si usted aún no ha establecido un fideicomiso de protección de activos offshore, este es el momento.

Contáctenos para obtener más información sobre la protección global de activos.

Parte I

Parte II

Envíenos su consulta