A diferencia de una transacción bancaria en un mismo país, las transferencias internacionales tienen que recorrer un camino un poco más complicado. Nos referimos tanto al pago a través de débito en una cuenta bancaria como en efectivo por una taquilla.

Aunque es la forma más económica de transferir dinero de un país a otro y también la más común, no siempre estamos al tanto de la cantidad de pasos que se requieren para completar el “viaje”.

¡Ese es justamente el tema de hoy! Es hora de dar un paseo por el funcionamiento de estas transacciones para comprender qué ocurre cuando queremos enviar divisas fuera del territorio.

Primer paso, identificar la transacción

En todo el mundo existe un aproximado de más de 25.000 bancos y cuando alguno de ellos quiere interactuar puede volverse un poco complicado distinguir cuál es la transacción dentro de tanta información.

Además, no hay una red única que se encargue de mediar todos los intercambios bancarios –como la que sí debe hallarse dentro de cada país–, lo que quiere decir que cada banco colaborará con corresponsales distintos.

Por ello es crucial identificar las transferencias internacionales de manera que en pocos caracteres se puedan descifrar datos cruciales como la agencia y el país. Hay dos muy importantes:

  • Código BIC, Bank Identifier Code, es el que identifica al banco destino; es decir, al que recibirá el dinero transferido. Puede ser de 8 u 11 caracteres (este último es más específico e incluye la sucursal). A menudo se le denomina como código SWIFT.
  • Código IBAN, International Bank Account Number, es el que identifica la cuenta bancaria internacionalmente. Está conformado por 4 caracteres antes del número de cuenta.
Grindelwald - Suiza

Como pocos bancos tienen la capacidad de realizar actividades en el exterior de estas magnitudes, han surgido grandes entes a nivel mundial encargados de ello. Son los llamados bancos intermediarios o corresponsales.

La magia de los bancos intermediarios

Como pocos bancos tienen la capacidad de realizar actividades en el exterior de estas magnitudes, han surgido grandes entes a nivel mundial encargados de ello. Son los llamados bancos intermediarios o corresponsales.

Existen solo unos pocos en el mundo y, para lograr llevar a cabo las transferencias internacionales, el resto de los bancos escoge uno u otro para abrir también cuentas en estas entidades.

Es decir, en una transacción interfiere uno, dos, o incluso tres corresponsales.

De los principales centros financieros a nivel mundial, los que tienen mayor puntuación son los de Londres, Nueva York, Singapur, Hong Kong y Tokio (en ese orden).

Asimismo, hay dos maneras de realizar los pagos:

  • SWIFT (Society for World Interbank Financial Telecommunication), es el método más conocido por ser uno de los primeros. Su ventaja es que cuenta con un gran número de bancos suscritos.
  • SEPA (Single Euro Payments Area), aunque es más reciente, tiene más beneficios pues las condiciones que establece son las mismas que si la transferencia se hiciera en un mismo territorio. El punto en contra es que solo está disponible para la Unión Europea.

¿Las transferencias internacionales son costosas? ¿Toman mucho tiempo?

En algunos casos de las transacciones SEPA no hay costo extra; sin embargo, este no es el caso de la mayoría. De hecho, se suman varios gastos:

  • Comisión del banco desde el que se hace la transferencia (generalmente un monto fijo o un porcentaje del total a enviar).
  • Comisión del banco corresponsal (puede pagar quien envía, quien recibe o ambos).
  • Comisión del banco que recibe la transferencia.

El problema en este caso es que no hay una manera exacta de calcular cuánto costará realizar el pago internacional y a eso hay que sumarle el cambio de divisa (no es lo mismo transferir dólares a dólares que dólares a yenes, por ejemplo).

En cuanto al tiempo, lo estimado es que en un lapso de dos a cinco días el beneficiario pueda recibir el dinero en la cuenta bancaria establecida para ello. Esto asumiendo que no hubo ningún inconveniente en los datos o en las plataformas.

Si ocurre algo inusual como lo que acabamos de mencionar, primero se deberá esperar unos tres días hábiles y luego hasta diez días mientras las entidades bancarias logran identificar el error (primero el banco que envía hace un chequeo, luego el o los bancos corresponsales involucrados).

¿Necesita ayuda para enviar dinero de un país a otro? ¿Quisiera tener una cuenta bancaria internacional? ¡Contáctenos! En Mundo Offshore tenemos 20 años ayudando a nuestros clientes en todo lo relacionado a la banca de distintos países.