El término »fundación offshore» ha sido comúnmente utilizado para referirse a una entidad legal independiente, según las leyes civiles de un país, y sin miembros o accionistas, constituida únicamente de acuerdo a los deseos de un fundador, quien queda establecido como tal en el estatuto.

Por otro lado, el concepto de »fideicomiso offshore» se origina en un país de derecho consuetudinario, con el objetivo de colocar, a nombre del fideicomisario, los activos correspondientes a la posesión de bienes. Éste es quien los mantiene para el provecho de los beneficiarios previstos.

Fundación offshore

Una fundación offshore puede ser utilizada para una amplia gama de actividades, incluyendo aquellas con fines comerciales, personales o de beneficencia, sin embargo  su uso más reciente ha sido asociado principalmente con la protección de riquezas, la planificación del patrimonio y la reducción de la carga fiscal. Una fundación estará libre de impuestos locales, siempre que los residentes de la jurisdicción offshore donde se encuentra la misma no sean beneficiarios o propietarios de ésta.

En Europa Occidental, hace casi 100 años, se introdujo en Liechtenstein el concepto de »Fundación» como una figura utilizada para la planificación de bienes y activos. Desde entonces, las fundaciones se han generalizado y se implementan en países de todo el mundo. Esta figura se utiliza principalmente en las jurisdicciones de derecho civil, donde se desconocen los «fideicomisos anglosajones».

Las fundaciones de interés privado tienen muchas de las mismas funciones de una empresa, sin embargo, se les otorgan los beneficios de protección de activos inherentes a los fideicomisos, lo cual implica importantes consecuencias fiscales. Como la fundación es propietaria de los activos, estos permanecen libres de impuestos hasta que son asignados.

Grindelwald - Suiza

Una fundación estará libre de impuestos locales, siempre que los residentes de la jurisdicción offshore donde se encuentra la misma no sean beneficiarios o propietarios de ésta.

 

Consulta gratuita

Fideicomiso offshore

Un fideicomiso offshore constituye un derecho de propiedad en poder de una parte en beneficio de otra. Un contrato de este tipo, a menudo denominado «escritura fiduciaria», se utiliza como un documento registrado que describe los detalles del fideicomiso. Con el uso de esta figura se transfiere la posesión de la propiedad a un tercero, o fideicomisario, para un beneficiario.

Un fideicomiso es un contrato en el que una persona (llamada fideicomitente/ creador/fiduciante/otorgante) transfiere la propiedad a uno o más »fideicomisarios» para que ésta sea mantenida o administrada por uno o más »beneficiarios». Hay muchos tipos de fideicomisos que se utilizan actualmente para una variedad de propósitos.

Los »fideicomisos contractuales» fueron los primeros en registrarse y se originaron en la época de Las Cruzadas en el siglo XII, cuando los caballeros que partían a Tierra Santa establecían fideicomisos, transfiriendo sus propiedades. Su objetivo era protegerlas de la apropiación o la incautación en caso de muerte o mientras se encontraran ausentes, para asegurar así que los sucesores designados heredaran sus propiedades. Dos fideicomisos contractuales famosos a principios del siglo XIX se encontraban en Inglaterra.

Desde entonces, el uso de fideicomisos se ha implementado en casi todos los sectores de la actividad humana, especialmente en el campo del comercio y el mercado donde se utiliza esta figura en combinación con la de una corporación o una compañía de responsabilidad limitada. Poseer un fideicomiso implica dos ventajas diferentes, basadas en el hecho de que generalmente éste está sujeto a acuerdos contractuales y se puede cambiar y transferir fácilmente a otras jurisdicciones.

Conformación offshore

El uso de un »fideicomiso extranjero» fue visto en algún momento como el principal vehículo de protección de activos, sin embargo, actualmente existen muchas leyes en varios países que tienen rigurosos requisitos de presentación de información, lo cual ocasiona que los fideicomisos con base en el extranjero estén sujetos a impuestos.

En cambio, las fundaciones se clasifican con menos facilidad y pueden ser constituidas por varias razones, lo que las hace menos propensas a ser sometidas a tasas tributarias elevadas.

Sin embargo, existen opciones de fideicomisos (por ejemplo, en las Islas Cook, Nieves o Panamá), las cuales le brindan la máxima confidencialidad y disponibilidad posibles en materia de protección de activos.


Véase también:

¿Por qué establecer un fideicomiso en Chipre?

Los seis beneficios de un fideicomiso extranjero

Ventajas de una fundación panameña


Por favor, póngase en contacto con nosotros para obtener más información sobre fideicomisos y fundaciones.

Envíenos su consulta