El tema favorito de IRS es “evasión de impuestos”pues es a lo que se dedica este órgano, y con medidas cada vez más crudas, las compañías estadounidenses que han asegurado sus ganancias en el extranjero por 2.1 BDD no pretenden volver. Por lo menos esto han asegurado cerca de 304 empresas tecnológicas y de otros sectores que han tomado la medida de almacenar su dinero en Jurisdicciones Offshore de todo el mundo.

google-estados-unidos

La táctica es quizá inexplicable, bajo la misma postura intimidatoria que tantos resultados ha arrojado en su historia, el Gobierno Estadounidense ha presionado continuamente a las empresas que han almacenado sus beneficios en jurisdicciones Offshore, para hacer que este dinero vuelva al país, donde además del impuesto corporativo de 35% sobre las ganancias obtenidas en todo el mundo, existe un impuesto por repatriación que Obama propone que este año sea incrementado al 14%.

La postura por parte de las empresas es simple, obvia e incluso adecuada, un reciente informe de Bloomberg reporta que alrededor de 304 empresas que han decidido  colocar sus beneficios en bancos extranjeros, que reúnen un total aproximado de 2.1 billones de dólares. En este reporte además de revelarse un incremento general del monto obtenido por estas empresas 8% mayor que el año anterior, y del cual  8 empresas de tecnología como Apple Inc. Google Inc.  Microsoft Corp. reúnen una quinta parte de los  2.1 billones reportados.

Y es que como ya le hemos explicado ampliamente,  las garantías, flexibilidad y seguridad que las jurisdicciones Offshore ofrecen a  las empresas son motivo suficiente para que simplemente no exista sentido en repatriar y además pagar un elevado impuesto por hacerlo.

Las ocho empresas con mas reservas en el extranjero?

Existen muchos motivos para que específicamente empresas de tecnología, informáticas, o farmacéuticas encuentren particularmente fácil almacenar sus activos en e extranjero, como le comentábamos simplemente estas fueron las que acumularon el mayor porcentaje de la ganancia neta en fondos en el extranjero sobre empresas de otras industrias, empresas cuya presión por parte del Gobierno Norteamericano fue tal que encontraron más conveniente repatriar sus ganancias y absorber el impuesto por hacerlo.

Para estas empresas, mantener el dinero en el extranjero es fácil debido a que sus ganancias en general se derivan de la propiedad intelectual por ejemplo, en el caso de una patente es sumamente sencillo colocar en otro país y acumular los ingresos allí.

Un ejemplo claro de esto es Gilerad Sciences Inc. que mientras el 2013 acumuló $8.6 mil millones, gracias a la propiedad intelectual de su medicina “Sovaldi” logró llegar a los 15.6 mil millones durante 2014, algo que fue solo posible debido a que la propiedad intelectual de la medicina se encontraba en Irlanda.

Esto quiere decir que mientras empresas petroleras, de servicios o industrias financieras difícilmente pueden optar por mover sus beneficios a otras jurisdicciones, aquellas corporaciones cuyos ingresos dependen de la propiedad intelectual son fácilmente desplazables de un país a otro.

Algunas de las empresas que se han visto en la necesidad de repatriar sus ganancias son Duke Energy Corp. cuyo cargo por impuestos asciende a $373 millones de dólares contra 2.7 mil millones en ganancias en el extranjero, o Stryker Corp. que repatriará cerca de dos mil millones este 2015.

Por su parte Apache Corp. que tenía 17 mil millones de dólares en el extranjero para 2013, al día de hoy ha decidido repatriar sus activos de manera total asumiendo la deuda impositiva con Estados Unidos y con el propósito de incrementar sus operaciones en América del Norte.

Lo anterior explica el motivo por el que dentro de la lista de Bloomberg, las 8 empresas con mayor monto invertido en el extranjero sean  aquellas cuya actividad internacional no se encuentra sometida a un país específico.

General Electric Co. ocupa el primer lugar de esta lista, acumulando en la actualidad 119 mil millones de dólares fuera de Estados Unidos, registrando desde finales del 2013 un incremento de 8%. Por su parte  Microsoft Corp, ha triplicado sus fondos desde 2010. Apple ha incrementado sus fondos en el extranjero de 12.3 mil millones de dólares en 2010 a cerca de $69 mil millones de dólares en 2014. Cisco por otra parte dispone  de $52 mil 700 millones de dólares fuera de USA.

En diciembre de 2013, Google declaró a la SEC que requeriría de entre 20 y 30 mil MDD para diversas adquisiciones en el extranjero, entre las que figura la participación en desarrollo de propiedad intelectual y gastos de capital.

Estos casos particulares reflejan una realidad muy general en las empresas de Estados Unidos, ya que dada su ausencia de cambios en las regulaciones impositivas, muchas de estas prefieren invertir y diversificar su capital y actividades fuera de USA en países como India, Israel y Francia. Según John Chambers CEO De Cisco: “Yo preferiría tener a la mayoría de mis empleados aquí pero nuestra política fiscal ha causado que  tome decisiones que se oponen a los intereses de nuestro país, incluso a los de nuestros accionistas a largo plazo”

compañías-estadounidenses

El dinero no regresará a EUA

En una respuesta general al intento del Gobierno Estadounidense por “regresar el dinero a casa” las empresas han dejado muy claro que no tienen intenciones de regresar, especialmente por las implicaciones del elevado impuesto por repatriación, que eventualmente provocaría que muchas empresas se endeudarán.

Sin embargo, aunque la posibilidad de repatriar estos activos a Estados Unidos es un enorme interés de los legisladores estadounidenses y el propio presidente Obama, donde se calcula que el concepto de impuesto por repatriación generaría en solo seis años, 268 mil millones de dólares, ese objetivo parece estar lejos de ser una realidad, especialmente porque los principales comités de impuestos en el gobierno de Obama se oponen a flexibilizarla repatriación de activos por medio de facilidades como la que en 2004 dio la oportunidad a las empresas de repatriar sus ganancias de manera voluntaria con un impuesto del 5.24%.

De hecho, el plan de Obama es mucho más agresivo, pues a principios de este año propuso al congreso aplicar un impuesto obligatorio del 14% sombre las ganancias almacenadas y un 19% sobre ingresos extranjeros en el futuro, que además serían retroactivos.

Por último, y aunque el Presidente anteriormente se ha reunido con directores ejecutivos de distintas empresas tecnológicas con activos en jurisdicciones Offshore que equivalen a cerca de $114,000,000,000, acordando cooperar de manera simultánea con el Congreso en pro del crecimiento, este es un plan que aún se ve lejano de avanzar en la realidad.

Contáctenos y solicite una consulta personalizada y gratuita acerca de todos nuestros servicios.