El 8 de septiembre de 2017, el huracán Irma atacó una de las islas del Caribe: Antigua y Barbuda. Fue el primero de categoría 5 durante la temporada de huracanes que se formó en el Atlántico en este año.

Aunque se formó en agosto, no le tomó mucho tiempo incrementar su intensidad gracias a condiciones “favorables” como la formación de ondas tropicales en el Atlántico. 

La visita de Irma fue fatídica. Se estima que los daños fueron de al menos 150 millones de USD, sobre todo en la isla de Barbuda. Por desgracia, esta quedó prácticamente desolada: hospitales, escuelas, residencias, hoteles fueron destruidos por completo.

Gran parte de la población tuvo que ser evacuada a Antigua, la cual, aunque también sufrió grandes daños, al menos se encontraba lo suficientemente estable como para albergar al resto de los habitantes.

Con un 90 % de la infraestructura destruida, el gobierno consideró que se necesitarían 250 millones de USD. Como se imaginará, no contaban con esta cantidad de dinero, por lo que tuvieron que recurrir a capital extranjero. 

Dentro de las opciones brindadas, podemos encontrar los programas de ciudadanía por inversión.

Conseguir inversión extranjera a cambio de beneficios

El turismo siempre ha sido uno de los pilares de la economía de Antigua y Barbuda, por ello cuando se vieron en la necesidad de reconstruir sus islas –además de Barbuda, Redonda también se vio afectada–, tenían bien en claro que el dinero recibido de inversiones y donaciones debía estar destinado a este sector.

El programa de ciudadanía por inversión es una de las formas que ofrecieron a extranjeros para atraer capital. Aunque este CIP (siglas en inglés para Citizenship by Investment program) ya existía, se exhortó aún más a inversionistas y ejecutivos a participar durante esta temporada difícil.

Recordemos que Antigua y Barbuda cuenta con 367 playas, una para cada día del año, lo cual se ha convertido en uno de sus lemas más populares pues esto, sumado al hecho de que el clima es agradable y cálido durante todo el año, evita tener que planificar vacaciones en temporadas específicas. 

¿Ha dado resultado? Durante el 2019, el turismo en Antigua tuvo un crecimiento significativo: un mes antes de finalizar el año, ya se había superado el número de visitas recibidas en el 2018 gracias más de 300.000 turistas.

Si bien aún hay cosas por hacer y muchos refugiados se mantienen en Antigua, poco a poco se van notando los efectos de las medidas tomadas por las entidades gubernamentales, tales como la invitación a participar en su CIP.

Grindelwald - Suiza

La visita de Irma fue fatídica. Se estima que los daños fueron de al menos 150 millones de USD, sobre todo en la isla de Barbuda.

¿En qué se puede invertir?

En estos momentos, el programa de ciudadanía por inversión ofrece cuatro opciones que le conseguirán, a cambio, la ciudadanía de este hermoso país. Podemos resumirlas en estas áreas:

  • Inversión en educación: 150.000 USD destinados a la Universidad de las Antillas, donde usted o uno de los miembros de su familia podría obtener una beca durante un año.
  • Inversión en emprendimientos o compañías: 1.500.000 USD en proyectos o empresas que hayan sido aprobadas por el Gobierno de Antigua y Barbuda.
  • Inversión en bienes raíces: 400.000 USD en una propiedad inmobiliaria.
  • Donación al NDF: 100.000 USD al National Development Fund, el cual se encargará de distribuir el capital en las áreas del país que más lo requieran.

Dependiendo de sus intereses, podrá escoger alguna de estos sectores. Por ejemplo, si no cuenta con mucho dinero, pero aun así le interesa obtener un segundo pasaporte, lo más recomendable sería optar por la contribución de 100.000 USD, pues es uno de los montos más económicos y que le otorga las mismas ventajas. 

Sin embargo, si usted desea contribuir en el desarrollo económico de forma más activa, puede tener su propio negocio o aportar a los proyectos a futuro, tales como Diamond Caribbean Properties Limited o Whitegate Real Estate Limited.

A diferencia de la donación al NDF, usted tendrá la oportunidad de recuperar cierta parte de su inversión, al tiempo que colabora con la recuperación del país.

¿No está seguro sobre cuál opción escoger? ¡No se preocupe! En Mundo Offshore podemos ayudarle: nuestro equipo está conformado por profesionales que tienen más de 20 años de experiencia en la obtención de residencia y ciudadanías, no solo en Antigua y Barbuda, sino también en muchos otros países.

¡Contáctenos! Le aseguramos que no se arrepentirá: solicite nuestra primera hora de consulta gratis y compruébelo.