Cristóbal Colón descubrió las Bahamas en 1492. ¡Qué afortunado fue! El archipiélago de las Bahamas es un paraíso ecológico distribuido en más de 100 000 millas cuadradas de océano, con uno de sus extremos ubicado a solo 50 millas de la costa de Florida. El país está conformado por 700 islas impresionantes, más de 2 000 arrecifes de coral y además cuenta con el agua de mar más limpia del planeta con una visibilidad de más de 200 pies, tal que usted puede observar la tercera barrera coralina más grande del mundo tan claramente como los dedos de sus pies.

¡Visite las Bahamas y compruebe por sí mismo la extraordinaria belleza natural de las islas! ¡Descubra la rica cultura, la colorida historia y la cálida hospitalidad de los bahameños!

Originalmente habitadas por el pueblo lucayo que fue capturado  por los españoles y esclavizado en La Española, las islas quedaron prácticamente desiertas. En 1650, llegó el primer inglés a las Bahamas, convirtiéndose estas en una colonia británica en 1718.

La Mancomunidad de las Bahamas, el nombre oficial del país hoy en día, adquirió soberanía en 1973 como un reino de la Mancomunidad Británica, con la Reina Isabel 11 como monarca. Las pocas islas que están habitadas albergan aproximadamente a 325 000 personas, de las cuales alrededor de dos tercios viven en la Isla Nueva Providencia, que es donde se encuentra Nassau, la capital del país.

Gobierno y economía de las Bahamas

Bahamas es una monarquía parlamentaria constitucional compuesta por dos hemiciclos: la Cámara de la Asamblea de 38 miembros y el Senado de 16 miembros, ambos ubicados en Nassau. Naturalmente, la constitución y el sistema legal son similares a los del Reino Unido, ya que los británicos gobernaron las Bahamas durante varios siglos.

El Primer Ministro, responsable de presidir el gabinete ejecutivo, pertenece al principal partido político de la localidad. La Reina está representada por un Gobernador General local, cuyo mandato es de aproximadamente cinco años, como es el caso en todas las demás jurisdicciones de la Mancomunidad. Las Bahamas se mantienen firmemente conectadas con el Reino Unido y los Estados Unidos en virtud de sus antecedentes históricos y su ubicación. El idioma oficial es el inglés y la moneda oficial es el dólar de las Bahamas, que conserva la paridad con el de los Estados Unidos.

Servicios turísticos y financieros

El turismo, por razones obvias, es el pilar de la economía de las Bahamas. Los cruceros frecuentan los puertos de la localidad, ya que las islas son un destino predilecto para los estadounidenses. Los servicios financieros, todos de alcance global, son la segunda industria más grande de la jurisdicción. Hay muchas compañías de seguros, fondos fiduciarios y bancos privados internacionales, algunos de los cuales son suizos. La bolsa de valores del país está constituida por la institución Bahamas International Securities Exchange.

Impuestos en las Bahamas

1. Impuesto sobre la renta: las familias que se reubican en las Bahamas no pagarán impuesto sobre la renta basado en ningún ingreso personal, tales como salarios y pensiones, ni sobre ningún tipo de ingreso por concepto de inversión.

2. Impuesto sobre el patrimonio: no se aplica en la jurisdicción.

3. Impuestos sobre herencias y donaciones: no aplicables en la jurisdicción.

4. Impuesto de timbre e IVA: las Bahamas solo grava impuestos indirectos que incluyen uno inmobiliario y otro al valor agregado (IVA), a una tasa del 7,5%. Los derechos de timbre se aplican a transacciones legales específicas o trámites, mientras que los aranceles aduaneros son pagaderos sobre todos los bienes importados.

5. Impuesto de salida: las Bahamas no aplica ningún impuesto de salida sobre la riqueza o ganancias no realizadas a quienes salgan de dicha jurisdicción para reubicarse en otra.

Tratamiento fiscal especial para extranjeros que se mudan a las Bahamas

No existe un régimen fiscal especial aplicable a quienes cambian su residencia a las Bahamas.

Grindelwald - Suiza

El turismo, por razones obvias, es el pilar de la economía de las Bahamas. Los cruceros frecuentan los puertos de la localidad, ya que las islas son un destino predilecto para los estadounidenses.

Ventajas de vivir en las Bahamas

El clima tropical cálido y el estilo de vida relajado del Caribe serán un gran atractivo para las familias que se trasladan a las Bahamas. La proximidad de esta jurisdicción con los Estados Unidos implica que un vuelo desde Nassau a Miami tome menos de 60 minutos, mientras que el viaje en ferry transcurre también en pocas horas.

Las islas principales ofrecen buenas conexiones de vuelos a los EE. UU., así como otros directos hacia algunas de las ciudades más importantes de América del Sur y Europa. Un número creciente de familias pudientes está considerando mudarse a las Bahamas, principalmente por su clima favorable, su entorno fiscal benévolo y las fantásticas ventajas financieras de establecer un negocio allí.

Los propietarios de negocios pueden generar ganancias totalmente libres de tributación ya que el gobierno no aplica ningún impuesto corporativo.

Salud, educación y bienes raíces

En general, el sistema de salud es bueno en todas las islas pero, comprensiblemente, aquellas más pobladas tienen la mejor gama de clínicas privadas y hospitales públicos. Por supuesto, cuanto más remota sea la isla disfrutará de una mayor privacidad, pero tendrá que confiar solamente en sus propios recursos.

El sistema educativo bahameño se fundó con base en el sistema británico y continúa con dichos fundamentos. En las islas más pobladas hay un pequeño número de escuelas internacionales, además de las instituciones públicas primarias y secundarias que se encuentran incluso en las islas más remotas y menos pobladas. También hay una universidad ubicada en Nassau.

Los precios de los bienes raíces en la jurisdicción se han recuperado luego de la fuerte caída durante y después de la crisis financiera de 2008. Los bienes inmuebles en estas islas se presentan en una amplia gama de precios, desde cientos de miles hasta decenas de millones de dólares.

Pero lo que hace que las Bahamas sean realmente sobresalientes al momento de elegir dónde reubicarse, es la oportunidad de comprar no solo una casa o un apartamento, ¡sino su propia isla privada!

Visas y permisos de residencia

Los ciudadanos de la Unión Europea y de Suiza no necesitan solicitar una visa de residencia en las Bahamas. Podrán ingresar al país con un pasaporte cuya validez sea de más de seis meses después de la fecha programada de salida de la localidad.

Los ciudadanos de muchos otros países también pueden viajar a las Bahamas sin visa, pero deben verificar las condiciones aplicables en cada caso.

Los viajeros deben tener en cuenta que muchos vuelos a estas islas pasan por los Estados Unidos, por lo que deben asegurarse de cumplir con los requisitos de viaje, pasaporte y visa de dicho país.

Si usted desea permanecer en la jurisdicción por más de dos meses, deberá obtener un permiso de residencia de las autoridades de inmigración. Si su intención es convertirse en residente de las Bahamas, tiene varias opciones: presentar el documento de identidad como propietario de una vivienda; solicitar un permiso de residencia de un año o un permiso de residencia permanente.

Si usted desea obtener más información acerca de las Bahamas y las oportunidades de negocios en esta jurisdicción, contáctenos haciendo clic aquí.

Envíenos su consulta