Si bien, hasta los momentos, el sector de los bienes raíces alrededor del mundo parece mantenerse bastante estable a pesar de los estragos de la crisis por el COVID-19, sabemos que un bien inmueble no es necesariamente un activo que pueda ayudarnos a resolver un imprevisto o reaccionar ante una emergencia.

Con ello no queremos decir que adquirir propiedades sea una mala idea; todo lo contrario, es una muy buena opción para evitar que su capital pierda valor. Sin embargo, no aporta realmente liquidez.Esta es la capacidad que usted tendrá para convertir su capital –joyas, bonos, acciones, metales preciosos u otros– en divisas. En fin, cuán fácil será para usted tener dinero disponible para enfrentar pagos o deudas.

Es mucho más sencillo dirigirse al banco y retirar efectivo para solventar una emergencia económica que esperar meses para concretar la venta de un inmueble. No obstante, hay otras acciones que le ayudarán a incrementar su liquidez y que puede gestionar desde la comodidad de su hogar con el respaldo de profesionales.

Incremente su liquidez con estos 10 consejos

1. Pase de unahipoteca de amortización a unacuerdo de solo interés

Es muy común que los inversionistas escojan realizar el pago tanto del capital de una deuda como sus intereses mensualmente, ya que esto puede representar un ahorro en los intereses a futuro. Sin embargo, hay que tener en cuenta que el pago de este tipo de hipoteca suele ser muy alto, lo cual tendrá un grave impacto en el flujo de caja (sobre todo, a corto plazo).

Por ello le recomendamos escoger un acuerdo de solo interés que le permitirá liberar flujo de caja adicional; incluso podría utilizar una parte para aprovechar las oportunidades que –muy probablemente– se presenten más adelante en el sector inmobiliario.

2. Aproveche la flexibilidad en el pago en hipotecas

Ciertos gobiernos están anunciando respaldos financieros para que sus ciudadanos puedan estar exentos de pagos en hipotecas durante la crisis, los cuales abarcan tanto acuerdos residenciales como comerciales. Aunque es claro que estos pagos no estarían exonerados por completo y deberán ser saldados más adelante con intereses, no puede dejar pasar esta oportunidad pues es crucial pensar en las desafiantes semanas y meses que están por llegardurante la cuarentena (además, los tipos de interés en el mundo se están reduciendo así que, al final, el pago no será tan alto).

Si usted no califica para este tipo de beneficio o simplemente no se ha aplicado en su país, no se preocupe. Tenga en cuenta que esta es una situación que nos afecta a todos, por lo que los proveedores de hipotecas también están interesados en mantener a sus clientes mediante acuerdos flexibles (para ellos, perderlo a usted representaría una pérdida mucho mayor).

3. Cambie de producto

El mercado hipotecario abarca una gran variedad de opciones disponibles: productos de tasa fija, amortización, solo interés, tasa máxima, tasa variable, compensación y muchos más. Cada uno está diseñado para ser adaptado tanto al cliente, como al entorno económico, por lo que es muy recomendable cambiar de servicio. Muchos prestamistas mejorarán los términos para los prestatarios que deseen alternar (recuerde que la prioridad es mantener a los clientes).

Para incrementar las condiciones de su financiación, considere incluir activos adicionales a modo de garantía. De esta manera, también estará reduciendo el nivel de riesgo al que se enfrenta su prestamista.

4. Rehipoteque para liberar capital

Gracias a que las propiedades de lujo han incrementado de valor significativamente desde el colapso de 2008, usted tendrá la oportunidad de rehipotecar sus propiedades para así mejorar la liquidez de efectivo a corto plazo (será un amortiguador entre los activos y pasivos financieros). Además, es importante tener en cuenta que las tasas básicas en gran parte del mundo se han mantenido bajas, por lo que el costo de rehipotecar no será excesivo.

Utilice otros activos para mejorar las condiciones de la rehipoteca: esto incrementará la garantía y seguridad del prestamista, y le permitirá a usted obtener mayor liquidez.

5. Opte por hipotecas de facilidades compensatorias

Este tipo particular de acuerdo hipotecario resulta mucho más relevante en este contexto (crisis como consecuencia de las medidas tomadas para evitar la expansión del COVID-19), incluso más que otros productos como las tasas de ahorro.

El arreglo se establece de la siguiente manera: el saldo capital pendiente de una hipoteca es compensado gracias a los ahorros de una cuenta bancaria junto al prestamista. Aunque esta cuenta estará disponible para usted en cualquier momento, debe tener en cuenta que, a medida que retire fondos, se reducirá también la compensación de la deuda (y, por lo tanto, habrá un aumento en los intereses).

Grindelwald - Suiza

Ciertos gobiernos están anunciando respaldos financieros para que sus ciudadanos puedan estar exentos de pagos en hipotecas durante la crisis, los cuales abarcan tanto acuerdos residenciales como comerciales.

6. Pida un avance adicional

Es muy probable que los prestatarios que soliciten un avance para aumentar su flujo de efectivo sean recibidos positivamente, algo que quizá no ocurriría si no estuviéramos ante una crisis mundial. Lo ideal es llegar a un acuerdo para ajustar las condiciones que permita liberar capital, sin tener que hipotecar de nuevo.

La ventaja está en que este adelanto financiero tendrá un tipo de interés distinto y, teniendo en cuenta los recientes cambios en los tipos básicos alrededor del globo, no será un porcentaje muy alto.

7. Tome un segundo cargo

Un segundo cargo hace referencia a una segunda carga legal que recaería sobre un bien inmueble en su favor. Como el nombre lo indicia, tiene que ver con una segunda hipoteca para la cual se utilizará como garantía el capital de la propiedad.

Al tratarse de un segundo cargo, lo fundamental es contar con la seguridad de que el valor del inmueble será suficiente para cubrir el pago de las dos hipotecas (incluso, por qué no, con un margen adicional), algo muy posible ya que desde 2008 las propiedades de lujo han aumentado significativamente de precio.

8. Asegure un préstamo ante activos

Ante esta situación, no le recomendaríamos vender sus activos como bonos o acciones; en lugar de ello, lo ideal es asegurar préstamos –tanto a corto como mediano plazo– contra sus activos casi líquidos (es decir, reservas, acciones, participaciones o bonos).

En este caso hay que tener en cuenta que, mientras más volátiles sean los activos, más baja será la relación préstamo-valor.

9. Obtenga un préstamo comercial

Ideal para quienes estén a cargo de varias empresas ricas en activos, ya que, tales condiciones garantizarán un alto flujo de efectivo en el corto plazo. Incluso puede incrementar las probabilidades de obtener un gran préstamo comercial mediante la proyección de un futuro flujo de ingresos. Y no hay de qué preocuparse puesto que, como ya sabemos, los tipos de interés han caído en todo el mundo.

Otra opción muy usada en términos comerciales es el sobregiro, aunque con intereses mucho más elevados ya que el tiempo de respuesta es prácticamente inmediato.

10. Use el bridgingfinance

Aunque generalmente es una opción que se utiliza cuando se está por adquirir una nueva propiedad, puede ser ideal para aumentar la liquidez a corto plazo. La clave de la financiación puente en este caso es asegurarla mediante una inyección próxima de efectivo (como una pensión), ingresos por ventas a futuro o un activo.

Dependiendo del monto que requiera, puede extenderse por tan solo unos días o incluso un par de meses.

Para más información sobre las medidas que pueden tomarse para protegerse ante futuras situaciones similares, le invitamos a leer nuestro artículo “COVID-19: la importancia de un plan B.

Si aún no está seguro sobre cómo puede incrementar su liquidez, le invitamos a comunicarse con nuestro equipo y solicitar una primera de consulta gratis. Profesionales y expertos en la materia le esperan para ayudarle a atravesar este complicado momento.