Ventajas de la residencia fiscal en Hong Kong

//Ventajas de la residencia fiscal en Hong Kong

Existe la creencia de que Hong Kong es un paraíso fiscal. Sin embargo, esto no es exactamente así, o, mejor dicho, no lo es en absoluto. Le explicamos por qué.

En primer lugar, las sociedades en Hong Kong deben llevar una contabilidad, someterse a auditorias y presentar informes fiscales.

En segundo lugar, el registro de sociedades en Hong Kong es abierto.

En tercer lugar, Hong Kong es una región sujeta al principio de territorialidad en materia fiscal, lo que implica la aplicación de un tipo cero al beneficio neto de la sociedad si se demuestra que la actividad se realiza fuera de Hong Kong. Sin embargo, en caso de llevar a cabo actividad dentro del territorio, es necesario pagar impuestos sobre el beneficio neto, que consiste en la diferencia entre todos los ingresos y gastos de la sociedad.

Analizándolo de manera lógica,  si usted lleva a cabo actividades fuera de Hong Kong a través de una sociedad local, entonces, ¿para qué plantearse pagar o no impuestos en Hong Kong?  La respuesta es, en realidad, bastante obvia: existe una legislación que le permite eximir de impuestos a la sociedad.

Sin embargo, la realidad actual en la gestión de negocios internacionales nos obliga a elegir, ya no entre la propia presencia o ausencia de un impuesto, sino entre territorios donde sea más rentable el pago tributario.

El hecho es que, en virtud de la entrada en vigor de los acuerdos sobre el intercambio automático de información bancaria entre la mayoría de los países del mundo, los bancos asignan al cliente una u otra residencia fiscal obligatoriamente. Además, las entidades bancarias transmiten los datos al servicio tributario de su propio país y este, a su vez, al país designado como residencia fiscal de la empresa.

Designación de la residencia fiscal de la empresa

La designación de la residencia fiscal se basa en varios parámetros básicos, a saber:

  1. La posesión de un número de identificación fiscal en el país y la constancia de pagos tributarios.
  2. La ubicación geográfica de la oficina real de la empresa.
  3. En algunos casos, si los dos primeros parámetros no pueden determinarse con claridad, la residencia fiscal de la empresa corresponderá a la de aquel país donde el director y / o beneficiario de la sociedad tenga su residencia habitual y fiscal.
  4. En ocasiones, es posible que se tenga en cuenta también el lugar donde la sociedad desarrolla su actividad principal.

Para ser más concretos, si le informa al banco que su compañía tiene un número de identificación fiscal, constancia de pagos tributarios, alquiler de oficina o propiedad de la misma en un país determinado, entonces no surgirán más preguntas y los datos sobre el estado de sus cuentas irán a aquel país donde su empresa reuna  todo lo anterior. En este caso, estamos hablando de Hong Kong, ya que el propietario de la cuenta es la empresa y no usted personalmente.

Si, utilizando una compañía de Hong Kong, le notifica al banco, por ejemplo, que tiene un número de identificación fiscal, pero no tributa impuestos en Hong Kong, y su oficina real —desde la que se administra el negocio— se encuentra en otro país, el banco, de acuerdo a su propio criterio, puede designar su compañía como residente fiscal de varios países. Esto implica que la información sobre el estado de una cuenta bancaria puede ir a Hong Kong y al país que, en opinión del banco, sea el territorio donde opere la sociedad y deba, por tanto, pagar sus impuestos.

Por otro lado, aquellos de nuestros clientes que han solicitado en el último año la exención fiscal en Hong Kong reciben cartas del Servicio Tributario con una serie de preguntas estándar para confirmar que la compañía no opera en el territorio. Entre estas preguntas, no obstante, han comenzado a aparecer algunas que tienen como objetivo corroborar la existencia de una oficina real perteneciente a la sociedad e incluyen el requisito de indicar la dirección exacta de la misma. Así mismo, han surgido otras dirigidas a confirmar la obligación o no de la sociedad de pagar impuestos en el país donde opera, y también la ubicación de su sede.

Como podemos ver, en el mundo de hoy, todo se reduce a asignar una residencia fiscal determinada al conjunto de nuestro negocio activo.

Grindelwald - Suiza

Las sociedades en Hong Kong deben llevar una contabilidad, someterse a auditorias y presentar informes fiscales.

Consulta gratuita

¿Qué gana y qué pierde usted si acepta pagar impuestos en Hong Kong?

La pregunta, teniendo en cuenta lo anterior, es bastante práctica.

En este momento, la tasa impositiva de las compañías en Hong Kong, desde el 1 de abril de 2018, se basa en una estructura de dos etapas:

1) Los primeros 2 000 000 HKD (unos 260 000 USD) del beneficio neto de la sociedad (beneficio neto = ingresos – gastos) se gravan a un tipo del 8.25%.

2) Todo beneficio neto que exceda los 2 000 000 HKD (o 260 000 USD) se grava a un tipo del 16.5%.

Ejemplo de cálculo del impuesto de sociedades:

Durante el período tributario reportado, la sociedad vendió bienes / servicios por un monto de 1 500 000 USD (unos 11 700 000 HKD)

Así mismo, la sociedad incurrió en gastos por la adquisición de bienes / servicios por un monto de 1 000 000 USD (unos  7 800 000 HKD).

Además, la sociedad incurrió en gastos en el desarrollo y mantenimiento del negocio por un monto de 100 000 USD (780 000 HKD).

El beneficio neto de la empresa en este caso será:

11 700 000 HKD – 7 800 000 HKD – 780 000 HKD = 3 120 000 HKD (400 000 USD).

En este caso, el impuesto sobre la renta nos puede dar el siguiente resultado:

1) 2 000 000 HKD x 8.25% = 165 000 HKD

                                         +

2) 1 120 000 HKD x 16.5% = 184 800 HKD.

Impuesto sobre la renta total: 349 800 HKD (44 846 USD).

En consecuencia, en este ejemplo en particular, el porcentaje impositivo sobre la ganancia neta total de la compañía en el período contable será tan solo del 11.21%. Como se puede ver, es una tasa impositiva muy aceptable en comparación a la de otros países.

Al mismo tiempo, si la compañía ha comprado equipo, muebles, etc. la amortización de los mismos irá reduciendo la base imponible.

Deducciones fiscales en Hong Kong

Cabe también considerar que es muy popular en Hong Kong asignar deducciones fiscales adicionales en forma de porcentaje sobre la base imponible o como un descuento fijado en los impuestos. Esto se hace generalmente para apoyar a las pequeñas y medianas empresas. Como resultado, el porcentaje total de pago de impuestos puede reducirse significativamente.

Definición del beneficio neto de la empresa

Hay que prestar atención a que el beneficio neto se define como la diferencia entre la suma de las ventas de bienes o servicios y la suma de todos los gastos del período contabilizado. Los gastos aquí se entienden como:

1)         Costes destinados a la compra de bienes o   servicios.

2)         Costes destinados a la entrega de bienes o servicios a clientes.

3)         Costes orientados al desarrollo empresarial:

  1. comercialización;
  2. cualquier tipo publicidad y promoción como, por ejemplo, la participación en ferias y conferencias o reuniones con clientes y socios;
  3. gastos de viaje de directivos y otros empleados de la empresa (pasajes de avión, taxi, alojamientos, dietas, costes de transporte).

4) Costes destinados al mantenimiento del negocio:

  1. alquiler de oficinas y almacenes;
  2. salario y otros pagos a empleados.

5) Costes destinados a servicios de apoyo necesarios para la sociedad:

  1. pago por servicios de secretaría empresarial;
  2. pago por servicios de contabilidad y auditoría;
  3. tasas anuales estatales.
Grindelwald - Suiza

En Hong Kong es muy popular asignar deducciones fiscales adicionales en forma de porcentaje sobre la base imponible o como un descuento fijado en los impuestos.

En Hong Kong, las cuentas del proceso contable se basan en documentos emitidos y recibidos de facto, así como en bienes y servicios entregados, y no en el hecho del pago. Por ejemplo, si se ha recibido una factura de un proveedor cuya fecha entra en el período contable actual y debe pagarla posteriormente, entonces este hecho debe ser registrado en gastos. Debido a ello, si planifica sus actividades de manera competente, puede optimizar el beneficio total de la empresa en un período contable determinado.

Sobre las cuentas bancarias en Hong Kong

También debe prestarse atención al hecho de que los bancos en Hong Kong han comenzado recientemente a investigar dónde tiene su oficina la sociedad, si esta se encuentra sujeta a auditorías y si paga debidamente sus impuestos. En caso de que usted planee utilizar activamente una empresa hongkonesa para su negocio y abrir una cuenta bancaria allí, la decisión acertada sería proporcionarle al banco  confirmación de los tres parámetros mencionados anteriormente.

Posibilidades adicionales para el negocio

La presencia de residentes locales entre los directivos y beneficiarios de la sociedad abre oportunidades adicionales para el desarrollo del negocio mediante el apoyo del gobierno de Hong Kong. Si usted, como director y / o propietario de un negocio, obtiene un permiso de trabajo en Hong Kong en forma de visado de trabajo o de inversión, la compañía y usted personalmente pueden obtener préstamos a 5 años o más, a porcentajes bastante bajos.

Su empresa puede recibir préstamos de hasta 12 000 000 HKD (unos 1 500 000 USD) con la garantía del gobierno de Hong Kong. En los próximos años, se planea aumentar la cantidad hasta los 15 000 000 HKD.

Estamos preparados para ofrecerle asistencia a la hora de registrar su empresa, proporcionarle servicios de contabilidad, realizar auditorías, preparar y presentar declaraciones tributarias, abrir una cuenta bancaria, seleccionar la mejor oficina para administrar su empresa, obtener un visado de trabajo, así como prestarle otros servicios relacionados con el desarrollo y mantenimiento de una empresa en el territorio de Hong Kong.

Contáctenos a través del siguiente formulario

Envíenos su consulta

2018-10-31T10:27:17+00:00noviembre 7th, 2018|Categories: CRS y Asuntos Fiscales|Tags: , |