1. Desaceleración esperada para la economía estadounidense

La Oficina de Análisis Económico dará a conocer el dato preliminar sobre el PIB del segundo trimestre de Estados Unidos, con un pronóstico de crecimiento anualizado que indica que se desacelerará a 1.8%, el avance más débil en más de dos años.
En parte, esta desaceleración, que se produce en medio de una expansión económica de 10 años, la más larga de la historia, es un resultado de la gestión de inventario en torno a la introducción de nuevos aranceles a las importaciones chinas, el reflejo más claro del conflicto comercial que ha afectado el crecimiento global. Ese escenario ha alimentado las expectativas de que la Reserva Federal recortará las tasas de interés en un cuarto de punto.
Una cifra de crecimiento peor a la esperada podría elevar las acciones de Estados Unidos, pues los mercados interpretarían como más municiones para que la Fed alivie la política de manera más agresiva.

2. Alphabet e Intel sorprenden, mientras que Amazon decepciona; Starbucks salta

Las ganancias trimestrales publicadas después del cierre del mercado del jueves dieron ánimos al mercado, con Google, su pariente Alphabet e Intel Corporation impulsando a las empresas tecnológicas, mientras que los resultados de Amazon.com Inc decepcionaron a los mercados.
Las acciones de Alphabet se dispararon más del 8% en las operaciones previas a la comercialización, luego de la publicación de sus resultados trimestrales, superando los límites máximos y mínimos e incluyó una recompra de $ 25.000 millones. El gigante de la tecnología también rebajó las preocupaciones de los inversionistas por una mayor vigilancia de los reguladores, diciendo que no era nada que no hubieran visto antes.
Las acciones de Intel se dispararon un 5% después de que reportó cifras sólidas y un aumento en el pronóstico de ingresos, lo cual es un buen augurio para otros fabricantes de chips.
Por su parte, Amazon.com fue la excepción a esas noticias positivas, con una caída de sus acciones de alrededor de 1.5%, debido a que las ganancias de la compañía no alcanzaron el consenso del mercado.
Fuera de la tecnología, Starbucks Corporation elevó su pronóstico de ganancias anuales. Las acciones se dispararon más del 6%.

3. Twitter y McDonald’s tomarán la batuta de los resultados trimestrales

La temporada de ganancias aún no ha llegado ni la mitad del camino, pues apenas el 42% de las firmas del S&P 500 han publicado números trimestrales hasta el cierre del jueves. De las compañías que ya se confesaron ante los mercados, 76% han superado las expectativas de ganancias con un crecimiento promedio del 5,5%, mientras que el 63% ha superado las estimaciones de ventas con un crecimiento del 4,7%, según The Earnings Scout.
Twitter (NYSE: TWTR) tomará la batuta de los resultados de las empresas de tecnología, ya que informará sus cifras antes de la apertura.
El promedio de usuarios activos diarios monetizables (mDAU) será una de las métricas observadas después de que la compañía reportó un aumento del 11% a 134 millones en el primer trimestre. Igualmente, los mercados también estarán atentos a cualquier reflejo del aumento del riesgo regulatario.
McDonald’s será el centro de atención como la única compañía de Dow en informar con anticipación, con un enfoque en el mercado centrado en las ventas.

4. Apple confirma la compra de $ 1.000 millones del negocio de módems de Intel

Apple Inc confirmó que está en camino de convertirse en autosuficiente en relación con los chips de teléfonos inteligentes, ya que logró obtener la mayor parte del negocio de módems de Intel en un acuerdo valorado en $ 1.000 millones.

Los chips de módem conectan dispositivos como el iPhone a redes de datos inalámbricas. Apple siempre ha confiado en proveedores externos para este tipo de piezas.

El acuerdo con Intel reforzará la meta de Apple de hacer su propio chip de módem, cerrando la brecha con dos de sus mayores rivales mundiales, Samsung Electronics y Huawei, que ya suministran esos componentes internamente.

5. Los futuros de EE.UU. reciben un impulso de las ganancias por delante del PIB

Los informes de ganancias positivas fueron suficientes para devolver el apetito por el riesgo a los mercados de EE.UU. Wall Street se hundió el jueves, hecho atribuido a los pedidos de bienes duraderos mejores a los pronosticados que afectaron los argumentos para una acción agresiva de la Fed.

Es probable que los datos del PIB sean la última pieza del rompecabezas para encajar en la especulación sobre cuán moderada será la Fed la próxima semana, y el foco puede caer en la cuenta de Twitter del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, dada la presión que ya ha ejercido sobre la Fed a través de ese canal.
Trump criticó a la Fed por elevar las tasas demasiado rápido el año pasado y no reconoció la necesidad de una aceleración más rápida ahora, argumentando que el crecimiento económico sería mucho más alto y que el banco central «muy equivocado» debería «moverse ahora».
El último tuit de Trump el jueves anunció la aprobación prevista del acuerdo presupuestario.

Trump asegura que crecimiento del PIB en EE.UU. “no está mal”

A través de Twitter, el presidente de los Estados Unidos se mostró satisfecho con el crecimiento de la economía de ese país en el segundo trimestre, que fue de 2.1%, superior al 1.8% esperado por los mercados, pero inferior al 3.1% reportado en el primer trimestre del año.

“El PIB del segundo trimestre subió 2.1% No está mal, ya que tenemos el gran peso del ancla de la Reserva Federal alrededor de nuestro cuello. Casi no hay inflación. EE.UU. está configurado para expandirse”.

El PIB estadounidense no es un dato menor si se considera que es uno de los últimos elementos de peso que tendrá la FED sobre la mesa para tomar su decisión sobre política monetaria la próxima semana.

Economistas y analistas de los mercados apuestan a una posibilidad real de rebajar los tipos de interés en 25 puntos básicos el próximo miércoles, quedando en el aire la inquietud de si esa será una rebaja aislada o el inicio de un nuevo ciclo de relajación de las tasas.

Google y Apple bajo la mira

Más temprano, Trump se refirió a dos de las tecnológicas que acaparan la atención de los mercados: Alphabet Inc Class C, cuyos resultados sorprendieron gratamente ayer a Wall Street; y Apple Inc, que presentará sus cuentas el próximo martes.

“Puede o no haber preocupaciones de seguridad nacional con respecto a Google y su relación con China. Si hay un problema, lo averiguaremos. Sinceramente espero que no haya”.

Con respecto a Apple, Trump dijo que su gobierno no le dará ningún alivio arancelario en cuanto a las partes de Mac Pro hechas en China.

“A Apple no se le otorgarán beneficios arancelarios, ni alivio para las partes Mac Pro que se fabrican en China. ¡Háganlas en EE.UU., no hay tarifas!

Grindelwald - Suiza

Tendencia de precio de Apple.

Consulta gratuita

McDonald’s supera previsiones de ventas por nuevas promociones y remodelación de locales

McDonald’s Corp superó las expectativas de ventas trimestrales en sus restaurantes establecidos en Estados Unidos, ya que la principal cadena de hamburguesas del mundo atrajo a más clientes con tiendas mejoradas y nuevas promociones, como la promoción Mix and Match de dos por 5 dólares.

Las acciones de la empresa, un componente del Dow Jones Industrial, subían un 2%, a un máximo histórico de 218,96 dólares, en las operaciones de la mañana, y se convirtió en la tercera empresa de restaurantes en alcanzar un pico esta semana.

McDonald’s es la última de varias cadenas que informaron de crecimientos sólidos apoyados en nuevos menús, servicios expandidos de entregas y tiendas remodeladas tecnológicamente, después de las sólidas entregas de Chipotle Mexican Grill Inc y Starbucks Corp.

«Estas tres empresas están utilizando su escala operativa y su fortaleza comercial para, esencialmente, superar a los competidores más pequeños y generar un crecimiento de ventas muy fuerte y ganancias netas», dijo Bob Derrington, analista de Telsey Advisory Group.

El mercado de restaurantes en Estados Unidos se estancó en años recientes por una menor afluencia de clientes, junto a un creciente número de competidores entre las cadenas de comida rápida y la entrada de servicios de entrega de comida como DoorDash y Uber Eats, que ha forzado a los negocios establecidos a encontrar nuevas formas de atraer y retener clientes.

McDonald’s, al igual que muchos de sus pares, ha estado remodelando sus 14.000 restaurantes en Estados Unidos, su mercado más grande, al introducir estaciones de pedidos digitales y nuevos servicios de pedidos a través de móviles, pago y recolección para replicar el éxito de dichas mejoras en impulsar el crecimiento en el extranjero.

La firma con sede en Chicago informó de un alza en sus ventas comparables en Estados Unidos de un 5,7% en el segundo trimestre, por encima del crecimiento del 4,47% esperado por analistas, de acuerdo a datos IBES de Refinitiv.

Globalmente, las ventas comparables crecieron un 6,5%, también superando las expectativas de un alza de 5,08%.

Las ventas totales se comportaron estables en 5.340 millones de dólares. Excluyendo ítems por una sola vez, McDonald’s ganó 2,05 dólares por acción, en línea con las expectativas del mercado.

Apple: Incluso si defraudan sus cifras, lo tiene todo para ser un valor ganador

El próximo martes, Apple Inc presenta resultados, y hay una pregunta que todos sus inversores se hacen sin cesar: ¿cuánto han caído realmente las ventas del iPhone?
El iPhone, buque insignia de la compañía y responsable de la mitad de las ventas del grupo, es crucial para el crecimiento futuro de Apple, al menos en un horizonte de corto-medio plazo. En el pasado trimestre, Apple afirmó que sus ventas para el segundo trimestre fiscal habían descendido un 5% con respecto al año anterior. La razón: una caída del 17% en las ventas de iPhones.
Pese a este descalabro, los inversores todavía han confiado en la firma de la manzana, sobre todo porque la caída mencionada, al final, no fue tan grave como se descontaba. Eso ha hecho que el valor escale un 33% este año, cerrando ayer en los 207,02 dólares (-0,8%).

Tendencia de precio de Apple

Pero este comportamiento, mejor de lo esperado, no debe alejarnos de los problemas que atraviesa la compañía y de los que ya habló en enero su consejero delegado, Tim Cook, en su carta a los inversores. China, principal responsable de su debacle en ventas, es todavía un riesgo a tener en cuenta, pues la economía del gigante asiático se resiente de las disputas comerciales con Estados Unidos.

Un problema, el de la guerra comercial, del que además nadie sabe el resultado final y que, en el caso de Apple en concreto, escala a un peldaño más, pues amenaza con interrumpir el sistema masivo de abastecimiento a proveedores que la compañía tiene implantado en China.

Otros focos de preocupación

Por si lo anterior no fuera suficiente, a ello debemos añadir el último anuncio, por parte del Departamento de Justicia estadounidense, de que ha abierto una investigación antitrust a las principales tecnológicas patrias, incluyendo Apple, Amazon y Facebook. Aunque todavía es difícil saber qué sucederá con ello, lo que está claro es que no hace sino añadir un nuevo foco de preocupación a las perspectivas de estas empresas y podrían afectar negativamente al precio de sus acciones.
Todos estos factores pueden continuar produciendo ciclos de subidas y bajadas a corto plazo en el caso de Apple. Pero, en nuestra opinión, el valor posee todo lo necesario para convertirse en un valor ganador en el largo plazo.
De momento, está teniendo éxito en su plan para reanimar su crecimiento de ventas y diversificar sus ingresos. Los servicios de la compañía, que incluyen Apple Music, alquiler de películas y descarga de aplicaciones, fueron los responsables de un crecimiento del 33% en sus ventas el año pasado, alcanzando una facturación de 40.000 millones de dólares (un 15% de sus ventas totales, valoradas en 265.600 millones de dólares).
Está claro que ahí hay un filón que la compañía no puede olvidar -streaming de video, Apple Play y servicio de juegos-. Y es que, según Morgan Stanley, esta parte del negocio seguirá creciendo y podría reportar el 60% de las ventas totales de Apple en los próximos 5 años.

En conclusión

Hay mucha probabilidad de que los resultados de su tercer trimestre decepcionen a los alcistas de Apple por los vientos de cola a los que la compañía está teniendo que hacer frente en el contexto económico actual. Pero pensamos que cualquier caída de sus acciones debe considerarse como una oportunidad de compra, pues Apple sigue siendo una compañía con un fuerte reconocimiento de marca a nivel mundial, posición de caja y su lucha por diversificar ingresos.

Envíenos su consulta