Por: Lazaro J. Mur, Esq.

Aviso de novedades para emprendedores globales: nueve (9) importantes  países están al límite de la recesión, lo que genera el temor de que los EE. UU podría ser el próximo.

¿Cómo se verá afectado su negocio?

¿Sus activos personales están realmente protegidos ante esta recesión económica y comercial?

Parte II

A continuación se presenta un resumen de las economías clave con señales de recesión.

Alemania: la economía alemana se contrajo 0.1% en el segundo trimestre luego de un débil crecimiento de 0.4% al comienzo del año. La definición técnica de «recesión» señala que ésta se produce al haber dos trimestres consecutivos de crecimiento negativo y Alemania está a punto de llegar a esto, lo que genera el temor de una crisis oficial a finales de año. Este país depende en gran medida de la fabricación de automóviles y otros bienes industriales para impulsar su economía. La mayor parte del mundo, incluido Estados Unidos, está experimentando una recesión manufacturera. Hasta ahora, el famoso y austero gobierno alemán ha sido reacio a gastar para estimular el crecimiento.

Reino Unido: su historia es similar a la de Alemania. El crecimiento se contrajo 0.2% en el segundo trimestre después de un débil desempeño de 0.5% en el primer trimestre. Además de los problemas en el sector manufacturero, el Reino Unido ha experimentado una caída de la inversión, en gran parte debido a la incertidumbre generada por el Brexit. Si Gran Bretaña abandona la Unión Europea en octubre sin haber un acuerdo, lo que sería un «Brexit fuerte», se espera que la nación entre en recesión.

Grindelwald - Suiza

La economía alemana se contrajo 0.1% en el segundo trimestre luego de un débil crecimiento de 0.4% al comienzo del año.

Italia: la tercera economía más grande de la eurozona ha tenido problemas durante años y entró en recesión en 2018. Y el panorama de 2019 no ha sido mucho mejor. El crecimiento en el segundo trimestre fue de solo 0.2% y existe la preocupación de que se volverá negativo a medida que Italia venda algunos productos a Alemania, que está aún en peor estado. Italia también lucha por las continuas crisis políticas que dificultan la ayuda económica adicional del gobierno. A fines de este mes, el Primer Ministro italiano, Giuseppe Conte, enfrenta un voto de censura en el Senado de su país y puede que tenga que renunciar, además de que la deuda de Italia es una de las más altas del mundo.

México: el vecino del sur de los EE. UU. también ha sido blanco de las batallas comerciales y migratorias de Trump, que parecen estar cobrando un precio mayor al esperado. La economía de México se contrajo un 0,2% a principios de año y apenas escapó de una recesión oficial en el segundo trimestre, al crecer solo un 0,1%. México también ha sufrido una disminución en la inversión empresarial y la confianza, ya que las empresas temen que el presidente izquierdista Andrés Manuel López Obrador nacionalice las industrias.

Brasil: la economía más grande de Suramérica se contrajo un 0,2% en el primer trimestre y se espera que muestre un crecimiento negativo nuevamente en el segundo trimestre, cuando se presenten los datos oficiales, comportamiento que marcaría una recesión. Brasil ha tenido problemas para vender bienes en el extranjero y también ha experimenado una lenta demanda internamente. Hay quienes pensaron que Brasil se beneficiaría cuando China buscara comprar soja y otros productos en algún lugar que no fuera Estados Unidos, pero la caída de los precios de los productos básicos ha sido perjudicial. El banco central de Brasil redujo las tasas de interés y el gobierno del presidente Jair Bolsonaro está otorgando pagos en efectivo a los trabajadores, esto en un esfuerzo por estimular el crecimiento.

Parte I

Parte III


Este artículo es cortesía de Lazaro J. Mur, Esq., abogado asesor de Mundo Offshore y  especialista en residencia fiscal y estructuras financieras en los Estados Unidos.

Envíenos su consulta