La reforma del impuesto de sociedades, previamente rechazada, ha sido aprobada por la mayoría de votantes suizos tras el referéndum del 19 de mayo de 2019. Dicha reforma prevé que se elimine el tratamiento preferencial para las empresas multinacionales, lo que implicará una serie de cambios en la legislación que afectará al sistema estatal de pensiones.

Más del 64 % de los votantes se decantaron a favor del plan sobre el impuestos de sociedades presentado por el gobierno. De las 26 regiones que participaron en la encuesta, ninguna expresó su rechazo, y el cantón Vaud le concedió un voto récord a la reforma: un resultado positivo del 80 %.

Grindelwald - Suiza

Dicha reforma prevé que se elimine el tratamiento preferencial para las empresas multinacionales.

Consulta gratuita

La esencia de la reforma consiste en la abolición de los beneficios fiscales a las organizaciones multinacionales, que eran fijados a nivel cantonal, y su reemplazo por una tasa universal. Al mismo tiempo, se conservará el impuesto reducido para determinados tipos de actividad y se impondrá un ajuste porcentual en el impuesto sobre el capital autorizado superior al promedio.

Según los expertos, el nuevo modelo de tributación adecuará la legislación suiza a los estándares internacionales establecidos. Para evitar la posible salida de inversiones y empresas del país, se reducirán los tipos base. Así mismo, está previsto compensar el aumento en la carga sobre los organismos estatales y los ciudadanos a través de una contribución anual al sistema de pensiones de casi 2 millones de francos suizos.

Los resultados de la reforma del impuesto de sociedades en Suiza se podrán evaluar en un año. Actualmente, las nuevas empresas que buscan abrir una cuenta en una entidad bancaria suiza continúan registrándose en el país, incluso aquellas que disponen de alternativas en otros territorios.

Envíenos su consulta