Si hay algo que puede ayudarnos a diferenciar el siglo XXI de épocas anteriores es el surgimiento y auge de las monedas digitales. En pleno 2020, nadie puede negar que las criptomonedas se están haciendo cada vez más y más populares, sobre todo el bitcoin (BTC), una de las más conocidas.

En el transcurso de 24 horas, las transacciones relacionadas a la compra y venta de bitcoin pueden alcanzar un total de hasta 300.000, monto que se ha mantenido los últimos meses al menos según Blockchain. 

Esto demuestra el interés de los usuarios de muchas partes del mundo por adquirir las preciadas criptomonedas, pues su precio resulta atractivo. En estos momentos, el bitcoin cotiza en 9.176 USD.

Sin duda, una persona que decida ofrecer servicios de transacciones con criptomonedas tendrá demandas y clientes, pero hay que tener en cuenta que para ello es necesario contar con criptolicencias

¿No sabe de qué estamos hablando? Estas son las licencias que le permitirán intercambiar monedas criptográficas, sin ellas, sería considerado un negocio ilegal.

Criptolicencias en el mundo

Si bien una gran parte de los países está de acuerdo con el uso de las monedas digitales, hay otros en los que aún prevalece la incertidumbre y han optado por no permitir estas transacciones.

Bolivia, Ecuador e India son algunos de los territorios en los que está mal visto utilizar las criptomonedas (en algunos casos penalizados por la ley). En Vietnam existe tal rechazo que incluso se declaró ilegal usar estas monedas, incluso es posible recibir una multa si las entidades gubernamentales descubren que una persona realiza este tipo de intercambios.

Por suerte, esta mentalidad no es la que se ha predominado alrededor del globo. 

Todo lo contrario, muchas jurisdicciones han comprendido el auge del bitcoin y otras opciones, por lo que están comenzando a regular las transacciones (que, como vimos antes, son bastante comunes).

De allí surge la necesidad de implementar criptolicencias, puesto que permitir que cualquiera esté a cargo de operaciones tan delicadas puede traer problemas no solo para los involucrados, sino también para el país.

Gracias a una licencia de este tipo, usted podría convertirse en proveedor de servicios relacionados con las monedas digitales, tales como intercambio de divisas, sistemas de pago, e-wallet, medios de pago alternativos. En ciertos países, además, será posible comprar metales y piedras preciosas al por mayor.

¿Cuál jurisdicción le brinda todo esto con una sola licencia? ¡Estonia!

Grindelwald - Suiza

Muchas jurisdicciones han comprendido el auge del bitcoin y otras opciones, por lo que están comenzando a regular las transacciones

Estonia y su licencia de criptomonedas

Estonia es uno de los países de la Unión Europea que más destaca gracias a su economía de mercado moderna, basada en los sectores de telecomunicaciones y electrónica.

Ello lo ubica como un territorio en el que lo digital tiene prioridad, por lo que se facilita la creación de empresas relacionadas a la tecnología, incluyendo aquellas destinadas al intercambio de criptomonedas.

Tener criptolicencias de Estonia le permitirá brindar a su público la seguridad y confianza de que la empresa con la que hará negocios tiene el respaldo de una jurisdicción prestigiosa a nivel mundial.

Antes de solicitar un permiso, primero se debe formalizar la compañía de criptomonedas en Estonia con un nombre único. Luego, debe inscribirse en el Registro Comercial.

Para obtener tal autorización para el manejo y administración de criptomonedas en Estonia, es necesario que los miembros o propietarios cuenten con un historial de crédito limpio y antecedentes penales que demuestren que no han cometido infracciones. 

Además, sobre la empresa, será necesario tener:

  • Datos de la persona que estará a cargo de la imposición de la sanción financiera internacional y de la provisión de servicios.
  • Datos del oficial de cumplimiento escogido para evitar el lavado de dinero y financiamiento del terrorismo.
  • Dirección de una página web para la compañía.
  • Normas de control interno de la compañía.
  • Normas del procedimiento de la compañía.

En Estonia, es posible recibir las criptolicencias luego de 30 días de haber entregado todos los requisitos a las autoridades encargadas.

Una vez obtenido el permiso, la empresa debe iniciar actividades dentro de un periodo de 6 meses posteriores a esta fecha.

Para más información acerca de esta licencia, le invitamos a leer nuestro artículo “¿Cuál es la mejor jurisdicción para el intercambio de criptomonedas?”. 

¡En Mundo Offshore podemos ayudarlo! Nuestro equipo de trabajo está capacitado para asesorarlo y apoyarlo en la obtención de este permiso, de esta manera podrá tener su empresa y administrar criptomonedas en poco tiempo y sin inconvenientes.

¡Contáctenos! Nuestra primera hora de consulta es gratis.