En nuestra experiencia laboral con las familias adineradas hemos encontrado ciertos errores fundamentales en la planificación que se repiten una y otra vez. Dichos errores pueden generar grandes costos. En primer lugar, la mala planificación puede hoy en día conducir a todo tipo de resultados desfavorables en el camino. Adicionalmente, las consecuencias de una planificación inadecuada pueden no ser fácilmente reversibles.

A continuación, le presentamos los errores más importantes que hemos encontrado de forma rutinaria a lo largo de los años de experiencia en Mundo Offshore.

1. Ignorar la necesidad de proteger su patrimonio

Los mayores destructores de riquezas son los litigios y los impuestos. En la medida en que usted obtiene riquezas y construye su propio negocio, necesita considerar estrategias para protegerse de este tipo de riesgos. La protección de activos y la planificación fiscal son esenciales para la durabilidad de su patrimonio.

Los emprendedores tienden a ser del tipo “hombres de acción” o de los que se mueven constantemente, pues se encuentran muy ocupados implementando ideas y son multi-tarea. No tienen mucho interés o tiempo para “cosas aburridas”, tales como la planificación fiscal y patrimonial. Sin embargo, el establecer una estructura de fideicomiso, planificar la optimización fiscal o invertir tiempo en estrategias inteligentes de sucesiones a largo plazo, son algunas de las cosas que su familia agradecerá durante las próximas generaciones.

Puede que las normas fiscales y la planificación de protección de activos no sean la cosa más emocionante, e incluso puede que los empresarios estén poco familiarizados con ello. Pocas personas disfrutan reunirse con abogados. Las personas no están seguras de en quién confiar y generalmente están más interesadas en la generación de ingresos que en la protección de los mismos.

Sin embargo, hay planes altamente efectivos que no necesariamente son costosos ni complejos. De hecho, si un plan se vuelve demasiado complicado y enredado, debería examinarlo con mayor detenimiento. Debería entender lo que está haciendo. Cuanto más compleja sea una estructura, más costosa será. En mi experiencia, el camino correcto es mantener las cosas lo más claras y sencillas posible.

Grindelwald - Suiza

La protección de activos y la planificación fiscal son esenciales para la durabilidad de su patrimonio.

2. Gastar recursos nuevos con mucha rapidez y sin un plan

Construir un negocio requiere de mucho trabajo y tiempo. No es un proceso rápido. Del mismo modo, después de alcanzar la solvencia económica y emprender el camino de la construcción de un plan de gestión del patrimonio para el futuro de su familia, no debería pretender hacerlo en unos pocos meses o años. ¡Tómese su tiempo! Lo más importante, tómese el tiempo necesario para conocer las opciones y estrategias que existen en el mercado.

Por el contrario, lo que he visto y que posiblemente esté relacionado con el punto anterior, es una rápida tendencia a gastar más de lo debido y a tomar decisiones de inversión precipitadas inmediatamente después de un momento de liquidez. Algunas familias compran varias viviendas familiares, que pueden demorar varios años en venderse. O compran otros «juguetes» costosos, como ese yate con el que siempre soñaron. No hay nada de malo en cumplir sus sueños o disfrutar de su riqueza. Sin embargo, no debe apresurarse en gastar de una vez el dinero que le llevó años ganar.

Un ejemplo pertinente y una anécdota a ser considerada, se puede encontrar en el caso de uno de nuestros clientes, que gastó aproximadamente el 25% de su patrimonio neto durante los dos primeros años de la venta de su empresa, después de haber pasado toda una vida construyéndola. Deshacer adquisiciones como esa y alejarse para obtener liquidez a menudo puede ser difícil, consumir mucho tiempo y eventualmente llevar por mal camino.

3. Gestionar el patrimonio sin una visión

Algunas familias pasan una generación o más construyendo su negocio, su portafolio de bienes raíces y su red de contactos. Sin embargo, cuando reciben dinero líquido, gastan mucho menos tiempo y energía en definir sus objetivos de inversión y desarrollar estrategias apropiadas. Por el contrario, tienden a abordar dicha tarea con poca planificación y sin una estructura sistemática.

Pueden delegar grandes cantidades de dinero a asesores de inversión que han sido recomendados por algún amigo luego de ejercitar juntos en el gimnasio. O decidirán asignar activos a un emprendimiento que se encuentren por el camino, a un negocio de capital semilla o al proyecto de desarrollo inmobiliario de un amigo, sólo por el hecho de haberle parecido una gran idea en ese momento.

No obstante, al igual que cualquier otro aspecto de la vida empresarial, estas cosas deben planificarse, estructurarse e implementarse con la misma consideración, pensamiento estratégico y enfoque.

Tenga en cuenta que, una vez que haya ganado su patrimonio a través de su arduo trabajo, la tarea crítica es mantener y aumentar sus inversiones. Su participación práctica no debe detenerse tras esa maravillosa ganancia que usted fue capaz de lograr con la venta de un negocio. Así, antes de adentrarse en la labor de gestionar el patrimonio, siéntese, defina una visión de alta convicción y desarrolle un plan de acción para cada una de las partes de su portafolio.

En Mundo Offshore contamos con expertos en lo que a planificación de patrimonio y protección de activos se refiere. Contáctenos ahora y solicite una consulta gratuita.

Envíenos su consulta