El COVID-19 ha llevado a un estancamiento sin precedentes de la economía mundial. Muchos países de todo el mundo estuvieron completamente bloqueados durante varios meses, teniendo que cerrar sectores económicos enteros para aplacar el avance de la pandemia.

De hecho, en Latinoamérica, muchos países como Argentina, Colombia, Panamá y Venezuela, siguen sufriendo duras cuarentenas que han causado el cierre de cientos de negocios y que tendrán profundas secuelas económicas.

Los gobiernos de la región tienen fondos limitados guardados para ofrecer asistencia financiera a las empresas con problemas en tiempos de crisis, y a muchos les preocupa no poder apoyarlas a largo plazo.

Si las perspectivas en Europa, que recibió un impacto sumamente fuerte por el COVID-19 son malas, en Latinoamérica son mucho peores.

Un ejemplo claro en Europa es Chipre. Los analistas sugieren que el PIB de la isla podría contraerse entre un 7 y un 10% en 2020, principalmente debido al efecto devastador de la pandemia en su sector turístico. Esta contracción también es muy preocupante tanto para los inversores como para los consumidores, ya que se reflejará en una posible disminución de los ingresos reales, mayores tasas de desempleo, menores niveles de producción industrial y una importante disminución de las ventas al por menor.

El impacto económico de COVID-19 a nivel mundial y en Europa se sentirá durante un tiempo. En respuesta, se han promulgado varias medidas para aliviar la carga financiera y asegurar la continuidad de las actividades durante los meses de cierre.

Más concretamente, el objetivo general de esas sugerencias era ayudar a las empresas a aliviar los problemas de flujo de caja para evitar que se agraven problemas como el despido de trabajadores, la incapacidad temporal para pagar a los proveedores y, en el peor de los casos, el cierre o la quiebra.

Las medidas fiscales sugeridas por la OCDE para COVID-19

La OCDE recomendó a los países que aplicaran varios tipos básicos de medidas fiscales para garantizar la continuidad de las empresas durante la crisis. Entre ellas figuraban:

  • Ampliar los plazos para la presentación de los formularios de impuestos y el pago de los mismos;
  • La suspensión o el aplazamiento de las sanciones, los pagos de intereses y la recuperación de la deuda;
  • Ofrecer reembolsos fiscales más rápidos a las personas y las empresas;
  • Aceptar pagos de impuestos en cuotas;
  • Cambiar temporalmente los procesos de auditoría y añadir mayor transparencia y rapidez a las políticas fiscales, y;
  • Reducir los servicios y reuniones presenciales y trasladar el mayor número posible de procesos en línea. Esto supondría desarrollar y mejorar los sitios web especializados, las estrategias de medios de comunicación, las líneas de atención telefónica directa y las aplicaciones móviles y utilizar medios de comunicación alternativos como el teléfono, los servicios postales y los faxes para comunicarse con los contribuyentes con problemas de acceso digital.

¿Cómo se comparan las medidas económicas y fiscales de Chipre ante el COVID-19 con las propuestas de la OCDE?

A partir del 27 de marzo de 2020, sólo un par de semanas después de la detección del primer caso de COVID-19 en Chipre, el Parlamento estableció una serie de medidas financieras destinadas a ayudar a las familias y a las empresas a capear la tormenta.

Estas medidas tenían como objetivo final reducir el impacto negativo a largo plazo de COVID-19 en la economía, manteniendo a flote las empresas afectadas, reduciendo el desempleo y estabilizando el consumo durante este difícil período.

Como se puede ver en el resumen que figura a continuación, el gobierno chipriota siguió muchas de las sugerencias de la OCDE.

Medidas fiscales adoptadas por el Gobierno chipriota

Impuestos indirectos

El gobierno aplazó los pagos del IVA hasta el 10 de noviembre de 2020, para febrero, marzo y abril de 2020, siempre que las declaraciones del IVA se presentaran antes del 10 de abril, el 10 de mayo y el 10 de junio para cada período respectivo. Además, el gobierno suspendió los pagos de intereses o penalidades por estos tres meses.

No todas las empresas tenían derecho a esta reducción de impuestos. Las tiendas de comestibles, supermercados, tiendas de conveniencia y mini mercados, fruterías, carnicerías, panaderías, farmacias, compañías de electricidad y servicios de telecomunicaciones, entre otros, operaban normalmente en su mayoría y por lo tanto estaban excluidas de recibir este beneficio.

El Registro Mercantil relajó sus requisitos en cuanto a los pagos y la presentación de los formularios requeridos:

  • El pago del impuesto anual de sociedades de 350 euros para 2020 puede ser completado hasta el 31 de diciembre de 2020, sin penalización.
  • Las sanciones administrativas por la presentación tardía de los documentos estatutarios se suspendieron hasta enero de 2021.
  • Las declaraciones anuales para el ejercicio económico comprendido entre el 1º de enero y el 31 de diciembre de 2020 pueden completarse hasta el 28 de enero de 2021, sin la penalización de 20 euros por presentación tardía.
  • Las empresas que no cumplieron con sus obligaciones de presentación de declaraciones anuales recibieron un período de gracia de 3 meses para cumplir con sus requisitos de presentación.

Comisión de Valores e Intercambio de Chipre (CYSEC)

CYSEC se apresuró a ampliar los plazos para todas las presentaciones de informes y pagos pertinentes.

La seguridad social y la asistencia sanitaria

El gobierno chipriota suspendió la liquidación de las contribuciones atrasadas al seguro social mediante cuotas para marzo y abril de 2020 y amplió el plazo de reembolso en dos meses.

Además, el gobierno suspendió el aumento de las contribuciones de los individuos al GESY – el sistema general de salud del país – para abril, mayo y junio de 2020.

Pagos de alquiler

El gobierno suspendió los procesos de desalojo en curso hasta el 31 de mayo de 2020. Esto no se aplicó a los inquilinos que no pagaron su alquiler hasta el 29 de febrero de 2020.

Grindelwald - Suiza

La OCDE recomendó a los países que aplicaran varios tipos básicos de medidas fiscales para garantizar la continuidad de las empresas durante la crisis.

La suspensión de cuotas de préstamo

En el caso de los prestatarios que se enfrentan a dificultades económicas debido a COVID-19, el gobierno suspendió sus obligaciones de pago de las cuotas del préstamo, siempre que no hubiera pagos atrasados durante más de 30 días a partir del 29 de febrero de 2020.

Esta medida se aplicará desde el 30 de marzo de 2020 hasta el 31 de diciembre de 2020, y los pagos se reanudarán el 1 de enero de 2021, mediante un calendario de pagos revisado acordado tanto por el prestatario como por la institución financiera.

Planes de subvención

El Ministerio de Trabajo, Bienestar y Seguridad Social de Chipre estableció una serie de subsidios para ayudar a las personas y las empresas a hacer frente a la suspensión completa y parcial de la actividad empresarial, las licencias por enfermedad, el trabajo por cuenta propia y las licencias especiales para el cuidado de los niños.

Los planes que se introdujeron se enumeran a continuación e incluyen enlaces a información adicional proporcionada por la Oficina de Prensa e Información del Gobierno (PIO):

Impuestos directos

El gobierno chipriota amplió el plazo de la declaración de la renta del 31 de marzo de 2020 al 1 de junio de 2020.

Medidas no fiscales adoptadas por el gobierno chipriota

Extensión de fechas límite del Registro de Compañías

El Registro Mercantil relajó sus requisitos en cuanto a los pagos y la presentación de los formularios requeridos:

  • El pago del impuesto anual de sociedades de 350 euros para 2020 puede ser completado hasta el 31 de diciembre de 2020, sin penalización.
  • Las sanciones administrativas por la presentación tardía de los documentos estatutarios se suspendieron hasta enero de 2021.
  • Las declaraciones anuales para el ejercicio económico comprendido entre el 1º de enero y el 31 de diciembre de 2020 pueden completarse hasta el 28 de enero de 2021, sin la penalización de 20 euros por presentación tardía.
  • Las empresas que no cumplieron con sus obligaciones de presentación de declaraciones anuales recibieron un período de gracia de 3 meses para cumplir con sus requisitos de presentación.

Comisión de Valores e Intercambio de Chipre (CYSEC)

La CYSEC se apresuró a ampliar los plazos para todas las presentaciones de informes y pagos pertinentes.

La seguridad social y la asistencia sanitaria

El gobierno chipriota suspendió la liquidación de las contribuciones atrasadas al seguro social mediante cuotas para marzo y abril de 2020 y amplió el plazo de reembolso en dos meses.

Además, el gobierno suspendió el aumento de las contribuciones de los individuos al GESY – el sistema general de salud del país – para abril, mayo y junio de 2020.

Pagos de alquiler

El gobierno suspendió los procesos de desalojo en curso hasta el 31 de mayo de 2020. Esto no se aplicó a los inquilinos que no pagaron su alquiler hasta el 29 de febrero de 2020.

La suspensión de cuotas de préstamo

En el caso de los prestatarios que se enfrentan a dificultades económicas debido a COVID-19, el gobierno suspendió sus obligaciones de pago de las cuotas del préstamo, siempre que no hubiera pagos atrasados durante más de 30 días a partir del 29 de febrero de 2020.

Esta medida se aplicará desde el 30 de marzo de 2020 hasta el 31 de diciembre de 2020, y los pagos se reanudarán el 1 de enero de 2021, mediante un calendario de pagos revisado acordado tanto por el prestatario como por la institución financiera.

Planes de subvención

El Ministerio de Trabajo, Bienestar y Seguridad Social de Chipre estableció una serie de subsidios para ayudar a las personas y las empresas a hacer frente a la suspensión completa y parcial de la actividad empresarial, las licencias por enfermedad, el trabajo por cuenta propia y las licencias especiales para el cuidado de los niños.

Los planes que se introdujeron se enumeran a continuación e incluyen enlaces a información adicional proporcionada por la Oficina de Prensa e Información del Gobierno (PIO):

Mover los procesos en línea

El gobierno chipriota hizo arreglos especiales para activar los procesos en línea. Las oficinas gubernamentales y los miembros de la burocracia estatal recibieron el visto bueno para celebrar reuniones por teleconferencia a fin de gestionar sus asuntos y aceptar solicitudes en línea.

¿Qué es lo que sigue?

El gobierno chipriota tomó medidas tempranas y efectivas para reducir el efecto de la pandemia. Estas medidas, combinadas con el incansable trabajo realizado por los profesionales de la salud para contener el virus y la notable respuesta de la ciudadanía chipriota al seguir las normas pertinentes, permitieron a Chipre, a partir del 4 de mayo, relajar sus restricciones y reiniciar poco a poco la economía.

A partir del 9 de junio, los aeropuertos se abrieron gradualmente a un grupo selecto de países considerados «seguros» y, muy pronto, el país puede esperar que se establezca una renovada conectividad con el Oriente Medio.

En general, el objetivo del país es dejar atrás esta pandemia, abrir su economía, y una vez más dar la bienvenida a los negocios e inversiones internacionales.

En la segunda parte de esta serie, examinaremos las medidas a largo plazo adoptadas tanto por la Unión Europea como por Chipre para ayudar a impulsar la economía.

En Mundo, creemos que Chipre es una de las mejores jurisdicciones de Europa. Si se vuelve a producir una situación global similar, puede estar tranquilo de que este país tomará todas las medidas necesarias para mantener las empresas a flote. Su fantástica política fiscal se ha vuelto aún más beneficiosa después de COVID-19. Si quiere saber más sobre todos nuestros servicios en Chipre, vea nuestro Country Focus y contáctenos para más información.

Solicite su consulta