Ventajas como la estabilidad financiera junto con un sistema fiscal competitivo, han hecho de Hungría un país muy conveniente para realizar negocios. Descubra cómo estas ventajas pueden beneficiar a los empresarios latinoamericanos.

Acerca de Hungría

Con cerca de 10 millones de habitantes y estratégicamente situada en Europa Central, Hungría se ha convertido en un centro financiero que ofrece ventajas para los inversores extranjeros, especialmente los procedentes de América Latina. El idioma oficial es el húngaro, que es la lengua urálica más hablada del mundo. Hungría ha sido miembro de la UE desde 2004.

La capital del país y la ciudad más grande es Budapest, uno de los destinos turísticos más populares de Europa. La rica historia cultural de Hungría incluye importantes contribuciones a las artes, la música, la literatura, los deportes, la ciencia y la tecnología. Además, su importancia histórica y académica hace de Hungría una potencia media en los asuntos globales.

Al mismo tiempo, Hungría se ha convertido en una economía de altos ingresos y tiene una de las economías más grandes del mundo por PPA (Paridad de Poder Adquisitivo o PPP, por sus siglas en inglés), principalmente gracias a su sistema de seguridad social, atención médica universal y educación secundaria sin costo de matrícula.

Hungría como centro de negocios

Hungría es un Estado miembro de la UE, situado en Europa Central, en el corazón del continente. Ventajas financieras y logísticas esperan a los inversores latinoamericanos, que siempre son bienvenidos en este país, el cual está lleno de oportunidades. Desde varios aeropuertos diseminados por el país los empresarios pueden llegar a todos los destinos europeos, incluyendo Ucrania y Rusia. También hay conexiones aéreas diarias con las naciones independientes de la antigua Unión Soviética y con China. Es bueno saber que la vida en Hungría es mucho más barata que en las naciones occidentales de la UE, incluso si esos países están bastante cerca, como Viena, en Austria, que está a poco más de dos horas en coche de Budapest.

Hungría tiene muchas ventajas que ofrecer, a saber:

  • Posición geográfica ideal en el centro de Europa para toda la manufactura necesaria cuando se trata de la prestación de servicios y logística
  • Excelente infraestructura, centros industriales prefabricados, oficinas y parques tecnológicos
  • El equilibrio perfecto entre costes de mano de obra y calidad
  • Incentivos de la UE, gubernamentales y municipales (incluyendo subsidios en efectivo no reembolsables de fondos de la UE, subsidios en efectivo y desgravaciones fiscales)
  • Política económica favorable a la inversión
  • Sistema fiscal competitivo
  • Estabilidad financiera y fiscal
  • Éxito en la reducción de la deuda pública

Los residentes de Hungría pagan impuestos sobre la base de sus ingresos extranjeros y nacionales. La tasa del impuesto sobre la renta es del 15%, que se sitúa entre los impuestos sobre la renta más bajos de la Unión Europea. Además, el impuesto de sociedades es sólo del 9%, lo que significa que Hungría posee con orgullo el impuesto de sociedades más bajo de los países miembros de la UE. Adicionalmente, no hay retención sobre los dividendos, intereses o regalías salientes.

Hungría firmó más de 70 tratados de doble imposición, algunos de los cuales son vitales, ya que permiten a los ciudadanos húngaros planificar sus impuestos por adelantado, especialmente en algunas jurisdicciones de baja tributación, como los Emiratos Árabes Unidos.

También es importante señalar que Hungría cuenta con una amplia gama de instituciones financieras sólidas y fiables. Existen 33 bancos en el país, ambos propiedad de accionistas internacionales y locales.

Grindelwald - Suiza

La capital del país y la ciudad más grande es Budapest, uno de los destinos turísticos más populares de Europa.

Consulta gratuita

Residencia en Hungría

La manera más fácil para los solicitantes latinoamericanos y sudamericanos de convertirse en residentes de Hungría y ciudadanos de la UE más tarde, es el registro y la gestión de una empresa. Los dueños de negocios, que toman un papel activo en su empresa como directores, pueden calificar para el estatus de residente húngaro. Deben crear una empresa y preparar un plan de negocios bueno y creíble. En primer lugar, es el director quien adquiere la residencia y, a continuación, los familiares cercanos (cónyuge e hijos) pueden solicitarla para participar en un sencillo proceso de reunificación familiar. Un documento de identidad húngaro permite a su titular viajar libremente por el Espacio de Schengen, que incluye 26 países europeos, junto con los Estados no miembros de la UE como Islandia, Liechtenstein, Noruega y Suiza.

Ventajas para los empresarios latinoamericanos

Hungría es un país acogedor para los empresarios latinoamericanos. Como centro financiero local y de expatriados, se encuentra en el centro de Europa Central, rodeado de Austria, Eslovaquia, Ucrania, Rumania, Serbia, Croacia y Eslovenia. Alemania está a sólo cuatro horas en coche, por lo que Hungría en general, y especialmente Budapest, es uno de los mejores lugares para alojarse y empezar un negocio en un país de la UE asequible y con bajos impuestos. El gobierno también está comprometido a agilizar los procesos empresariales locales a fin de aumentar la competitividad de las pequeñas, medianas e incluso grandes empresas a través de los incentivos disponibles.

Además, vale la pena comprobar su linaje. Si usted es descendiente de inmigrantes centroeuropeos, hay buenas posibilidades de que se convierta en ciudadano húngaro.

Según las enmiendas de la ley de ciudadanía húngara de enero de 2011, «toda persona que fuera ciudadana húngara o descendiente de una persona que fuera ciudadana húngara antes de 1920, o entre 1941 y 1945 y que hable húngaro, puede solicitar la ciudadanía incluso si no vive en Hungría».

El territorio del Reino de Hungría era tres veces más grande antes de la Primera Guerra Mundial, y había cientos de miles de inmigrantes que abandonaron Europa debido a la agitación de la historia y se establecieron en América Latina. Quizás lo único que necesite hacer para convertirse en ciudadano europeo es empezar a aprender el idioma húngaro.

Si usted está interesado en obtener más información, le invitamos a contactar con Mundo Offshore. Ofrecemos una solución óptima cuando se trata de ayudarle a través del proceso de inversión en este hermoso país, así como ayudarle a conseguir la residencia húngara. Con Mundo Offshore usted puede fácilmente comenzar un negocio y convertirse en un residente de esta fantástica nación.

Envíenos su consulta