Es un final relativamente tranquilo para una semana ajetreada, con pocos datos económicos ni presentaciones de resultados en la agenda, y es poco probable que el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, añada mucho a lo que dijo ante el Congreso cuando comparezca en una rueda de prensa hoy. Sus colegas Eric Rosengren y Loretta Mester podrían tener algo más nuevo que decir.

Los líderes de la UE se reúnen para discutir su plan de recuperación, pero los mercados muestran poca actividad a la espera del vencimiento de las opciones y los futuros de productos de stock.

Los precios del petróleo están subiendo de nuevo ya que la reapertura económica ha aliviado los temores de la «segunda oleada».

Aquí tenemos las cinco cuestiones principales de las que hay estar pendientes este viernes, 19 de junio, en los mercados financieros.

 1. Un aluvión de comparecencias de la Fed

Cuatro altos funcionarios de la Reserva Federal llenarán el vacío creado por la falta de datos económicos y presentaciones de resultados en un día ligero en cuanto a publicación de informes. El presidente de la Fed de Boston, Eric Rosengren, abre la tanda de comparecencias a las 14:15 horas (CET), y le seguirán el presidente Jerome Powell, el supervisor bancario principal Randall Quarles y Loretta Mester de la Fed de Cleveland en el transcurso de la jornada.

Powell lleva compareciendo dos días esta semana en el Congreso, así que no está claro qué más le queda por decir sobre el curso de la economía, más allá de la reacción de los miembros de la Fed a los últimos datos del mercado laboral y la sostenibilidad del repunte hasta ahora.

 2. Los líderes europeos se reúnen

Los líderes de la Unión Europea debatirán la propuesta de la Comisión Europea de un paquete de recuperación de 750.000 millones de euros que incluye los polémicos 500.000 millones de euros en subvenciones a los Estados miembros, en lo que se ha recibido como un gran paso hacia transferencias fiscales más formales dentro del bloque.

También debatirán sobre el nuevo marco presupuestario plurianual de la UE, lo que por supuesto significa que no hay ninguna posibilidad de que se tomen decisiones importantes en la reunión, dado que la UE invariablemente discute estas cosas a fondo durante meses. Sin embargo, el tono del estado de ánimo será importante, pues los líderes están ansiosos por transmitir a los mercados y votantes que se toman más en serio la gestión de la actual crisis que la de la anterior.

3. Las acciones apuntan a una apertura al alza a ala espera de la cuádruple hora bruja

Las acciones apuntan a una apertura al alza de nuevo, tras un cierre dispar el jueves. El viernes llega la llamada «cuádruple hora bruja» de las fechas de vencimiento de los productos derivados tanto en índices como en acciones individuales, lo que tradicionalmente genera cierto aumento de la volatilidad.

A las 12:30 horas (CET), el contrato defuturos del Dow Jones 30sube 220 puntos, o un 0,9%, mientras que el contrato de futuros del S&P 500 se apunta un alza del 0,7% y el contrato de futuros del Nasdaq 100un 0,8%

El estado de ánimo se está viendo respaldado, entre otras cosas, por la noticia de que el operador de cine Cinemark reabrirá la mayoría de sus cines a finales de julio, sin necesidad de que los asistentes usen mascarillas, mientras que JetBluecomenzará a vender billetes a 30 nuevos destinos bajo su estrategia postpandémica.

4. La libra desciende pues el repunte de los minoristas en el Reino Unido se oculta por las noticias sobre la deuda

Las ventas minoristas del Reino Unido repuntaron más bruscamente de lo esperado en mayo, pero la noticia fue eclipsada por otros datos que mostraron el fuerte aumento de la deuda pública como resultado de la pandemia.

Las ventas minoristas han aumentado un 12% con respecto a lo que probablemente resultará haber sido el punto más bajo del ciclo en abril, superando holgadamente las expectativas. Sin embargo, la Oficina Nacional de Estadísticas dijo en otro informe que la deuda nacional había superado el 100% del PIB por primera vez desde 1963, debido al fuerte endeudamiento iniciado por el Gobierno para pagar sus medidas de mitigación de la crisis.

La libra registra mínimos de tres meses frente al euro y nuevos mínimos mensuales frente al dólar, pues la confianza sigue lastrada por la aparente renuencia del Banco de Inglaterra a aumentar el estímulo monetario el jueves. El Banco de Inglaterra aumentó la dotación general para su programa de expansión cuantitativa en 100.000 millones de libras pero indicó que el ritmo de compra de bonos se desacelerará.

5. El crudo alcanza los 40 dólares tras la reafirmación de la OPEP

Los precios del crudo de Estados Unidos superan los 40 dólares por barril por primera vez en 11 días tras la reafirmación de que el grupo de productores de la OPEP+ se está aferrando en general a su acuerdo de reducción de la producción.

A las 12:30 horas (CET), los futuros del WTI suben un 2,7% hasta 39,87 dólares por barril, mientras que los futuros de Brent se apuntan un alza del 2,1% hasta 42,38 dólares.

Por otra parte, KirillDmitriev, director del fondo de riqueza soberana rusa y negociador clave en las conversaciones de la OPEP+, ha dicho que no tendría mucho sentido ampliar aún más las actuales reducciones de la producción más allá de finales de julio, dado el repunte de la demanda. Las reducciones comenzarán a disminuir en agosto.

La UE no acuerda su plan de recuperación y retomará la negociación en julio

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea no lograron este viernes llegar a un acuerdo sobre el plan de recuperación económica tras la pandemia en su primer debate al respecto, un resultado esperado pero que obliga a celebrar una segunda cumbre a mediados de julio en Bruselas para seguir negociando.

«Saludo la disposición (de los países de la UE) a comprometerse. Estoy totalmente comprometido a comenzar inmediatamente las auténticas negociaciones con los Estados miembros y espero tener una cumbre física en torno a mediados de julio en Bruselas», dijo el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, tras una cumbre de líderes comunitarios por teleconferencia que duró apenas cuatro horas.

Michel recordó que la cita de hoy era una «primera ocasión para negociar» y afirmó que ha servido para «observar que hay un consenso emergente, lo que es muy positivo», pero al mismo tiempo instó a «no infravalorar las dificultades» puesto que hay diferentes puntos de vista en ciertos temas por lo que la negociación tendrá que continuar.

La sesión de este viernes, un «calentamiento» de cara a julio

La sesión de este viernes ha sido un «calentamiento», tal y como lo definen fuentes diplomáticas, de cara a una reunión posterior en julio, que se espera incluso que sea presencial. El propio presidente del Consejo europeo, Charles Michel, asumía que el pacto este viernes era imposible en la carta de invitación enviada a los líderes.

Las propuestas lanzadas hasta ahora han sido recibidas de manera desigual por los Estados miembros, aunque ninguno rechaza de plano la arquitectura principal del plan de reconstrucción: el Ejecutivo comunitario acudirá a los mercados y captará fondos mediante la emisión de deuda. Este dinero será después transferido a los gobiernos nacionales.

España ve con buenos ojos el planteamiento de Bruselas, pero también cree que los 750.000 millones que plantea Bruselas se encuentran en la banda baja de lo que debería inyectarse en la economía. Madrid comparte con París, Berlín, Roma y otras capitales un frente que reivindica las transferencias directas frente a los préstamos.

Países del norte como Países Bajos, Suecia, Austria o Dinamarca (llamados ‘los cuatro frugales’) y en parte, Finlandia, representan el bloque más crítico con la propuesta. Aunque aceptan que Bruselas emita deuda, piensan que el fondo puede ser menor que los 750.000 millones que propone la Comisión y, sobre todo, defienden que se transfiera a los países a través de préstamos a devolver, y no con subvenciones no reembolsables.

Grindelwald - Suiza

Los líderes de la Unión Europea debatirán la propuesta de la Comisión Europea de un paquete de recuperación de 750.000 millones de euros que incluye los polémicos 500.000 millones de euros en subvenciones a los Estados miembros, en lo que se ha recibido como un gran paso hacia transferencias fiscales más formales dentro del bloque.

Apple cerrará 11 tiendas en Estados Unidos por los rebrotes de contagios de CoronaVirus

La compañía tecnológica Apple ha decidido cerrar 11 de sus tiendas en Estados Unidos este sábado como medida de precaución por los rebrotes de Covid-19 que están teniendo lugar en algunas partes del país norteamericano.

En un comunicado remitido a medios locales, el fabricante del iPhone ha especificado que las tiendas que cerrará están situadas en los estados de Florida, Carolina del Norte, Carolina del Sur y Arizona. Los clientes que tengan pendiente de reparación sus dispositivos en esas tiendas, tendrán hasta este fin de semana para recoger sus aparatos.

«Debido a las actuales condiciones del Covid-19 en algunas de las comunidades a las que servimos, vamos a cerrar de forma temporal las tiendas en estas áreas. Damos este paso con mucha precaución mientras monitorizamos la situación y esperamos tener de vuelta a nuestros empleados y clientes tan pronto como sea posible», ha puntualizado un portavoz de Apple a varios medios estadounidenses.

Análisis del Mercado Europeo

Las Bolsas europeas han despedido la semana con avances moderados en una sesión marcada por el vencimiento trimestral de futuros y opciones, la denominada ‘cuádruple hora bruja’. El alivio que supone el control del brote de coronavirus en Pekín relaja la aversión al riesgo y el Ibex ha cerrado con un alza del 0,32% hasta 7.414,20 puntos. El selectivo español salda la semana con una subida del 1,67%.

La Bolsa española ha logrado contener la oleada bajista vivida la semana pasada, cuando perdió un 7,4% en su peor semana desde marzo. Aunque al cierre se moderaron los avances de media sesión, que llegaron a superar el punto porcentual, el Ibex ha sumado un 0,32% que le han permitido superar los 7.400 puntos y saldar la semana con una revalorización del 1,67%. La sesión ha estado marcada por el vencimiento trimestral de futuros y opciones sobre índices y acciones, la denominada ‘cuádruple hora bruja‘, aunque en esta ocasión el Ibex se ha mostrado menos volátil que en las sesiones anteriores.

Los temores a que los rebrotes de coronavirus acaben propiciando un resurgir de las restricciones, con el consiguiente impacto en la recuperación, han impedido esta semana un balance más alcista en los mercados. Sin embargo, en la sesión de hoy los inversores han recibido noticias mucho más tranquilizadoras sobre el foco de Pekín. Las autoridades chinas han dado por controlado este rebrote, que amenazaba con extender de nuevo las restricciones en el gigante asiático. Más difíciles de contener parecen los focos de nuevos contagios en Estados Unidos.

El temor a una segunda oleada de coronavirus no sería el único obstáculo para la recuperación de la economía. Las dudas sobre la evolución de la demanda y el dato de paro semanal de EEUU publicado ayer afloran la inquietud ante una eventual segunda oleada de despidos. Las tensiones avivadas por la Casa Blanca representan también una amenaza para la recuperación. El riesgo de nuevos aranceles no sólo alcanza a sus relaciones comerciales con China. Las discrepancias sobre la denominada ‘tasa Google’ han desatado ya las primeras amenazas de aranceles entre Europa y EEUU. A cambio, la recuperación económica cuenta con el respaldo de estímulos como el fondo europeo de reconstrucción, de unos 750.000 millones. Hoy los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea no han logrado llegar a un acuerdo sobre el plan de recuperación económica y retomarán las negociaciones en julio.

Las referencias alcistas de Asia, con el control del brote de Pekín como estímulo, han aplacado la tentación de recoger beneficios en la Bolsa española. El Ibex ha contado de nuevo con el apoyo de uno de los sectores que más peso ha ganado en los últimos tiempos, el de utilities. Su perfil defensivo, combinado con el crecimiento derivado de su creciente apuesta por las renovables, ha atraído a los inversores en medio de la inestabilidad generada por la crisis. Iberdrola, el cuarto mejor valor del Ibex en 2020, ha sumado hoy otro 2,29%. Endesa ha repuntado un 1,63%; Naturgy, un 0,53%; Red Eléctrica, un 0,75% y Enagás, un 0,27%.

Las subidas en el precio del petróleo ha permitido a Repsol anotarse una revalorización de 1,12%. También han destacado en las alzas ACS (+0,50%), que ha anunciado el reparto de un dividendo compensatorio de 0,16 euros brutos por acción que se abonará el próximo 6 de julio, y Telefónica, que ha cerrado con una revalorización del 1,21%. Las referencias más alentadoras procedentes de China han ayudado a la reacción en Bolsa de todo un peso pesado del Ibex como Inditex. El gigante textil tiene en China su segundo mayor mercado. Además, el aumento récord de las ventas minoristas en Reino Unido durante el mes de mayo invita al optimismo sobre la recuperación del consumo. Sus acciones han subido un 0,81%, al filo de los 25 euros por acción.

La banca ha visto como se desinflaban sus subidas durante la sesión y ha cerrado mayoritariamente con recortes. Sabadell se ha dejado un 4,08%; Bankia, un 2,25%; CaixaBank, un 1,52% y Santander, un 1,51%. BBVA se ha desmarcado con alzas del 0,16%.

El resto de Bolsas europeas han reforzado también los avances en la semana. Sin perder de vista las referencias del exterior, los datos de consumo en Reino Unido han constatado una vigorosa recuperación de la demanda. Las ventas minoristas en Reino Unido registraron un crecimiento récord en mayo, un 12%. El Ftse británico, el más alcista de la sesión, ha subido un 1,1%. El Dax alemán ha repuntado un 0,40%; el Cac francés, un 0,42% y el Mib italiano, un 0,68%.

La atención de la jornada, en el plano corporativo, ha seguido centrada en Wirecard. La empresa alemana especializada en tecnologías de pagos se derrumbó al cierre de ayer un brutal 62%. El ‘agujero’ contable de 1.900 millones del que advierten los auditores pone en jaque el futuro de la empresa del selectivo Dax alemán. La compañía amenaza ahora con demandar a quien haya sido artífice de un posible «fraude de considerables proporciones», mientras los inversores siguen en desbandada. Sus acciones se han hundido por segundo día consecutivo, un 35,3% adicional. Al margen de Wirecard, la actualidad empresarial en Europa ha incluido la designación de Steven van Rijswijk como nuevo CEO de ING (-3,3%).

La semana concluye con el euro y la libra por debajo de los niveles que alcanzaron a comienzos de la semana. La divisa comunitaria pierde el umbral de los 1,12 dólares, mientras que la libra acentúa el bache que sufrió a raíz de la reunión de ayer del Banco de Inglaterra, y cae a 1,23 dólares, lejos de los 1,27 dólares que llegó a rozar al inicio de la semana.

El balance semanal es más favorable en las primas de riesgo. La rentabilidad del bono español se repliega por debajo del 0,50%, mientras que la prima de riesgo se sitúa en 94 puntos básicos, frente a los más de 100 puntos con los que finalizó el pasado viernes.

La contención del brote de coronavirus en Pekín supone un estímulo en las perspectivas de recuperación de la demanda de petróleo en el mayor importador de crudo del mundo. Del lado del suministro, además, destaca el mayor compromiso pactado entre los países de la OPEP+ para cumplir con las cuotas asignadas en los recortes de producción. El barril de Brent alcanza los 42 dólares, y el barril tipo West Texas, de referencia en EEUU, llega a superar la cota de 40 dólares.