Es el día del informe de empleo no agrícola, y el Gobierno acaba de confirmar que la economía perdió 20,5 millones de empleos en el primer mes completo de confinamientos provocados por el coronavirus. El mercado ya tiene en cuenta la perspectiva de unos tipos de interés negativos de la Fed de cara al año que viene, mientras que los equipos comerciales de Estados Unidos y China han generado cierta positividad en el entorno, aunque poco más, con su conservación telefónica de este viernes. Aquí tenemos las cinco cuestiones principales de las que hay estar pendientes este viernes, 8 de mayo, en los mercados financieros.

1. Aquí llega el peor informe de empleo de la historia

La Oficina de Estadísticas Laborales va a presentar el primer informe mensual de empleo que muestra el impacto total de los confinamientos impuestos en respuesta a la pandemia del coronavirus.

La economía estadounidense destruyó 20,5 millones de puestos de trabajo no agrícola en el mes hasta mediados de abril, frente a los 22 millones que esperaba el consenso. Las cifras se han publicado, como de costumbre, a las 14:30 horas (CET).

La extraña naturaleza de la pandemia augura que el informe arrojará algunas cifras extrañas: los analistas señalan que la remuneración media podría haber aumentado, lo que refleja el hecho de que las pérdidas de empleo se han concentrado entre los trabajadores más vulnerables y con salarios más bajos. La tasa de desempleo, por su parte, se verá distorsionada por el número incierto de personas que se cree que han dejado temporalmente la fuerza laboral de la nación al ni siquiera buscar un nuevo empleo.

2. Los negociadores comerciales de EE.UU. y China, relajan un poco la tensión

Los negociadores comerciales de Estados Unidos y China se comprometieron a cumplir la «fase 1» del acuerdo entre ambos países en enero, poniendo en suspenso los temores de una nueva guerra comercial.

El presidente Donald Trump había amenazado a principios de esta semana con abandonar el acuerdo si China, cuya propia economía se ha contraído bruscamente debido a la pandemia, no compraba los volúmenes prometidos de productos estadounidenses.

Ambos países se han prometido a mejorar la cooperación económica y de salud pública y crear un entorno favorable para la aplicación del acuerdo, ha dicho la agencia estatal china de noticias Xinhua.

Ninguna de las dos economías está bien posicionada para absorber la reimposición de aranceles que asfixiarían la actividad en China e impulsarían los precios finales para los consumidores estadounidenses.

3. ¿La Fed en negativo el año que viene?

Los futuros de los tipos de interés de Estados Unidos implican ahora que el mercado espera que la Reserva Federal recortará los tipos de interés oficiales por debajo de cero el próximo año, lo que refleja una continua necesidad de niveles extraordinarios de apoyo monetario para una economía que, según la mayoría de las previsiones, debería estar recuperándose para entonces.

Los fondos de la Fed cotizaban en la friolera de 100,025 en la bolsa de Nueva York el jueves, lo que indica las expectativas de unos tipos por debajo de cero. El rendimiento de los bonos del Tesoro estadounidense a dos y cinco años ha alcanzado nuevos mínimos históricos en el 0,11% y el 0,28% respectivamente. El índice dólar desciende un 0,2%.

El desplome del rendimiento de los bonos y las expectativas de un largo período de política monetaria global expansiva han sido en parte responsables del repunte del Bitcoin que ha catapultado la criptomoneda por encima de 10.000 dólares por primera vez en tres meses. El repunte también se ha visto respaldado por las noticias de que el conocido jefe de fondos de cobertura Paul Tudor Jones había tomado una posición en los futuros de BTC, así como por la inminente desaceleración en la creación del nuevo bitcoin a causa de la llamada «división a la mitad» de la recompensa a los mineros.

4. Las acciones apuntan a una apertura al alza

Las acciones de Estados Unidos apuntan a una apertura al alza, sobre todo en respuesta a las conversaciones comerciales entre Estados Unidos y China, incluso aunque no han hecho mucho más que generar un entorno de positividad de cara al fin de semana.

Las expectativas de más estímulo llevaron al Nasdaq Composite de vuelta a territorio positivo para el año el jueves, y el contrato de futuros del Nasdaq 100 indica una subida más del 1,1% a la apertura.

Los mercados europeos también se han visto impulsados por las noticias del acercamiento, aunque el volumen de operaciones ha sido escaso debido a que los mercados del Reino Unido permanecen cerrados con motivo de una festividad nacional. El Stoxx 600 sube un 0,7%.

5. Las acciones de Uber suben; Khosroshahi promete beneficios, otra vez

Las acciones de Uber se disparan bruscamente tras el cierre después de que el director ejecutivo, Dara Khosroshahi, prometiera más recortes de los costes este año para contener las pérdidas, al tiempo que tranquilizaba a los inversores —una vez más— asegurando que la compañía registraría un beneficio operativo el año que viene.

Las pérdidas del primer trimestre se han ampliado bruscamente hasta un total de 2.940 millones de dólares, ya que la compañía de viajes compartidos ha registrado una serie de inversiones con pérdidas. El punto culminante de la presentación de resultados fue el aumento del 52% de los ingresos del negocio de Uber Eats, aunque no se han dado detalles sobre si eso hace dinero.

Tanto Uber como Lyft han dicho que esperan repuntes saludables en el volumen de viajes de estas últimas dos semanas ya que los estados de Estados Unidos han ido abriendo gradualmente.

EE.UU. pierde 20.5 millones de empleos; tasa de desempleo sube al 14.7%

Tal como se esperaba, el informe de empleo en Estados Unidos correspondiente al mes de abril ha sido catastrófico, aunque ligeramente mejor a los datos previstos.

El país ha perdido 20,5 millones de nóminas no agrícolas (frente a las 22 millones estimadas y vs. -870.000 anterior) y la tasa de desempleo pasa a ser del 14,7% (algo menor del 16% estimado y frente al 4,4% anterior).

El promedio de horas de trabajo semanales se queda en 34,2 (33,7 estimadas y vs. 34,1 anterior).

Los ingresos medios por hora, en término mensual, suben un 4,7% (frente al 0,5% anterior) y en término interanual suben un 7,9% (vs. 3,3% anterior).

EE.UU. también perdió 19,5 millones de nóminas privadas no agrícolas (en comparación con las -842.000 anterior).

El bitcoin, un 10% arriba en las últimas sesiones a la espera del halving

El Bitcoin acumula en las últimas cuatro sesiones un avance del 10% y cotiza en estos momentos en el entorno de los 9.800 dólares, cuando apenas quedan 5 días para que la criptomoneda se enfrente a un evento significativo: su próxima división por la mitad, el famoso halving, que tendrá lugar el 12 de mayo y reducirá a la mitad el pago que reciben los mineros de la divisa digital.

El BTC/USD arrancó el lunes en los 8.874 puntos, y poco a poco ha ido escalando posiciones hasta tocar, incluso, los 10.000 dólares, una marca que alcanzó en máximo intradía ayer jueves (10.033 dólares). En las últimas horas, ha llegado a dispararse hasta un 12%, acercando su precio de nuevo a esta cota.

¿Qué podemos esperar en las próximas horas?

Dice nuestro analista, Pinchas Cohen, que últimamente está ganando fuerza la teoría de que el bitcoin va a seguir subiendo. “Reconocemos que el bitcoin se encuentra en una intersección crucial, pero a diferencia de la certeza de otros expertos, como Young, necesitamos observar más la acción del precio para ayudarnos a desarrollar una opinión más fuerte. Desde nuestro punto de vista, a juzgar por el gráfico técnico del bitcoin, el inversor colectivo no ha decidido aún en qué dirección debería ir ahora la divisa”.

Él cree que un repunte al alza del canal descendente, seguido de un cierre por encima del nivel clave de 10.000 dólares, o alternativamente una caída por debajo del rango actual, aumentan la probabilidad de una reversión a corto plazo, de vuelta hacia los mínimos de marzo.

“Sin embargo, los traders —y los analistas de mente abierta—deberían vislumbrar siempre la posibilidad de una reversión. Porque eso pasa. Aun así, el entorno actual del mercado aumenta drásticamente la incertidumbre. Si bien cualquier pausa en la tendencia puede interpretarse como indecisión, ésta nos parece mucho más dramática”.

Por su parte, el multimillonario inversor Paul Tudor Jones aseguraba ayer que la moneda digital le recuerda a lo que sucedió con el oro en la década de los 70, por lo que, para él, sería la mejor apuesta contra la inflación en los tiempos del coronavirus.

Acciones que reparten dividendo seguras

En un momento en que muchas de las empresas mejor valoradas están recortando sus dividendos para sobrevivir a la amenaza económica de la pandemia del COVID-19, los inversores que tienen sus ahorros atados en acciones de renta fija se enfrentan a un mayor nivel de incertidumbre fiscal.

Durante las últimas cuatro semanas, una oleada de empresas de gran capitalización de varios sectores ha suspendido sus dividendos o los han recortado drásticamente. Entre estas empresas líderes del mercado figuran Boeing, Ford y Royal Dutch Shell.

Si bien es probable que los pagos de las empresas del S&P 500 desciendan un 25% este año según una estimación de Goldman Sachs, quedan algunos segmentos del mercado que se resistirán a esta tendencia. Hemos preseleccionado tres acciones de dividendos para inversores orientados a los ingresos.

1. Procter & Gamble

Los productos de primera necesidad son un área del mercado considerada refugio seguro para los inversores cuando aumenta el riesgo de una recesión. La lógica aquí es simple: aunque los consumidores reduzcan el gasto en vacaciones y otros artículos de lujo, es muy poco probable que dejen de comprar cosas que necesitan sin falta en su vida cotidiana, como pasta de dientes o detergente para lavar los platos.

Grindelwald - Suiza

Los productos de primera necesidad son un área del mercado considerada refugio seguro para los inversores cuando aumenta el riesgo de una recesión.

Recomendamos las acciones de Procter & Gamble, el fabricante multinacional de productos de primera necesidad, cuando la volatilidad impulsa a los mercados y los inversores buscan un crecimiento de capital lento pero constante con pagos de dividendos fiables y regulares. La compañía registró un aumento del 6% de las ventas orgánicas en el primer trimestre de este año, respaldado por una creciente demanda de papel higiénico Charmin y toallitas húmedas Bounty ante la oleada de compras provocada por el COVID-19 antes del confinamiento.

Las acciones producen un rendimiento del 2,73% anual. P&G es una de las empresas de ese pequeño grupo considerado Aristócratas de Dividendo, empresas que, durante 25 años o más, han repartido sus dividendos de manera consistente e ininterrumpida. En el caso de Procter & Gamble, esa estadística es aún más impresionante: la compañía con sede en Cincinnati ha pagado dividendos durante casi 130 años, aumentando ese pago 63 años consecutivos. Ahora paga 0,79 dólares por acción al trimestre tras la subida del 6% del mes pasado.

Las acciones de P&G han descendido alrededor del 8% este año hasta el cierre del miércoles. Aun así, las acciones mejoran la actuación del índice S&P 500, que se ha dejado un 11,3% en el mismo período.

2. Cisco Systems

Cisco  es un actor del sector tecnológico rico en efectivo, por lo que está bien posicionado para generar suficientes ingresos para seguir pagando dividendos durante esta crisis económica.

Grindelwald - Suiza

Cisco  es un actor del sector tecnológico rico en efectivo, por lo que está bien posicionado para generar suficientes ingresos para seguir pagando dividendos durante esta crisis económica.

El gigante de las redes de comunicación con sede en San José es el mayor fabricante mundial de routers, interruptores y otros equipos que las empresas utilizan para conectar ordenadores. Si bien la naturaleza cíclica de este segmento del mercado de hardware podría seguir presionando la rentabilidad de las acciones de Cisco, es difícil para las empresas de todos los segmentos retrasar sus inversiones de capital indefinidamente, incluyendo productos que son tan cruciales para sus infraestructuras tecnológicas.

Otra razón por la que somos bastante optimistas en cuanto a la capacidad de Cisco para pagar dividendos: la agresiva diversificación de la compañía se aleja del hardware hacia un modelo impulsado por software dentro de nuevas áreas de alto crecimiento del mercado, como la ciberseguridad, las aplicaciones y los servicios.

Al mando de su director ejecutivo, Chuck Robbins, Cisco ha hecho una serie de adquisiciones con el fin de construir un negocio de software y servicios. El año pasado, Cisco compró Voicea, un fabricante de software que proporciona funciones de transcripción y búsqueda por voz en tiempo real. En julio, acordó la adquisición de Acacia Communications por unos 2.600 millones de dólares, obteniendo chips y máquinas que ayudan a traducir señales ópticas a datos electrónicos.

Estas iniciativas de crecimiento, junto con la posición dominante de la compañía en América, donde genera la mayoría de sus ventas, han posicionado a la compañía para superar el rendimiento general del sector cuando los riesgos macroeconómicos disminuyan.

Además del crecimiento, Cisco también es un pagador de dividendos fiable. Aunque todavía no se considera un Aristócrata, dado que sólo lleva pagando dividendos 11 años, Cisco ha aumentado su pago cada año, por lo que es una opción atractiva para aquéllos que buscan unos ingresos crecientes. Con un rendimiento anual actual de alrededor del 3,5%, los inversores reciben un pago trimestral de 0,36 dólares por acción, que ha aumentado un 14,20% al año durante los últimos cinco años. Además, la ratio de pago del dividendo de Cisco es del 50%, lo que significa que hay algo más de margen de aumento de dividendos en el futuro.

3. Merck & Company

Las acciones del sector sanitario se consideran productoras de ingresos sólidos. Al igual que los minoristas, los servicios públicos y los recolectores de basura, los proveedores de productos para la atención médica ofrecen servicios que siguen siendo necesarios incluso en una recesión. Además, los cambios económicos no suelen frenar la implementación de nuevos medicamentos y dispositivos.

Grindelwald - Suiza

Las acciones como las de Merck (NYSE:MRK) están bien posicionadas no sólo para superar al mercado en cualquier recesión, sino también para proporcionar buenos rendimientos sostenibles.

Las acciones como las de Merck (NYSE:MRK) están bien posicionadas no sólo para superar al mercado en cualquier recesión, sino también para proporcionar buenos rendimientos sostenibles. La compañía se está beneficiando actualmente del éxito de su fármaco contra el cáncer Keytruda. Los analistas creen que las ventas de Keytruda alcanzarán los 20.000 millones de dólares al año para 2023, según FactSet, generando más de un tercio de las ventas totales de la compañía en ese momento.

El fabricante de medicamentos reportó la semana pasada un aumento del 11% de las ventas para el último trimestre, impulsado por el fuerte crecimiento de Keytruda.

Con el potente impulso de sus ganancias, el aumento de dividendos y las recompras de acciones, creemos que la compañía es una buena apuesta a largo plazo para aquéllos que buscan un aumento de los pagos. La rentabilidad de las acciones actualmente es de un 3%, a través de su dividendo trimestral de 0,61 dólares por acción. El fabricante de medicamentos aumentó el año pasado su pago en un 11%. Y con un ratio de pago por debajo de la media en un sector de sólo un 43,06%, hay un amplio margen para más aumentos.

En conclusión

La atención sanitaria, los productos de primera necesidad y las empresas tecnológicas sólidas son tres áreas defensivas del mercado considerados refugio seguro para los inversores orientados a los ingresos en esta crisis del mercado. Aunque es poco probable que las acciones ofrezcan enormes aumentos de capital, siguen siendo fuentes fiables de constantes ingresos fijos