En Mundo Offshore frecuentemente atendemos inquietudes relacionadas con los impuestos y sus correspondientes requisitos de reporte. Es evidente que el nivel de privacidad, del que legalmente solían disfrutar los ciudadanos se ha reducido en gran medida con la implementación de regulaciones como FATCA o su versión europea AIE. Sin embargo, aún es posible mantener la confidencialidad en ciertos casos. Tratándose del almacenamiento de metales preciosos de forma física en el extranjero, se aplicarán generalmente las siguientes consideraciones generales.

Para nosotros es natural comenzar con una advertencia: este artículo no pretende ofrecer consejo fiscal. La información que se proporciona aquí es general y está destinada a brindar a los lectores una comprensión básica del tema como punto de partida. Para obtener información más detallada, comuníquese con un asesor fiscal local o póngase en contacto con Mundo Offshore para solicitar una consulta con un profesional. Nos complacerá brindarle la asistencia y orientación específica para cada caso.

Lo primero y lo más importante a considerar desde el punto de vista fiscal está relacionado con la comprensión del tipo de régimen tributario que aplique. En general, debe tener en cuenta tanto las regulaciones fiscales de su país de origen como las aplicables a la jurisdicción en la que se encuentren sus activos metálicos.

Normas aplicables al domicilio o residencia fiscal del inversionista

La mayoría de las jurisdicciones tendrán las siguientes normativas fiscales:

Ingresos/ganancias de capital: se espera que usted cancele el impuesto de las ganancias de capital sobre los ingresos que obtenga al vender sus metales preciosos. Por este motivo es recomendable que, al adquirir los metales en cuestión, mantenga toda la información relevante y la documentación de la transacción. En caso de que compre sus metales a través de Mundo Offshore, conservamos dicha información para cuando la necesite. De no ser así, si tiene problemas para encontrar los documentos originales, la mayoría de las jurisdicciones fiscales proporcionan métodos para abordar esto. Su contador local o asesor fiscal debería poder guiarlo a través del proceso.

Reportes fiscales: en general, no se aplicará ningún impuesto sobre el valor de los metales que usted tenga almacenados, son muy pocas las jurisdicciones que lo hacen. Sin embargo, muchas de estas esperarán que usted reporte cualquier activo de este tipo.

El ejemplo más destacado es el código tributario de los EE. UU, que exige que los contribuyentes informen la posesión de metales preciosos en determinadas circunstancias. Generalmente, si un contribuyente estadounidense no posee una cuenta u otro tipo de relación bancaria con el fin de mantener sus metales físicos, entonces los mismos no se pueden reportar. Sin embargo, hay que considerar ciertas situaciones y, como es habitual en los EE. UU., los abogados fiscales casi nunca le darán una respuesta clara y concisa respecto a si debe o no realizar el reporte.

En principio, cuando se trata de servicios de depósito, recomendamos que los ciudadanos estadounidenses informen sobre sus metales preciosos si los mantienen en almacenamiento colectivo. En cambio, si este ocurre bajo la modalidad segregada, las opiniones legales pueden diferir. De todas maneras, por precaución, sugerimos reportarlos igualmente. Sin embargo, cuando se trata de Key Box Storage, la información que hemos recibido es que dicho patrimonio no es reportable. En este contexto, es importante destacar que no informar acerca de sus metales almacenados no lo exime del impuesto a las ganancias de capital mencionado anteriormente.

Grindelwald - Suiza

Por este motivo es recomendable que, al adquirir los metales en cuestión, mantenga toda la información relevante y la documentación de la transacción.

Consulta gratuita

Impuestos aplicables a la ubicación de la bóveda: ciertos impuestos y normas aduaneras pueden aplicarse a la ubicación en la que almacena sus metales físicos.

Muchas jurisdicciones gravan impuestos sobre los metales preciosos. Por ejemplo, para el caso de la plata depositada físicamente en Alemania, se aplica un impuesto al valor agregado (IVA) del 19% y del 7% sobre ciertos tipos de monedas de oro. En Suiza, el mismo impuesto es del 7,7% sobre los metales blancos (plata, platino, paladio), aunque no se grava en el caso del oro.

Por otra parte, en el contexto de Mundo Offshore, se evitan todos los impuestos locales dada la naturaleza de la configuración. Esto significa que independientemente del lugar donde almacene sus metales a través de nosotros, no se aplicará el IVA ni otros impuestos. Mientras mantenga sus metales en nuestro programa, o si los compra y vende dentro del mismo, no se aplicarán tales impuestos locales sobre la bóveda o al valor agregado.

Si está considerando comprar y almacenar oro para poder diversificar y proteger sus activos de manera efectiva y sin tener que pagar IVA, entonces no dude en comunicarse con nosotros. Estaremos complacidos de ponerlo en contacto con los mejores expertos en la materia.

Envíenos su consulta