¿Es realmente importante la política en las inversiones? ¿Ya no se consideran los riesgos políticos en el mercado de forma preventiva, mucho antes de que se manifiesten? Bueno, históricamente, en promedio, y de acuerdo con cada curso introductorio de pregrado en economía, se sabe que la política por lo general solo ocasiona perturbaciones a corto y mediano plazo. Esta idea se basa en datos fundamentales a largo plazo de la economía y de las corporaciones que gobiernan los mercados financieros.

Sin embargo, si la política internacional y las tendencias geopolíticas impactan a las empresas a nivel micro, entonces repentinamente sí importan, y mucho. Sobre esta base, el grupo bancario británico Schroders advirtió que los inversores deben prever desafíos futuros significativos debido a un panorama geopolítico cada vez más incierto.

Cómo impacta la incertidumbre política en la economía

 El riesgo geopolítico genera incertidumbre. Esto influye sobre las economías y los mercados financieros, ya que quienes toman las decisiones se abstienen de adquirir compromisos importantes.

Las empresas postergan los avances en inversión o las nuevas contrataciones. Los consumidores aplazan el gasto en artículos de alto precio como las casas o automóviles. Los inversores financieros difieren sus decisiones mientras intentan evaluar el impacto económico o político.

Caldara e Iacoviello, ambos economistas de la Fed y creadores del Índice GPR, descubrieron que los aumentos significativos en este indicador resultan en una actividad económica más débil y en menores rendimientos del mercado bursátil. La producción industrial, el empleo y el comercio se ven afectados. Además, el efecto adverso persiste durante todo un año luego del impacto inicial.

Grindelwald - Suiza

El riesgo geopolítico genera incertidumbre. Esto influye sobre las economías y los mercados financieros, ya que quienes toman las decisiones se abstienen de adquirir compromisos importantes.

Cómo la política afecta a los mercados

Un panorama geopolítico incierto desencadena una mayor aversión al riesgo entre los inversores. Afecta negativamente los rendimientos del mercado de valores en todas las economías desarrolladas y también la rentabilidad de los bonos del Tesoro de los Estados Unidos en una proyección de dos años.

Los flujos de capital también se vieron afectados, siendo más bajos hacia los mercados emergentes, pero más altos hacia los desarrollados.

En concordancia con la desaceleración de la actividad económica, se halló que el precio del petróleo se debilitaba en función del aumento del riesgo geopolítico.

El análisis encontró que la actividad económica y los mercados financieros estaban más afectados por las amenazas geopolíticas que por los hechos reales (como el inicio de guerras o la imposición de sanciones). Las amenazas tienden a aumentar la falta de certeza y los riesgos de pérdida, mientras que los eventos reales tienden a resolver esa incertidumbre y a generar respuestas por parte de políticas proteccionistas.