Bulgaria es el decimosexto país más grande de Europa y está ubicado al sureste de dicho continente. Su capital, y la ciudad de mayor extensión, es Sofía.

El Partido Comunista renunció a su monopolio de poder después de las revoluciones de 1989 y permitió las elecciones multipartidistas. Después de esto, Bulgaria experimentó la transición a la democracia y a una economía de mercado. Desde que adoptó una constitución democrática en 1991, el estado soberano ha sido una república parlamentaria unitaria con un alto grado de centralización política, administrativa y económica.

Bulgaria es miembro de la UE, la OTAN y el Consejo de Europa. Es uno de los estados fundadores de la OCDE en el continente y ha pertenecido al Consejo de Seguridad de la ONU en tres oportunidades. Su economía forma parte del mercado único europeo y se fundamenta principalmente en el sector de servicios, seguidos por el industrial, especialmente de construcción de maquinarias y minería, y por último la agricultura.

En primer lugar, es muy importante saber que, como afirman los corredores de bolsa, los precios de las viviendas en Bulgaria han aumentado constantemente durante varios años producto del crecimiento de la economía y las bajas tasas de interés. En el cuarto trimestre del año pasado, este país se ubicó en el puesto N° 20 en la clasificación global referida al aumento de los precios de vivienda, según datos de las firmas consultoras. Por ejemplo, en el período octubre-diciembre de 2018 en dicho país hubo un crecimiento anual del 6,3% en el precio de la vivienda, y del 0,8% en comparación con el tercer trimestre de dicho año. La depreciación del valor de los inmuebles domésticos se desaceleró en comparación con el tercer trimestre, cuando los aumentos de precios alcanzaron el 7,5% anual y el 2,8% trimestral, hecho que ubicó a Bulgaria  en la posición N° 14 del índice Knight Frank.

Los hoteles, los edificios de apartamentos y las residencias estudiantiles atraen cada vez más la atención de los inversionistas de propiedades comerciales en mercados establecidos. Según las empresas consultoras, el porcentaje de inversiones alternativas en los últimos 10 años oscila entre el 16 y el 26% del volumen total de transacciones, ubicándose en 24% para el 2018. «Definitivamente, las tendencias globales están abriendo un nicho en la oferta de bienes raíces comerciales, hecho que no debe ser ignorado por los empresarios e inversionistas. Dadas las dinámicas demográficas y la concentración de la población en las principales ciudades, los proyectos de calidad en los sectores de la educación, salud y el cuidado de personas mayores, no solo pueden ser un negocio exitoso, sino también una buena inversión», aseguró uno de los expertos de la firma consultora.

Las estadísticas muestran que a nivel mundial en el 2018 hubo un volumen récord de inversión en propiedades comerciales de 1.75 billones de dólares y un crecimiento anual del 4%. Esta última cifra estuvo impulsada principalmente por los mercados de Estados Unidos y Asia, mientras que en Europa, Oriente Medio y África el volumen ha disminuido en casi un 11%, aproximadamente 331 000 millones de dólares. La caída proviene del mercado más débil de sector comercial, pero también de la reducción en el área correspondiente a edificios de oficinas y propiedades industriales en un 24.7% y 9.7%, respectivamente. Este año, el pronóstico de sugiere un ligero aumento en el mercado de inversión en la región, enfocado principalmente en adquisiciones en centros urbanos regionales y en el campo de las inversiones alternativas.

Grindelwald - Suiza

Los hoteles, los edificios de apartamentos y las residencias estudiantiles atraen cada vez más la atención de los inversionistas de propiedades comerciales en mercados establecidos.

Consulta gratuita

El decrecimiento natural de la población en Bulgaria no parece afectar a la ciudad de Sofía, por lo menos hasta el momento. También se reflejan un mayor poder adquisitivo, el incremento del PIB y la reducción del desempleo. El crecimiento salarial promedio en Sofía ha sido constante en los últimos 10 años, según los datos oficiales del Ministerio de Trabajo y Política Social. En 2008 el salario medio fue de 754 leva, mientras que en 2012 por primera vez, se superó el límite de 1000 – 1005 leva. En 2017, la suma ascendió a 1433 leva en promedio y en 2018 a 1492 leva (sin incluir los datos del último trimestre de 2018). Estas cifras demuestran que el salario promedio de la capital durante el período 2008-2018 aumentó en un 97.8%.

Los datos sintetizados para el período 2008-2018 muestran que 7 484 edificios han recibido un permiso de construcción, lo que representa un total de 56 827 viviendas. Las razones por las cuales actualmente la mayoría de los compradores prefieren construcciones nuevas son las siguientes:

– Áreas comunes nuevas y bien mantenidas.

– Posibilidades de comprar un espacio de estacionamiento o garaje.

– Jóvenes con intereses similares provenientes del mismo círculo social.

– Una mayor tasa de financiamiento por parte de los bancos cuando se usa un préstamo hipotecario y, en consecuencia, la necesidad de un menor porcentaje de participación del comprador.

El crecimiento significativo de la construcción de nuevos edificios aumentará la oferta, pero no se debe exponer a toda Sofía a este denominador común debido al tamaño de la ciudad. Cabe destacar que los grandes proyectos se centran en las partes sur y sureste de la capital.

Es importante tener en cuenta que factores como la baja tasa de interés, el aumento constante de la población en esta ciudad, los salarios más altos y el menor número de edificios nuevos durante la llamada crisis, han reflejado e incrementado los niveles de ventas y alquileres.

La mayoría de los expertos esperan que el Banco Central Europeo aumente las tasas de interés de los préstamos hipotecarios en 2019. Desde su punto de vista, este aumento será suave y paulatino, pero igualmente se debe tomar en cuenta.

Se espera que las tasas de interés de los depósitos bancarios sigan cayendo y en consecuencia, según muchas personas, la inversión en bienes raíces se convertirá en la segunda forma más popular de administrar los ahorros en Bulgaria. Además de los préstamos tradicionales a largo plazo, la venta de propiedades a usuarios a corto plazo también es una opción común.

En general, es importante mencionar que en 2017 el monto de la inversión en propiedades búlgaras aumentó en un 153% en comparación con 2016. También es primordial saber que los inversionistas de inmigración están acostumbrados a invertir en propiedades y una de las razones por las cuales esto es así, radica en el hecho de que este tipo de activos son un símbolo de riqueza en muchas culturas.

En Bulgaria, un inversionista puede obtener la residencia a través del programa de adquisición de bienes raíces. La ley de Ciudadanía Búlgara por Inversión establece que solamente califican para el programa los desembolsos en bonos búlgaros del Estado o en acciones cotizadas en la Bolsa de Valores de Bulgaria.

Es esencial comprender que la oferta de propiedad reembolsable de Mundo Offshore solo se utiliza para generar retornos, es decir, ingresos por concepto de alquiler, que son destinados al pago de los costos de financiamiento. Luego, el solicitante puede vender el inmueble al propietario anterior, venderlo a cualquier persona en el mercado o quedarse con él y percibir la renta. Este enfoque único hace que nuestra oferta se distinga entre las demás y explica nuestro rotundo éxito con estos productos.

Hay grandes ventajas en este proceso de inversión inmobiliaria:

  • En primer lugar, existe una inversión reembolsable de 412 000 EUR en dos apartamentos.
  • Un inversor puede obtener la residencia permanente en un plazo de 6 meses y, lo que es más importante, ser elegible para convertirse en ciudadano de la UE en solo 18 meses, lo cual es algo muy difícil de lograr de otro modo.
  • El inversionista puede incluir a su familia inmediatamente.
  • Los rendimientos anuales se utilizan para la obtención de capital para optar por la ciudadanía.

Mundo Offshore ha creado vínculos con el mayor desarrollador de bienes raíces en Bulgaria, quien recientemente terminó la construcción de algunos de los edificios residenciales más altos del país, como el Millenium Center en Sofía. Dicho desarrollador también ha estado a cargo de otras construcciones como el Aeropuerto de Sofía, comunidades de villas privadas, algunos de los mejores hoteles de la ciudad (el Grand Hotel y el Central Park Hotel), así como complejos turísticos costeros como el Lilia Hotel en Varna y el Golden Sands. La compañía tiene más de 20 años de experiencia en el mercado local y una sólida experiencia financiera.

Mundo Offshore estaría encantado de ponerle en contacto con los especialistas más calificados para garantizar su éxito en este nuevo mercado inmobiliario ¡No pierda esta oportunidad única! Contáctenos ahora.

Envíenos su consulta