No siempre es fácil abordar el área de la planificación fiscal con los clientes. Es un tema emocional y aún más difícil cuando la salud de ellos ya es un problema. Pero la realidad es que si usted no es residente de los EE.UU. y posee activos en dicho país, podría estar obligado a pagar una enorme factura de impuestos sobre el patrimonio.

Por toda nuestra experiencia hasta el momento, nos hemos percatado de que hay muy poca información y asesoramiento en línea sobre este tema fiscal. Al mismo tiempo, hemos notado que casi todos los clientes con los que trabajamos se verán afectados por este impuesto. Un resumen corto acerca del impuesto sobre el patrimonio de ciudadanos no residentes es el siguiente: si usted está en la mencionada condición, solo obtiene una exención de 60 000 $ para la totalidad de sus activos en los EE.UU. (incluidos los bienes inmuebles).

La tasa de impuestos alcanza un elevado porcentaje del 40%. El aspecto más desfavorable es que el impuesto no se calcula sobre las ganancias o pérdidas, sino sobre el flujo de dinero, las deudas relacionadas con los activos y los gastos del patrimonio. La sensación es terrible cuando, al tener un nuevo cliente que acude a tratar los aspectos relacionados con el fallecimiento del familiar, tenemos que decirle que debe hipotecar la propiedad que ya se pagó, solo para poder pagar los impuestos del patrimonio. ¡Terrible!

Grindelwald - Suiza

El aspecto más desfavorable es que el impuesto no se calcula sobre las ganancias o pérdidas, sino sobre el flujo de dinero, las deudas relacionadas con los activos y los gastos del patrimonio.

Consulta gratuita

Trabajamos casi exclusivamente con inversionistas no residentes y siempre incluimos los impuestos de sucesión en nuestra planificación, pero no todos lo hacen. Hay formas de planificar para que no haya una factura de impuestos de sucesión o transferencia cuando realice movimientos de activos. A continuación mencionaremos algunas ideas:

  • Mantenga activos en una corporación. En este momento, no existe impuesto al patrimonio sobre las acciones corporativas. Si usted es propietario de una casa que está saldada y desea transferirla a un ser querido, considere la posibilidad de aportarla a una corporación, pagar impuestos sobre la ganancia y regalar las acciones. No es tan sencillo, pero esa es la idea básica.
  • Aproveche el riesgo fiscal de su patrimonio con el seguro de vida. Si usted es propietario de una casa y no planea regalarla, considere obtener una póliza de seguro de vida que pague el dinero suficiente para cubrir los impuestos de sucesión. Puede ser una buena cobertura en ciertas situaciones.
  • Venda su propiedad en los Estados Unidos antes de fallecer. Los impuestos sobre el patrimonio no tienen en cuenta la base de costos de su propiedad, y para aquellos que poseen activos significativos en el extranjero, los gastos a ser considerados en los EE.UU. se pueden reducir en gran medida. Este hecho puede ahorrar dinero al poder llevar a cabo más gastos y usar mejores tasas de impuestos.

De modo que, si usted o sus clientes tienen activos en los EE.UU., pero no están seguros de estar sometidos al impuesto sobre el patrimonio, los invitamos a que programen una sesión de planificación estratégica con nosotros, haciendo clic aquí. Nuestro experto asiste a los inversionistas y empresas internacionales a reducir su pago de impuestos sobre los ingresos de los EE. UU. a través del establecimiento de planes fiscales personalizados. Ayudamos a nuestros clientes a través de todo el proceso y trabajamos arduamente para hacer que todo sea muy fácil de comprender.

Si usted está interesado en reducir su pago fiscal y asegurarse de que sus activos estarán a salvo del IRS, entonces comuníquese con nosotros y solicite una sesión estratégica gratuita hoy mismo.

Envíenos su consulta